plantas fotovoltaicas

Los nuevos proyectos permitirán que Extremadura cuadruplique en solo dos años su potencia fotovoltaica instalada

Posted on

fv

Las presentaciones de los grandes parques fotovoltaicos  se suceden en Extremadura, en unos casos al inicio de su construcción y en otros ya a pocas semanas de su enganche a la red. El último de ellos ha sido Talayuela Solar, promovido por la empresa Solarcentury y Encavis. Se trata de una planta de 300 Mw de potencia que previsiblemente puede entrar en funcionamiento a finales del 2020 o primeros del 2021. Durante su fase de construcción llegará a emplear a unas 400 personas.

La consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad, Olga García, ha afirmado recientemente que “estamos asistiendo a una revolución energética gracias al gran despliegue de las energías renovables, especialmente la fotovoltaica, y Extremadura está a la cabeza de esta revolución”.

Durante la colocación de la primera piedra del proyecto, la consejera de Transición Ecológica de la Junta de Extremadura, Olga García, explicó que esta nueva planta “nos va a permitir ganar músculo en potencia fotovoltaica instalada en Extremadura”. Según sus datos y previsiones, Extremadura cuadruplicará en el año 2020 la potencia instalada de solar fotovoltaica con respecto a la existente hace solo dos años.

En su opinión, Extremadura sabe aprovechar de “forma óptima el gran potencial que tenemos y eso es gracias a que todos remamos en la misma dirección y en la dirección correcta, que pasa necesariamente por la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático”.

Para la consejera ha sido fundamental el avance tecnológico, un marco regulatorio incentivador, la estabilidad política y “una apuesta decidida del Gobierno de España y de la Junta de Extremadura por las energías renovables”. Ha calificado Talayuela Solar como una obra de “envergadura” y de gran importancia para Extremadura, en particular para el norte de Cáceres, que va a generar empleo, riqueza e ingresos para las arcas municipales y “va a consolidar aún más a Extremadura como un referente en la generación de energía fotovoltaica”.

Hace pocas semanas, Iberdrola anunciaba que la planta  Núñez de Balboa, con una potencia instalada de 500 megavatios (MW) y una inversión cercana a los 300 millones de euros, ya estaba finalizada pendiente del último permiso de REE para engancharse a la Red. Núñez de Balboa se extiende sobre una superficie de unas 1.000 hectáreas, entre los municipios pacenses de Usagre, Hinojosa del Valle y Bienvenida.

La empresa Melesur Energía invertirá 13,3 millones de euros en una planta fotovoltaica de 26 Mw en Alconera

Posted on

fv4

Alconera es conocida en Extremadura por albergar la única planta cementera de la región, AG Cementos Balboa, en su día propiedad del grupo Gallardo. Ahora la empresa Sistema Melesur Energía S.A., con domicilio en Alhaurín de la Torre (Málaga),  ultima todos los trámites administrativos para la puesta en marcha de una planta fotovoltaica de 26 Mw, con el nombre comercial de Alcon 1.

La planta está compuesta por 65.072 módulos fotovoltaicos modelo Cheetah HC 72M-V o similar de 400 Wp, montados sobre estructuras fijas, y 7 inversores HEMK 645 Vac FS3430K o similar de 3.550 kW, que estarán limitados por sistema ppc para no exceder la potencia nominal de 23,1552 MW. El sistema se compone de 581 estructuras mecánicas de acero constituidas por 112 módulos por estructura. Los módulos fotovoltaicos se asociarán en serie de 28 paneles.

La instalación se divide en 7 campos solares. Cada uno de ellos contará con un campo generador y un conjunto inversor-transformador como un único bloque, que contendrá un transformador trifásico 30/0,645 kV 3.900 KVA – ONAN y un transformador de servicios auxiliares 645/400 V 10 kVA – AN o ANAN.

La interconexión entre los CTs y la subestación transformadora de la instalación se realizará mediante dos líneas subterráneas de 30 kV, conductor RHZ1 (AS) 18/30 kV H25 unipolar de 3×95 mm2 y 3×240 mm2. Estará conectada a la red de transporte en la subestación Balboa 220 kV para el acceso a la red de distribución.

