regadío

La Junta aprueba 4,3 millones en ayudas de eficiencia energética para las comunidades de regantes

Posted on

regadio1

La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio de la Junta de Extremadura ha dado luz verde a la resolución definitiva de los expedientes de ayudas para la mejora de la eficiencia energética en las comunidades de regantes, por un importe de 4,3 millones de euros. En concreto, la Secretaría General de Población y Desarrollo Rural aprueba las subvenciones a las comunidades de regantes de Río Ardila, Valdecañas, Guadiana, Mérida, Zújar, Talavera la Real, Montijo y Badajoz-Canal de Montijo. La inversión prevista en este proyecto por parte de dichas comunidades de regantes supera los 5,6 millones de euros.

Estas ayudas están destinadas a financiar instalaciones de energías renovables, que conllevan una reducción del consumo energético a partir de fuentes convencionales y, en consecuencia, una reducción de las emisiones de CO2, así como a la sustitución o mejora de equipos y/o instalaciones consumidoras de energía.

De este modo, se contribuye al ahorro y mejor aprovechamiento de la energía en las instalaciones colectivas de riego y al cumplimento de los objetivos internacionales contra el cambio climático, debido a la disminución en las emisiones de CO2 a la atmósfera.

De esta manera, se resuelve la segunda convocatoria que saca la Junta de Extremadura para eficiencia energética en el sector del regadío, mientras que la tercera también está en marcha.

Para la Administración regional, la unión del regadío con las nuevas tecnologías y la lucha contra el cambio climático supone un pilar sobre el que se sostiene el desarrollo rural y las políticas agrarias de la región.

En  Extremadura, los grandes cultivos de regadío, con maíz, tomate para industria, arroz, frutales de hueso, tabaco y los nuevos olivares intensivos y superintensivos especialmente, supone un porcentaje clave de la Producción Final Agraria de la región, además de ser en el caso del tomate y la fruta de hueso los que proporcionan más carga de trabajo durante muchos meses del año.

En los próximos meses, Extremadura encara la recta final de importantes proyectos de regadío en zonas tan destacadas como Tierra de Barros, para facilitar una diversificación de cultivos en torno a la vid, y en Monterrubio de la Serena para reforzar la rentabilidad del cultivo del olivo.

Las ayudas para mejorar la eficiencia energética en las Comunidades de Regantes podrán ser del 80 por ciento del coste subvencionable

Posted on

regadio

Extremadura pasa por ser una de las comunidades autónomas con mayor número de hectáreas de regadío en su agricultura, y sobre todo con un uso más intensivo de las mismas con grandes cultivos  como tomate para industria, maíz, arroz, frutales de  hueso, tabaco, olivar superintensivo y hortícolas como el brócoli o el espárrago blanco. Uno de los principales costes a los que se enfrenta productor de regadío es el energético, debido a su intensivo uso de  energía eléctrica concentrado en muy pocas semanas del año.

Por ello, la  Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio ha hecho públicas en la primera semana de Junio en el  Diario Oficial de Extremadura (DOE) la orden que establece las bases reguladoras de ayudas para la mejora de la eficiencia energética en las comunidades de regantes de la comunidad.

Según la Consejería, “el regadío supone un motor para el desarrollo económico de zonas rurales, que impulsa una agricultura productiva, sostenible, genera empleo y valor añadido, y como señala la Estrategia Europea 2020 su eficiencia energética supone una cuestión clave. Por tanto, con la publicación de estas bases reguladoras se pretende establecer un régimen de concesión de subvenciones para la mejora de la eficiencia energética en las comunidades de regantes extremeñas que contribuyan al ahorro y el mejor aprovechamiento de la energía en las instalaciones colectivas de riego, contribuyendo a la reducción en la emisión de CO2 a la atmósfera”, aseguran desde la administración regional.

Podrán ser beneficiarias de estas ayudas las comunidades de regantes establecidas en zonas regables de iniciativa pública, con infraestructuras presurizadas, y que sean titulares o gestionen infraestructuras de regadíos existentes, dispongan de su correspondiente derecho de agua y estén reconocidas por el organismo de cuenca.

Las inversiones de las comunidades deberán tener como finalidad y consecuencia algunos de los siguientes aspectos: mejora de la eficiencia energética de los sistemas de riego y el ahorro de energía; gestión integral y optimizada de la explotación de la zona de regadío; mejora de las condiciones medioambientales; y/o reducción significativa de costes energéticos.

Entre los costes subvencionables figuran la realización de obras e instalaciones, auditorías energéticas, así como inversiones para la generación de energía renovable, según recoge la orden. El plazo de presentación de solicitudes será de dos meses a contar desde el día siguiente a la publicación de la convocatoria.

Respecto a la cuantía será del 80 por ciento del coste subvencionable, pudiéndose incrementar en los casos señalados en la orden, sin superar el cien por cien del coste subvencionable, ni los 600.000 euros por convocatoria y entidad beneficiaria.

La solicitud se cumplimentará a través de internet, en el portal oficial de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio de la Junta de Extremadura: http://www.juntaex.es/con03/plataformas-arado-y-laboreo

La Junta resuelve las ayudas para la eficiencia energética de siete comunidades de regantes

Posted on

regadio

La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio ha propuesto la resolución provisional de siete expedientes acogidos a la Orden de 8 de marzo, por la que se establece la convocatoria de ayudas para la mejora de la eficiencia energética en las comunidades de regantes, por un importe de cuatro millones de euros.

En concreto, la Secretaría General de Población y Desarrollo Rural agiliza así la tramitación de las subvenciones a las comunidades de regantes de Río Ardila, Guadiana, Mérida, Zújar, Talavera la Real, Montijo y Badajoz-Canal de Montijo.

Estas ayudas van destinadas fundamentalmente a financiar instalaciones de energías renovables, que conllevan una reducción del consumo energético a partir de fuentes convencionales y, en consecuencia, una reducción de las emisiones de CO2, así como a la sustitución o mejora de equipos y/o instalaciones consumidoras de energía.

De este modo, se contribuye al ahorro y el mejor aprovechamiento de la energía en las instalaciones colectivas de riego y al cumplimento de los objetivos internacionales contra el cambio climático, debido a la disminución en las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Según los dato de la Junta, “en  los últimos años el consumo de agua se ha reducido un 20%, mientras que el consumo de energía se ha incrementado en un 650%. Asimismo, la evolución de las tarifas eléctricas debe obligarnos a analizar el estado y el funcionamiento mecánico e hidráulico de la red de distribución de agua y determinar el potencial de mejora que se traducirá de forma directa en un importante ahorro de energía”.

Las tarifas eléctricas asociadas al riego se han convertido en uno de los costes más destacados para la agricultura de regadío extremeña, muy concentrada en las vegas del Guadiana en cultivos como el del tomate para industria, maíz, arroz, fruta de hueso y olivar superintensivo entre otros.