GAS Y CARBURANTES

Repsol y Cepsa controlan el 45% de la red extremeña de gasolineras

Posted on

Llenar del depósito de gasolina o de gasóleo deja la cartera temblando en los últimos meses. La subida del barril de petróleo, junto con los mayores impuestos y la inestabilidad en varios países productores, ha situado el precio de los carburantes superando los récords alcanzados en el año 2008. Y los conductores tienen poco donde elegir, ya sea en Extremadura o en el resto de España.

La Comunidad de Extremadura dispone de 344 estaciones de servicio –229 en la provincia de Badajoz y 115 en la de Cáceres. De este total, las dos mayores operadores petrolíferos del mercado español, Repsol y Cepsa, controlan un total de 164, es decir, en torno al 45% de la red extremeña.

Este porcentaje es similar al de otras regiones españolas. Repsol controla 60 gasolineras a las que se deben unir las 58 de su filial Campsa. Mientras, Cepsa, que acaba de ser comprada por un fondo de Abu Dabhi, dispone de 46. El grupo portugués Galp cuenta con 16 y el italiano Saras con 9, mientras que BP tiene 4 y Shell otras cuatro.

Mientras, el grupo que más ha crecido en los últimos años es el extremeño Iberdoex que concentra a 50 estaciones no abanderadas que ya venden más de 100 millones de litros de combustible al año.

Iberdrola pide una moratoria de 10 años para su central de ciclo combinado de Alange

Posted on

El ciclo combinado con gas natural tendrá que esperar tiempos y demandas mejores. Iberdrola, propietaria de la solicitud de una central de ciclo combinado de 850 Mw, en las cercanías de Alange, ha solicitado al Gobierno de Extremadura una moratoria de 10 años para su construcción. El propio Ministerio de Industria no ve a corto plazo necesaria la construcción de este tipo de centrales debido a la caída de la demanda en los últimos años y al aumento de la producción de renovables.

En la comarca de Mérida se presentaron otros dos proyectos de ciclo combinado con gas natural. El primero de ellos, de la empresa EGL en el municipio de La Zarza, no recibió la autorización de la Junta por tener que tomar el agua del pantano de Alange, al igual que la planta de Iberdrola. Y la segunda, de la empresa Mérida Power, en Valverde de Mérida con 1.100 Mw de potencia está a la espera de recabar los últimos permisos medioambientales.