plantas fotovoltaicas

Endesa ya trabaja en la construcción de sus cinco plantas fotovoltaicas en Fregenal de la Sierra y Bodonal de la Sierra

Posted on

Taller formativo de Endesa en Bodonal de la Sierra

Endesa, a través de su división de renovables Enel Green Power España (EGPE), está ya trabajando en la construcción de cinco plantas fotovoltaicas en los municipios de Fregenal de la Sierra y Bodonal de la Sierra. Los primeros trabajos de construcción dieron inicio el pasado mes de febrero en las plantas de ApicioBeturia y Nertóbriga, iniciando a finales del mes de abril las obras en las otras dos plantas restantes Ardila y Cincinato.

Para la construcción de estas cinco plantas de Endesa en Extremadura se van a invertir alrededor de 170 millones de euros y se emplearán a unas 1.500 personas, fomentando la contratación de mano de obra local, una de las medidas del plan de Creación de Valor Compartido que la filial renovable de Endesa, Enel Green Power España, aplica en la construcción de todas sus plantas.

Precisamente en esta apuesta de Endesa por crear valor en las comunidades locales se han empezado ya a impartir cursos de formación dirigidos sobre todo a desempleados de Bodonal de la Sierra y Fregenal de la Sierra. Los cursos se realizarán en el edificio Nertóbriga, localizado en Fregenal de la Sierra y de uso compartido con Bodonal de la Sierra. Hasta ahora se ha realizado un curso de formación de montadores de paneles en el que han participado 25 personas de la zona. Este curso supone una apertura a un mercado laboral en crecimiento.

Además de este primer curso, Endesa, de la mano de Elecnor, impartirá hasta un total de 10 cursos de formación en el marco de estas cinco plantas fotovoltaicas que está construyendo en Extremadura. 

Apicio, Beturia, Nertóbriga, Ardila y Cincinato tendrán una potencia de cerca de 50 MW cada uno y contarán con paneles bifaciales que permiten obtener una mayor eficiencia al capturar no solo la radiación solar a través de los paneles superiores, sino también aprovechar el reflejo en el suelo gracias a la bifacialidad de la infraestructura.

La Junta autoriza la planta fotovoltaica “Pizarroso I” en Casas de Millán con 19,1 millones de euros de inversión

Posted on

La Dirección General de Industria, Energía y Minas ha otorgado autorización administrativa previa a la sociedad Bogaris PV3, SL, para la instalación fotovoltaica “Pizarroso I”, ubicada en el término municipal de Casas de Millán (Cáceres), e infraestructura de evacuación de energía eléctrica asociada.

Durante el trámite de información pública del proyecto de la instalación de referencia, se recibieron alegaciones presentadas por Jorge Osborne Cólogan, en nombre y representación de la sociedad Talasol Solar, SL. Dichas alegaciones fueron contestadas por el promotor de la instalación y por esta Dirección General, una vez realizadas las oportunas valoraciones al respecto.

A la vista del informe emitido con fecha 28 de octubre de 2020 por la Confederación Hidrográ- fica del Tajo, informando que afecta a Dominios Públicos Hidráulicos y Zonas de Servidumbre de varios afluentes de arroyos, con fecha de registro de entrada en la Junta de Extremadura de 9 de marzo de 2021, Carlos M. Simón Luis, en representación de la sociedad Bogaris PV3, SL, presenta modificación del proyecto de ejecución de la instalación fotovoltaica con objeto de salvar las afecciones, cambios que no fueron considerados sustanciales por este organismo.

Con fecha de 29 de marzo de 2021, la Dirección General de Sostenibilidad de la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad emite resolución por la que se formula declaración de impacto ambiental favorable del proyecto instalación solar fotovoltaica “Pizarroso I”, e infraestructura de evacuación en el término municipal de Casas de Millán.

La instalación solar  fotovoltaica consta de 44.955 kW de potencia instalada, compuesta por 8 inversores de 3.550 kW y 7 inversores de 2.365 kW cada uno, con un sistema de control que impide que la potencia activa inyectada a la red supere los 36.000 kW, y 87.444 módulos fotovoltaicos de 570 W cada uno, montados sobre seguidores a un eje.La instalación consta de 8 centros de transformación y 7 centros de transformación de 2 inversores (uno de 3.550 kW y otro de 2.365 kW) y dos transformadores (uno de 0,645/30 kV 3.550 kVA y otro de 0,645/30 kV 2.365 kVA) cada uno.

