Luis Puchades (Ludan Renewable Energy España): “Si Extremadura fuera una región alemana tendría como mínimo 30 ó 40 plantas de biogás agroindustrial”

Posted on

luis puchades mayo 2018 (1)

Entrevista con
Luis Puchades
Director de Ludan Renewable Energy España

Luis Puchades tiene una larga experiencia en el sector del biogás en España, con importantes proyectos realizados. Es vicepresidente de AEBIG, Asociación Española de Biogás.

¿En qué momento se encuentra el proyecto de Bioenergías de la Sierra de Gata y que características finales tendrá?

El proyecto está ahora mismo detenido. Está costando muchísimo sacarlo adelante pues hasta la fecha los inversores lo han encontrado complejo. La inexistencia de un marco de apoyo a la generación de energía (ni electricidad ni biometano) no ayuda, y el negocio de la gestión de residuos es de difícil bancabilidad ya que no hay confianza en mantener flujos regulares de entrada de residuos a largo plazo. Es una auténtica lástima, pues hay mucha gente en Extremadura y en Moraleja que se han preocupado por sacarlo adelante.  Se sigue trabajando para llevar el proyecto adelante.

Ante la nueva transición energética que se plantea, ¿qué grandes retos tiene planteados el sector del biogás en España?

El biogás antes o después tendrá un peso similar al de otros países europeos. El principal reto del biogás agroindustrial en España es despegar. No es un problema ni de tecnología, ni de materia prima, ni de empresas capacitadas para construir estas plantas. Es un problema de viabilidad económica asociada a un marco que hasta la fecha ha sido muy negativo, combinando la ausencia de incentivos con una elevada fiscalidad (impuesto de hidrocarburos, impuesto de autoconsumo, impuesto a la generación eléctrica) y una política medioambiental no suficientemente estricta. No se puede competir con la aplicación de lodos y otros residuos directamente a campo. Pero esta situación también parece que está a punto de terminar.

El biogás agroindustrial es clave en otros países europeos ¿en España y en Extremadura también lo pueden y deben ser según tu experiencia?

Si Extremadura fuera una región alemana, italiana o inglesa es fácil que hubiera como mínimo 30 o 40 plantas de biogás agroindustrial. Es una cuestión de tiempo que las haya, en cuanto haya un marco un poco más favorable para la generación de biogás. Conozco bien España en cuanto a su potencial para hacer biogás y he tenido la fortuna de construir proyectos en 7 comunidades autónomas distintas, y le indico que pocas tienen el potencial agrícola de Extremadura.

Extremadura cuenta con grandes industrias agroalimentarias, por ejemplo en tomate concentrado y cárnicas. ¿Estas industrias tienen que pensar más en el uso de procesos de biogás y cogeneración para ir hacia modelos de residuo Cero?

El residuo cero no lo dará el biogás, ya que es únicamente una digestión anaeróbica. Ni más ni menos. Ayuda a reducir olores, emisiones y carga orgánica. Ahora bien, si se combina la digestión con las tecnologías para producir fertilizantes comerciales a partir de los digestatos, entonces sí que podemos convertir los residuos en auténticos recursos, e ir hacia el modelo de Residuos Cero. Este es el camino del biogás: economía circular, energía renovable y biofertilizantes.

¿Cómo ha cambiado  en los últimos años la tecnología para la producción de biogás y asociada a ella la producción de energía  eléctrica de su actividad?

Probablemente los mayores desarrollos tecnológicos de los últimos años están asociados a las tecnologías de procesado del biogás para alcanzar riquezas equivalentes al gas natural (upgrading) y en el procesado de digestatos para producir fertilizantes sólidos y líquidos. La tecnología continúa avanzando y mejorando al ritmo impuesto por los países europeos, que es donde se construyen plantas. En España hay mucha I+D interesante, pero le falta el apoyo de un mercado auténtico que permita aterrizar los desarrollos.

Iberdrola acredita con blockchain que la energía suministrada y consumida es 100% renovable

Posted on

ibedrola parque eolico maranchon - guadalajara
Parque eólico de Maranchón en Guadalajara

Iberdrola ha culminado un proyecto que contribuirá a acelerar el proceso de descarbonización al acreditar con tecnología blockchain que la energía suministrada y consumida por el cliente es 100% renovable. Esta primera experiencia de acreditación del origen renovable de la energía suministrada en tiempo real se ha desarrollado con la entidad financiera Kutxabank, que ha podido trazar la procedencia de la energía suministrada por Iberdrola, desde el activo de generación hasta el punto de consumo.

