energías renovables

Las ofertas de las eléctricas de energía con origen renovable atraen a 3,8 millones de consumidores

Posted on

La CNMC ha publicado el Informe de supervisión del mercado minorista de electricidad, en el que se analiza el funcionamiento global del mercado en España en 2019. Este informe proporciona un análisis del sector eléctrico a partir de datos que la CNMC publica periódicamente. Entre otros aspectos, el informe analiza el grado de competencia y la implicación del consumidor en el mercado, la calidad de la actividad de comercialización y el resultado de algunas medidas de protección del consumidor impulsadas por la CNMC.

Uno de los aspectos que más llama la atención es el creciente interés de los consumidores por el origen de la energía que consumen. En este informe analizamos algunos indicadores que muestran una mayor implicación por parte del consumidor en la transición energética. Por ejemplo, destaca tanto su interés por las ofertas verdes como por su participación en el desarrollo de instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo. Así, las ofertas verdes con Garantías de Origen renovable y de alta eficiencia, han atraído a 3,8 millones de consumidores en 2019 frente a los 2,9 de 2018.  Por su parte, el autoconsumo procedente de instalaciones fotovoltaicas con compensación de la energía vertida a la red por el suministrado ha pasado de ser 5 MW en marzo de 2020 cuando se desarrolló la normativa correspondiente, a 68 MW en agosto de 2020.

En 2019, la competencia en el mercado minorista de electricidad siguió aumentando. Así, los comercializadores no tradicionales siguieron ganando terreno a las grandes compañías y pasaron a tener una cuota del mercado del 30% (frente al 28% en 2018). Sin embargo, el análisis por segmentos de consumo revela que el segmento doméstico continúa presentando una alta concentración, con una cuota conjunta de los tres mayores grupos de comercialización (Endesa, Iberdrola y Naturgy) del 81%.

En España, casi medio millón de clientes conectados en baja tensión habrían elegido una oferta con precios dinámicos, además de los casi 11 millones de consumidores acogidos al PVPC. Adicionalmente, 1,8 millones de clientes habrían elegido una oferta de tramo, es decir, un producto con precios variables no coincidentes con los periodos de las tarifas de acceso.
Desde hace varios años, la CNMC ha insistido, mediante la publicación de diversos informes y guías, en la necesidad de proteger al consumidor de electricidad. Si bien algunas de las malas prácticas detectadas se han ido corrigiendo, se considera necesario insistir en las siguientes, que están siendo analizadas por la CNMC en el ámbito de sus competencias: Desde la prohibición de las visitas domiciliarias, se ha incrementado la utilización del canal telefónico, detectándose en ocasiones falta de transparencia, antes y durante el proceso de contratación.

Algunos comercializadores han penalizado a consumidores por pronta resolución del contrato en baja tensión, exigiéndoles la devolución de descuentos o el pago de costes asociados a la rescisión del contrato excediendo el límite máximo previsto del 5% previsto en la normativa.

Algunos comercializadores han reducido la potencia contratada al consumidor sin que dicha modificación se vea reflejada en sus facturas. Se recomienda al comercializador que no incluya cláusulas en los contratos que le permita modificar los parámetros de contratación y que pida el consentimiento expreso del consumidor.

Algunos comercializadores están aplicando importes en concepto del alquiler del equipo de medida superiores a los facturados por el distribuidor. El comercializador debe trasladar el importe facturado por el distribuidor con el fin de cumplir con la transparencia prevista en la normativa. En caso de ofrecer un servicio adicional, debería anotarlo en la factura dirigida al consumidor de manera independiente al concepto de alquiler del equipo de medida.

El impacto de los proyectos de energías renovables sobre el PIB extremeño superará los 4.000 millones de euros

Posted on

Hasta hace unos años, muchos municipios extremeños pugnaban por conseguir que en su territorio se instalara una fábrica de tomates o una central hortofrutícola. Básicamente por el empleo que generaba. Desde hace tiempo, muchos son los municipios de la región que pugnan por conseguir que una gran planta fotovoltaica se instale en sus terrenos. Sobre todo por los impuestos que dejarán en las arcas municipales y el empleo durante su construcción. Horas de sol hay en toda la región suficientes. La clave está en el terreno disponible, según el tamaño de la planta, y sobre todo la facilidad y cercanía de acceso de conexión a la Red de Alta Tensión. Por tener ya otras plantas o centrales cercanas, o por disponer cerca de una de las que se están construyendo para el Tren de Alta Velocidad.

Durante un encuentro hispano portugués celebrado en 2020 sobre el potencial de hidrógeno como energía de futuro, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, dio algunas pistas sobre lo que supondrá el impacto del sector energético renovable en el futuro Plan de Energía y Clima de Extremadura. El presidente regional aseguró que se están concluyendo, “los últimos trabajos del Plan extremeño de Energía y Clima que prevé entre los años 2020-2030 que “el impacto sobre el PIB regional va a estar por encima de los 4.000 millones de euros, movilizando una inversión de 17.000 millones de euros”. 

