regadío

La Junta aumenta en 200.000 euros las ayudas previstas para la mejora de la eficiencia energética en regadíos

Posted on

regadio

La Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de Extremadura ha aumentado la línea de créditos asignada a la convocatoria de ayudas para la mejora de la eficiencia energética en zonas regables de Extremadura.

Mediante una orden de 6 de noviembre de 2017, se estableció la convocatoria de ayudas, en régimen de concurrencia competitiva, para la mejora de la eficiencia energética en las zonas regables de la región. En ella se establecía  que el importe total de la convocatoria de ayudas será de 5 millones de euros. Para la anualidad del 2018, el importe previsto era de 2,75 millones de euros, y para el 2019 de 2,25 millones de euros.  En el artículo 15 de la citada orden se establece que, estas cuantías podrán incrementarse hasta un 20 % de la dotación inicial, siempre que hayan sido aprobados antes de resolver la concesión de las ayudas.

Esta actuación está cofinanciada por el Fondo Europeo Agrícola para el Desarrollo Rural (FEADER), en un 75 %, dentro del Programa de Desarrollo Rural 2014-2020 dentro del área de ‘Modernización de las infraestructuras de regadío‘.

La Junta ha informado públicamente de la ampliación del crédito asignado a la convocatoria de 2017, por un importe de 200.000 euros, dentro de la aplicación presupuestaria de ‘Ayudas a la modernización y consolidación de regadíos‘. La dotación presupuestaria definitiva para el pago de las subvenciones previstas será de 5,2 millones de euros, de los que 2,75 millones serán en el presupuesto del 2018 y 2.45 millones en el del 2019.

El coste energético sigue siendo muy importante para las explotaciones agrícolas y ganaderas en regadío. Extremadura cuenta  unas 258.000 hectáreas de regadío, de las que unas 180.000 se ubican en la provincia de Badajoz.

Las energías renovables serán las grandes protagonistas de la modernización de 800.000 hectáreas de regadío en toda España

Posted on

regadio

Con los planes de futuros regadíos en Monterrubio de la Serena y Tierra de Barros en fase administrativa avanzada, el uso de las energías renovables en la obtención y distribución del agua en el sector agrario cobra gran importancia. Las energías renovables serán las grandes protagonistas de la nueva revolución que debe acometer el regadío español, que tiene pendiente la modernización de 800.000 hectáreas.

Este objetivo aparece contemplado en la Estrategia Nacional de Regadíos, que supondrá un ahorro de agua de unos 1.100 hm3/año, con una inversión próxima a los 3.000 millones de euros. La superficie regada en España supone sólo un 14% de la superficie agraria útil, contribuye en algo más del 67% a la Producción Final Vegetal y en un 2,4% a Producto Interior Bruto

La directora general de Desarrollo Rural y Política Forestal, Esperanza Orellana, ha destacado el papel de la tecnología y la innovación como elementos clave para garantizar el futuro de una agricultura de regadío sostenible y competitivo durante una Jornada Técnica sobre Eficiencia Hídrica en Agricultura de Regadío.

La agricultura de regadío debe seguir mejorando su eficiencia, para adaptarse a una menor disponibilidad de agua en las cuencas y para cumplir unos condicionantes medioambientales más exigentes, impuestos en el marco de la política ambiental de la Unión Europea.

A pesar de que la superficie regada en España supone sólo el 14% de la superficie agraria útil, esta agricultura contribuye en algo más de un 67% a la Producción Final Vegetal, en un 2,4 % al Producto Interior Bruto del país y emplea a un 4 % de su población ocupada.

Por ello ha insistido en la importancia de avanzar en el uso eficiente del agua mediante la modernización de regadíos que impulsa el Ministerio, y que se contempla en la Estrategia Nacional de Regadíos. Además, ha explicado, el borrador prevé avanzar en las medidas que permitan fomentar el ahorro, como la instalación de contadores de agua inteligentes que permitan hacer un seguimiento continuo y un control efectivo del agua empleada, permitiendo a las Comunidades de Regantes la implantación generalizada de tarifas binómicas o similares que estimulen el ahorro de agua.

En esta línea ha mencionado también la Estrategia de Economía Circular 2030 de la Unión Europea, que contempla la reutilización de aguas regeneradas para la agricultura de regadío, como una gran oportunidad de lograr mayor eficiencia hídrica. A este respecto ha recordado que en España hay 2000 depuradoras que tratan cerca de 4.097 hectómetros cúbicos de aguas residuales, que pueden reutilizarse en agricultura no sólo cómo fuente de agua, sino también como fuente de energía y nutrientes. Y en todas ellas, el uso energético es clave.

