renovables

Santiago Rodríguez (Ingenostrum): “Hay muchos avances en generación solar FV + baterías + pila de combustible de hidrógeno”

Posted on

Entrevista con
Santiago Rodríguez
CEO de Ingenostrum

Aunque la sede de la compañía Ingenostrum está en Sevilla, gran parte de su trayectoria vital ha estado muy vinculada a Extremadura. Sobre todo porque uno de sus tres fundadores y actual único socio de la compañía, Santiago Rodríguez Agúndez es cacereño de nacimiento, estudio ingeniería civil en la Escuela Politécnica de la Universidad de Extremadura y ha participado de forma activa en algunos de los últimos grandes proyectos fotovoltaicos de la región, como los de Enel Green Power.

Está convencido del gran futuro del sector renovable regional, especialmente en el de la tecnología fotovoltaica, no solo por los grandes proyectos en marcha sino también por otro tipo de iniciativas que surgirán a partir de ellos. Sin perder nunca la perspectiva de la importancia de la formación en este sector, del capital humano, para lo que ha llegado a importantes acuerdos con la Universidad de Extremadura y apoyando programas de “business angels”.

Aunque ya tiene una importante trayectoria en el sector renovable, ¿cuál ha sido hasta ahora la actividad y presencia de Ingenostrum en Extremadura?

La actividad principal de Ingenostrum en la región es la de participar en el desarrollo del portafolio de Enel Green Power (Endesa) que es un programa amplio de proyectos renovables que comenzó en 2017 con 6 proyectos en Logrosán, Casas de Don Pedro y Talarrubias y que continúa en la actualidad con otros 13 proyectos más que tienen la intención de entrar en operación entre 2020 y 2021. Este desarrollo no solo incluye los proyectos como centrales de generación propiamente dichas si no que también tratan de permeabilizarse con la sociedad civil mediante programas de creación del valor compartido.

En sintonía con la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, trabajamos para contrarrestar el cambio climático y en la integración de estos grandes proyectos desde todos los ángulos: ambiental, social, académico, innovación. Se trata de aportar valor al desarrollo de Extremadura mediante programas de investigación y proyectos innovadores que tienen incidencia directa en empleos cualificados. En otro orden de actividades estamos trabajando en impulsar el desarrollo industrial en la región apoyándonos en la Transición Ecológica y Digital. Comenzamos en 2011, en un proyecto europeo, a estudiar la generación de hidrógeno verde y ahora da sus frutos. Finalmente, como extremeño, comentar que creamos también un pequeño programa de “business angels” para apoyar algunas “start ups” locales en sus inicios aportando nuestra experiencia pues igualmente todos pasamos por esa fase difícil de echar a andar una empresa.

La industria fotovoltaica ha evolucionado mucho en los últimos años, gracias en parte al abaratamiento de los paneles, pero también a mejoras tecnológicas. ¿En qué momento se encuentra el sector desde el punto de vista tecnológico?

Es algo impresionante y motivador vivir cada día las innovaciones tecnológicas de una industria como esta que se encuentra en continuo proceso de cambios. Como nuestra compañía debe estar en vanguardia dedicamos a I+D+i el 10% del presupuesto anual y animo a otras compañías a que lo hagan pues es la actividad que mejor hemos rentabilizado. Hace pocas semanas se ha anunciado oficialmente un nuevo módulo fotovoltaico bifacial de 600W con obleas de silicio de 210 mm y eficiencia de conversión PERC. Sólo recordar que en 2010 la potencia media de los módulos era 250W, esto es un aumento de la eficiencia del 2.400% en 10 años, aquí el límite lo pondrá la pondrán los nuevos materiales y la propia física de los semiconductores.

 En otros niveles se está trabajando a gran velocidad en la gestionabilidad de los proyectos renovables para la integración en la red y la sustitución de centrales térmicas convencionales ya que es fundamental el mantenimiento de la frecuencia del sistema eléctrico. Hay también muchos avances en almacenamiento eléctrico y la conjunción generación solar FV + baterías y pila de combustible de hidrógeno.

El Ministerio de Transición Ecológica ha anunciado que antes de acabar el año 2020 puede haber nuevas subastas renovables. ¿Extremadura sigue estando entre las prioridades de los promotores para desarrollar grandes proyectos fotovoltaicos?