También contará con líneas aéreas Entrada/Salida 400 kV, de 46 metros de longitud y conductor LA 545, para la conexión entre la ST “Pizarroso I” y el apoyo n.º 65 perteneciente a la línea de evacuación de la instalación solar fotovoltaica denominada “FV Talasol”, objeto de otro proyecto, desde donde partirá la infraestructura de evacuación compartida con otras instalaciones de producción, hasta el punto de conexión otorgado en la subestación “Cañaveral 400 kV”, propiedad de Red Eléctrica de España, SAU. El presupuesto total de la ejecución será de 19,1 millones de euros.

Motian Renovables, marcando la diferencia en Obra Civil

Posted on


Dolores Sosa Cabrera, CEO de Motian Andalucía

“En un sector en pleno desarrollo como es el de las Energías Renovables, resulta imprescindible contar con una excelente cadena de valor. Los proyectos de esta naturaleza están sujetos a multitud de circunstancias que condicionan el éxito del trabajo; desde las características geológicas del terreno, en que habitualmente afloran problemáticas no detectadas en el estudio geotécnico, hasta el cumplimiento de los plazos, fundamental para no incurrir en las temidas “no conformidades”.

En el campo de la energía fotovoltaica, una empresa andaluza está marcando la diferencia. Se trata de Motian, una compañía, como ellos dicen, “hecha a conciencia”, que antepone desde hace décadas “el valor del trabajo bien hecho”. Efectivamente, Motian es un valor seguro en el proceso de construcción de plantas fotovoltaicas, pues atesora tres propiedades que son claves en este sector: experiencia, recursos y profesionalidad.

Dolores Sosa, CEO de la empresa, explica qué hay detrás de esa eficacia de la que no todos pueden presumir: “Motian realiza de forma simultánea la obra civil de una media de 5 plantas fotovoltaicas. Esto es posible básicamente a una estructura organizativa que permite el control del rendimiento y eficiencia de nuestro parque de maquinaria y de todo el equipo humano”.

Manejar un parque propio de más de 100 máquinas no es tarea fácil. Pero, ¿cómo se ha llegado hasta aquí? En palabras de Dolores Sosa, “dado el crecimiento que experimentamos hace dos años, entendimos que era imprescindible crear un equipo técnico humano a la altura de los nuevos retos que nos brindaba el mercado. De lo contrario podíamos, como se suele decir, morir de éxito”. Así, “nuestro equipo de profesionales son el instrumento que permite planificar y ejecutar las obras, al tiempo que mantenemos la maquinaria rindiendo al máximo”, destaca la CEO de Motian.

La estructura organizativa de Motian abarca el trabajo en campo, en el taller y, finalmente, en la administración.


Trabajos de Motian en la PFV Pizarro

La estructura organizativa en campo parte de una excelente planificación, con independencia de que el proyecto se ejecute en cualquier punto de España o Portugal. Para ello es clave la variedad de maquinaria, la disposición de útiles necesarios y la logística propia. Todos los recursos y procesos son supervisados por “controllers”, personal propio de Motian en cada proyecto.

Para Dolores Sosa, “como apoyo al trabajo de campo es primordial la actividad preventiva de la maquinaria, soportada en el taller, donde además damos respuesta inmediata a cualquier avería que surja en obra, y diseñamos y fabricamos utillaje, en muchos casos específicos para la ejecución de zanjas y tendido de cables en plantas fotovoltaicas.

Por último, pero no menos importante, está la estructura organizativa en la administración de la empresa. “El equipo humano que mencioné anteriormente se formó siguiendo estrictamente criterios de competencia y profesionalidad. Para las distintas tipologías de trabajo contamos con los departamentos de Servicios Generales, Dirección Técnica, Gestión de Proyectos, Prevención, Área Financiera y Desarrollo de Negocio, entre otros”, explica Dolores.

En Motian vemos un ejemplo de empresa de movimientos de tierra y obra civil que sabe adaptarse a las exigencias del mercado y de su propio tamaño. En este caso, además, manteniendo sus valores fundamentales: trabajar codo con codo con sus clientes, aportando soluciones eficaces a las necesidades de éstos, y cumpliendo con los plazos sin perder capacidad de trabajo, incluso en situaciones donde las exigencias técnicas y temporales obligan a trabajar bajo una enorme presión. Una empresa, sin duda, a la que no hay que perder de vista”.