precio carburantes

El sector agroganadero extremeño destina más de 106 millones al año en gasto energético

Posted on

tractor

El gasto en energía sigue siendo uno de los costes fijos más importantes del campo extremeño. Según los datos del último Informe sobre el Sector Agrario y Ganadero editado por la Fundación Caja de Badajoz, del Grupo Ibercaja, el gasto en energía y lubricantes superó los 106 millones de euros, concentrando el 8% del total de los cotes fijos del sector agroganadero extremeño.

Muy por delante de otras importantes partidas como los fertilizantes que suponen 75 millones de euros anuales, los productos fitosanitarios que alcanzan los 49 millones de euros, las semillas y plantones con 48 millones de euros y los gasto veterinarios que suponen unos 58 millones de euros. Solo los gastos destinados al mantenimiento de inmuebles y centros operativos, y sobre todo los piensos, este último con más de 564 millones de euros, superan al gasto en energía.

De ahí que resulte clave para la rentabilidad final del campo extremeño y sus explotaciones la evolución del precio del gasóleo, en clara subida en los últimos meses, así como el del precio de la electricidad, sobre todo en instalaciones de regadío. En el último año, el gasóleo agrícola ha podido llegar a encarecerse hasta un 45% de media, llegando a los precios que tenía hace diez años.

Mientras, desde el punto de vista de la energía eléctrica, el sector agrario de regadío sigue reclamando a la Administración central y a las compañías eléctricas que el coste del término fijo de potencia no sea el mismo en periodo de riego que cuando no lo es.

Anuncios

El precio medio del gasóleo en la provincia de Badajoz es más barato que en la de Cáceres

Posted on

carburantes

La provincia de Badajoz tiene los precios de los combustibles, especialmente el gasóleo A, más bajos que los de la provincia de Cáceres en su conjunto. Así se desprende del último informe publicado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, con datos de noviembre del 2016.

Según estos datos, las estaciones de servicio de la provincia cacereña ocuparían el puesto número 23 de toda España entre la que cuenta con un precio más elevado de la gasolina frente al puesto número 25 de la provincia de Badajoz. Sin embargo, si el análisis se centra en el gasóleo A, el de mayor venta en gasolineras, las diferentes de precios se amplías ya que mientras la provincia de Cáceres se sitúa como la número 14 más cara de España, mientras la de Badajoz se mantiene en el puesto número 24 de todo el país.

Sin embargo, en el mes de Noviembre, las gasolineras de la provincia de Badajoz registraron una de las variaciones más altas en el margen bruto de la distribución de gasolina, en el cuarto puesto nacional.

Si se realiza esta comparación con Europa, el margen bruto promedio de la gasolina 95 en España fue superior en 5,5 céntimos de euro/litro al indicador correspondiente de la UE-6, lo que supone un descenso del -18,7% respecto al mes anterior.

En cuanto al gasóleo A, fue superior en 4,3 céntimos de euro/litro, lo que supone un descenso del -27,1%. Así, España se mantuvo en la tercera posición del ranking de precios antes de impuestos más altos de la UE para la gasolina 95. Respecto al ranking del gasóleo A, descendió de la cuarta a la octava posición.

Las estaciones de servicio integradas en la red de distribución de BP marcaron los precios promedio más altos en gasolina 95, seguidas de Cepsa y Repsol. En gasóleo A, las estaciones de Repsol, Cepsa y BP registraron precios promedio idénticos. Los precios promedio de los tres operadores con capacidad de refino en España fueron superiores a los de otros operadores con redes destacadas, como Galp Energía España y Disa Península. El promedio correspondiente a los restantes operadores fue inferior al de todos los anteriores para ambos carburantes.

El sector agrario de Extremadura gasta más de 102 millones de euros al año en carburantes y energía eléctrica

Posted on

tractor2

Para que salgan las cuentas de muchos agricultores y ganaderos a pie en Extremadura, les resulta tan importante saber si el precio de los carburantes y de la energía eléctrica va a bajar como lo que recibirán en ayudas de la PAC o por el precio de sus cosechas y ganados en origen.

Según datos del Informe sobre la Agricultura y la Ganadería Extremeñas presentados por la Fundación Caja Badajoz (Grupo Ibercaja) a finales del pasado año, el sector agrario regional tiene unos consumos intermedios superiores a los 916 millones de euros anuales.

De este total, los piensos para alimentación del ganado se llevan la mayor parte, unos 444 millones de euros. Y en el segundo escalón en importancia están el consumo de carburantes y el consumo eléctrico, este último sobre todo asociado a las actividades de regadío. Cada año estas dos partidas se llevan más de 102 millones de euros. Otros gastos intermedios muy importantes para el sector agroganadero regional son los fertilizantes con 77 millones de euros, las semillas con 47 millones, los fitosanitaros con 44 millones y los gastos veterinarios con 58 millones entre otros.