La energía renovable ha sido generada por los parques eólicos de Oiz (Vizcaya) y Maranchón (Guadalajara, Castilla-La Mancha) y la central hidroeléctrica de San Esteban (Orense, Galicia) y el consumo de energía limpia, procedente de estos activos, ha sido realizado en las sedes de Kutxabank y Cajasur, en el País Vasco y Córdoba.

La tecnología blockchain permite asignar de forma ágil los activos que suministraran energía al punto de consumo e, incluso, establecer una jerarquía de prioridades en las fuentes de origen. Asimismo, elimina intermediarios ya que los contratos inteligentes bajo los que se trabaja se autoejecutan cuando las dos partes cumplen lo firmado, simplificando así el proceso, eliminando costes y favoreciendo la privacidad.

Con esta iniciativa, se aceleran y automatizan los procesos de certificación de energía renovables, se obtiene un mayor grado de trazabilidad de la certificación y más transparencia y seguridad en la transacción, que queda registrada en la plataforma de forma inamovible, de tal forma que todas las partes pueden auditar sus resultados.

La Estrategia Energética en Edificios Públicos de la Junta comenzará este año en los hospitales de Mérida y Plasencia

Posted on

hospital panel

La Administración regional se ha tomado muy en serio el ahorro y la eficiencia energética que se puede lograr en sus instalaciones, oficinas y dependencias, especialmente los que tienen que ver con la actividad sanitaria y educativa. La Estrategia Energética en Edificios Públicos de la Administración Regional de Extremadura 2018-2030, pretende lograr ahorros de 15,5 millones de euros anuales en el año 2030, según estimaciones de la Consejería de Economía y Educación.

En la actualidad hay 747 centros públicos dependientes de la Administración autonómica, de los cuales la mayor superficie corresponde al conjunto de centros educativos, sanitarios y adscritos al SEPAD. El número de centros sobre los que es posible realizar actuaciones para reducir la demanda energética es 705.

Precisamente en los centros sanitarios y los adscritos al SEPAD, que son los más dependientes del consumo energético, es donde se espera conseguir mayores índices de eficiencia energética e incrementar la sostenibilidad en menor tiempo. El conjunto de actuaciones se iniciarán en 2019 con la reforma integral de los centros sociosanitarios de Mérida y Plasencia, que supondrá una inversión de más de cinco millones de euros.

La Estrategia se enmarca en la Estrategia de Economía Verde y Circular 2030, por lo que prioriza el uso de recursos renovables autóctonos e impulsa un nuevo modelo, junto con la progresiva implantación de sistemas de optimización de consumo energético.

De hecho, la Estrategia aúna 59 actuaciones, que movilizarán un total de 229 millones de euros para la construcción y renovación del parque de edificios de la Administración regional. De la inversión global que se movilizará hasta 2030, parte de la cual procederá de fondos europeos, 15,6 millones de euros estarán vinculados a actuaciones transversales de sensibilización, modelo económico e I+D + i  y el resto: 213, 4 millones de euros irán destinados a actuaciones directamente relacionadas con la transformación de los edificios.

Los hospitales y los centros residenciales del SEPAD es donde más energía se consume, al estar en funcionamiento 24 horas durante 365 días al  año con una reducción estimada de gastos del 66%, para lo que será precisa una inversión del 43 por ciento del total contemplado en la Estrategia Energética en Edificios Públicos de la Administración  Regional de Extremadura 2018-2030.

La Administración trabajará sobre los envolventes de los edificios y las puertas y ventanas, tanto con remodelación como con instalación de nuevos elementos para evitar fugas de climatización.

Por otro lado la adaptación de los centros supondrá, junto con las actuaciones sobre las coberturas y aislamiento, la instalación de nuevas calderas y dispositivos, así como sistemas inteligentes y bases de datos para la gestión del consumo y la eficiencia energética.

Cambio Energético publica una guía con consejos sobre la compra e instalación de estufas de pellets

Posted on

estufas pellets

La empresa extremeña  Cambio Energético, especializada en ahorro energético y renovables, ha publicado una práctica Guía de consejos sobre las estufas de pellets, para orientar al cliente sobre todo lo que tiene que tener en cuenta antes de comprarla.

