plantas fotovoltaicas

Cara y cruz a las renovables en Extremadura: el parque eólico de Sierra del Merengue más cerca, mientras una de las plantas solares de Calzadilla renuncia

Posted on

eolicaplacas

Las renovables han conocido la cara y cruz esta semana en Extremadura. La llegada de la energía eólica a Extremadura –una de las dos únicas comunidades autónomas sin ningún parque eólico– está más cerca. El Pleno del Ayuntamiento de Plasencia ha dado luz verde al proyecto de la Sierra del Merengue con la aprobación provisional de una modificación del Plan General Municipal. Con este cambio, el ayuntamiento de Plasencia allana el camino a la Junta de Extremadura para la aprobación definitiva del proyecto.

El proyecto está liderado por Gas Natural Fenosa Renovables y contarían con una potencia de 39,9 Mw y una inversión prevista de 37,8 millones de euros, al menos de un millón de euros por megawatio de potencia. Gas Natural Fenosa Renovables ha conseguido un buen número de megawatios de eólica en las últimas subastas llevadas a cabo por el Ministerio de Energía, además de otras en el sector de la fotovoltaica.

El cambio legislativo llevado a cabo por la Junta de Extremadura en 2015, con la supresión de un número de puestos de trabajo mínimos por megawatios y el pago de un canon anual también puede ser clave para el proyecto. Los grandes promotores eólicos están mirando con lupa, ante lo ajustado de las rentabilidades presentadas en las ofertas del Ministerio, que las comunidades autónomas no cobren cánones anuales para su implantación, como sí está ocurriendo actualmente en comunidades como la de Castilla y León. En el polo contrario, Aragón está siendo la más valorada para los nuevos proyectos.

Mientras, en la misma semana se ha conocido que la Dirección General de Política Energética y Minas, del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, ha desestimado definitivamente la planta fotovoltaica Calzadilla I de 50 Mw en el término pacense de Calzadilla de los Barros, según han publicado ya el BOE. Desde el pasado 1 de junio, esta decisión estaba cantada tras el informe del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente donde se declaraba impacto ambiental desfavorable para dicha planta y también para otra ubicada en Bienvenida. La DIA desfavorable fue para las plantas Calzadilla I y II, de 50,1 y 120 MW de potencia, respectivamente, lo que supone 170,1 megavatios y 242,8 hectáreas. Mientras, es favorable para las de Calzadilla III y B, la primera de 74 Mw y la segunda de 150 M, has completar los 224 Mw con una extensión de 319 hectáreas.

La empresa Iberia Termosolar 3 S.L., promotora de las plantas y liderada por la pacense Valsolar, solicitó a finales de julio la cancelación de la garantía económica depositada en su día. Las plantas que cuenta con el visto bueno medioambiental prosiguen el resto de trámites administrativos pendientes.

Anuncios

La última subasta de renovables del Ministerio acelera nuevos proyectos fotovoltaicos en Extremadura

Posted on

paneles solares

La última subasta del Ministerio de Energía celebrada el pasado verano, en la que la energía fotovoltaica fue la triunfadora, está permitiendo a Extremadura avanzar en sus próximos proyectos de este tipo de energía. Este es el caso de la planta fotovoltaica Las Jaras de Badajoz, entre los términos de La Albuera y Badajoz,  promovido por Gas Natural Fenosa Renovables. Esa empresa consiguió un cupo de 250 mw de fotovoltaica en la subasta. Ya ha presentado un proyecto parecido al extremeño de 49 Mw de potencia entre las localidades de Almodóvar del Campo y Puertollano, en la provincia de Ciudad Real.

El proyecto se ha sometido a información pública la solicitud de autorización administrativa previa, la solicitud de reconocimiento de utilidad pública, el estudio de impacto ambiental y la calificación urbanística.