 Sin duda, aquí están las dos referencias mundiales en energía renovable que son Iberdrola y Enel Green Power sin olvidar otras como Repsol, Naturgy, FRV, X-Elio y la extremeña Alter Enersun.

¿La llegada de los grandes grupos energéticos a la promoción y gestión de grandes parques fotovoltaicos ha supuesto un antes y un después en el sector?

Pensamos que así es por lo comentado anteriormente de los objetivos de sostenibilidad, responsabilidad social corporativa y compromiso con la región que traen estas empresas. Lo mejor es que este propio compromiso es compartido con la administración regional a todos los niveles. Precisamente son estos grandes grupos quienes colaboran muy activamente con ese impulso más industrial que se quiere dar nuestra tierra. Realmente estamos muy ilusionados con su receptividad a las propuestas y con la posibilidad de contar con su apoyo en el corto y largo plazo. Y también con  otro tipo de proyectos que se puedan desarrollar a partir de los mismos, ya que lo más importante es que las inversiones sigan en Extremadura.

¿Por sus peculiaridades geográficas y de estructura productiva -con un fuerte componente agroganadero y rural- Extremadura debería aprovechar las potencialidades del autoconsumo fotovoltaico?

Lo que pensamos que sería ideal es aprovechar el autoconsumo fotovoltaico no solo para bombeos y riego si no para el desarrollo agroindustrial de transformación del producto. Me imagino el cultivo de plantas aromáticas o medicinales que necesitan energía para los procesos de extracción sin olvidar el calor solar industrial que pueden aportar las plantas termosolares.

Extremadura tiene una superficie cultivable que ronda los 1,2 millones de ha y ha perdido más de 100.000 ha cultivables en los últimos años por diversas causas. Si contamos con que el desarrollo renovable previsto para 2030 (10.000 MW) ocuparía menos de 30.000 ha pues nos quedan cosas todavía por hacer para recuperar las cifras anteriores de la superficie cultivable. Hay que tener en cuenta que trabajamos desde hace un tiempo en proyectos de investigación de compatibilidad de la energía solar FV con los cultivos, me refiero a cultivar bajo los paneles ya que hay plantas que producen mejor en el microclima que se genera bajo estas estructuras solares. De hecho en todas las plantas actuales en operación ha mejorado la biodiversidad; implementamos un sistema de monitoreo y control para compararlo como evoluciona un terreno con una planta solar en pastos, por ejemplo, sobreexplotados por exceso de carga ganadera.

Ingenostrum colabora con la Universidad de Extremadura en una Cátedra ¿La formación a todos los niveles será la clave también del desarrollo de las energías renovables?

Absolutamente clave y ahí los proyectos renovables tienen la suerte de contar con el capital humano extremeño: personas trabajadoras, formales y con ganas de formarse y aprender. Todo esto, unido al talento, que gestiona muy bien la Universidad, es lo que hace que se logre un ecosistema ideal para el desarrollo de cualquier proyecto. Lo único que pedimos es que vengan más cosas a la región para que no haya que irse fuera a buscar las oportunidades. No creo que nadie que viva aquí quiera irse a Madrid para pasarse una hora al día en un atasco o donde se necesita 9,5 años de salario para pagar una vivienda mientras aquí en Extremadura son 3,8.

Extremadura dispondrá de 16,7 millones de euros del IDAE para impulsar la producción de energía eléctrica y térmica mediante renovables

Posted on

El Consejo de Ministros ha autorizado al Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) a convocar ayudas para inversiones en instalaciones de producción de energía eléctrica con fuentes de energía renovable en Extremadura. Las ayudas, susceptibles de ser cofinanciadas con Fondos de la UE, tienen un importe de 12 millones de euros. A esta actuación se sumará otra convocatoria de ayudas, por un importe de 4.755.632 euros, para instalaciones de producción de energía térmica mediante fuente renovable, que el IDAE aprobará próximamente.

Las ayudas se concederán en régimen de concurrencia competitiva, y la cuantía oscilará entre el 20% y el 30% del coste de los proyectos a realizar, según el grado de madurez e innovación tecnológica y de gestión de los mismos, valorando también su implantación en ámbitos claves como el sector agrícola y el industrial o la creación de empleo.

Esta autorización, impulsada por el Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, supondrá la movilización de al menos 37 millones de euros de inversión, así como la instalación de un mínimo de 29 megavatios en la región.

