BIOMASA Y BIOGÁS

La planta de biomasa de Ence Energía en Mérida se somete a información pública para la revisión de su autorización ambiental

Posted on

La Junta de Extremadura, a través del Servicio de Prevención y Calidad Ambiental de la Dirección General de Sostenibilidad de la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad, somete a información pública la revisión de la autorización ambiental integrada de la planta de biomasa de Ence Energía Extremadura, SLU, ubicada en el término municipal de Mérida (Badajoz). Se trata de una de las dos plantas de biomasa que actualmente se encuentran en funcionamiento en la región, junto con la Acciona en Miajadas (Cáceres). La planta de biomasa de Ence Energía Extremadura, SLU, de Mérida cuenta con Declaración de Impacto Ambiental (DIA) formulada mediante Resolución de 6 de mayo de 2011, de la Dirección General de Medio Ambiente. 

Dicha planta tiene como actividad principal la producción de energía eléctrica. La instalación está constituida por una caldera de combustión de biomasa con una potencia térmica de 71,15 MWt. Esta caldera está diseñada para la generación de 20 MW de electricidad por medio de un turbogenerador, mediante el procesamiento de aproximadamente 180.000 toneladas de biomasa de origen agrícola, más residuos forestales en un 60% y 40% respectivamente, así como de residuos de la industria alimentaria (huesos de aceituna y orujillo proveniente de almazara). Según de la propia empresa, dicha infraestructura y potencia le permiten alcanzar una producción anual de 160 millones de kWh/año.

La obtención de la energía eléctrica se lleva a cabo a través de la combustión en una caldera de parrilla móvil. Los humos de la combustión se hacen circular por el cuerpo propiamente dicho de la caldera para ceder su energía calorífica al agua/vapor que circula por los tubos del precalentador, calderín de generación de vapor y sobrecalentador, de este modo el agua de alimentación que entra en la caldera cambia de fase y alcanza las condiciones necesarias para entrar en el cuerpo de la turbina a 90 bares de presión y 480 º C de temperatura para generar energía mecánica en el eje de la turbina que conecta con el eje del alternador que permitirá la generación de energía eléctrica. Existen instalaciones auxiliares para llevar a cabo el proceso de generación de energía eléctrica.

La planta cuenta con una captación de agua superficial del río Guadiana para sus procesos. Existen varios flujos de aguas residuales generadas; aguas de proceso (aguas de purga de ciclo agua – vapor, purga sistemas de refrigeración), aguas residuales fecales, aguas pluviales y de limpieza y baldeos, aguas de regeneración de resinas, etc. Vertiéndose algunas de ellas tras la depuración y adecuación del efluente a los condicionantes establecidos en un único punto de vertido.

A finales del año pasado, Ence acordó la venta del 49% de su negocio de energía al fondo de inversión Ancala Partners por 223 millones de euros. Además de  un cobro potencial adicional de hasta 134 millones de euros durante los próximos 8 años que está vinculado al éxito en el desarrollo de su cartera de proyectos de energía renovable. Ence conserva el 51% de los demás activos de generación con biomasa, como el de la planta de Mérida, y suman 266 MW más la cartera de proyectos para desarrollar (405 MW entre biomasa y solar fotovoltaica).

La normativa europea prohibirá desde enero de 2022 la venta e instalación de estufas de leña o pellets sin diseño ecológico

Posted on

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno de España ha publicado en su página web una aclaración sobre la venta e instalación de estufas de leña o pellets que afecta a los aparatos de calefacción local de combustible sólido, que son básicamente todas las estufas y hogares de potencia igual o inferior a 50kW. Y que tiene que ver con la normativa europea para la reducción de emisiones de dióxido de carbono.

La Directiva de Ecodiseño (Erp) es una norma europea de obligado cumplimiento encaminada a cumplir los protocolos internacionales de reducción de emisiones de dióxido de carbono. Está dirigida básicamente a fomentar el empleo eficiente de combustibles de origen renovable y a reducir emisiones de gases de efecto invernadero. Esta normativa estipula que los equipos fabricados en Europa –o que se vayan a instalar en territorio europeo– deben cumplir unos requisitos mínimos referidos a la eficiencia energética y emisiones de partículas al ambiente, monóxido de carbono, compuestos orgánicos gaseosos y óxidos de nitrógeno.

Según aclara la asociación AVEBIOM, respecto a la comercialización y puesta en servicio habrá que tener muy en cuenta sus artículos tres y ocho.

Artículo 3-Requisitos de diseño ecológico y calendario. Los aparatos de calefacción local de combustible sólido deberán cumplir los requisitos de diseño ecológico establecidos en el anexo II a partir del 1 de enero de 2022.

Artículo 8-Disposiciones transitorias. El reglamento publicado en 2015 permite hasta el 1 de enero de 2022 la comercialización y entrada en servicio de aparatos de calefacción local de combustible sólido que sean conformes con las disposiciones nacionales vigentes.

Por tanto, se interpreta que, a partir del 1 de enero de 2022, no se permitirá ni la venta al consumidor final (comercialización) ni la instalación de aparatos (entrada en servicio) que no cumplan el Reglamento (UE) 2015/1185.