Contará con una línea de evacuación subterránea en S/C de 66 kV con origen en la subestación transformadora de la instalación y final en la SET “Puebla”, propiedad de E-Distribución Redes Digitales, SLU con 100 metros de longitud. El presupuesto de la ejecución material del proyecto será de 13,3 millones de euros.

OPDEnergy pone en marcha su planta fotovoltaica en Mérida

Posted on

opde merida

OPDEnergy, compañía especializada en el desarrollo, financiación,construcción y operación de activos renovables, ha anunciado hoy la finalización de las obras deconstrucción de su primera planta fotovoltaica en Mérida, con una potencia instalada de 50MWp. Esta planta, denominada “La Fernandina”, toma su nombre de la finca escogida para su ubicación, cercana a la carretera que comunica Mérida con la localidad de Alange.

La puesta en funcionamiento de esta planta evitará la emisión de 40.000 toneladas anuales de CO2 a la atmósfera, de acuerdo a los factores de emisión publicados por la Oficina Española del Cambio Climático (OECC).

Este es uno de los múltiples proyectos de la compañía en Extremadura, donde ha desarrollado y construido ocho plantas fotovoltaicas hasta el momento. En esta ocasión, durante la construcción de la planta se han creado cerca de 200 empleos, con una inversión de más de 30 millones de euros y cuyas obras comenzaron en el primer trimestre de este año.

Además, antes de que finalice el año se concluirán los trabajos para la puesta en marcha y la conexión paralela de dos plantas más. En concreto, OPDEnergy pondrá en funcionamiento la planta solar de Zafra, ubicada en Alcalá de Guadaira (Sevilla) y que contará con 49.9 MWp de capacidad y la planta solar de Miramundo, en Puerto Real (Cádiz), con la misma capacidad que la anterior.

La planta”La Fernandina”  está compuesta por 134.820 módulos fotovoltaicos de 370 Wp, 1.533 seguidores solares a un eje, 18 inversores fotovoltaicos de 2.5MVA, una subestación 50MVA 66/30kV y una línea aérea de alta tensión de 1,20 kilómetros de longitud.

Luis Cid, consejero delegado de OPDEnergy, resaltó: “la puesta en marcha de La Fernandina es una gran noticia para Mérida y para OPDEnergy. Con ella, no sólo conseguiremos evitar un importante volumen de emisiones de CO2, sino que también proporcionará destacables beneficios para la zona y ayudará a posicionar a la comunidad en el ámbito de las energías limpias y sostenibles. Desde la compañía mantenemos un fuerte compromiso con Extremadura, una comunidad con un significativo peso en nuestro negocio”.

Iberdrola prepara el desarrollo del complejo Campo Arañuelo con la primera adjudicación a la extremeña Faramax

Posted on Actualizado enn

IBERDROLA

Iberdrola sigue apoyándose en proveedores locales para acelerar su apuesta renovable en Extremadura. La compañía prepara ya el desarrollo de lo que estima podría ser su segundo proyecto fotovoltaico en construcción en la región, el Complejo Campo Arañuelo (tres plantas de 50 MW cada una), para el que ya ha realizado el primer pedido de equipos a Faramax Trafo.

Iberdrola ha adjudicado a la compañía cacereña uno de los elementos más vitales para evacuar la energía generada por una planta fotovoltaica, los transformadores de potencia. Tres de ellos se instalarán en proyectos en Extremadura y cuatro en otras regiones.

Estos componentes son fabricados a medida para cada instalación y requieren de un profundo conocimiento de la tecnología, lo que hace que la creación de cada uno de ellos siga teniendo un carácter artesanal.

La iniciativa, además, promoverá la expansión de la actividad de la compañía ubicada en Malpartida de Plasencia a otros mercados, ya que cuatro de los transformadores de potencia adjudicados irán destinados a proyectos fotovoltaicos en otros Comunidades Autónomas, como Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Murcia.

Iberdrola prevé iniciar la construcción del Complejo Campo Arañuelo (150 MW) a principios de 2020. Las plantas fotovoltaicas Arañuelo I, II y III estarán ubicadas en la comarca de Almaraz y serán las primeras de la compañía en la provincia de Cáceres.

El proyecto contará con un sistema de almacenamiento de energía, mediante el uso de una innovadora batería, y podría generar durante su construcción unos 200 empleos.

