FOTOVOLTAICA

La empresa extremeña Cambio Energético se adjudica la instalación de dos plantas fotovoltaicas para los mercados de Mercavalencia

Posted on

El pasado mes de abril, la Gerencia de Mercados Centrales de Abastecimiento de Valencia S.A. (Mercavalencia) sacaba a licitación la construcción de dos plantas fotovoltaicas para abastecer de electricidad su polígono industrial. Una vez resuelto el concurso, la empresa adjudicataria ha sido la extremeña Cambio Energético S. L. que cuenta con 15 años de experiencia en el sector.

Las dos instalaciones fotovoltaicas de 110 kWh producidos cada una, se realizarán en los edificios Mercaflor y Matadero. Cada instalación constará de un total de 272 módulos fotovoltaicos y un inversor de 100 kW. Para ello, contarán con un presupuesto total de 152.299,64 euros.

Para Ramón Domínguez, gerente de Cambio Energético, “los beneficios de instalar placas solares en una empresa como Mercavalencia suponen poder ahorrar en torno al 50% en su factura de la luz, a lo largo de los 25 años de vida útil que puede tener la instalación”. Pero no solo eso, el autoconsumo fotovoltaico tiene también el valor añadido de estar contribuyendo a la transición energética con toneladas de CO2 ahorrado. “Cada vez hay más consumidores concienciados que requieren a las empresas un compromiso con el medio ambiente; y contar con un sistema de autoconsumo supone un valor añadido para cualquier entidad”, sentencia.

Las plantas fotovoltaicas contarán con un servidor web gratuito para la monitorización y control de la instalación, lo que permitirá a Mercavalencia saber la energía que está produciendo y consumiendo en cada momento. Ambas instalaciones estarán acogidas a la modalidad de autoconsumo sin excedentes del Real Decreto 244/2019 y contarán con sistemas anti-vertido que garantizan que nada de la energía que produzca la instalación se vierta a la red eléctrica.

Esta licitación se encuentra actualmente en el proceso de formalización del contrato y la empresa extremeña Cambio Energético S.L. dispondrá de dos meses para la ejecución de las obras.

UPA-UCE pide una regulación para que los proyectos de energías renovables en Extremadura se instalen en terrenos no agrícolas o de uso ganadero

Posted on

La organización agraria UPA-UCE Extremadura, siguiendo el ejemplo de otras organizaciones en otras comunidades autónomas, ha solicitado a la Junta de Extremadura que regule la implantación de infraestructuras de energías renovables en aquellos terrenos no aprovechables para uso agrícola en nuestra región.

Cabe señalar que la Ley de Cambio Climático y Transición energética implica el desarrollo de miles de megawatios de energía renovable en nuestro país en los próximos años, fundamentalmente de las tecnologías eólica y solar, que precisarán decenas de miles de hectáreas de superficie de suelo rústico.

Para UPA-UCE Extremadura, el nuevo boom de las renovables ha llegado al campo y está desatando una auténtica ofensiva y presión en busca de todo tipo de suelo. Precisamente esa falta de distinción de tipo de suelo hace que este hecho pueda ser nocivo para el propio profesional de la agricultura y ganadería.

“No podemos olvidar que el suelo productor de alimentos es el patrimonio más importante de cualquier sociedad y así es como se debe preservar; estando obligadas las diversas instituciones a establecer medidas legislativas en tal sentido. Instamos a las distintas administraciones a que se adopten medidas de apoyo para las explotaciones familiares agrarias”, reclama el secretario general de UPA-UCE, Ignacio Hueras.

Esta organización agraria apoya la instalación de infraestructuras de energías alternativas, siempre y cuando se genere riqueza, bienestar y futuro para todos, sobre todo para los agricultores y ganaderos que están en el territorio. “En ningún caso aceptaremos que grandes grupos empresariales y fondos de inversión se lucren a costa de lo que sea y de quien sea, acaparando superficies de tierras de labor que son imprescindibles para la producción de los alimentos que demanda la sociedad”, mantienen.

