AHORRO ENERGÉTICO

Más de 21.500 edificios y 135.000 viviendas unifamiliares en Cáceres pueden instalar paneles solares

Posted on

Cáceres tiene un gran potencial para la generación de energía solar. La provincia cuenta con casi 3.000 horas de sol al año, lo que se traduce en una oportunidad para apostar por el ahorro energético, la eficiencia y la sostenibilidad con instalaciones fotovoltaicas para autoconsumo.

En la comunidad hay cerca de 29.000 edificios destinados a viviendas, de los cuales el 75% -unos 21.500- disponen de superficie útil suficiente para realizar instalaciones fotovoltaicas.

Por otro lado, existen unas 164.000 viviendas unifamiliares, de las que 136.000 (el 83%) también pueden instalar paneles solares para potenciar su ahorro energético a través del autoconsumo.

Estos son algunos de los datos que recoge un estudio realizado por EDP, que apuesta por promover el autoconsumo en hogares y negocios de la región, con distintas soluciones integrales que garantizan el ahorro energético desde el primer día.

Si tenemos en cuenta las instalaciones que podrían realizarse en todos los tejados de la provincia, el ahorro energético cubriría el consumo medio anual de 686.000 hogares.

El autoconsumo a través de instalaciones fotovoltaicas también refuerza la protección del medio ambiente. La energía generada a partir del sol es 100% renovable, por lo que con esa producción de energía eléctrica se evitaría la emisión anual de más de 624.000 toneladas de CO2 a la atmósfera en la región. El impacto positivo en la calidad del aire equivaldría a más de 48 millones de nuevos árboles.

Como muestra de la importante capacidad generadora en Cáceres, donde existe espacio y capacidad suficiente para producir energía 100% renovable, se encuentra la Urbanización de La Sierrilla, donde casi el 20% de los vecinos han apostado por el autoconsumo con EDP Solar, en los últimos 3 meses.

Cada instalación realizada por los vecinos de esta urbanización tiene una potencia media de 3,6 kWp y consta de 8 paneles fotovoltaicos de 440 Wp, siendo capaz de captar energía solar y producir para autoconsumo de forma individual la energía equivalente a realizar 38.600 km en coche (5.200 kWh). 

Cada familia con una instalación de autoconsumo en esta urbanización evitará la emisión anual de 1.040 kilogramos de CO2 a la atmósfera, lo que se traduce en un impacto positivo similar al que generarían 65 nuevos árboles.

A la Urbanización de La Sierrilla se han sumado vecinos de otras urbanizaciones cercanas como Macondo, Los Castellanos o Norba CGC, que también apuestan por el autoconsumo para ahorrar en sus facturas eléctricas y contribuir a acelerar la implantación y desarrollo de fuentes de energía limpia.

Contando con los ahorros generados por la instalación -que pueden alcanzar hasta el 70% del importe de la factura- la inversión realizada por estos vecinos estará amortizada en un plazo de menos de 8 años.

Además, los cacereños pueden optar a las ayudas y bonificaciones existentes. La Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad de la Junta de Extremadura ha creado una Subvención al Autoconsumo. Esta subvención, válida tanto para particulares como empresas, cubre hasta el 55% del coste de la instalación y estará activa hasta el 17 de mayo de este año.

Esto también se traslada a la propia comunidad, que puede realizar una instalación fotovoltaica de autoconsumo para las zonas comunes. Con una instalación de 5 kWp genera una reducción del 50% en el consumo eléctrico de la red. Ambas instalaciones, particular y colectiva, pueden combinarse en el tejado del edificio.

Comunidades de propietarios y particulares podrán acceder en Extremadura a préstamos especiales para la rehabilitación energética de viviendas

Posted on

La consejera de Movilidad, Transporte y Vivienda, Leire Iglesias, y el consejero de Economía, Ciencia y Agenda Digital, Rafael España, han presentado el Fondo de Garantía de Eficiencia Energética en Vivienda de Extremadura, que permitirá a comunidades de vecinos y propietarios de viviendas unifamiliares acceder a préstamos en condiciones ventajosas para la rehabilitación de viviendas de cara a lograr una eficiencia energética.

Las entidades financieras que han firmado junto a Extremadura Avante su adhesión a dicho fondo son Caja Rural de Extremadura, Ibercaja y Triodos, así como Extremadura Avante, por parte de la Junta de Extremadura.

