CIDE destaca que el 88% de la potencia instalada de energía renovable en España se ubica en el medio rural

Posted on

Los términos rural y renovable están muy unidos. CIDE, la Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica que engloba a cerca de 200 compañías distribuidoras de energía eléctrica de toda España, ha elaborado el Observatorio de Descarbonización Rural, una iniciativa para medir y dar visibilidad al papel del medio rural en la estrategia de transición energética 2030-2050. Una radiografía de la contribución y potencial de la “España vaciada” a un futuro descarbonizado, de acceso público para cualquier ciudadano.

El Observatorio surge fruto de la estrecha vinculación de las empresas de CIDE con el mundo rural y la convicción de que el medio rural está llamado a desempeñar un papel indispensable en el proceso de descarbonización de la economía, pues alberga gran parte del potencial de generación renovable nacional, además de presentar las condiciones idóneas para su desarrollo. El Informe, que recoge los resultados del trabajo realizado durante el primer año del Observatorio, tendrá una periodicidad anual y ha sido realizado en colaboración con la consultora Deloitte mediante recopilación de información pública, encuestas -usuarios domésticos y empresas del ámbito rural- y otros datos estadísticos aportados por empresas privadas durante el año 2020.

Gerardo Cuerva, presidente de CIDE aseguró en la presentación del Observatorio que “en CIDE creemos en que es posible otra manera de suministrar energía, acercando a la población rural todas las ventajas de la digitalización y la transición energética. Hay que impulsar que los pueblos y pequeñas localidades de España, no solo no queden atrás de esta transformación, sino que sean una parte activa y esencial de la misma. La transición a una energía limpia nos permite un modelo económico sostenible, donde se abren oportunidades de creación de empleo, equidad y cohesión territorial”.  

El estudio centra el análisis en varios de los ecosistemas que marcan la hoja de ruta hacia la descarbonización en España: la concienciación y cohesión ciudadana, el grado de desarrollo del vehículo eléctrico, el autoconsumo, el almacenamiento eléctrico, la electrificación y eficiencia de otros usos energéticos y la generación eléctrica libre de emisiones.

-Exportadoras de energía. Los resultados del primer año de actividad del Observatorio evidencian la necesidad de tomar acciones concretas en el corto y medio plazo que garanticen la inclusión del medio rural en el proceso de descarbonización. Una de las principales conclusiones del estudio es que, pese a ser exportadoras de la energía eléctrica renovable que se consume fundamentalmente en zonas urbanas, actualmente las zonas rurales no disponen de los suficientes medios para electrificar su economía y aprovechar sus beneficios. Estos datos lo demuestran:

-El 32% de la energía consumida en España en 2020 es de origen renovable y rural y en torno al 88% de la potencia instalada de energía renovable en España se encuentra ubicada en el medio rural. Pero el consumo eléctrico en los hogares rurales es inferior en más de un 20% con respecto a la media española.

-Respecto al vehículo eléctrico, la falta de infraestructura de recarga pública que conecte municipios en las zonas rurales podría estar frenando su penetración con una implantación en el ámbito rural 4 veces inferior al del ámbito no rural. Sin medidas incentivadoras, se estima que casi 7 millones de vehículos en zonas rurales no participarían en este cambio.

-En el autoconsumo, las condiciones favorables de los hogares rurales, no se están traduciendo en una mayor penetración de instalaciones. El estudio muestra que apenas un 4% de los usuarios domésticos rurales disponen de instalaciones de autoconsumo, y sólo un 5% se plantea su instalación en el corto o medio plazo.

-En el ámbito del almacenamiento eléctrico, el despliegue es todavía muy incipiente. Según el estudio, solo un 2% de los usuarios domésticos y un 9% de las empresas disponen de él.

Naturgy invertirá 57 millones de euros en el segundo parque eólico de Extremadura y en su tercera planta fotovoltaica en la Comunidad

Posted on

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, y el presidente de Naturgy, Francisco Reynés, acompañados del alcalde de Plasencia, Fernando Pizarro, y la consejera de Transición Ecológica y Sostenibilidad, Olga García, han presidido el acto de puesta de primera piedra del parque eólico Merengue II y de la planta fotovoltaica Puerta del Jerte, que la compañía energética construirá en el municipio cacereño de Plasencia.

Ambos proyectos de generación de energía renovable suponen una inversión global próxima a los 57 millones de euros, que permitirán a la compañía energética sumar 80 MW a los 62 MW que ya tiene en instalados (Parque eólico Merengue I, en operación, y fotovoltaica de Miraflores, en fase pruebas) y a los 50 MW en construcción (fotovoltaica Las Jaras de Badajoz), en Extremadura.

En el acto de primera piedra, también participaron el director general de Renovables, Nuevos Negocios e Innovación de Naturgy, Jorge Barredo, el director general de Sostenibilidad, Reputación y Relaciones Institucionales, Jordi Garcia Tabernero, y el director general de Industria de la Junta de Extremadura, Samuel Ruiz, junto a otros representantes de Naturgy y de las administraciones extremeñas.