Respecto a la excepción contemplada en el apartado e) del Artículo 1 apartado 2 para productos para el calentamiento del aire, se entiende que las estufas y hogares insertables de leña o pellets son aparatos para la calefacción local de combustible sólido, tal y como se establece en el Artículo 2, apartado 1) sobre definiciones, y no productos para calentar el aire según la definición del Artículo 2 apartado 8.

La directiva de ecodiseño 2009/125/UE viene desarrollada por dos reglamentos y los requisitos definidos son de obligado cumplimiento por parte de fabricantes y/o importadores para poder introducir sus productos en el mercado de la Unión Europea.

Reglamento 2015/1189 de diseño ecológico aplicable a las calderas de combustibles sólidos con una potencia calorífica nominal igual o inferior a 500 kW, incluidas las integradas en equipos combinados compuestos por una caldera de combustible sólido, calefactores complementarios, controles de temperatura y dispositivos solares. Los requisitos establecidos aplicarán a partir del 1 de enero de 2020.

Reglamento 2015/1185 de diseño ecológico aplicable a los aparatos de calefacción local de combustible sólido. Los requisitos establecidos aplicarán a partir del 1 de enero de 2022 con una potencia calorífica nominal igual o inferior a 50 kW.

La alta eficiencia en la combustión de los equipos alimentados con pellets de madera asegura una emisión reducida tanto en partículas como es los distintos gases de efecto invernadero (compuestos orgánicos gaseosos, monóxido de carbono y óxidos de nitrógeno). Sabedores de ello, los reglamentos relativos a ecodiseño restringen las emisiones en mayor medida en este tipo de equipos. Por tanto, al instalar estufas o calderas alimentadas con pellets, aparte de disfrutar de sus ventajas como pueda ser su eficiencia o ahorro económico, estás minimizando la emisión de contaminantes.

La Junta de Extremadura quiere aumentar hasta un 50% las ayudas para el fomento de la biomasa de origen forestal

Posted on

El director general de Política Forestal, Pedro Muñoz Barco, ha puesto en valor las líneas de ayudas de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio destinadas a potenciar el fomento de la biomasa de origen forestal en Extremadura y ha anunciado que en próximas convocatorias se incrementarán hasta el 50% algunas de las subvenciones destinadas a tal fin, tras la modificación solicitada del Programa de Desarrollo Rural.

Pedro Muñoz Barco se ha referido a la convocatoria de tres líneas de ayudas que inciden en potenciar la biomasa forestal, dos de las cuales se han destinado a la adquisición de nueva maquinaria y equipos o su renovación con casi dos millones de euros, que han supuesto una inversión de seis millones de euros, dedicando la mayor financiación a la compra de astilladoras. La tercera línea de ayudas se ha destinado a subvencionar la construcción o rehabilitación de pequeñas infraestructuras en los montes.

Así lo ha expuesto durante la inauguración del webinar ‘Modelo de gestión sostenible del mercado de la biomasa forestal en circuito corto’, organizado por la Asociación Extremeña de la Energía, en el marco del proyecto europeo ‘Promobiomase’, que ha contado con la representación de las principales comarcas forestales de la región (Hurdes, Gata y la Siberia).

En este foro también han participado representantes de la industria transformadora de la madera para biomasa, empresas de trabajos forestales y los colegios profesionales del sector, a quienes Pedro Muñoz ha detallado otras medidas implementadas por el departamento que dirige, como el Plan Forestal de Extremadura, que según prevé se aprobará en 2022, tras ser debatido con el sector, a fin de establecer una estrategia consensuada para la biomasa forestal en montes públicos de la región.

También se trabaja desde la Agenda del Cambio, con auditorías energéticas y otras acciones en las Hurdes, en zonas afectadas por el nematodo del pino, así como en el monte público Ventosillas de Alía, actuaciones que servirán para recopilar resultados y “ver si es ventajoso” para el desarrollo de la biomasa el tipo de contratos rubricados.

Además, Muñoz Barco ha detallado que del 4º inventario forestal nacional para Extremadura y los recientes vuelos LIDAR, se desprende que la biomasa forestal total (no la disponible) es de 91 millones de toneladas de biomasa aérea seca en 2 millones de hectáreas con arbolado forestal.

Al respecto, ha destacado como dato “más relevante” la estimación del crecimiento anual de la biomasa seca total en Extremadura en 1,8 millones de toneladas, al tiempo que ha observado que ello “no quiere decir que toda esa biomasa esté disponible”, ya que hay que tener en cuenta que solo en las dehesas se produce más de 1 millón de esas toneladas.

El director general ha explicado que de la superficie total de la región debe considerarse terreno forestal el 68 por ciento, lo que supone 2.831.651 hectáreas, de las cuales casi 2 millones son arboladas, de acuerdo al borrador del Plan Forestal de la Comunidad y la definición del concepto monte de la Ley Agraria de Extremadura.

Además, ha recordado que 250.457 hectáreas están bajo la gestión de la Administración Regional Forestal, distinguiendo entre los montes de la Comunidad, los montes declarados de utilidad pública, así como los montes de entidades locales y de particulares consorciados o conveniados.