BIOMASA Y BIOGÁS

La Junta emite declaración desfavorable para una plantación de 20 hectáreas de Paulownia en Helechosa de los Montes

Posted on

La Dirección General de Medio Ambiente de Extremadura ha emitido un informe de impacto ambiental desfavorable para el proyecto de concesión de aguas superficiales para plantación de Paulownia en una superficie de 20 hectáreas  en el término municipal de Helechosa de los Montes (Badajoz), cuyo promotor es Joana Inversiones Generales, S.L.

Según la Declaración, “se trata de un proyecto y de una actividad por tanto, que afecta negativamente a valores presentes en la zona, y que resultaría incompatible con la conservación de los valores naturales existentes. Es por ello, que el proyecto va a ocasionar efectos significativos sobre el medio ambiente, y dado que no existen medidas protectoras, correctoras ni complementarias que puedan evitar o minimizar dichos impactos detectados”.

Se ha solicitado a través de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, en su oficina de Ciudad Real, la evaluación ambiental del proyecto de concesión de aguas superficiales para el riego del cultivo leñoso citado con un caudal de 6,472 l/s y un volumen máximo anual de 70.000 m³, procedentes del Embalse de Cíjara, situado a escasos metros.

La Paulownia  es una especie de crecimiento rápido, que posee gran capacidad de rebrote de cepa y cuyos pies se pueden cortar cada tres años para uso en cultivos energéticos, o en turnos más largos para uso en ebanistería. El árbol tolera gran diversidad de suelos siempre que el nivel freático se encuentre a más de dos metros de profundidad y el terreno no sufra encharcamientos. No se concreta el marco de plantación o densidad, pero siguiendo datos del documento ambiental presentado, estaría en torno a los 400-600 pies por hectárea. Tiene unos requerimientos hídricos de 750 mm al año. Este tipo de cultivo es utilizado para biomasa.

La solar fotovoltaica y la biomasa acaparan más del 70% de las solicitudes de ayudas de energía renovable de la Junta de Extremadura

Posted on

La Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Junta de Extremadura ha recibido un total de 1.124 solicitudes para energías renovables y ahorro y eficiencia energética. De este total, 856 corresponderían a proyectos de energías renovables y 268 de ahorro y eficiencia energética. Según la directora general de Industria, Energía y Minas, Olga García, el balance de la convocatoria es “satisfactorio”.

Como novedad, en esta partida se han incluido las ayudas para instalación de energía fotovoltaica de autoconsumo –donde se ha agotado el crédito disponible para las empresas- como las de aprovechamiento de residuos para generar calor y electricidad (biogás).La convocatoria de subvenciones asciende a 5,7 millones de euros. La gran parte de las peticiones recibidas han sido de empresas, autónomos y particulares y en menor medida de ayuntamientos.

La tecnología que ha tenido mayor volumen de demanda es la solar fotovoltaica con 493 solicitudes seguida de la biomasa con 303 solicitudes, seguida de la aerotermia con 32 solicitudes, la solar térmica con 17, la geotermia con 6, el biogás con 4 y la hidrotérmica con una solicitud.

La directora general ha destacado especialmente la respuesta recibida para la línea de energía solar fotovoltaica para autoconsumo. “Esto demuestra que la convocatoria ha sido una herramienta eficaz frente al miedo del impuesto al sol que existe en la calle. A pesar de que el autoconsumo es rentable por sí mismo, sin necesidad de ayudas, hemos tratado de paliar, de manera transitoria y excepcional, ese efecto disuasorio del impuesto que ha frenado su expansión en Extremadura y en el resto de comunidades autónomas”, ha asegurado.

En el caso de la línea de ayudas para ahorro y eficiencia energética, la demanda por parte de ayuntamientos ha sido más alta, con 51 solicitudes sobre el total demandado.

Antes de acabar el 2017 está prevista que la Junta de Extremadura presente una nueva convocatoria de este tipo de ayudas, que cuenta con fondos europeos FEDER.

Javier Cuenca Torres (AGF Ingeniería de Procesos): “Queremos plantas de biogás propias, como la que haremos con Green Fuel en Los Santos de Maimona”

Posted on

Entrevista con
Javier Cuenca Torres
Responsable de Desarrollo de Proyectos de AGF Ingeniería de Procesos

¿En qué momento se encuentra el plan de expansión de AGF en el sector del biogás?