Con Campo Arañuelo, Iberdrola continúa el desarrollo de su apuesta renovable en España, y refuerza su papel como agente clave en la transición hacia un modelo energético limpio y sostenible.

Iberdrola sube su apuesta por las energías limpias en Extremadura con más de 400 MW fotovoltaicos nuevos

Posted on Actualizado enn

iberdrola Planta fotovoltaica Nuñez de Balboa (1)

Iberdrola sube su apuesta por las energías limpias en España con más de 400 MW fotovoltaicos nuevos, que la compañía pondrá en marcha en Extremadura. Dos de los proyectos, las plantas fotovoltaicas Majada Alta y Santa Antonio, de 50 MW de potencia cada una, se desarrollarán en el municipio cacereño de Cedillo. Además, la compañía tiene proyectada en la zona una instalación fotovoltaica, de más de 300 MW de capacidad, con acceso a la red.

Las dos plantas de Cedillo, presentadas ya a trámite ante la Junta de Extremadura, estarán integradas por 300.000 paneles fotovoltaicos y en su proceso de construcción podrían participar hasta 200 trabajadores. Su puesta en operación se prevé para 2020.

Iberdrola prevé que otro de sus proyectos en la región, el complejo Campo Arañuelo (Arañuelo I, II y III de 150 MW), será el próximo que inicie su construcción, a principios de 2020. Su desarrollo -que podría generar durante su construcción otros 200 empleos- tiene un alto componente local, ya que los trabajos de ingeniería y medio ambiente se han encargado a la empresa extremeña Ecoenergías del Guadiana y los transformadores de potencia serán suministrados por Faramax. El proyecto incluye, además, un sistema de almacenamiento de energía, mediante el uso de una innovadora batería.

En Extremadura, Iberdrola construye la planta Núñez de Balboa y mantiene en tramitación, además de las plantas de Cedillo, las fotovoltaicas de Francisco Pizarro (590 MW), ubicado en Torrecillas de la Tiesa; Ceclavín (328 MW), en Alcántara; y Arenales (150 MW), en Cáceres, además de Campo Arañuelo I, II y III (150 MW), en la comarca de Almaraz.

La compañía eleva así a más de 1.800 los MW fotovoltaicos en construcción o tramitación en la región, convirtiendo a Extremadura en el centro de su estrategia renovable en España.

El proyecto Núñez de Balboa es la planta fotovoltaica más grande en Europa en construcción (500 MW) y está previsto el inicio de su operación en el primer trimestre de 2020. En su ejecución se están registrando puntas en obra de más de 1.200 empleos. En la actualidad, la totalidad de la estructura está hincada en el terreno y se encuentran montados más del 80% de los 1.430.000 paneles fotovoltaicos que la integran.

La iniciativa ha sido promovida con la colaboración de Ecoenergías del Guadiana, en la modalidad de codesarrollo conjunto, con pleno respeto medioambiental y de ordenación del territorio.

La planta generará energía limpia suficiente para abastecer las necesidades de 250.000 personas, cifra superior a la población de las ciudades de Cáceres y Badajoz, y evitará la emisión a la atmósfera de 215.000 toneladas de CO2 al año, reforzando el compromiso de Iberdrola con la protección del entorno y la mitigación del calentamiento global.

Esta instalación, en la que Iberdrola va a invertir en torno a 300 millones de euros, forma parte del plan de relanzamiento de energías limpias de Iberdrola en España.

La planta Núñez de Balboa tiene ya más del 50% de sus paneles instalados que sumarán 500 Mw de potencia

Posted on

iberdrola ex

El proyecto Núñez de Balboa, que Iberdrola construye en Extremadura, bate récords: es la planta fotovoltaica más grande en Europa en construcción (500 MW) y su ejecución acaba de alcanzar la punta de más de 1.200 empleos trabajando en su construcción. Un 70% de ellos son trabajadores extremeños y, de estos, hasta un total de 150 personas provienen de los municipios que acogen el proyecto: Usagre e Hinojosa del Valle.

La Consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad de Extremadura, Olga García, acompañada del Director de Renovables de Iberdrola en España, Julio Castro, ha comprobado en una visita a la planta el avance de las obras: en la actualidad, la práctica totalidad de la estructura está hincada en el terreno y ya se encuentran más del 50% de los 1.430.000 paneles fotovoltaicos montados. Asimismo, se encuentra muy avanzada la construcción de la subestación de planta y la de maniobra y se prevé que el montaje electromecánico esté terminado en diciembre.

La planta, que ocupa una superficie cercana a las 1.000 hectáreas, generará energía limpia suficiente para abastecer las necesidades de 250.000 personas, cifra superior a la población de las ciudades de Cáceres y Badajoz, y evitará, además, la emisión a la atmósfera de 215.000 toneladas de CO2 al año, reforzando el compromiso de Iberdrola con la protección del entorno y la mitigación del calentamiento global.

Esta instalación, en la que Iberdrola va a invertir en torno a 300 millones de euros hasta su puesta en marcha, en el primer trimestre de 2020, forma parte del plan de relanzamiento de energías limpias de Iberdrola en España. La iniciativa ha sido promovida con la colaboración de Ecoenergías del Guadiana, en la modalidad de codesarrollo conjunto, con pleno respeto medioambiental y de ordenación del territorio.

Junto a Núñez de Balboa, en fase de construcción, Iberdrola ha avanzado en la tramitación de otros seis proyectos fotovoltaicos en la comunidad: Francisco Pizarro (590 MW), ubicado en Torrecillas de la Tiesa; Ceclavín (328 MW), en Alcántara; Arenales (150 MW), en Cáceres; y Campo Arañuelo I, II y III (50 MW cada una), en la comarca de Almaraz.

La Junta da luz verde a los cambios en la planta fotovoltaica de 20 Mw de Casatejada, que se reduce en 5.000 módulos

Posted on

solar1

La Secretaría General de Desarrollo Rural y Territorio de la Junta de Extremdura ha  formulado valoración ambiental de la modificación del proyecto de “Instalación de planta fotovoltaica de 20 MW “FV El Baldío 2019”, centro de transformación de 30 kV, subestación 30/45 kV y línea de evacuación a 45 kV”, en el término municipal de Casatejada (Cáceres), cuya promotora es Planta FV3, SL. Dicho proyecto cuenta con declaración de impacto ambiental favorable desde el 28 de septiembre de 2018.

Con fecha 8 de abril de 2019 la promotora Planta FV3, SL, presenta escrito indicando la necesidad, ante el inicio de las obras, sobre la necesidad de la modificación del proyecto. La presente modificación recoge ajustes constructivos resultado de la elaboración del proyecto de ejecución consistente en pasar de  19.828,80 MWp a 18.808,32 MWp. de potencia instalada. La instalación solar fotovoltaica pasa de estar compuesta de 58.320 módulos fotovoltaicos Qantum. Q plus 340 Wp a 53.536 módulos fotovoltaicos RISEN  de 370 Wp. El número de inversores también disminuye de 12 a 5 pasando la tensión de conexión inversores 20 kV pasa a 30 kV.

Mientras, la longitud de la línea aérea evacuación 525 m pasa a 515 m. y la longitud  de la línea subterránea de evacuación 855 m pasa a 865 m. Muy importante es que se produce un cambio el tipo de seguidores de 1 eje a 2 ejes, lo que supone un aumento de los movimientos de tierra, pasando a 20.000 m³.

Una vez analizada la documentación que obra en el expediente, la Junta considera que no se prevé que de la modificación del proyecto puedan derivarse efectos adversos significativos sobre el medio ambiente.  A la vista las modificaciones de proyecto planteadas se consideran válidas y suficientes todas las medidas preventivas y correctoras recogidas en la Resolución de 28 de septiembre de 2018, de Secretaría General de Desarrollo Rural y Territorio. Aunque para compensar la afección residual por el aumento de movimiento de tierras se establece que se excluirá del pastoreo el 50 % de la superficie de las dos charcas. Además, se plantea la necesidad de hacer una mejora de pastos tras la reposición de la tierra vegetal, con mezcla de leguminosas y gramíneas. Las leguminosas pratenses anuales se presentan como las especies herbáceas ideales para su uso en la mejora de pastos en áreas degradadas, ya que, además de ser autóctonas son fijadoras de nitrógeno.