Una estufa de pellet es algo mucho más serio que lo que pueda parecer una chimenea tradicional. Se trata de un aparato de combustión bastante sofisticado cuyo diseño persigue, ante todo, la mayor eficiencia al menor coste. Y lo consigue. El secreto de su éxito radica en su combustible: los pellets, unas pequeñas piezas hechas de restos prensados de virutas de madera y otros materiales de reciclaje vegetal con un altísimo poder calorífico, mínimo consumo y cero emisiones de CO2.

Pura eficiencia
Al tratarse de material prensado, el porcentaje de humedad de la madera de pellet es residual (por debajo del 8%), lo que aumenta la potencia calorífica de este tipo de estufas. Dicha potencia se calcula según el coeficiente de eficiencia de combustión, es decir, qué cantidad del material que se combustiona se transforma realmente en energía. Dependiendo de modelos y marcas, las estufas de pellets ofrecen entre un 75-90% de eficiencia, un porcentaje mucho mayor al de, por ejemplo, las chimeneas tradicionales.

Bajo coste
Como ocurre con los sistemas de autoconsumo de paneles solares y otras energías renovables, una estufa de pellets supone para el usuario una inversión inicial. Sin embargo, y también de forma similar a lo que ocurre con los sistemas fotovoltaicos, la alta durabilidad de los equipos, el mínimo mantenimiento que precisan y el precio del combustible (un kg. de pellet ronda los 0.25€) permiten un retorno de esa inversión en un tiempo muy rápido y unos porcentajes de ahorro en la factura de la luz que ronda el 40-60% con respecto a la energía convencional. Las estufas de pellets son, como toda inversión en energía renovable, una decisión inteligente.

Poco mantenimiento
Alimentar una estufa de pellets es un juego de niños. Basta con recargar el depósito de pellets -o, en su caso, la tolva- a medida que se vaya consumiendo el material. La alta eficiencia del aparato supone también que la generación de residuos es mínima, sobre todo si la comparamos con las chimeneas convencionales, y eso significa menos dolores de cabeza. Sólo es necesaria una ligera limpieza periódica para que la ceniza acumulada en el cenicero y las válvulas caiga en el depósito correspondiente. Nada más fácil para mantener la estufa en óptimas condiciones.

Espacio
A la hora de adquirir una estufa de pellets, es fundamental conocer bien el espacio que se quiere calefactar y elegir una estufa que tenga la potencia adecuada. Si la estufa es demasiado grande, el usuario tenderá a fijar la combustión a nivel bajo para evitar el exceso de calor, lo que supone un gasto innecesario de combustible y mayor polución. Por el contrario, una unidad demasiado pequeña podría no proporcionar calor suficiente. Para evitar ambos escenarios merece la pena pensar en una fórmula sencilla: utilizar 1Kw de potencia máxima por cada 10m2 de superficie a calefactar. Siempre puede ir también a la propia ficha técnica de la estufa, que nos dará pistas sobre el volumen máximo para la que está diseñada.

Tipos de estufa de pellet
El mercado ofrece una gran variedad de diseños y prestaciones en las estufas de pellet pero tres son los tipos fundamentales de este tipo de electrodoméstico:

-De aire: las más básicas, pero también las más ecológicas y eficientes. Tienen una característica fundamental, y es que, además del pellet, estas estufas admiten otro tipo de residuos naturales como la cáscara de almendra o los huesos de aceituna. Las estufas de aire reparten el calor por la estancia donde estén situadas y caldean las zonas adyacentes. La mayoría cuenta con un display donde poder regular la intensidad y la temperatura de la estufa.

Canalizables: Son muy similares a las estufas de aire, pero con la peculiaridad de que cuentan con un ventilador adicional que impulsa el aire caliente, permitiendo que pueda calefactarse la habitación donde está ubicada la estufa y también una estancia que esté contigua a la misma.

De pellet hidro o termoestufas: son quizá las más completas. Tienen la particularidad de que, además de calefactar la estancia en la que se instale, puede conectarse al circuito de radiadores de la vivienda, con lo que se benefician todas las demás zonas del hogar. Suelen incluir una función de auto-apagado ante cualquier anomalía del sistema.