Nos hemos especializado en el desarrollo de plantas de biogás de nueva generación y alta eficiencia, con tecnología propia. Para nosotros ha sido muy importante entrar como ingeniería en el mercado de Reino Unido con un grupo inversor y también desarrollar varios proyectos en el norte de España. Ahora estamos centrados en el que va a ser nuestro primer proyecto en Extremadura, que acometeremos con la empresa Green Fuel al lado de su planta de biodiésel en Los Santos de Maimona. Es el modelo que queremos desarrollar: plantas propias o con socios con los que compartamos sinergias. Para controlar la operación y gestión de la planta y sacarla su mejor provecho.

¿Qué características singulares va a tener la planta de biogás de Los Santos de Maimona?

Se trata de un proyecto pionero en muchos aspectos a nivel internacional ya que se trata de aprovechar un subproducto como la glicerina que genera la planta de biodiésel junto con otros subproductos de la industria agroalimentaria de la zona para suministrar a la planta de Green Fuel su energía térmica. De esta forma también se conseguirá reducir la huella de carbono de la planta con lo que mejorará el precio del biocombustible para su venta. El resto de materias primas que usaremos puede ser desde gallinazas hasta subproductos de la industria cárnica. La única condición es que sea biodegradables. No vale cualquier residuo.

Actualmente estamos cerrando los acuerdos y creando la sociedad. El proyecto con Green Fuel es un magnífico ejemplo de economía circular ya que un residuo como son los aceites usados valdrán para generar un producto que a su vez suministrará energía a la planta, cerrando el círculo. Lo que es un problema se convierte en una solución.

¿Qué capacidad de producción va a tener la planta?

En equivalente eléctrico estaríamos hablando de 1,5 Mw y de unos 3 Mw totales. Nuestra filosofía como empresa pasa por invertir mucho en I+D. Somos muy competitivos en I+D privada y aplicada porque creemos que es el futuro. Por ejemplo en la planta de Burgos en la que estamos, hemos conseguido reducir al máximo y hacer casi invisibles lo que antes eran grandes tanques en las plantas de biogás que en un polígono no tendrían ubicación.

¿Siendo tan potente el sector ganadero y agrario en Extremadura porqué se ha desarrollado tan poco el biogás?

Creo que es sobre todo un problema de concepción. Una planta de biogás solo con purines del cerdo es inviable. Nosotros siempre hacemos un mix de subproductos para cada planta. Por ejemplo, en la planta de Zaragoza cambiamos semanalmente la materia prima. Es diferente en el norte de Europa donde los cultivos agroenergéticos están muy primados. Aquí por la climatología no puedes tener maíz ensilado o hierba en abundancia. De esta forma podemos conseguir también picos de energía cuando el cliente lo necesita por su consumo. Hay que adaptarse.

¿El futuro del biogás pasa por conseguir darle un valor añadido para facilitar su consumo?

Es lo que estamos haciendo en la planta de Zaragoza donde llegamos en 2014 al borde del cierre y que va a aumentar ahora su capacidad. Llevaremos el biogás generado a 4 Km a una industria cercana. Eso supone darle un valor añadido al biogás, que no tiene que limitarse a la cogeneración eléctrica sino que tiene que ser capaz de comprimir, licuar y vender el biogás generado para quien lo quiera lo pueda comprar. De esta forma se amplía el potencial.

Vuestra empresa tiene su sede no muy lejos de Tierra de Barros, zona de gran actividad agrícola ¿Tiene potencial esta comarca para futuros proyectos?

En el sector del biogás el mayor factor limitante es que existan residuos suficientes y de forma constante en una determinada zona porque la logística resulta clave. No podemos irnos lejos a por los subproductos.

Empresarios alemanes promueven una plantación de 40 hectáreas de Paulownia para biomasa forestal en Alburquerque

Posted on

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La empresa Paulownia 24 S.L., con sede social en la localidad alicantina de Denia, cuyos administradores únicos son los alemanes Heiko Worm Rudolf y Michaela Worm-Herzner, promueve una gran plantación de Paulownia de 40,37 hectáreas en la finca La Galga en la localidad pacense de Alburquerque. La empresa alicantina, que fue constituida en agosto del 2015, tiene como objeto social la prestación de servicios forestales además de los productos de la madera.