De ahí la importancia de las bajadas en el precio del los carburantes, como las experimentadas en los últimos meses, que reducen considerablemente los gastos fijos por explotación de los profesionales agrarios.

En el caso de los carburantes, la mayor parte del abastecimiento del gasóleo agrícola se realiza ya en los surtidores de las propias cooperativas que ofrecen el combustible a menor precio que las estaciones convencionales, incluso por debajo de las denominadas gasolineras low cost en algunos casos.

Mientras, en cuanto al consumo eléctrico, el mayor porcentaje está asociado al regadío, que ocupa más de 200.000 hectáreas en la región en cultivos tan importantes como el tomate para industria, frutales de hueso, tabaco, maíz o arroz, sobre todo en las Vegas del Guadiana, en Campo Arañuelo, Tiétar y el Valle del Alagón. En muchos casos, los productores están recurriendo ya a soluciones de autoconsumo o bombeo solar.

Los agricultores critican que la bajada del petróleo y del gas natural no se traslada rápidamente al precio de carburantes y fertilizantes

Posted on

pistol-160119

La organización agraria UPA ha denunciado que los precios de los carburantes y de los fertilizantes, dos elementos claves en los gastos del sector, no están bajando con la misma rapidez que lo han hecho el petróleo y el gas natural en los últimos meses.

“El precio del petróleo sigue su imparable tendencia a la baja, al igual que el precio del gas natural y de otros compuestos que son la base de fabricación de los fertilizantes. A pesar de esto, el gasóleo agrícola ha bajado su precio mucho menos que el petróleo del que se deriva y, lo que es peor, los fertilizantes no sólo no han reflejado el mismo descenso de precio que los de sus “ingredientes”, sino que, de hecho, se han encarecido. Una mala noticia para los agricultores y ganaderos ya que la incidencia de los fertilizantes en su estructura de costes es mayor que la del gasóleo”, aseguran desde esta organización.

La organización agraria UPA ha aportado los datos que demostrarían esta situación. Por un lado, las materias primas de los fertilizantes y abonos han bajado, en general, si comparamos su precio en 2014 con el 2015. Así se ha comportado la urea (-13,5%), el cloruro potásico (-5,57%) y, lo que es más importante, el gas natural (-26%). La única excepción es una subida de apenas un 6% de la roca fosfórica. Hay que tener en cuenta que más del 53% de los fertilizantes consumidos en España son nitrogenados simples y en este caso la única materia prima que condiciona su precio es el gas natural.

Para la UPA, “no se entiende” que los precios de los fertilizantes suban mientras que, sin embargo, el de sus materias primas baja. Concretamente se ha incrementado en un 2,7% el precio de los fertilizantes entre el año 2014 y el 2015, según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medioambiente.

Lo mismo ocurriría con el precio del gasóleo agrícola que aunque ha bajado en las últimas semanas, no habría trasladado toda la reducción del precio del barril de Brent en estos meses.

Las gasolineras extremeñas tienen más difícil bajar del euro por litro de diesel por el impuesto del céntimo sanitario

Posted on

surtidor

La bajada de los precios de los carburantes en las últimas semanas incluso por debajo del euro por litro en el diesel en algunas gasolineras ha vuelvo a activar la polémica sobre el céntimo sanitario. Un impuesto gravado por las comunidades autónomas –aunque algunas ya hayan renunciado a él– a la comercialización de carburantes para hacer frente al mantenimiento del sistema de salud que en Extremadura deja en las arcas regionales en torno a los 40 millones de euros anuales.

Pero que provoca una merma importante para los empresarios del sector de las estaciones de servicio, que ven como especialmente el sector de los transportistas prefieren repostar en otras comunidades, como Castilla y León, donde este impuesto es sensiblemente menor que en la región extremeña.

Actualmente, Extremadura grava con 3,8 céntimos cada litro de carburante desde el 1 de enero del 2014, mientras que Castilla y León lo hace con 1,6 céntimos. El impuesto llegó a ser de 4,8 céntimos por litro en la región. Para un camionero de un tráiler, entre llenar el depósito en una gasolinera cacereña o pacensem o hacerlo en una de Salamanca o Ávila, la diferencia puede superar los 35 euros ya con IVA.