La Junta destina 3 millones de euros al fomento de sistemas de riego que ahorren agua y energía con límite de 200.000 euros por beneficiario

Posted on

La fuerte sequía padecida en el año 2017, especialmente dramática para el sector ganadero regional, ha provocado la proliferación de pozos de sondeo en muchos municipios extremeños. Las empresas del sector reconocen que no das abasto ante la fuerte demanda existente tanto para agricultura como para explotaciones ganaderas. Y gran parte de estos pozos de sondeo van asociados al bombeo fotovoltaico del caudal de agua existente.

Extremadura cuenta actualmente con 268.000 hectáreas de regadíos, muy concentradas en las Vegas del Guadiana y también en las comarcas del norte de la provincia de Cáceres. Los regadíos de la región consumen más de 1,2 millones de metros cúbicos de agua al año, más del 60% del consumo total de las disponibilidades de agua existentes, según los últimos datos del Observatorio de la Sostenibilidad.

Una realidad, la de los regadíos asociada al menor consumo de agua y energético, que la Consejería de Medio Ambiente y Rural de Extremadura quiere incentivar con la convocatoria de ayudas para la implantación de sistemas de riego que promuevan el uso eficiente del agua y de la energía en las explotaciones agrarias.

La nueva convocatoria incluye entre sus beneficiarios a personas físicas, a título individual o en régimen de titularidad compartida, así como a personas jurídicas. Se podrá llegar a subvencionar hasta el 40% de la inversión con un límite de 200.000 euros por beneficiario y convocatoria. En el caso de proyectos conjuntos, el límite será aplicado a la totalidad de las inversiones conjuntas, y no sobre la parte que deba ejecutar cada uno de los titulares de las explotaciones afectadas. El importe de la convocatoria de ayudas será de 3 millones, con cargo los presupuestos regionales y la cofinanciación de los fondos FEADER.

La Junta aprueba las ayudas de eficiencia energética para regadíos con un tope de 600.000 euros por beneficiario

Posted on

El regadío extremeño es uno de los sectores que más consumo energético y de agua tienen en toda la región. Y gran parte de los costes de las explotaciones agrarias, cada vez más ajustados por los precios en origen de tomate, maíz, arroz, fruta o tabaco provienen de esos dos gastos.

El Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura ha autorizado la convocatoria de ayudas para la mejora de la eficiencia energética en zonas regables de la Comunidad Autónoma, con una dotación de cinco millones de euros. Estas ayudas contarán con ayudas del 75% del programa europeo FEADER, y estarán destinadas a financiar obras obras e instalaciones de riego, auditorías energéticas y puesta en marcha de instalaciones renovables asociadas a sistemas de riego.

Los beneficiarios de estas ayudas podrán ser 15 comunidades de regantes de zonas regables presurizadas, que sean o bien titulares o gestionan infraestructuras de regadíos ya existentes. Además deben tener su correspondiente derecho de agua y ser reconocidas por la Confederación Hidrográfica correspondiente, en el caso de Extremadura la del Tajo o la del Guadiana, esta última la más importante de la región gracias a los regadíos de las Vegas Altas y Bajas del Guadiana que concentran decenas de miles de hectáreas de tomate para industria, arroz, frutales y maíz sobre todo.

El importe del coste subvencionable podrá oscilar entre los 50.000 y los 750.000 euros por actuación, mientras que el límite máximo de subvención por beneficiario y convocatoria será de 600.000 euros.

Junto con estas ayudas de eficiencia energética, el ejecutivo regional también ha aprobado un decreto sobre ayudas para implantar sistemas de riego de uso eficiente tanto del agua como de la energía en las explotaciones agrarias. Las ayudas no solo están pensadas para explotaciones de regadío sino también para la conversión de explotaciones de secano mediante el uso de sistemas como goteo, microaspersión o aspersión entre otros. En este caso, la inversión subvencionable tiene un tope de 200.000 euros.

También se pretende con estas subvenciones la puesta en riego de explotaciones de secano mediante la implantación de métodos o sistemas eficientes de riego (aspersión, microaspersión, goteo, exudación) que propicien la economía del agua con el fin de mejorar la viabilidad y competitividad de las explotaciones agrarias.

La Junta establece las ayudas para la mejora de la eficiencia energética destinadas a las comunidades de regantes extremeñas

Posted on

La Junta de Extremadura ha probado el decreto por el que se establecen las bases reguladoras de las ayudas para la mejora de la eficiencia energética en zonas regables de Extremadura, una demanda de las  comunidades de regantes.

