plantas fotovoltaicas

Alter Enersun financia con créditos verdes de Caixabank la planta solar que construye en Huelva

Posted on

La empresa energética Alter Enersun, filial del Grupo Industrial CL, ha firmado con CaixaBank una operación de leasing sostenible por importe de 12,5 millones destinados a parte de la financiación del parque solar Huelva 2021.

La planta fotovoltaica Huelva 2021 se empezó a construir  en junio de este año  por el proveedor de soluciones para energías renovables GES, ocupa una superficie de 85 Ha y producirá unos 100.000 MWh/año, lo que supone el consumo de 28.000 hogares. El parque contará con una potencia de 49,9 MWp en el que se instalarán 113.686 paneles solares que producirán al año 100 GW. La instalación estará operativa durante el primer cuatrimestre de 2021.

La compañía GES ha sido la encargada de realizar la ingeniería de detalle, la gestión de las compras y licitaciones de insumos, maquinarias y equipos principales, así como la construcción de todas las instalaciones del proyecto, lo que incluye el parque fotovoltaico, la subestación eléctrica y la línea de evacuación.

Huelva 2021 conseguirá reducir las emisiones de CO2 en 90 mil toneladas al año suponiendo una inversión de cerca de 25 millones de euros. Alter Enersun tiene previsto un plan para construir en Huelva cerca de 450 MW de un total de 1200 MW fotovoltaicos y eólicos en España. En febrero de este año inauguraba Huelva 2020, su primera planta fotovoltaica en Gibraleón, de otros 49.9 MWp.

Para la financiación de proyectos con impacto climático positivo CaixaBank dispone de varias líneas específicas de ecofinanciación para proyectos de desarrollo sostenible. Además, la entidad realiza una cuidada gestión de los riesgos ambientales, para mitigar en lo posible los riesgos potenciales para el entorno o la comunidad.

Ramón Sosa (Motian Andalucía): “En la parte de Obra Civil de una planta fotovoltaica es esencial contar con un equipo altamente cualificado, estructura y herramientas adecuadas”

Posted on

Entrevista con
Ramón Sosa
Director Técnico de Motian Andalucía

¿Cuál es el origen y trayectoria del Grupo Motian y su experiencia en el sector de obras para proyectos de energías renovables?

Motian es una empresa creada a conciencia por sus socios, que atesoran una experiencia de más de 20 años en los sectores de Obra Civil y Agropecuario. Hemos estado desde muy jóvenes montados en una máquina excavadora. Por tanto sabemos hacer muy bien nuestro trabajo y, lo más importante, hacerlo como el cliente lo necesita.

La compañía ha ido creciendo progresivamente a medida que sus trabajos iban siendo conocidos, al mismo tiempo que ampliaban sus servicios a otros sectores, como la Minería o Saneamiento. Durante esta evolución Motian ha sido conocida por su gran versatilidad en todo tipo de terrenos, con ejecuciones complicadas en zonas de sierra y siempre con resultados óptimos. Desde 2007 el sector de Energías Renovables es su gran apuesta de especialización.

La empresa cuenta con una gran experiencia en movimiento de tierras, una parte esencial de por ejemplo los grandes proyectos fotovoltaicos. ¿Por qué es tan importante la especialización en estos proyectos y contar con el personal y la maquinaria necesaria?

El promotor o el epecista de una gran planta fotovoltaica se juega mucho en el proyecto. Todos los que conocemos este sector sabemos los costes y el desprestigio que suponen los fallos en la ejecución de los trabajos y el incumplimiento de los plazos desde que se lanza el NTP (Notice to Proceed). Por eso es esencial contar con buenas empresas proveedoras en cada una de las áreas implicadas en una PFV. En la parte de Obra Civil es esencial contar con un equipo altamente cualificado, estructura y herramientas adecuadas. Más de una empresa eléctrica nos ha felicitado por la rapidez con que se hacían las zanjas para el soterrado de los cables, permitiendo a esta empresa eléctrica extender más metros de cable y por tanto multiplicar su productividad.

En nuestros 13 de años de experiencia hemos acometido trabajos desde el principio, pero también nos hemos incorporado a obras ya iniciadas, que otras empresas eran incapaces de completar. Nosotros hacemos lo que sea necesario para terminar en tiempo y forma.