Un sistema seguro
Hablando de anomalías del sistema, las estufas de pellet son muy seguras y suelen incorporar sistemas de aviso ante un eventual mal funcionamiento. En cualquier caso, merece la pena tener en mente un número de recomendaciones para evitar problemas. Entre ellas, las típicas de unidades calefactoras: evitar cubrir la estufa con objetos que sean inflamables y situar la unidad en un lugar que no esté excesivamente recargado de muebles u otros objetos. Más específica de las estufas de pellets es la necesidad de contar con una salida de humos al exterior. Crear dicha salida es, sin embargo, muy sencillo. Suelen utilizarse unos simples tubos de acero de unos 80mm, muy fáciles de instalar. También es importante que la estufa cuente con una “T” para la limpieza de los conductos y evitar posibles obstrucciones.

Cómo instalar
La instalación de una estufa de pellets es muy sencilla y no requiere de conocimientos previos de electricidad (las estufas se alimentan en una toma convencional de 220v). En cualquier caso, y para que no haya ninguna duda, hemos creado un tutorial muy fácil donde podréis aprender a instalar vuestra estufa paso a paso. Para ello, hemos contado con un verdadero gurú de la ecología y buen amigo nuestro, Renato Álvarez, de “El Eco Huerto de Renato”. En este breve vídeo, Renato deja por un momento los consejos que nos ofrece día a día sobre horticultura y ecología y se pone manos a la obra para instalar una estufa de pellets desde el principio.

Pedro Fresco, especialista en el mercado eléctrico: “La combinación de autoconsumo y almacenamiento va a alterar la relación entre la red eléctrica y el consumidor”

Posted on Actualizado enn

Pedro Fresco

Entrevista con
Pedro Fresco
Autor de “El futuro de la energía en 100 preguntas

Pedro Fresco, especialista en el mercado eléctrico y gasista y experto de la Universidad Internacional de Valencia, ha presentado recientemente su libro “El futuro de la energía en 100 preguntas”.

¿Hacia dónde va a cambiar el mundo energético en los próximos años según tu libro “El futuro de la energía en 100 preguntas“?

En el libro sostengo que hay tres idea clave que van a marcar el futuro de la energía. La primera es que la energía del futuro será renovable, pasando de un modelo de energías con base fósil a un modelo basado en las energías alternativas. La segunda idea es que el futuro es eléctrico, es decir, iremos hacia una sustitución de combustibles por electricidad, electrificando el transporte, la climatización, etc. Y, finalmente, la tercera idea clave es que el futuro de la energía será descentralizado, yendo a un modelo en el que no serán sólo las grandes centrales las que generarán la energía sino que también lo haremos nosotros mismos, convirtiéndonos en prosumidores.

Hasta no hace mucho las empresas eléctricas eran las grandes protagonistas del sector. ¿Ahora también lo son los propios clientes que puede convertirse en sus propios productores?

Efectivamente, esa es una de las claves del futuro. No es que las grandes centrales o los grandes generadores vayan a desaparecer, van a seguir existiendo porque el sistema eléctrico y ciertas actividades los necesitan, pero progresivamente iremos sustituyendo parte de esa generación centralizada por una descentralizada, propia. Y esto es algo que va a suceder en el consumidor doméstico pero también en el sector servicios o las empresas industriales.

¿Hasta qué punto el autoconsumo y la posibilidad del almacenamiento de energía con baterías va a cambiar el mundo energético?

Va a cambiarlo radicalmente. El almacenamiento, a nivel de grandes centrales o de sistema eléctrico, es lo que nos va a permitir prescindir progresivamente de las centrales térmicas e ir hacia un sistema eléctrico 100% renovable. Pero, además, la combinación de autoconsumo y almacenamiento a nivel de consumidor final va a alterar la naturaleza de la relación entre la red eléctrica y el consumidor.

Con sistemas de autoconsumo y almacenamiento económicamente competitivos, la mayoría de consumidores finales van a poder ser casi autosuficientes o, incluso, muchos podrán plantearse desconectarse de la red eléctrica, sobre todo una vez tengamos “baterías móviles” que serán nuestros vehículos eléctricos. La red ofrecerá ventajas, como vender o compartir la energía producida, pero habrá quién no las necesite. Cómo se ajustará todo es aún incierto, pero lo que es seguro es que en un par de décadas será muy distinto.

¿La movilidad eléctrica total, con el fin de los combustibles fósiles en la automoción en algunas décadas, qué necesita para ser viable?