Podrán solicitar las ayudas las personas físicas o jurídicas, públicas o privadas, las comunidades de bienes, comunidades de propietarios o agrupaciones de comunidades de propietarios que puedan desarrollar el proyecto de manera conjunta.

En las próximas semanas, el IDAE publicará la Orden de ayudas, que contemplará como subvencionable los proyectos de inversión en instalaciones de generación de energía eléctrica con fuentes de energía renovable, entre las que se incluye instalaciones fotovoltaicas con almacenamiento, instalaciones de autoconsumo con almacenamiento, instalaciones de autoconsumo para industrias estacionales del sector, instalaciones de autoconsumo para estaciones de puntos recarga para vehículo eléctrico e instalaciones de generación y aprovechamiento de biogás agroindustrial o industrial.

También se contemplan otras actuaciones de inversión que mejoren la gestión y optimicen la producción, permitiendo  la incorporación de la energía a mercados locales. Los límites para la potencia a instalar oscilarán entre 100 KW y 10 megavatios (MW), en el caso de instalaciones de producción de energía eléctrica.

Renovables y nuclear disparan la generación sin emisiones de CO2 de electricidad hasta el 72% en el primer trimestre

Posted on Actualizado enn

eolica+fv

El sistema eléctrico nacional ha cerrado el primer trimestre del año con datos que permiten pronosticar que 2020 será recordado como el primero de la nueva era renovable, según los datos de Red Eléctrica de España.

El cómputo de enero, febrero y marzo ha dejado una cuota de renovables del 44,59% sobre el total de la estructura de generación a nivel nacional, frente al  38,42% del mismo periodo del año anterior. Las características intrínsecas a este primer período de cada año tienen mucho que ver en estos buenos datos. Durante los tres primeros meses, el viento suele soplar con fuerza y también caen mayores precipitaciones. Por eso, es común que la eólica y la hidráulica registren valores altos. Así ha ocurrido en 2020, cuando incluso han superado los valores registrados en el periodo equivalente de 2019.

Sin embargo, durante este primer trimestre de 2020 también ha destacado otra energía renovable que no suele ser característica de esta horquilla temporal. La solar fotovoltaica ha registrado un récord en la generación nacional trimestral, participando en un 4,12%, frente al 2,96% del mismo periodo del año anterior.  Los más de 4 GW de potencia instalada puestos en servicio durante 2019 empiezan a dar sus frutos y esto es solo el principio: el verano ya se acerca.

Durante este primer trimestre, el 72,75% de la electricidad se ha generado sin emitir CO2 equivalente a la atmósfera, frente al 64,72% del periodo análogo de 2019. Para la obtención de esta cifra, el papel de la energía nuclear, junto con la ya referida importancia de la renovable, ha sido fundamental, ya que ha marcado la máxima participación en la estructura desde 2007 (23,97%). La generación sin emisiones  ha sido el quinto más alto de la historia, tan solo superado, en este orden, por los valores de febrero de 2014, marzo de 2014, abril de 2016 y abril de 2014. En el origen de este buen dato, una causa de peso: la nuclear registró la cuarta cifra más alta, siendo la más alta la anotada en abril de 2017.

Extremadura es uno de los mejores ejemplos de esta generación eléctrica sin emisiones de CO2 debido a la Central de Almaraz, su potente parque fotovoltaico y termosolar, así como a sus centrales hidroeléctricas.

El año 2020 también recoge el testigo de 2019 en la apuesta por la descarbonización. La participación de este combustible fósil en la producción eléctrica ha sido tan sólo de un 3,38%, lo que supone el dato más bajo desde que Red Eléctrica tiene registros (tres primeros meses del año). Frente a este dato, el del primer trimestre de 2019, cuando el carbón generó el 10,1% de la energía eléctrica.

Según REE, en el tercer mes del año, la tecnología basada en células fotovoltaicas ha conseguido registrar la participación mensual más alta en la historia de esta tecnología. Su producción, que ha alcanzado 1.050,3 GWh – ha superado incluso las de veranos anteriores. En concreto, el 29 de marzo anotó el máximo histórico de producción diaria, con 50,37 GWh y una participación del 8,5% en la estructura.

Marzo ha destacado también por la baja participación del carbón. Solo 2,2 de cada 100 MWh se produjeron empleando esta energía contaminante. Es la segunda cifra más baja de la historia del sistema eléctrico nacional, sólo superada por la contabilizada en mayo de 2019.