El proyecto consta de 151.508 módulos fotovoltaicos de 330 Wp cada uno, montados sobre suelo en seguidores a un eje y 19 inversores de 2.200 kW cada uno. Esto supone una potencia de los inversores de 41.800 kW. La instalación se divide en 10 Unidades Básicas de Generación (UBG). Cada una de ellas contará con campo generador, inversor y centro de transformación. También existirá una línea subterránea de interconexión entre centros de transformación mediante cable; un edificio de control y subestación transformadora, con transformador de potencia 20/66kV de 44 MVA de potencia, y transformador de servicios auxiliares de 50 kVA de potencia.

La Junta somete a información pública la calificación urbanística de la megaplanta fotovoltaica Núñez de Balboa de 500 Mw en Usagre e Hinojosa del Valle

Posted on

parque solar

El Diario Oficial de Extremadura ha publicado el anuncio sobre la calificación urbanística de construcción de una gran planta solar fotovoltaica de 500 Mw de potencia cuyo promotor es la empresa Proyectos Núñez de Balboa S.L., que está liderada por Ecoenergías del Guadiana. Esta empresa, con sede en Badajoz y que tiene a la familia Joló entre sus máximos responsables, cuenta con una dilatada experiencia tanto en el mercado nacional como en proyectos internacionales en el desarrollo de proyectos fotovoltaicos y de eficiencia energética.

El proyecto de Núñez de Balboa, que se presentó en 2012 al igual que otros grandes proyectos fotovoltaicos de la región que están también en diferente fase de tramitación administrativa, sería uno de los mayores que se desarrollarían en España en este tipo de energía. La calificación urbanística que se está tramitando afecta a diferentes parcelas ubicadas en los municipios de Hinojosa del Valle y Usagre.

Las otras dos megaplantas fotovoltaicas extremeñas siguen su compleja tramitación administrativa. El Ministerio de Industria ha autorizado, tras el visto bueno de la CNMC, la instalación Talasol Polar PV, promovida por la empresa Ellomay Luxembourg Holding, de capital israelí, tras su compra en el mes de abril pasado a la alemana Gehrlicher Solar. La planta contaría con una potencia de 300 megawatios y una inversión prevista en el presupuesto de 331, 8 millones de euros. Ocuparía una superficie de 511 hectáreas, estando autorizada también la subestación 400/30 Kv para evacuar la electricidad producida en los términos de Talaván, Santiago del Campo, Hinojal y Casas de Millán. Dicha línea, que tendrá 23.7 kilómetros, debe conectar con la subestación de Cañaveral que ya está autorizada por REE.

El proyecto, el más avanzado de los tres desde el punto de administrativo, ya dispone de la Declaración de Impacto Ambiental Favorable –desde noviembre del 2014– la Autorización Administrativa Previa y la Declaración de Utilidad Pública. A expensas de conseguir la autorización administrativa para su construcción. El proyecto se presentó públicamente en marzo del 2012.

Sus promotores estiman un plazo de entre diez y quince meses para llevar adelante la construcción una vez que cuenten con todos los permisos administrativos. La producción prevista por sus actuales propietarios se estima en unos 580 Gwh. Hay que tener en cuenta que la producción fotovoltaica actual de Extremadura es de 1.061 Gwh. La compañía promotora dispone de plantas fotovoltaicas en España, Italia y una participación en una planta en Israel de 850 Mw.

Por su parte, el proyecto fotovoltaico de la empresa Iberia Termosolar S.L., en la que participa la extremeña Valsolar y que también fue presentado en mayo del 2012, prosigue con su tramitación pese al varapalo que ha supuesto la Declaración de Impacto Ambiental desfavorable de la Secretaria de Estados de Medio Ambiente a dos de sus cuatro plantas. El proyecto, ubicado entre las localidades de Calzadilla de los Barros y Bienvenida, en la provincia de Badajoz, se quedaría a día de hoy con una potencia instalada de 224 megawatios sobre los 394,1 previstos. Las plantas que no han obtenido la tramitación ambiental favorable serían las de Calzadilla I de 50,1 mw y Calzadilla II de 120 mw de potencia.