Merengue II es el segundo parque eólico de la Comunidad, y Puerta del Jerte es la tercera planta fotovoltaica que Naturgy construye en Extremadura. La construcción de los dos proyectos permitirá crear más de 860 empleos directos e indirectos.

Estas dos nuevas instalaciones producirán más de 189 GWh/año de energía, lo que equivale al consumo eléctrico anual de 54.500 viviendas. Asimismo, permitirán desplazar el uso de otras fuentes de generación eléctrica convencional, contribuyendo a reducir más de 120.000 toneladas de CO2 al año. Durante la vida útil de ambos proyectos, estimada en 30 años, se evitará la emisión de más de 1,8 millones de toneladas de CO2 al año.

Durante su intervención, Reynés destacó el objetivo de Naturgy para triplicar su potencia instalada en energías renovables en el horizonte del año 2025. “Extremadura ha demostrado que tiene un firme compromiso con la transición energética y ha apostado claramente por avanzar en la instalación de energía eólica y solar, por eso también es estratégica para Naturgy y es aquí donde nuestra compañía concentra más nuevos proyectos renovables de España”, señaló el presidente de Naturgy.

Por su parte, el presidente de Extremadura, Fernández Vara explicó que “Extremadura está convirtiéndose en un referente en materia de energías renovables, y en este proceso de cambio tiene la suerte de contar con cooperadores necesarios como Naturgy”.

Con un total de 11 aerogeneradores, y una inversión aproximada de 41 millones de euros, el parque eólico Merengue II tendrá una potencia de 50 MW. Producirá anualmente 127,9 GWh, y evitará la emisión anual de cerca de 81.500 toneladas de CO2.

Por su parte, la planta fotovoltaica Puerta del Jerte constará de 77.868 módulos, y supondrá una inversión aproximada de 16 millones de euros. Con una potencia de 30 MW, generará 62GWh al año, evitando la emisión de casi 39.500 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Además de las dos instalaciones de Plasencia cuya primera piedra se puso hoy, la multinacional energética está construyendo otra fotovoltaica, Las Jaras, situada en los términos municipales de La Albuera y de Badajoz, con una potencia instalada de 50 MW. Esta instalación producirá aproximadamente 122,9 GWh/año de energía, lo que equivale al consumo eléctrico anual de más de 35.200 viviendas, y evitará la emisión a la atmósfera de cerca de 78.300 toneladas de CO2 al año.

Además, la fotovoltaica Miraflores, en el término municipal de Castuera (Badajoz), está ya en pruebas y entrará en operación antes de finalizar el año. Esta planta tiene una potencia instalada de 22 MW y producirá alrededor de 47 GWh al año de energía, lo que equivale al consumo eléctrico anual de más de 13.500 viviendas.

Naturgy tiene también en distintas fases de tramitación administrativa otros proyectos, que suman otros 450 MW. Por un lado, las plantas solares fotovoltaicas de Los Naipes, Los Naipes II y El Encinar I, situadas en el término municipal de Badajoz, que cuentan con una potencia instalada de 50 MW cada una y cuyo inicio de construcción está previsto antes de finalizar el año. Por otro lado, la planta fotovoltaica de Campo de Arañuelo, entre los términos municipales de Aldeacentenera y Torrecillas de la Tiesa. Esta instalación es, con 300 MW, la de mayor potencia que la compañía está tramitando actualmente en nuestro país.

Extremadura supera en junio las 3.400 instalaciones de autoconsumo con 44 Mw de potencia instalada

Posted on

Para el fuerte crecimiento de las energías renovables llegue verdaderamente a los clientes finales, sean particulares o empresariales, el autoconsumo es la clave. Aunque antes de la subida de los precios en origen de la energía ya estaba incrementándose de forma destacada, ha sido cuando en los últimos meses ha tomado velocidad de crucero. Las propias empresas del sector aseguran que las peticiones de consultas y de las instalaciones en firme han crecido de forma exponencial. A lo que han ayudado también las líneas de ayudas puestas en marcha por las distintas administraciones. Los datos de la evolución en los últimos meses en Extremadura lo ejemplifican.

Según datos de la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad, en el primer semestre del año 2022 se han sumado  las mismas instalaciones que en todo el año 2021 completo. Hasta superar las 3.400 instalaciones con 44 Mw de potencia instalada. Esta cifra representa crecimientos por encima del 200%. En el 2021 la región sumó 1.183 nuevas instalaciones de autoconsumo, para alcanzar un total de 1.747 con un total de 27,6 Mw. Del total de nuevas instalaciones, el 85% corresponden a hogares, frente al 11,1% a empresas y el resto a distintas administraciones públicas.

Aunque hay que tener en cuenta que hasta finales del 2021, la potencia instalada era pareja entre hogares y empresas, pese al mucho mayor número de instalaciones particulares. En los dos últimos años, uno de los sectores empresariales más activos en autoconsumo ha sido el de las industrias agroalimentarias, uno de los mayores consumidores de energía de la región.

A partir de la entrada en vigor del Real Decreto 244/2019, de 5 de abril, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo de energía eléctrica, se produce un gran incremento en la potencia instalada, prácticamente multiplicando en 2020 por 7 el valor de 2019, y multiplicando en 2021 por 11 respecto a ese mismo año.