Viable técnicamente ya es a nivel de vehículo particular, transporte de mercancías ligeras o transporte público urbano. En otros ámbitos, como la aviación, el transporte marítimo o el transporte internacional por carretera, todavía no lo es. El campo que me parece más complicado es la aviación, donde probablemente habrá que optar por alternativas como el hidrógeno, que en cualquier caso también sería renovable.

En todo caso, el campo de la movilidad eléctrica está evolucionando muy rápidamente. Cada año los nuevos modelos tienen más autonomía y las baterías son más baratas, y esa tendencia continuará en el futuro. En muy pocos años, los utilitarios eléctricos serán más competitivos que los vehículos de combustión gracias a sus menores costes variables y de mantenimiento. En cuanto eliminemos la frontera psicológica de la autonomía, que superaremos con una infraestructura de recargas rápidas adecuada, la revolución del vehículo eléctrico será imparable.

El coste energético es clave para muchos pequeños negocios (pymes, cooperativas, comercios, hostelería…). ¿Puede bajar sensiblemente en los próximos años el precio de la energía? ¿De qué dependerá más?

Hoy en día las energías renovables más maduras, la eólica y la solar fotovoltaica, son las energías que pueden generar electricidad a precio más bajo, así que su progresiva implantación debería hacer bajar el precio de la electricidad. Sin embargo, estas energías tienen un hándicap, que son intermitentes, y por tanto a partir de cierto grado de implantación será necesario complementarlas con almacenamiento u otras renovables no intermitentes que pueden ser más caras. Como aún no hemos llegado a ese punto no sabemos si en ese momento el precio de esas renovables y de ese almacenamiento encarecerá el recibo. Yo soy optimista y creo que en menos de una década tendremos sistemas de almacenamiento combinados con energías intermitentes que serán más baratos que cualquier alternativa fósil.

Eso es para la electricidad, sin embargo para el resto de energías (gas natural, gasóleo, gasolina, etc.) la tendencia será al encarecimiento. La lucha contra el cambio climático va a obligar a desincentivar su uso, algo que probablemente vendrá mediante su incremento de precio vía impuestos. Ya hay algunas propuestas en ese sentido, que pretenden aumentar la imposición sobre los combustibles y bajarla sobre la electricidad, para facilitar esa electrificación.

En todo caso quiero dejar un mensaje optimista. La posibilidad de autogenerar nuestra propia energía a precios cada vez más baratos nos va a permitir reducir nuestros costes energéticos. Una gestión cada vez más inteligente de la energía, las mejoras en la eficiencia energética y la nueva realidad a la que nos llevará ser prosumidores también operarán en nuestro interés. Si nos movemos con los tiempos, este nuevo paradigma será positivo para las empresas y abrirá muchas oportunidades de negocio que hoy ni siquiera somos capaces de vislumbrar.

El Informe de Renovables de REE destaca el gran protagonismo de Extremadura en fotovoltaica, termosolar e hidráulica

Posted on Actualizado enn

ero foto termo

Las renovables en España representaban el 46 % de la potencia instalada en el conjunto del parque generador a finales de 2017, al situarse en 48.185 MW. Esta cifra es el resultado de una larga senda de crecimiento que se estabiliza a partir de 2013, con apenas una pequeña variación del 0,6 % en los últimos cinco años, según los datos del Informe de Renovables de REE del año 2017.

Por comunidades autónomas, la mayor parte de la potencia renovable instalada en España se ubica en Castilla y León, Galicia, Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura, que concentran más de la mitad de la potencia renovable nacional. Dentro de estas comunidades, Castilla León y Castilla-La Mancha destacan por su elevada cuota de renovables, más del 70 % de su potencia instalada.

Por comunidades autónomas, Castilla-La Mancha es actualmente la comunidad con más potencia solar fotovoltaica instalada con casi un 20 % del total nacional, seguida muy de cerca por Andalucía y algo más lejos por Extremadura y Castilla y León. Solo estas cuatro comunidades concentran el 61 % de la potencia fotovoltaica instalada en España. Por el lado contrario, destacan las comunidades de la cornisa cantábrica todas ellas por debajo del 1 % respecto al conjunto nacional, según los datos del Informe de Renovables del REE para 2017.

En el caso de la solar térmica tan solo seis comunidades tienen este tipo de instalaciones, siendo Andalucía la comunidad con más potencia instalada seguida por Extremadura, acumulando entre ambas el 80 % de la potencia total instalada de esta tecnología.
Por Comunidades Autónomas, Castilla y León es la región con más potencia eólica instalada, más de un 24 % de toda la potencia nacional, seguida de Castilla-La Mancha, Galicia y Andalucía. Solo estas cuatro comunidades suponen el 70 % de la potencia eólica instalada en España.