Según dicho decreto, “el regadío ha experimentado en las últimas décadas una notable transformación como consecuencia de la aplicación de tecnologías de distribución de agua a presión, mejorando la gestión de unos recursos hídricos cada vez más limitados. En las zonas regables presurizadas que llevan implícito el suministro eléctrico, se están presentando en estos últimos años, coincidiendo con la liberación del sector eléctrico y la desaparición de las tarifas de riego, un grave problema como es el aumento del coste de la energía eléctrica, que supone para el agricultor alrededor del 40 % de los costes totales del cultivo. En este coste tiene una fuerte incidencia el término de potencia contratada (incremento del 200 %), lo que hace muy importante la adecuada contratación del suministro eléctrico. En los últimos años el consumo de agua se ha reducido un 20 %, mientras que el consumo de energía se ha incrementado en un 650 %. Asimismo, la evolución de las tarifas eléctrica debe obligarnos a analizar el estado y el funcionamiento mecánico e hidráulico de la red de distribución de agua y determinar el potencial de mejora que se traducirá de forma directa en un importante ahorro de energía”.

Las ayudas que se concederán deben destinarse a la realización de obras e instalaciones, auditorías energéticas así como, inversiones para la generación de energía renovable, siempre que ello suponga el ahorro y eficiencia energética, y el mejor aprovechamiento de la energía en las instalaciones comunitarias de riego. También destacará el uso de energías renovables renovable (fotovoltaica, hidráulica, biomasa y eólica) que se utilicen para la generación de energía eléctrica necesaria.

Podrán ser beneficiarias de estas ayudas las Comunidades de Regantes en zonas regables presurizadas situadas en la Comunidad Autónoma de Extremadura que sean titulares o gestionen infraestructuras de regadíos existentes, dispongan de su correspondiente derecho de agua, y reconocidas por el Organismo de Cuenca.

La infraestructura hidráulica objeto de la operación debe disponer de un sistema adecuado de medición del agua que entra en la misma, ya sea procedente del dominio público hidráulico o de otras infraestructuras, así como, en su caso, del agua que la infraestructura sirve a las explotaciones, mediante contadores en el caso de distribución de agua a presión.  Cuando los proyectos incorporen mejora de eficiencia energética se evaluará el ahorro energético conseguido en kWh y la reducción de emisiones de CO 2.

La Junta de Extremadura presenta a las comunidades de regantes el decreto para reducir su gasto energético

Posted on

El director general de Desarrollo Rural, Manuel Mejías ha presentado a los representantes de la Mesa del Regadío 2020 el decreto para ayudas a la mejora de la eficiencia energética en las distintas comarcas de regadío de Extremadura, tanto en las Vegas del Guadiana de la provincia de Badajoz como en los regadíos de Cáceres.

La Junta de Extremadura quiere que sean los propios usuarios de los regadíos los que analicen dicho decreto y aporten las mejoras que crean oportunas según su experiencia. Para la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agraria y Territorio se trata de seguir manteniendo la idea de “diálogo, participación y transparencia con el sector”.

El decreto para ayudas a la mejora de la eficiencia energética en las zonas regables de la región va a permitir la realización de obras, instalaciones, energías renovables y auditorías energéticas y ahorro y mejor aprovechamiento de la energía en las instalaciones comunitarias de riego.

Los beneficiarios de estas ayudas serán las diferentes Comunidades de Regantes en zonas regables presurizadas de Extremadura que sean titulares o gestionen las infraestructuras de regadíos existentes, que deben tener la concesión de agua y ser reconocidas por el Organismo de Cuenca Hidrográfica correspondiente.

Según Megías, que con este decreto, además de mejorar la eficiencia energética y ahorro de energía, se conseguirán mejorar las condiciones medioambientales y se reducirán significativamente los costes energéticos.

El director general ha precisado que esta Consejería apuesta por seguir modernizando los regadíos, dado que es la clave para el desarrollo rural de nuestros pueblos, que contribuye a “generar riqueza” y “sobre todo” a “evitar” la despoblación de las zonas rurales y “crear empleo” en las mismas.

Para la Consejería de Medio Ambiente y Rural, con este decreto se muestra el “apoyo firme de la Junta por resolver un grave problema de las comunidades de regantes con consumo energético dado que en los últimos años el gasto energético se ha multiplicado como consecuencia de la política energética del Gobierno central”.