El impuesto fue creado por el Gobierno central en 2002 y cedido a las comunidades autónomas. Actualmente, cuatro comunidades autónomas-Aragón, La Rioja, País Vasco y Canarias- lo han eliminado. Curiosamente, sus gasolineras figuran entre las más baratas de España, según las estadísticas oficiales del Ministerio de Industria. El céntimo sanitario oscila entre los 4,8 y los 1,2 céntimos por litro según las regiones.

La Asociación de Estaciones de Servicio de Extremadura, Aresex, considera que de mantenerse el impuesto se debería armonizar en común en todas las comunidades autónomas para evitar esta competencia desleal.

El Tribunal de la Unión Europea ya se ha manifestado en contra de dicho impuesto al considerar que se grava dos veces un mismo producto, y por considerar que el fin del  mismo –el mantenimiento del sistema de salud público– no se corresponde con el producto en sí.

Dicha devolución, que está siendo tramitada por las diferentes asociaciones de transportistas, supondría un desembolso cercano a los 13.000 millones de euros para las finanzas de las comunidades autónomas.

El sector agrario extremeño destina 88 millones de euros al año a energía y carburantes

Posted on

tractor

Los agricultores y ganaderos extremeños destinan más del 10% de sus gastos e inversiones a energía y carburantes, que varía en función de las subidas y bajadas del precio de la luz y del gasóleo.

Según el análisis realizado sobre los consumos intermedios en el sector agroganadero regional realizado por la Escuela de Ingenierías Agrarias y la Facultad de Económicas de la UEX, con el apoyo de Caja Badajoz, el sector agrario regional destina unos 88 millones de euros a energía y carburantes.

El total de los consumos intermedios del campo regional sube hasta los 851 millones de euros. De esta cantidad, la compra de piensos se lleva más de 412 millones, seguido de los fertilizantes con casi 80 millones de euros. Las semillas suponen otros 41 millones y los fitosanitarios otros 31 millones.

En los últimos meses, el Ministerio de Agricultura alcanzó un acuerdo con los regantes españoles con distintas medidas fiscales para tratar de rebajar el fuerte impacto que ha tenido en el sector la subida de la luz. Según los productores, el precio de la luz se ha encarecido para ellos cerca de un 40% en sólo dos años.

Las medidas anunciadas establecen una exención del 85% de la base imponible del impuesto de electricidad, lo que significa que de suponer en la actualidad el 5,1% pasará a ser el 0,76%. Esto representa una rebaja real del 4,3%. A esto habría que sumar la reducción de la base imponible del IVA, ya que el impuesto de electricidad se ve afectado por el IVA. El Gobierno estima que el sector ahorrará unos 30 millones de euros en 2015.

La rebaja en el precio del barril de petróleo también se ha dejado notar en las últimas semanas en la rebaja de los costes de gasóleo y fertilizantes de los agricultores extremeños. Aunque no con todo el margen de bajada que podrían tener, según ha denunciado la Unión de Pequeños Agricultores (UPA), tanto en Mérida como en Madrid.

UPA asegura que el gasóleo agrícola debería bajar un 15% más tras la caída del petróleo

Posted on

gasoil_tractor

La organización agraria UPA ha denunciado cómo la industria de los fertilizantes y las petroleras están incrementando sus márgenes “de forma abusiva” gracias a la bajada de las materias primas. Un informe de esta organización asegura que a medida que el barril de Brent y el gas natural bajan de precio, estas grandes empresas incrementan sus márgenes más de un 15% en el caso del gasóleo agrícola.

Los servicios técnicos de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos han analizado la evolución del precio del petróleo desde diciembre de 2013 hasta enero de 2015 y lo han comparado con lo que pagan los agricultores y ganaderos al llenar el depósito del tractor. “No hay lugar a dudas, los operadores están ganando más de un 15% más que en el mes de septiembre”, han denunciado.

UPA ha acusado a las principales empresas petrolíferas de “forrarse a costa del sector primario”, que ve “con impotencia” cómo los costes de producción se mantienen en niveles muy elevados y no se traslada a la sociedad el descenso de las cotizaciones de estas fuentes de energía.

UPA también ha analizado la influencia de la caída de las cotizaciones del gas natural y los precios de los principales abonos nitrogenados que usan mayoritariamente los agricultores españoles. Mientras que el gas natural –la principal materia prima para elaborar estos productos– cayó, de enero de 2014 a enero de 2015 un 32,59%, el precio de la urea bajó menos de la mitad, un 14,50%, y el del nitrato amónico menos de un 10%.

UPA ha señalado que tampoco otras industrias suministradoras de inputs y bienes de producción al sector agrario están repercutiendo la bajada del petróleo en los precios de venta a agricultores y ganaderos (por ejemplo plásticos para invernaderos), por lo que “también están incrementando sus beneficios a costa del sector”.