La Paulownia es un árbol de rápido crecimiento que está siendo muy utilizado en biomasa forestal. En Extremadura existen algunas plantaciones más en municipios como Alvarado y Riolobos. El Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (Cicytex) lleva varios años estudiando las posibilidades de crecimiento y el comportamiento agronómico de la Paulownia en la comunidad extremeña.

Según la documentación aportada en la tramitación de la autorización ambiental, está proyectada la plantación de un clon híbrido de Paulownia elongata y P. Fortunei, que cuenta con certificado de la Generalitat Valenciana. El objetivo de dicha plantación es para obtención de madera y biomasa forestal.

El marco de plantación será de 4×4 metros a tresbolillo, siendo por tanto 625 plantas/ ha. Se colocará el riego por goteo, que consistirá en sacar derivaciones de las líneas primarias y después las ramificaciones para la colocación de goteros. En el proyecto está previsto el acondicionamiento de caminos existente, la creación de nuevos accesos a zona de plantación y la  construcción de una nave de 112 metros cuadrados para almacén de maquinaria agrícola.

La biomasa térmica instalada en Extremadura en la última década alcanza los 400 Mw

Posted on

Planta de biogás agroindustrial en Fuente de Cantos (Badajoz)
Planta de biogás agroindustrial en Fuente de Cantos (Badajoz)

Por Juan Jesús Ramos Llorente
Responsable Técnico del  ONCB-AVEBIOM (Observatorio Nacional de Calderas de Biomasa de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa)

La cercanía de la oferta de biomasa y de los proveedores a los usuarios o potenciales usuarios incrementa el grado de confianza sobre esta renovable, reduce la huella de carbono y por tanto, ayuda a tener una percepción de la misma como alternativa energética mucho más real, cercana y segura.

Este es un hecho contrastable en los últimos años, también en la Comunidad Autónoma Extremeña, donde numerosos centros de ferretería y bricolaje, empresas de materiales de construcción y otros comercios, disponen ya de biocombustibles en sus lineales principales para la venta al por menor de pellet en los sacos de 15 Kg, leña en sacas de 1 m3 o bolsas de briquetas. Para cantidades más grandes, nos encontramos con un grupito empresas locales como Imener, Marle, Biomasa Pellet o Copaex que distribuyen a domicilio sacos en palet y granel en camiones cisterna.

Esta facilidad en la adquisición del biocombustible está extendiendo poco a poco que el usuario doméstico este adquiriendo estufas o calderas de biomasa para dotar de calefacción a muchas viviendas que no disponían de ella, o donde la calefacción era eléctrica o de gasóleo.

Además, el apoyo económico de la Administración Autonómica en estos dos últimos años, con las convocatorias de subvenciones para actuaciones en energías renovables en Extremadura, están propiciando un notable avance en el número de instalaciones para el uso doméstico. Así, en la convocatoria 2.014-15 se habían tramitado 324 nuevos expedientes y en la actual convocatoria 2015-16 el número de solicitudes aprobadas ha sido de 84, con una inversión en estas dos últimas campañas de 1,3 millones de euros.

Para impulsar también el mercado de la biomasa simplificando la logística de distribución, dos empresas extremeñas: Marle y Gestiona Global, han desarrollado un surtidor automático de biomasa, que han denominado “Biomasolinera”. El primer prototipo, ubicado en Gévora (Badajoz), es capaz de suministrar de manera automática varios formatos de biocombustibles, ya sean pellets, astillas o huesos de aceituna, funcionando como un autoservicio. El cliente elige el producto que quiere, la cantidad que necesita y todo ello, desde un punto cercano a su lugar de residencia.

Si la facilidad de acceso a la biomasa es importante para generar confianza, para la industria es fundamental. Durante estos últimos años, se han puesto en funcionamiento varios centros logísticos de acopio y acondicionamiento de biomasa (CLB) en formato astilla, localizados en diversos municipios de la Comunidad. Por su capacidad destacan el de la empresa Exver-Foresa en Navalmoral de la Mata y el de la empresa Marle en Gévora (Badajoz). Entre ambos, podrían suministrar 170.000 tm de astilla de alta calidad, lo que equivale a unas 55.000 toneladas equivalentes de petróleo.