Extremadura compite con Andalucía, Castilla-La Mancha y Murcia para atraer las inversiones millonarias en fotovoltaica tras la nueva subasta

Posted on Actualizado enn

El sector fotovoltaico extremeño vuelve a sonreír. La nueva subasta de energías renovables celebrada por el Ministerio de Energía ha adjudicado 5.037 Mw con el máximo descuento, de los que 3.909 Mw  serán para proyectos fotovoltaicos. Y de ellos, una buena parte puede acabar siendo realidad en Extremadura. Varias de las empresas adjudicatarias como Cobra-ACS, Endesa, Gas Natural Fenosa, Solaria y OPDE, piensan en las horas de sol de la comunidad extremeña como el mejor reclamo para sus proyectos.

Hay que tener en cuenta que la inversión media por Mw instalado se acerca a los 650.000 euros. Es decir, por cada 100 mw instalados, más de 65 millones de euros en inversiones y miles de horas de jornales. En el camino, tendrá que competir directamente con Castilla-La Mancha, Andalucía y Murcia, comunidades que también cuentan con importantes proyectos solares en marcha. Las empresas prevén que dichos proyectos deberían estar operativos a lo largo del 2019.

La empresa que ha conseguido la mejor parte de la nueva subasta, Cobra, propiedad de ACS que preside Florentino Pérez, agrupa diferentes proyectos e inversores privadas. Ha logrado 1.550 Mw. Esta empresa cuenta con una extensa experiencia en el sector renovable extremeño en el sector termosolar. Otras empresas, como Solaria y OPDE, cuentan con experiencia en la promoción y gestión de parques solares en la región.

Por su parte, Gas Natural Fenosa, a través de Gas Natural Fenosa Renovables, ha resultado adjudicataria de un total de 250 MW de energía fotovoltaica en la subasta,  en los que estima invertir hasta 165 millones de euros en el período 2017-2019.

Mientras, Endesa, a través de su división de energías renovables, Enel Green Power España (EGPE), se ha adjudicado 339 MW de capacidad solar fotovoltaica tras la subasta, Endesa invertirá aproximadamente 270 millones de euros en la construcción de la potencia solar que le han sido adjudicada en esta última subasta.

En la subasta también se han adjudicado 1.128 megawatios eólicos, entre los que parece que ninguno se instalará en Extremadura.

Foto: Endesa

El grupo navarro OPDE estudia una gran planta fotovoltaica de 49,9 Mw en Mérida, más del doble de la que instaló en Almaraz

Posted on

Parque fotovoltaico de Almaraz

El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, aseguró recientemente en Mérida que la región contaba con proyectos en espera que sumaban cerca de 3.700 Mw de potencia.

Uno de estos proyectos es el que promueve el grupo navarro OPDE en la localidad de Mérida, cerca de la carretera de Alange muy cerca de la subestación eléctrica. El proyecto tendría una potencia instalada de 49,9 Mw, alejado de los grandes proyectos fotovoltaicos en marcha, pero mucho más grande de los acometidos en los últimos años en la región.

Aunque aún está en una fase muy incipiente, el interés de OPDE es sintomático del cambio de tendencia que se espera en los próximos meses en el sector.

La empresa navarra ha desarrollado ocho proyectos hasta la fecha en Extremadura, la mayoría de pequeño tamaño en Tiétar, Belvis de Monroy, Lobón, Cheles, Villanueva del Fresno, Valencia de Mombuey y Badajoz. El mayor de todos es el que promovió en 2008 con 22 Mw y 2.000 instalaciones de seguimiento solar a dos ejes en la localidad de Almaraz, hoy en día operativo aunque ya no pertenece a dicha empresa.

La rebaja del coste de los paneles solares es una de las claves que explica en mayor interés empresarial en el sector, unido  al modelo de subastas, aunque con poco recorrido hasta ahora para el sector fotovoltaico que el sector espera que cambie en la próxima antes del verano.

El terreno ocupado por el proyecto de planta solar de La Fernandina sería de 120 hectáreas, con módulo de 340 megawatios. La finca elegida para la instalación está situada a poco más de medio kilómetro del punto de evacuación, lo que facilitaría todos los trámites medioambientales del mismo.