En el año 2030, Extremadura podía tener instalados 20.000 megavatios de energía fotovoltaica, que ocuparían unas 46.000 hectáreas. UPA-UCE Extremadura quiere dejar claro su apuesta por las energías renovables pero también su rechazo a que la instalación se lleve a cabo en terrenos de cultivo vitales para nuestra región.

Además, desde esta organización agraria reclaman que los nuevos proyectos incluyan medidas compensatorias para las poblaciones rurales de las zonas en las que se instalen. “Las administraciones deben fomentar y aplicar las ayudas para la instalación de infraestructuras y solares que sirvan para cubrir las necesidades de energía de las propias explotaciones agrícolas y ganaderas, apoyando así la economía circular”, apunta Huertas.

Más de 21.500 edificios y 135.000 viviendas unifamiliares en Cáceres pueden instalar paneles solares

Posted on

Cáceres tiene un gran potencial para la generación de energía solar. La provincia cuenta con casi 3.000 horas de sol al año, lo que se traduce en una oportunidad para apostar por el ahorro energético, la eficiencia y la sostenibilidad con instalaciones fotovoltaicas para autoconsumo.

En la comunidad hay cerca de 29.000 edificios destinados a viviendas, de los cuales el 75% -unos 21.500- disponen de superficie útil suficiente para realizar instalaciones fotovoltaicas.

Por otro lado, existen unas 164.000 viviendas unifamiliares, de las que 136.000 (el 83%) también pueden instalar paneles solares para potenciar su ahorro energético a través del autoconsumo.

Estos son algunos de los datos que recoge un estudio realizado por EDP, que apuesta por promover el autoconsumo en hogares y negocios de la región, con distintas soluciones integrales que garantizan el ahorro energético desde el primer día.

Si tenemos en cuenta las instalaciones que podrían realizarse en todos los tejados de la provincia, el ahorro energético cubriría el consumo medio anual de 686.000 hogares.

El autoconsumo a través de instalaciones fotovoltaicas también refuerza la protección del medio ambiente. La energía generada a partir del sol es 100% renovable, por lo que con esa producción de energía eléctrica se evitaría la emisión anual de más de 624.000 toneladas de CO2 a la atmósfera en la región. El impacto positivo en la calidad del aire equivaldría a más de 48 millones de nuevos árboles.

Como muestra de la importante capacidad generadora en Cáceres, donde existe espacio y capacidad suficiente para producir energía 100% renovable, se encuentra la Urbanización de La Sierrilla, donde casi el 20% de los vecinos han apostado por el autoconsumo con EDP Solar, en los últimos 3 meses.

Cada instalación realizada por los vecinos de esta urbanización tiene una potencia media de 3,6 kWp y consta de 8 paneles fotovoltaicos de 440 Wp, siendo capaz de captar energía solar y producir para autoconsumo de forma individual la energía equivalente a realizar 38.600 km en coche (5.200 kWh). 

Cada familia con una instalación de autoconsumo en esta urbanización evitará la emisión anual de 1.040 kilogramos de CO2 a la atmósfera, lo que se traduce en un impacto positivo similar al que generarían 65 nuevos árboles.

A la Urbanización de La Sierrilla se han sumado vecinos de otras urbanizaciones cercanas como Macondo, Los Castellanos o Norba CGC, que también apuestan por el autoconsumo para ahorrar en sus facturas eléctricas y contribuir a acelerar la implantación y desarrollo de fuentes de energía limpia.

Contando con los ahorros generados por la instalación -que pueden alcanzar hasta el 70% del importe de la factura- la inversión realizada por estos vecinos estará amortizada en un plazo de menos de 8 años.

Además, los cacereños pueden optar a las ayudas y bonificaciones existentes. La Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad de la Junta de Extremadura ha creado una Subvención al Autoconsumo. Esta subvención, válida tanto para particulares como empresas, cubre hasta el 55% del coste de la instalación y estará activa hasta el 17 de mayo de este año.

Esto también se traslada a la propia comunidad, que puede realizar una instalación fotovoltaica de autoconsumo para las zonas comunes. Con una instalación de 5 kWp genera una reducción del 50% en el consumo eléctrico de la red. Ambas instalaciones, particular y colectiva, pueden combinarse en el tejado del edificio.