A nivel agroindustrial, después de los secaderos de tabaco y de las almazaras, sería interesante la incorporación progresiva de la industria del secado del pimentón y la industria del tomate, entre otros.

Es la hora de la apuesta de la Administración por la biomasa. Existen segmentos de usuarios públicos de gran consumo de calor o frío, como hospitales y ambulatorios, residencias geriátricas, piscinas climatizadas, edificios administrativos, colegios e institutos, centros cívico-sociales, etc., que son objetivos prioritarios. Algunos, incluso, unidos mediante una red de tuberías conformando las llamadas Calefacciones de Distrito o Redes de Calor.

Las posibilidades son grandes y se observa un interés creciente por parte de muchos colectivos ciudadanos y de un nutrido grupo de alcaldes. En este sentido, nos encontramos con casos interesantes como los desarrollados en los municipios pacenses de Almendral (realizado por las empresas Imener y Air Cool de Climatización) o de Monterrubio de la Serena (llevado a cabo por la empresa Instalaciones Eléctricas Hidalgo), donde ya disponen de Redes de Calor abastecidas con un biocombustible local, el hueso de aceituna.

Sobre la base de los datos recogidos en el Observatorio Nacional de Calderas de Biomasa [ONCB], gestionado por AVEBIOM, se ha establecido un gráfico de las estimaciones de potencia instalada con biomasa en los últimos 10 años en Extremadura. Su valor acumulado a 2015, cercano a los 400 MW térmicos, sitúa a Extremadura en un meritorio quinto puesto en el ránking de las CC.AA., detrás de Andalucía, Castilla y León, Cataluña y Galicia. Respecto al ratio de potencia por habitante, Extremadura está a la cabeza con un valor de 0,36, todavía muy por debajo de valores que superan 1,5 kW/hab, que tienen territorios del centro y norte de Europa.

La empresa extremeña Grupo Izavi, ha puesto en funcionamiento la primera planta de biogás agroindustrial de Extremadura, en la localidad de Fuente de Cantos (Badajoz). Dicha instalación ha sido diseñada y ejecutada para funcionar en modo aislado y en régimen de autoconsumo eléctrico y térmico para abastecer a una explotación ganadera de porcino de 350 madres reproductoras en régimen intensivo. Esta planta modular, construida para una potencia eléctrica neta de 10 kWe y una potencia térmica de 20 kWt, se abastece de los purines que genera la granja. Hasta la entrada en funcionamiento de esta planta, únicamente funcionaba la planta de biogás de vertedero del E.D.A.R. de Almendralejo (Badajoz), que con una potencia de 320 kWe genera calor para calentar el digestor y electricidad que autoconsume en la propia instalación.

Monterrubio de la Serena usa hueso de aceituna de sus olivares para su red de calor

Posted on

red-calor-monterrubio

Por
Cosme Segador Vegas, Director de la Agencia Extremeña de la Energía
y Daniel Encinas Martín, Coordinador Técnico de la Agencia Extremeña de la Energía

La red de calor con biomasa impulsada por el Ayuntamiento de la localidad en colaboración con la Agencia Extremeña de la Energía (Agenex), usando como combustible hueso de aceituna de la zona, ha abierto el camino al futuro nuevos desarrollados.

Una red de calor centralizada es un sistema de distribución de calor a través del cual, a partir de una central de generación de energía térmica y mediante un sistema de conducciones aisladas térmicamente, hacer llegar la energía calorífica necesaria para la calefacción y el agua caliente sanitaria a varios edificios.Los componentes principales de una red de calefacción centralizada son, por tanto, la central de generación de energía térmica, la red de distribución y las estaciones de intercambio térmico con los edificios a los que se quiere suministrar energía.

La implantación de redes centralizadas presenta una serie de ventajas en este sentido:

-Son sistemas mas eficientes energéticamente que permiten reducir la potencia total instalada debido a una mejor gestión de la producción y transmisión de la energía y a un mayor rendimiento de los equipos.

