datos de producción

Extremadura volvió a producir más de cuatro veces la energía eléctrica que consumió en 2019

Posted on

tendido electrico

La producción de energía eléctrica se incrementó en Extremadura durante el pasado año en un 0,23 por ciento, respecto a la registrada en el año 2018, por lo que se generaron 21.030 GWh. La demanda de electricidad en la región refleja, tras cinco años de subida ininterrumpida, una contención en 2019 con un descenso del 2,2 por ciento, una disminución que se produce en paralelo al retroceso nacional, que fue del 1,6. El balance eléctrico de Extremadura sigue siendo positivo: la producción supera ampliamente la demanda en un 424%.

Son algunas de las cifras ofrecidas por la consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad, Olga García, en la presentación del Balance Eléctrico de Extremadura, correspondiente al año 2019, y del que se desprende también la participación extremeña en la producción eléctrica nacional el pasado año, que, con un saldo exportador del 76,33 por ciento, supuso el 8,07 por ciento, la sexta en el ranking nacional. Sobre la generación a partir de renovables, Extremadura ocupa el séptimo puesto (4,8%), con un segundo puesto en producción de termosolar, el tercer puesto en fotovoltaica y el sexto en hidráulica.

En cuanto al descenso de la demanda, en palabras de la consejera, “ha influido la progresiva puesta en marcha de medidas de ahorro y eficiencia energética”, así como el menor consumo eléctrico derivado de una actividad productiva menos intensiva en energía que en otros ejercicios anteriores, y un “cambio de paradigma”, traducido en una baja correlación entre la actividad del PIB y una demanda de electricidad.

No obstante, el valor absoluto de la demanda de electricidad fue de 4.959 GWh, que es el cuarto valor más alto de la década. En términos de demanda per cápita el dato es de 4,64 MW/h por habitante, el tercero más alto de la serie histórica.

Según ha detallado la consejera, casi las tres cuartas partes de la electricidad consumida se concentra en cuatro sectores. El principal consumidor es el sector residencial doméstico con el 37,57 por ciento, seguido a mucha distancia por el segundo, el sector de la siderurgia y fundición, con un 13,34 por ciento; el tercero es el comercio y los servicios privados con un 12,21 por ciento y el cuarto, las administraciones públicas, con un 10,78 por ciento.

La casi totalidad de generación no renovable es energía nuclear. Así, la producción de energía nuclear en 2019, con respecto a 2018, ha crecido un 4,02 por ciento, hasta los 16.315 GWh, el segundo valor más alto de la serie histórica.

La producción de renovable –en la que se incluyen las tecnologías hidráulica, solar termoeléctrica, solar fotovoltaica, térmica renovable (biomasa eléctrica y biogás) y, desde 2019, la eólica– disminuyó un 10,53 por ciento, respecto a 2018.

Este descenso se centra sobre todo en la caída de un 52,47 por ciento de la producción eléctrica de centrales hidráulicas, debido al retroceso en las reservas hidráulicas. Olga García ha recordado que “2019 fue un año muy cálido, la AEMET lo califica de ‘muy seco’, y con precipitaciones escasas, un 24 por ciento inferiores a la media histórica”. “Y la producción de energía hidráulica está sujeta a una gran irregularidad temporal, que con la crisis climática se va a ver aún más acentuada”, ha aseverado la consejera.

La tecnología térmica renovable también bajó un 4,19 por ciento. Por el contrario, la tecnología solar termoeléctrica aumentó un 25,02% y la solar fotovoltaica se incrementó un 16,85%. En ambos casos estos incrementos encuentran explicación en que “2019 fue un año buenísimo en la radiación solar”. En fotovoltaica, además, se ha incrementado sustancialmente la potencia instalada, pero “su reflejo en el incremento en la producción se verá mejor en el balance del próximo año, ya que la entrada en servicio se ha producido en los últimos meses del año en su mayor parte”, ha explicado la consejera.

Por primera vez en el mix energético de la región aparece la producción de energía eléctrica a partir de la tecnología eólica con una generación de 91,4 GW/h, procedente del parque de la Sierra del Merengue, en Plasencia.

La caída de la generación de electricidad hidráulica ha hecho que la generación renovable se quede por debajo, aunque por poco, de la demanda. Olga García ha manifestado que “normalmente generábamos más electricidad a partir de renovables que la demanda. Sin embargo, en 2019, como ya ocurrió en 2017, la generación de energía eléctrica a partir de renovables supuso el 93,8 por ciento de nuestra demanda”.

Para la consejera Olga García, “2019 es, sin duda, el año del incremento de la potencia instalada”, pues el parque generador de energía eléctrica en Extremadura aumentó en 722 MW de potencia instalados, un 12,53 por ciento más que el año anterior, motivado por el crecimiento del 19,37 por ciento de las energías renovables.