Por comunidades autónomas, Castilla y León es la comunidad con más potencia hidráulica instalada con casi un 26 % de toda la potencia nacional, ya que alberga en exclusividad la cuenca del Duero, la segunda más importante de la península Ibérica. Le sigue Galicia con casi el 22 % del total nacional, aglutinando gran parte de la cuenca Norte, que es la más importante por potencia instalada que abarca también Asturias, Cantabria y parte del País Vasco. Extremadura cuenta con el 13% de la potencia hidráulica instalada del país.

En cuanto a la generación de 2017, las renovables condicionadas por la escasa generación hidroeléctrica descienden respecto al año anterior un 16,3 % hasta los 84.505 GWh, la producción más baja desde el año 2009. Asimismo, las renovables reducen su cuota en el conjunto de la generación al 32,1 %, frente al 38,4 % del año anterior. En el sistema eléctrico peninsular, que representa casi el 95 % de la generación nacional, la cuota de renovables se situó en 2017 en el 33,7 %.

Este descenso de generación renovable en 2017 se ha visto compensada por una mayor producción de origen térmico con centrales de carbón y ciclos combinados, lo que ha tenido como consecuencia un incremento de las emisiones de CO 2 del 17,9 % respecto al año anterior.

La eólica sigue siendo la tecnología renovable más relevante en el mix de generación nacional, suponiendo un 18,2 % de la producción total, lo que la sitúa en segundo lugar tras la nuclear. Respecto al resto de fuentes de origen renovable, esta tecnología supone por sí sola casi el 57 % de toda la producción renovable.

En comparación con el resto de países europeos, España se ha situado en 2017 en sexta posición en volumen de generación renovable. En cuanto a la cuota de renovables respecto a la generación total, España se mantiene por encima de la media de un grupo de países europeos de los que se dispone datos de una serie de varios años, en los que también se observa una evolución positiva motivada por los objetivos establecidos por la Unión Europea en materia de renovables y emisiones.

Iberdrola completa la digitalización de sus redes de distribución en Extremadura con 322.000 contadores inteligentes

Posted on

iberdrola extremdura

Iberdrola ha concluido el proceso de digitalización de su red de distribución en Extremadura, con la instalación de más de 322.000 contadores digitales, tras invertir 37 millones de euros.

En España, con una inversión acumulada de 2.000 millones de euros, el proyecto Star ha instalado 10,7 millones de contadores digitales y la infraestructura que los soporta y ha adaptado alrededor de 90.000 centros de transformación en España, a los que ha incorporado capacidades de telegestión, supervisión y automatización.

Con este proceso de transformación de las redes hacia una infraestructura inteligente avanza en su estrategia de transición energética y contribuye a la descarbonización de la economía, mejorando la eficiencia de la red, optimizando la gestión de la demanda y favoreciendo la integración de más renovables y la movilidad eléctrica.

De esta forma, también, se responde a las nuevas tendencias en la relación con sus clientes, que demandan productos y servicios más personalizados y una gestión más activa de cómo consumir electricidad.

Con la digitalización de la red, el consumidor de electricidad puede conocer en tiempo real, entre otros datos, sus curvas de consumo, así como la demanda de potencia máxima, o la forma en la que se distribuye el consumo de energía eléctrica, lo que permite hacer un uso más eficiente de la electricidad, decidiendo el tipo de tarifa que se adapta mejor a su perfil y modo de vida.

Iberdrola emplea estándares internacionales y robustos algoritmos de cifrados de máxima seguridad que garantizan la autenticación, confidencialidad y privacidad de cada uno de sus equipos digitales, mediante identificaciones únicas de usuario y contraseña. Además, los contadores digitales emplean claves criptográficas de alta seguridad, de acuerdo a estándares internacionalmente, que permiten que los paquetes de datos salgan cifrados y autenticados.

Una red automatizada y digitalizada tiene un efecto muy positivo sobre la eficiencia en el servicio y la calidad de suministro al disminuir las incidencias y su duración. Asimismo, se dispone de más información que permite detectar fraudes y conseguir minimizar las pérdidas, además de incrementar la seguridad, tanto de los empleados como de los proveedores que trabajan en la red.