Leire Iglesias explicó que el Fondo de Garantía de Eficiencia Energética en Vivienda es una de las herramientas incluidas en el programa europeo HousEEnvest, junto con la Oficina de Servicios integrales para la rehabilitación energética, entre otras.

El programa tiene por objeto la rehabilitación energética de viviendas para lograr “un consumo eficiente, mínimo, nulo, casi cero” con un coste de similares características, según explicó la consejera, todo ello para lograr “la meta de descarbonizar el parque edificado antes del año 2050, combatir la contaminación ambiental y acabar con la pobreza energética”.

Leire Iglesias indicó que en Extremadura hay un 60 por ciento de edificios de viviendas que tienen más de 60 años, y, aunque el 90 por ciento se encuentra en buen estado, un 7 por ciento de ellos presenta características deficientes y añadió que la mejora de los inmuebles repercute en la calidad de vida de las familias, sobre todo de las que tienen que hacer un mayor esfuerzo financiero para pagar el consumo de energía.

Este instrumento financiero, dirigido a comunidades de vecinos y propietarios de viviendas unifamiliares, podrá alcanzar hasta los 800.000 euros, con una cobertura de la garantía pública del 80 por ciento, sin que se pidan avales adicionales a los solicitantes, y está dotado con 5 millones de euros.

La consejera explicó que el objetivo de la Junta de Extremadura, dentro del programa HousEEnvest, es la evaluación de 120 edificios al año, con acciones directas sobre 1.000 edificios en los próximos 3 años, lo que generará un impacto económico cercano a los 30 millones de euros.

Con la rehabilitación energética de viviendas se puede obtener un importante ahorro en el consumo eléctrico y de gas, así como reducir las emisiones contaminantes.

Leire Iglesias destacó que este fondo de garantía será compatible con otras subvenciones de la Administración autonómica destinadas a rehabilitar y renovar el parque edificatorio de la región. Además, señaló que existen otras vías clásicas de financiación, tanto autonómicas como del Gobierno central y de la Unión Europea, y destacó que la amortización en el consumo, añadida a las ayudas directas y a la financiación que se obtiene con el fondo “suponen, no solo un mínimo gasto, sino enormes beneficios y capacidad de retorno para la sociedad extremeña”.

Rafael España destacó que el fondo supone la creación de una cartera de préstamos de unos 35 millones de euros, que pueden solicitar tanto comunidades de vecinos como propietarios de viviendas unifamiliares para realizar inversiones en el área de la eficiencia energética.

La Junta recuerda la entrada en vigor del nuevo etiquetado de eficiencia energética para electrodomésticos y pantallas electrónicas

Posted on

La Junta de Extremadura recuerda que el pasado lunes 1 de marzo, entró en vigor la nueva etiqueta energética que figurará en los electrodomésticos (frigoríficos, lavadoras y lava-secadoras, lavavajillas, congeladores, vinotecas), monitores y televisores, de acuerdo con la modificación que ha introducido la Comisión Europea y los nuevos métodos de ensayo sobre los consumo de estos aparatos eléctricos.

En septiembre de 2021 se ampliará la obligación de la nueva etiqueta para bombillas y lámparas, y a partir de 2022 para los aparatos de aire acondicionado y secadoras.

Este nuevo etiquetado comprende siete clases de eficiencia energética, clasificando los aparatos desde la letra A, la más eficiente, a la G, que tiene mayor consumo energético y, por tanto, será menos eficiente.

De este modo, se simplifica y se expone con mayor claridad qué electrodomésticos son más eficientes y cuáles son los mayores consumidores de energía. Además, cada aparato llevará asociado un código QR con toda la información del fabricante relativa a las características del aparato que compra, y una serie de pictogramas para identificar el consumo de agua, la eficiencia de centrifugado o la emisión de ruido, entre otras variables.

Un dato significativo del nuevo etiquetado es la desaparición de las clases A+, A++ y A+++, uno de los factores determinantes para introducir el cambio en el método de ensayo, debido a la saturación de productos disponibles en el mercado con este etiquetado.

De cualquier modo, no habrá una correlación entre la nueva clasificación y la anterior, de modo que un aparato clasificado hasta ahora como A+++ puede pasar a etiquetarse como clase B, C o incluso inferior. El producto de alta eficiencia continuará siendo el mismo, pero variará en función de la aplicación de estas nuevas normas de ensayo.

Esta reclasificación dejará espacio a los nuevos desarrollos tecnológicos en las clases más eficientes (A y B), de manera que los productos tecnológicamente más avanzados cuenten con una clasificación adecuada a su eficiencia energética.