La energía solar fotovoltaica, que cerró 2019 con un máximo de 1.247 MW de potencia instalada, ha sido la tecnología que más ha incrementado su presencia con un aumento del 121 por ciento respecto a 2018, al ponerse en servicio 683 MW de nueva potencia.

Como consecuencia de esta apuesta, el 68,6 por ciento de la potencia eléctrica instalada en Extremadura procede de fuentes renovables. En 2019 la potencia instalada en España de solar fotovoltaica creció con 4.200 nuevos MW “verdes”; de ellos, el 16,3 por ciento se ubican en plantas fotovoltaicas nuevas ubicadas en Extremadura, entre ellas, la mayor de Europa: la planta Núñez de Balboa, entre Usagre e Hinojosa del Valle.

Extremadura produjo 20.981 Gw/h en 2018 para un consumo interno de 5.057 Gw/h

Posted on

tendido alta tension

La Comunidad de Extremadura volvió a demostrar durante el pasado año 2018 que es la región líder en “exportación de energía eléctrica” hacia otros territorios, ya fueran del resto de España o mercados exteriores. Según el reciente Informe Sobre el Sistema Eléctrico Español 2018 que ha publicado Red Eléctrica de España (REE), la producción eléctrica en la región fue de 20.981 Gw/h durante el pasado año –ligeramente inferior al anterior– para un consumo regional de 5.057 Gw/h, prácticamente similar al del 2017.

Estas cifras muestran que el saldo de intercambio eléctrico en la región fue de 15.882 Gw/h, la energía eléctrica que salió de la Central Nuclear de Almaraz, de las centrales hidroeléctricas, de las termosolares y de las fotovoltaicas en suelo extremeño rumbo a otras zonas de consumo. “Durante el 2018, ocho comunidades autónomas han generado más energía eléctrica de la que han consumido, entre las que destaca Extremadura, donde la energía generada ha sido cuatro veces superior a su demanda. Le siguen Castilla y León y Castilla-La Mancha, que producen casi el doble de la cantidad que necesitan para satisfacer su demanda”, asegura el Informe 2018 de REE. El ratio generación eléctrica/demanda en la región fue del 415% en Extremadura.

Almaraz
El protagonismo de los dos reactores de la Central Nuclear de Almaraz sigue siendo muy importante en el sistema eléctrico regional. Durante el año 2018 generó 15.684 Gw/h sobre el total de los 20.981, en torno al 70% del total que ha llegado a ser del 77% en años anteriores.

Otro punto muy destacado del sistema eléctrico regional, que destaca el Informe 2018 de REE es su modelo sostenible. “Extremadura tiene el mix energético con mayor porcentaje de generación sin emisiones de CO 2 , ya que el 99,7 % de su producción procede de tecnologías libres de emisiones”, asegura sobre la región.

Fotovoltaica y eólica
El año 2018 será el último en el que ya no figure ningún Gw/h de energía eólica extremeño, tras la apertura del primer parque en la Sierra del Merengue en Plasencia, y el que represente el nuevo despegue de la energía fotovoltaica, con grandes proyectos muy avanzados.

El sistema eléctrico extremeño se va haciendo cada vez más renovable. Según los datos del Informe de REE, el 65% de la potencia instalada en la región es renovable: entre hidráulica, fotovoltaica, termosolar y biomasa suman ya 3.727 Mw de potencia. Aunque el dato más llamativo es que la generación de origen renovable en Extremadura ya suma más que el consumo regional anual. En el año 2018, según los datos de REE, la generación renovable sumó un total de 5.202 Gw/h, procedentes de 2.305 Gw/h de la hidráulica, los 1.019 Gw/h de la fotovoltaica, 1.634 Gw/h de las termosolares y los 244  Gw/h de la biomasa. El Informe de REE no recoge aún la producción del primer parque eólico extremeño, que se espera que produzca 155 Gw/h al año.

Según los datos del informe, Extremadura es la tercera región español donde su potencia instalada renovable es mayor sobre el total de su potencia, solo por detrás de Castilla y León y Castilla-La Mancha. Aunque no figura entre las cinco comunidades autónomas donde su generación eléctrica de origen renovable supera el 50% de su total, ya que debido al fuerte peso productor de la Central Nuclear de Almaraz, la renovable solo supone el 25% del total.

La potencia renovable instalada en Extremadura supone el 7,7% del total español, siendo la quinta región española por detrás de Castilla y León, Galicia, Andalucía y Castilla-La Mancha. En el total de la generación renovable española se sitúa el séptimo lugar, con el 5,2% del total español. Esto se explica por el poco peso de la eólica en el total renovable Extremadura –solo un parque de 40 Mw– que contrasta con el gran peso que tiene a nivel nacional: el 49,4% de la energía renovable producida en España en 2018 fue de origen eólico.

Hidráulica
Por tipos de energía, Extremadura es la tercera región española en potencia hidráulica instalada, con el 13,4% del total español, tras Castilla y León y Galicia. Y fue la quinta región española en generación de electricidad de origen hidráulico en el 2018. Salvo que cambie mucho a partir de otoño las precipitaciones, el año 2019 no será bueno para la hidráulica en España.