Los planes del Ministerio de reducir la rentabilidad razonable afectarían a las 584 instalaciones fotovoltaicas extremeñas

Posted on

La Unión Española Fotovoltaica (UNEF) ha denunciado el ataque al sector y la institucionalización de la inestabilidad jurídica que supondría una nueva modificación de la rentabilidad razonable para las instalaciones de energía renovables, que caería del 7,38% actual al 4% a partir del 1 de enero de 2020.

Esta medida tendría un impacto importante sobre la viabilidad de las instalaciones fotovoltaicas actualmente en operación, que se encuentran todavía en proceso de reestructuración tras la entrada en vigor del nuevo régimen retributivo. Una nueva modificación supondría perjuicios relevantes para los bancos y los propietarios de las instalaciones, que se verán obligados a refinanciar sus proyectos, perdiendo el capital social y asumiendo mayores costes financieros. La Comunidad de Extremadura sería una de las más afectadas al ser la tercera región en potencia instalada con 584 instalaciones y 562 MW de potencia instalada.

Con respecto al procedimiento para la modificación de la tasa de actualización que toma como valor el de la rentabilidad razonable, UNEF considera que, de tramitarla vía Orden Ministerial, el ministro Álvaro Nadal se estaría atribuyendo una facultad que corresponde al Parlamento. Por ello, UNEF considera que, para garantizar el cumplimiento de la ley, el Ejecutivo tiene que tramitar un proyecto de ley para que el Parlamento pueda tomar la decisión final al respecto.

Además, UNEF ha destacado que el ahorro que este nuevo recorte supondría para el consumidor no será significativo, debido a que España tendrá que hacer frente a las indemnizaciones definidas como consecuencia de la pérdida de los arbitrajes internacionales interpuestos ante el CIADI por los inversores extranjeros afectados por los recortes aplicados a la energía solar y a la termosolar desde 2012. A este respecto, ha lamentado que una vez más el sector renovable siga siendo, injustamente, el más perjudicado.

Ilustración: J.C. Florentino

El Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente deja fuera 170 Mw y 242 hectáreas de paneles del megaproyecto de Calzadilla de los Barros

Posted on Actualizado enn

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente ha emitido, tras cinco años de papeleo administrativo, la Declaración de Impacto Ambiental sobre uno de los grandes proyectos fotovoltaicos extremeños, el de Calzadilla de los Barros, Bienvenida y Medina de las Torres. Y la espera ha llegado con malas noticias: los técnicos del Ministerio solo avalan la posibilidad de desarrollar la mitad del proyecto, 224 Mw de los 394,1 Mw inicialmente previstos por sus promotores, en los que destaca la empresa pacense Valsolar.

Dos de las cuatro plantas en las que se estructuraba el proyecto no podrán construirse “por suponer impactos adversos significativos sobre fauna amenazada incluidas en el Régimen de Protección Especial, Catálogo Español de Especies Amenazadas y Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Extremadura», según publica el Boletín Oficial del Estado. Entre las especies afectadas figurarían algunas muy comunes en casi toda la geografía extremeña como el cernícola primilla, la avutarda, el sisón y el aguilucho cenizo. En los últimos meses, la empresa promotora había enviado nueva documentación requerida por los técnicos del Ministerio para completar la documentación necesaria.

La DIA desfavorable ha sido para las plantas Calzadilla I y II, de 50,1 y 120 MW de potencia, respectivamente, lo que supone 170,1 megavatios y 242,8 hectáreas. Mientras, es favorable para las de Calzadilla III y B, la primera de 74 Mw y la segunda de 150 M, has completar los 224 Mw con una extensión de 319 hectáreas.

Los responsables del proyecto querían negociar con Red Eléctrica Española ir encajando poco a poco las diferentes plantas que inicialmente componían el proyecto, para la evacuación de la electricidad, en la que se suele exigir un mínimo de 250 Mw para los nudos de 400 Kv.

El proyecto está liderado desde sus inicios por la empresa extremeña Valsolar, junto con la alemana SAG Solar (participada por el grupo chino Shunfeng) y la portuguesa Jayme da Costa.