FOTOVOLTAICA

La Junta quiere impulsar el uso del autoconsumo solar y el biogás en el sector agroganadero extremeño

Posted on

El director general de Industria, Energía y Minas, Samuel Ruiz, considera que la complementariedad entre las energías renovables y el sector agroganadero extremeño para lograr los objetivos marcados en el Plan Extremeño Integrado de Energía y Clima 2021-203 (PEIEC), mediante el que se prevé cambiar el modelo energético de la Comunidad Autónoma esta década.

El director ha asegurado durante unas jornadas organizadas por la Agencia Extremeña de la Energía (AGENEX) sobre el potencial de las renovables en el sector agroindustrial extremeño, que desde la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad se está abordando, con la máxima aceleración posible, el  desarrollo de una serie de medidas encaminadas a reducir los consumos de energía procedentes de fuentes fósiles, introduciendo mecanismos para mejorar la eficiencia energética en nuestros sectores económicos, y fomentando el uso de energías renovables, para alcanzar una contribución del 100% a la generación eléctrica en 2030.

Para ello, ha explicado, que es más necesaria que nunca la implicación de todos, incluido el sector agrario, “que nadie duda que se trata de uno de los pilares fundamentales de la economía extremeña, pero también tiene una alta dependencia frente al consumo de recursos, especialmente agua y energía”. Según el director general de Industria, Energía y Minas ha indicado que existen numerosas razones y opciones para que el sector agroganadero incorpore las energías renovables en su actividad profesional.

Entre las múltiples alternativas, Ruíz ha señalado los sistemas fotovoltaicos  simples para grandes campos de cultivo o ganaderías que utilicen tecnología para su día a día; sistemas de autoconsumo para las fincas y casas aisladas, como los sistemas de bombeo solar para pozos o para riego, que promuevan el uso eficiente del agua y la energía en las explotaciones agrarias.

También, ha indicado, existen otro tipos de tecnologías maduras que “se pueden incorporar a los procesos productivos y hablo de biogás (digestión anaerobia de residuos de mataderos y de residuos agroindustriales, biodigestión de fracción orgánica contenida en los RSU o de lodos de depuradoras, etc.) y su posterior aprovechamiento para usos térmicos y eléctricos”.

Así como sistemas de aerotermia, geotermia, instalaciones térmicas de biomasa, biomasa, de energías solar térmica de baja-media temperatura, etc., que cuentan con ayudas públicas de hasta el 55 por ciento.

Como un destacado ejemplo añade la figura de las comunidades de energía renovables, que posibilitan la unión de diferentes usuarios para la producción conjunta de energía renovable -e incluso la venta de excedentes-, como nueva línea de negocio.

“Es decir, las sinergias entre las renovables y el sector primario pueden ser amplias, por lo que les animo a que aprovechen todas las oportunidades que las tecnologías y las energías limpias ponen a nuestro alcance para seguir creciendo en competitividad y sostenibilidad”, ha concluido.

Extremadura instaló uno de cada dos nuevos megawatios de fotovoltaica en 2020 para liderar el ránking nacional

Posted on

En 2020 Extremadura se ha situado a la cabeza en España en cuanto a la potencia instalada de energía solar fotovoltaica, con 2.567,9 megavatios puestos en servicio. Uno de cada dos megavatios nuevos instalados en España lo hizo en nuestra región. A lo largo del año se instalaron 1.320,9 nuevos megavatios, lo cual supone un nuevo récord de capacidad instalada, con un crecimiento interanual del 106%, duplicándose en solo un año el desarrollo fotovoltaico, según los datos aportados por la Consejera para la para la Transición Ecológica y Sostenibilidad, Olga García.

Así, la consejera ha subrayado que más de la mitad de la nueva potencia fotovoltaica instalada en España en 2020 (2.633,20 MW, cierre provisional) está en Extremadura, lo que ha supuesto “800 millones de euros, que han sido invertidos en nuestra región, solo en 2020 y solo procedente de la tecnología fotovoltaica”.

“La potencia fotovoltaica instalada en Extremadura supone el 22,24% del total nacional, lo que nos sitúa como comunidad autónoma líder. Uno de cada cinco megavatios del total de España está en Extremadura” indica la consejera. Asimismo, la tecnología fotovoltaica ya es la primera en el mix energético de la región, con un 32,9% de aportación, superando a la potencia hidráulica y a la nuclear.

En cuanto a los 1.320,9 MW nuevos instalados en 2020 proceden de 11 nuevas plantas que se han conectado al sistema eléctrico, entre las que destaca la planta Núñez de Balboa de la que se han puesto en servicio 327 MW complementando los 173 ya puestos en servicio en 2019.

En total en Extremadura hay 617 instalaciones fotovoltaicas en servicio, de las que cuatro, superan los 50 MW. Estas instalaciones que generan inversiones y empleo ocupan una superficie de 6.161 hectáreas, es decir, el 0,15 % del territorio nacional.