Mientras, en solar fotovoltaica, a finales del 2018 contaba con 564 Mw de potencia instalada, siendo la tercera región española con el 13,1% del total nacional y un total de 1.019 Gw/h producida en el 2018. Una situación que dará un vuelco muy destacado sobre todo a partir del año 2020, cuando vayan entrando en producción las grandes plantas en construcción, algunas de ellas entre las de mayor potencia de las que actualmente se construyen en toda España. En total, en los próximos meses, serán más de 700 nuevos los Mw de fotovoltaica los que se sumarán a la Red procedentes de más de una decena de plantas.

En el caso de la termosolar, los 849 Mw instalados convierten a Extremadura en la segunda región española, con el 36,9% del total nacional. En el año 2018 se produjeron 1.634 Gw/h. Mientras, la biomasa produjo un total de 244 Gw/h, que en los dos próximos años deberían aumentar sensiblemente cuando estén operativas las plantas actualmente en construcción.

El Informe de Renovables de REE destaca el gran protagonismo de Extremadura en fotovoltaica, termosolar e hidráulica

Posted on Actualizado enn

ero foto termo

Las renovables en España representaban el 46 % de la potencia instalada en el conjunto del parque generador a finales de 2017, al situarse en 48.185 MW. Esta cifra es el resultado de una larga senda de crecimiento que se estabiliza a partir de 2013, con apenas una pequeña variación del 0,6 % en los últimos cinco años, según los datos del Informe de Renovables de REE del año 2017.

Por comunidades autónomas, la mayor parte de la potencia renovable instalada en España se ubica en Castilla y León, Galicia, Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura, que concentran más de la mitad de la potencia renovable nacional. Dentro de estas comunidades, Castilla León y Castilla-La Mancha destacan por su elevada cuota de renovables, más del 70 % de su potencia instalada.

Por comunidades autónomas, Castilla-La Mancha es actualmente la comunidad con más potencia solar fotovoltaica instalada con casi un 20 % del total nacional, seguida muy de cerca por Andalucía y algo más lejos por Extremadura y Castilla y León. Solo estas cuatro comunidades concentran el 61 % de la potencia fotovoltaica instalada en España. Por el lado contrario, destacan las comunidades de la cornisa cantábrica todas ellas por debajo del 1 % respecto al conjunto nacional, según los datos del Informe de Renovables del REE para 2017.

En el caso de la solar térmica tan solo seis comunidades tienen este tipo de instalaciones, siendo Andalucía la comunidad con más potencia instalada seguida por Extremadura, acumulando entre ambas el 80 % de la potencia total instalada de esta tecnología.
Por Comunidades Autónomas, Castilla y León es la región con más potencia eólica instalada, más de un 24 % de toda la potencia nacional, seguida de Castilla-La Mancha, Galicia y Andalucía. Solo estas cuatro comunidades suponen el 70 % de la potencia eólica instalada en España.

Por comunidades autónomas, Castilla y León es la comunidad con más potencia hidráulica instalada con casi un 26 % de toda la potencia nacional, ya que alberga en exclusividad la cuenca del Duero, la segunda más importante de la península Ibérica. Le sigue Galicia con casi el 22 % del total nacional, aglutinando gran parte de la cuenca Norte, que es la más importante por potencia instalada que abarca también Asturias, Cantabria y parte del País Vasco. Extremadura cuenta con el 13% de la potencia hidráulica instalada del país.

En cuanto a la generación de 2017, las renovables condicionadas por la escasa generación hidroeléctrica descienden respecto al año anterior un 16,3 % hasta los 84.505 GWh, la producción más baja desde el año 2009. Asimismo, las renovables reducen su cuota en el conjunto de la generación al 32,1 %, frente al 38,4 % del año anterior. En el sistema eléctrico peninsular, que representa casi el 95 % de la generación nacional, la cuota de renovables se situó en 2017 en el 33,7 %.

Este descenso de generación renovable en 2017 se ha visto compensada por una mayor producción de origen térmico con centrales de carbón y ciclos combinados, lo que ha tenido como consecuencia un incremento de las emisiones de CO 2 del 17,9 % respecto al año anterior.

La eólica sigue siendo la tecnología renovable más relevante en el mix de generación nacional, suponiendo un 18,2 % de la producción total, lo que la sitúa en segundo lugar tras la nuclear. Respecto al resto de fuentes de origen renovable, esta tecnología supone por sí sola casi el 57 % de toda la producción renovable.

En comparación con el resto de países europeos, España se ha situado en 2017 en sexta posición en volumen de generación renovable. En cuanto a la cuota de renovables respecto a la generación total, España se mantiene por encima de la media de un grupo de países europeos de los que se dispone datos de una serie de varios años, en los que también se observa una evolución positiva motivada por los objetivos establecidos por la Unión Europea en materia de renovables y emisiones.