En el caso de los proyectos de plantas fotovoltaicas que se construyen o han construido en los últimos años en Extremadura, el nivel de empleo es intensivo  durante la construcción del mismo, pero bastante reducido una vez en marcha en relación a la magnitud de la actividad económica generada. Se trata de proyectos con un alto grado de automatismo en sus labores de mantenimiento y vigilancia. La única actividad energética que genera de forma estable empleo en la región es la Central Nuclear de Almaraz, que durante el periodo de recarga de combustible se acrecienta de forma significativa. En cambio, una gran central fotovoltaica que pueda emplea entre 600 a 1.200 empleados –dependiendo de sus megawatios y volumen de paneles solares- en su pico máximo de construcción, una vez en marcha puede funcionar con no más de 15 empleos directos. –

Ingresos fiscales
Por ello, los ayuntamientos y mancomunidades  sobre todo el impacto fiscal de los mismos a nivel de impuestos locales que genera su actividad. Según aseguró el presidente regional durante el seminario virtual del hidrógeno, “solo para los ayuntamientos, en fiscalidad, en recaudación por los impuestos locales, va a estar en torno a 1.300 millones de euros” y, además, ha asegurado que “estarán muy repartidos, de manera muy homogénea, en el conjunto del territorio”, del que el 74% de ese impacto será en el entorno rural.

Vicente Sánchez (Cluster de la Energía de Extremadura): “La verdadera revolución de las energías limpias es el autoconsumo”

Posted on

Entrevista con
Vicente Sánchez
Presidente del Cluster de la Energía de Extremadura

¿Cómo han vivido las empresas del sector energético y renovable los meses del estado de alarma?

Entiendo que, como todos los sectores, con preocupación. Nuestro sector ha pasado una década de incertidumbre y ahora que se están poniendo los elementos para la recuperación del sector, viene esta pandemia.

Extremadura es actualmente una de las regiones con más megawatios en construcción y proyectados de fotovoltaica ¿participan muchas empresas extremeñas en dichos proyectos en su ejecución y mantenimiento?

Es cierto que Extremadura se ha puesto a la cabeza en la construcción de grandes proyectos y lo que queda por venir. Desde el Cluster hemos trabajado para que empresas extremeñas trabajen en los parques, manteniendo reuniones con los promotores. Personalmente me gustaría que fueran más y en mejores condiciones. El resultado se irá viendo en un futuro cercano. Pero la verdadera revolución de las energías limpias es el autoconsumo, la capacidad de producir tu propia energía es el reto.

Y no pensemos solo en fotovoltaica, pensemos en transformar nuestros residuos forestales en biomasa, transformar el resto de residuos en biogás o en biocombustibles. En definitiva aprovechar la tecnología para cubrir nuestras necesidades energéticas en nuestros hogares o en nuestros negocios, ese es el futuro. Sin olvidar la eficiencia energética y la movilidad eléctrica.

¿Las actuales ayudas para el autoconsumo existentes en la región son suficientes para incentivar el consumo?

 El autoconsumo es ya rentable, no hace falta subvenciones de forma general. Hay sectores que por su temporalidad a la hora de sus procesos productivos necesitan una ayuda para reducir el tiempo de amortización o  a los ayuntamientos, que deben ser la visualización para que el ciudadano vea esta fuente de energía como algo cotidiano y accesible.

El autoconsumo es la gran esperanza para el sector y las pequeñas y medianas empresas. Hay que hacer miles de instalaciones como ya se hace en Europa desde hace tiempo.

Desde Extremadura estamos impulsando el autoconsumo como una de las grandes bazas para recuperación económica. Se crearán ahorros al consumidor final, habrá pequeñas y medianas empresas locales que harán las instalaciones y seremos respetuosos con el medio ambiente. ¿Quién da más?

El sector de la biomasa, tanto para pellets como eléctrica, parece activarse de nuevo en Extremadura con importantes proyectos a la vista. ¿Resulta clave para una economía con un peso rural importante como la extremeña?

La biomasa es otra gran apuesta que debemos desarrollar. Desde el Cluster creemos más en la Biomasa térmica más que para producir electricidad. Pero en ambas en vital para nuestro mundo rural y también no se olvide para prevenir incendios y conserva nuestros bosques.

La biomasa hay que recogerla, transformarla y distribuirla y en esta cadena se crearán muchos puestos de trabajo a largo plazo por eso de su importancia.  Y al igual que el autoconsumo fotovoltaico nos hará más independientes y estaremos en el centro del futuro de la economía verde y circular, otra gran apuesta de Extremadura.

¿Cómo valoran desde el Cluster la posible apertura de una mina de litio en la  región -componente clave de las baterías de los vehículos eléctricos- y la posible factoría asociada a ella?

La apertura de cualquier industria en Extremadura debe ser siempre bien acogida. En este caso afecta al sector y una de sus apuestas más importantes, la movilidad eléctrica.  Deseamos que tengan mucho éxito y podamos explotar los recursos de nuestras minas y crear riqueza en nuestra región.