Actualmente, la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad tiene sobre la mesa 188 proyectos fotovoltaicos adicionales con viabilidad para conectarse a la red, con una potencia total de 7.673 MW. Todos ellos se encuentran en tramitación administrativa. De estos 188 proyectos, 12 se encuentran en construcción, con una potencia conjunta de 856,4 MW. De ellos, tres tienen prevista su puesta en servicio de manera inminente, con una potencia de 340 MW, por lo que en las próximas semanas, Extremadura sobrepasará los 2.900 MW de potencia fotovoltaica instalada.

Además, otros 33 proyectos, con una potencia total de 1.636,31 MW, cuentan con autorización administrativa y 143 proyectos, con una potencia de 5.180,3 MW, se encuentran en fase de tramitación para obtener las autorizaciones administrativas.

Alberto Cantero (UNEF): “La participación de las empresas extremeñas aún no es suficientemente relevante en los grandes parques fotovoltaicos de la región”

Posted on

Enttrevista con
Alberto Cantero
Delegado de UNEF en Extremadura

¿Cuáles son los principales objetivos que tiene como delgado de la UNEF (Unión Española Fotovoltaica) en Extremadura, dada la gran importancia que el sector fotovoltaico tiene y tendrá en Extremadura?

Mis principales objetivos como Delegado en Extremadura son, por un lado, fortalecer las sinergias entre las empresas del sector fotovoltaico que son socias de UNEF y que trabajan en la CC.AA., y por otro, seguir trabajando con la Administración autonómica y local para impulsar el despliegue del autoconsumo, manteniendo un papel activo en la Mesa por el Autoconsumo.

Actualmente hay importantes proyectos en construcción y en tramitación, siendo una de las regiones líderes en MW. ¿Cuáles son las claves que hace que Extremadura sea uno de los territorios más apetecibles por empresas y promotores para llevar adelante sus plantas fotovoltaicas?

Extremadura cuenta con un muy buen recurso solar y con territorio disponible, lo que representa una ventaja competitiva importante para el sector fotovoltaico.

¿En las futuras subastas anunciadas por el Ministerio, Extremadura puedes seguir siendo una de las regiones con más futuros proyectos y MW de potencia instalados?

Sí, Extremadura es una de las CCAA que más potencial tiene para acoger los proyectos fotovoltaicos que salgan adjudicatarios de las próximas subastas.

Desde UNEF se han elaborado una serie de recomendaciones al Ministerio de Transición Ecológica sobre la Ley del Cambio Climático ¿cuál serían las más importantes?

Desde UNEF, esperamos que, en el corto plazo, se consiga alcanzar el necesario consenso entre todos los grupos parlamentarios para que el proyecto de Ley se apruebe con agilidad y para que se dote al sector de estabilidad y seguridad, elementos clave para atraer las inversiones necesarias para instalar toda la capacidad fotovoltaica prevista para los próximos años e impulsar la recuperación económica de España frente al COVID-19.

¿La presencia de empresas extremeñas, de diferentes ámbitos, en la promoción y construcción de los grandes parques fotovoltaicos que se han construido ya y se están construyendo actualmente es suficientemente importante?

Las empresas extremeñas están participando tanto en las fases de promoción como las de construcción en estos grandes parques fotovoltaicos, sin embargo, dicha participación aún no llega a ser suficientemente relevante. Por un lado, desde el punto de vista de la promoción, generalmente los proyectos desarrollados por empresas extremeñas acaban siendo vendidos antes de su construcción a grandes grupos nacionales e internacionales, principalmente las grandes eléctricas y fondos de inversión.

Por otro lado, en la fase de construcción las empresas extremeñas participan en partidas concretas de obra civil, montaje o instalación, pero en pocas ocasiones actúan como contratista principal de la obra, e igual sucede en la fase de explotación. Desde el punto de la provisión de equipos, existe una carencia importante de tejido industrial en la región para suministrar determinados componentes que sin embargo pueden ser comprados en el ámbito nacional, como puede ser la estructura e inversores.

Por sus peculiaridades geográficas -poca población diseminada en mucho territorio. y su perfil de pymes y sector agroganadero, ¿los proyectos de autoconsumo fotovoltaica tienen grandes posibilidades de futuro en la región?

Sí, el autoconsumo fotovoltaico tiene un amplio potencial de desarrollo en Extremadura, tanto como proyectos en el sector residencial, como en el sector terciario y agrario. Esta tecnología permite reducir considerablemente el gasto energético y la factura eléctrica de las viviendas y de las actividades productivas, aportando una ventaja competitiva importante a las industrias y a las explotaciones agroganaderas.

Además, la CC.AA. ha respondido positivamente a la propuesta que hemos trasladado desde UNEF, eliminando el requisito de la “licencia de obras” para los proyectos en cubierta y sustituyéndolo por una comunicación previa. Esta medida ha permitido agilizar notablemente la tramitación administrativa de estos proyectos, eliminando la que se había convertido en la principal barrera al despliegue del autoconsumo en la región.