Sin duda, otro de nuestros valores añadidos es que aportamos ideas y soluciones que ayudan a solventar complicaciones que surgen durante la obra, permitiendo la ejecución exitosa del proyecto originario.

También la empresa ha entrado en el mercado de la obra civil, también fundamental para los grandes proyectos renovables. ¿Qué aporta Motian en este apartado?

Una de las señas de identidad de Motian es que da un servicio integral allí donde trabaja. Esto significa que empatizamos con las necesidades del cliente, de manera que hacemos nuestro su proyecto. Para ello ponemos toda nuestra maquinaria y personal al servicio del cliente, ajustando los recursos asignados según requiera cada momento durante el desarrollo de todo el trabajo, de principio a fin. A lo que hay que añadir, una vez más, nuestra capacidad para contribuir con ideas alternativas que ayuden a solventar complicaciones e incluso puedan mejorar el proyecto inicial

¿La idea de Motian es extenderse geográficamente en otras regiones como Castilla-La Mancha, Extremadura o Castilla y León, donde hay un gran número de proyectos renovables en tramitación y construccción?

La expansión de la compañía, tanto en España como en Portugal, está en el centro de su plan de negocio. Estamos convencidos de que podemos aportar valor a un sector que requiere de buenos profesionales para la ejecución de los proyectos en tiempo y forma. Motian ha desarrollado proyectos en Islas Canarias, Cataluña, Extremadura, Andalucía, Castilla y León y sur de Portugal, entre otras zonas de la Península Ibérica.

La rebelión de los agricultores y ganaderos contra los grandes parques renovables que afectan a sus tierras no llega a Extremadura

Posted on

Años atrás las organizaciones agrarias representativas de la región protestaron contra el uso de alpacas de paja en una de las plantas de biomasa ubicadas en la región, al sugerir que su uso elevaba el precio de la paja para consumo animal  y distorsionaba los precios. Sin embargo, en otras regiones, especialmente en Castilla y León, se ha generado en los últimos meses un fuerte movimiento de protesta de ganaderos y agricultores  contra grandes proyectos de energías renovables, tanto fotovoltaicos como eólicos, al considerar que les están dejando sin algunas de sus mejores tierras de pastos y de cultivo. E incluso algunas denuncias ya están llegando a los tribunales. Además, los agricultores también aseguran que los promotores de estos grandes proyectos renovables no solo deben negociar con los propietarios de los terrenos sino también con los arrendatarios de los mismos para poder ejercer sus derechos.

En el caso de Extremadura, la gran mayoría de los proyectos fotovoltaicos desarrollados y en tramitación se están realizando en grandes fincas dedicadas a la ganadería no intensivo de vacuo o ovino sobre todo, y en menos casos a cereal o producción de paja. En otros casos, el único uso que tenía durante unos pocos meses al año era la caza, como coto privado o en acuerdos con las sociedades de cazadores locales.

El último caso se ha producido en el municipio abulense de Las Navas del Marqués donde Asaja ha anunciado que se personará judicialmente contra el proyecto del parque fotovoltaico proyectado en el municipio de Las Navas del Marqués, en unos terrenos de la Sociedad Montes de las Navas de propiedad municipal. Se trata de una finca de 700 hectáreas que alberga buenas zonas de pastos.

En la provincia de León han surgido también protestas por parte de las asociaciones de agricultores y ganaderos para que los arrendatarios de las tierras en las que se van a ubicar proyectos de energías renovables puedan tener algo que decir en la tramitación de los mismos. Hay que tener en cuenta que en provincias como León cerca del 70% de los territorios agrícolas y ganaderos está arrendado, es decir, es trabajado por una persona que no es su dueño. Y en algunos casos llevan  décadas haciendo. Muchas de estas tierras pertenecen a ayuntamientos o junta vecinales. Los representantes de los ganaderos y agricultores piden a las promotoras de los parques fotovoltaicos y eólicos que éstos se ubiquen más en tierras de eriales y monte bajo y en en zonas de pastos o cultivables de cereal.

Otra de las peticiones que ha realizado Asaja en Castilla y León es que las líneas de evacuación de dichos proyectos vayan soterradas.