eficiencia energética

La planta fotovoltaica experimental de Idercexa comienza a mostrar sus primeros datos de producción y ahorro de emisiones

Posted on

En poco más de dos meses, las cifras de producción energética de la planta solar experimental de la Junta de Extremadura en la cubierta del edificio La Paz (Mérida) hablan ya del gran potencial energético del autoconsumo fotovoltaico.

A principios del pasado mes de Julio comenzó a operar la planta solar experimental instalada en la cubierta de la sede central de la Consejería de Movilidad, Transporte y Vivienda de la Junta de Extremadura, en Mérida. La instalación, que forma parte del proyecto Idercexa en el que participa la Junta de Extremadura, nació con un objetivo muy claro: encontrar las combinaciones de tecnologías fotovoltaicas, inclinación y orientación que ofrezcan el mejor rendimiento posible para aplicarlas después a edificios de toda Extremadura. Apenas dos meses desde el lanzamiento del prototipo, los responsables del proyecto ya están empezando a recabar datos.

La planta, de poco más de 20kWh, cuenta con 56 paneles solares y un inversor trifásico de 16kW de SolarEdge, lo que según las estimaciones iniciales arrojará una producción energética de unos 37MWh anuales. Por el momento, y tras dos meses operativa, la planta ha producido unos 6MWh de energía total, lo que en ahorro de emisiones se traduce en unos 2300kg de CO2 no emitidos a la atmósfera.

La instalación, llevada a cabo por la empresa extremeña especialista en renovables Cambio Energético, persigue obtener datos de rendimiento teniendo en cuenta las características geográficas particulares de Extremadura, cuyas condiciones climáticas son muy diferentes de las de los laboratorios donde los fabricantes de equipos suelen realizar sus pruebas.

La planta solar del edificio La Paz se engloba en el proyecto Interreg Idercexa (Investigación, desarrollo y energías renovables para nuevos modelos empresariales en Centro, Extremadura y Alentejo), que busca dar un impulso a las actividades de I+D+i en sectores estratégicos empresariales de la zona EUROACE (integrada por las regiones de Alentejo y Centro, en Portugal, y por la Comunidad Autónoma de Extremadura, en España) y un incremento de la competitividad internacional de las empresas de la región.

La Junta aprueba 4,3 millones en ayudas de eficiencia energética para las comunidades de regantes

Posted on

regadio1

La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio de la Junta de Extremadura ha dado luz verde a la resolución definitiva de los expedientes de ayudas para la mejora de la eficiencia energética en las comunidades de regantes, por un importe de 4,3 millones de euros. En concreto, la Secretaría General de Población y Desarrollo Rural aprueba las subvenciones a las comunidades de regantes de Río Ardila, Valdecañas, Guadiana, Mérida, Zújar, Talavera la Real, Montijo y Badajoz-Canal de Montijo. La inversión prevista en este proyecto por parte de dichas comunidades de regantes supera los 5,6 millones de euros.

Estas ayudas están destinadas a financiar instalaciones de energías renovables, que conllevan una reducción del consumo energético a partir de fuentes convencionales y, en consecuencia, una reducción de las emisiones de CO2, así como a la sustitución o mejora de equipos y/o instalaciones consumidoras de energía.

De este modo, se contribuye al ahorro y mejor aprovechamiento de la energía en las instalaciones colectivas de riego y al cumplimento de los objetivos internacionales contra el cambio climático, debido a la disminución en las emisiones de CO2 a la atmósfera.

De esta manera, se resuelve la segunda convocatoria que saca la Junta de Extremadura para eficiencia energética en el sector del regadío, mientras que la tercera también está en marcha.

Para la Administración regional, la unión del regadío con las nuevas tecnologías y la lucha contra el cambio climático supone un pilar sobre el que se sostiene el desarrollo rural y las políticas agrarias de la región.