-El aumento de rendimiento lleva aparejado un beneficio medioambiental en términos de una menor emisión de gases de efecto invernadero, sobre todo cuando el combustible utilizado procede de una fuente renovable como es la biomasa.

Desarrollo local sostenible
Monterrubio de la Serena
es una localidad situada en la zona más oriental de la provincia de Badajoz,  con  unos 2.500 habitantes, y de fama reconocida por su industria del aceite de oliva. En este entorno en el que la agroindustria es la principal actividad económica, el ayuntamiento ha llevado a cabo una iniciativa consistente en la construcción de una red de calor centralizada que da servicio a varios edificios públicos próximos entre sí utilizando como combustible huesos de aceituna procedentes de las cooperativas locales.

Durante el desarrollo del proyecto se ha pretendido hacer uso del concepto de “desarrollo local sostenible”, recurriendo a empresas de la zona para ejecutar la instalación y para el suministro de biomasa, que en este caso es hueso de aceituna suministrado por una de las cooperativas olivareras de la localidad.

La instalación central de generación se encuentra en el Edificio Antiguo del Colegio Nuestra Sra. de la Consolación de la localidad y las estaciones de intercambio térmico se encuentran en cada uno de los restantes edificios a los que se les suministra energía los cuales se ubican en un radio de 100 m aproximadamente.

Para la generación de energía térmica, se ha optado por la instalación de dos calderas de Biomasa, una de 225 kW y la otra de 150 kW de potencia, capaces de modular la potencia de generación, lo que supone una potencia total para los generadores de calor de 375 kW. Estas calderas suministran energía térmica a un depósito de inercia que la almacena para atender demandas punta y facilitar un menor número de arranques y paradas de las calderas mejorando su eficiencia. Por otra parte, las subestaciones ubicadas en cada uno de los edificios disponen también de su propia acumulación. En total, la acumulación instalada es de 7.800 litros, con 2.800 litros en las subestaciones de intercambio de los edificios y 5.000 litros en la acumulación central.

Ahorro económico
La red de calor con biomasa de Monterrubio de la Serena es la mayor y única en cuanto a potencia instalada se refiere en Extremadura y, dado su carácter demostrativo y ejemplarizante, unido a los ahorros económicos obtenidos, puede dar lugar a otras instalaciones de este tipo en la región. Al tratarse de una instalación mediante biomasa, las emisiones globales de CO2 son neutras lo que supone del orden de 55,31 ton de CO2/año  evitadas.

En relación con el ahorro económico derivado del menor coste del hueso de aceituna  comparado con los combustibles fósiles utilizados (precio del hueso de aceituna medio: 2 c€/kWh) éste se encuentra en el entorno de los 13.500 euros anuales aproximadamente.

La cooperativa Tabaco de Cáceres amplia sus calderas de biomasa para curar 2,3 millones de kilos en Jarandilla de la Vera

Posted on

hojas tabaco

El sector productor de tabaco sigue siendo el más activo de la región en apostar por la biomasa. El último ejemplo es el de la sociedad cooperativa Tabaco de Cáceres que va a ampliar su centro colectivo de curado de tabaco en rama en Jarandilla de la Vera para doblar su capacidad con más del doble de calderas de biomasa.

El proyecto consiste en la ampliación de un centro de curado de tabaco (Virginia), en el que se desarrollan los procesos de recepción de tabaco verde, llenado de contenedores, pinchado de tabaco en dichos contenedores, secado de tabaco en los secaderos, descarga y selección del tabaco seco y empaquetado del tabaco seco en cajas con el mismo peso.

Con la ampliación que se proyecta, el centro de curado de tabaco pasará de tener una capacidad de tratamiento de 1.024.000 kg (64 secaderos) a 2.304.000 kg (144 secaderos) de tabaco por campaña. La campaña tiene una duración aproximada de 4 meses.

La planta actual, que cuenta con informe de impacto ambiental (IA10/01476), se compone de 64 secaderos de tabaco y cuatro calderas de biomasa. La planta definitiva tras la ampliación estará compuesta por 144 secaderos y 9 calderas de biomasa en unas instalaciones de 4,27 hectáreas en el polígono de Jarandilla de la Vera.

Ilustración: J.C. Florentino