En  Extremadura, los grandes cultivos de regadío, con maíz, tomate para industria, arroz, frutales de hueso, tabaco y los nuevos olivares intensivos y superintensivos especialmente, supone un porcentaje clave de la Producción Final Agraria de la región, además de ser en el caso del tomate y la fruta de hueso los que proporcionan más carga de trabajo durante muchos meses del año.

En los próximos meses, Extremadura encara la recta final de importantes proyectos de regadío en zonas tan destacadas como Tierra de Barros, para facilitar una diversificación de cultivos en torno a la vid, y en Monterrubio de la Serena para reforzar la rentabilidad del cultivo del olivo.

CICYTEX coordina las pruebas de validación de un prototipo para optimizar energéticamente el proceso de cocción en la industria del corcho

Posted on

energia sector corcho

Un equipo de ingenieros del Instituto del Corcho, la Madera y el Carbón Vegetal (entidad adscrita al Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura-CICYTEX), es el encargado de la validación de un prototipo basado en la tecnología solar-metal Fresnel de media temperatura, para optimizar energéticamente el proceso de cocción de corcho en la industria preparadora. El proceso de validación que se está haciendo ha llevado aparejado un trabajo inicial, realizado a través de una empresa especializada en energía solar, que ha incluido el diseño, instalación, puesta en marcha y ensayos para un primer análisis de viabilidad.

Este trabajo forma parte de las tareas encomendadas a este centro en el proyecto IDERCEXA (Investigación, desarrollo y energías renovables para la mejora del tejido empresarial en Centro, Extremadura y Alentejo).

El prototipo está integrado en el proceso industrial de cocido del corcho, de tal manera que sirva de apoyo a la operación de calentamiento del agua utilizada. A día de hoy, la mayor parte de las industrias utilizan un quemador de pellets de madera para alcanzar y mantener la temperatura del agua entre 95 y 100 °C. La labor de este equipo experimental solar será cubrir parte del suministro de energía térmica destinada a este fin, complementando la fuente ya existente.

Con la incorporación del prototipo, los investigadores de CICYTEX esperan minimizar los costes de producción, ya que disminuye el consumo de combustible del quemador, y aumentar la productividad de la industria, puesto que los tiempos de espera entre los ciclos de cocción se acortan, debido a que el descenso de la temperatura del agua no es tan drástico. Si lo habitual es realizar 7 u 8 cocciones diarias con un intervalo de unos 10 o 15 minutos entre ellas, hasta que el agua recupera la temperatura óptima de cocción; con la instalación solar buscan aumentar el número de cocciones, reduciendo este intervalo. De igual forma se pretende reducir el tiempo y coste de calentamiento del agua de renovación los días que se realiza la limpieza de la caldera, que suele hacerse una o dos veces a la semana.

Para esta tarea se ha tenido en cuenta la experiencia adquirida en otros trabajos de investigación previos como el proyecto RITECA II (Red de Investigación Transfronteriza entre Extremadura, Centro y Alentejo), encuadrado en una convocatoria POCTEP anterior. En este proyecto se llevó a cabo el testeo de un prototipo de media temperatura a escala piloto en las instalaciones del Instituto del Corcho, la Madera y el Carbón Vegetal.

El diseño del sistema de validación está basado en datos preliminares obtenidos a lo largo del proyecto IDERCEXA. Por un lado, se estudió el proceso de cocido de corcho, desde el punto de vista energético, realizando toma de datos in situ en diferentes industrias corcheras de San Vicente de Alcántara.

Posteriormente, con el objetivo de obtener información más precisa, se instaló un sistema automatizado de registro de datos en una industria corchera concreta, realizando el volcado y análisis de estos datos semanalmente para poder obtener un perfil energético detallado del cocido del corcho.

IDERCEXA es el acrónimo del proyecto “Investigación, desarrollo y energías renovables para la mejora del tejido empresarial en Centro, Extremadura y Alentejo”. Su objetivo es fomentar la I+D+i en sectores empresariales de fuerte presencia en la zona.