energías renovables

Las energías renovables generaron el 40% de la energía eléctrica española el pasado año, con fuerte bajada de las emisiones de CO2

Posted on

fv

Según se recoge en la publicación “El sector eléctrico español en números. Informe 2019”, elaborada por Fundación Naturgy y presentada por el economista especializado en mercados de energía Miguel Ángel Lasheras, “la potencia renovable instalada en el sistema peninsular español, sin tener en cuenta la hidráulica, creció el año pasado un 20%, lo que significa que nos hemos acercado al récord anual en capacidad renovable, hasta alcanzar el 40%”.

En cuanto a la producción, si se considera la hidráulica, las renovables generaron un 40% del total, repartidos de la siguiente forma: 55% eólica, 20% hidráulica y 9% fotovoltaica.

En el caso de Extremadura, según datos de Red Eléctrica de España, es la comunidad autónoma cuya producción energética está más libres de emisiones  de CO2 a la atmósfera, un 99,7 % del total.

El sistema de generación eléctrico español redujo un 23% las emisiones de CO2 el año pasado. “Las emisiones cayeron hasta 50.000 ktn de CO2, y ello con un precio del CO2 en ascenso, que se acercó a los 25 €/Tn”, según Lasheras.

Esta tendencia está en línea con la reducción de emisiones desde el año 2005, cuando se implantó el mercado de derechos de emisión. Desde entonces, las emisiones de la generación eléctrica se han reducido casi un 50% en España.

Según Lasheras, “estamos en los comienzos de un nuevo ciclo inversor profundo. En España, la relevancia de este esfuerzo inversor es manifiesta, si consideramos que refuerza lo hecho en los últimos 20 años, en los que el apoyo a las renovables desde la tarifa eléctrica ha sido de unos 69.000 M€.

Por otro lado, Lasheras recuerda que “en 2019, el esfuerzo inversor en renovables que comenzó a intensificarse en 2018 se ha producido, sobre todo, en instalaciones eólicas y fotovoltaicas sin retribución específica, con 6,4 GW de nueva potencia instalada, aunque todavía por debajo de los 8 GW previstos”.

El informe también recoge los datos económicos relativos a la actividad eléctrica, que arrojan unos costes a la baja respecto al año anterior. La energía se redujo un 17%, en línea con los mercados mayoristas, y el coste unitario medio disminuyó y fue el más bajo de los últimos cinco años.

El comportamiento de los costes estuvo en consonancia con los precios de la energía para el consumidor. Para el mercado residencial, tanto con impuestos como sin impuestos, las estadísticas de Eurostat para un consumidor tipo indican unos precios menores que en 2018 y ligeramente por encima de la media europea. Y en el segmento industrial, los precios se situaron ligeramente por debajo de la media europea, con una caída también respecto a los del año anterior.

Por su parte, la demanda nacional de electricidad se redujo en un 1,5%, “contrastando con las previsiones de REE y la CNMC, que apuntaban a unas reducciones de 0,3% y 0,4% respectivamente”, explica Lasheras.

Miguel Halcón (ALSAT): “La industria del tomate en Extremadura debe seguir avanzando en energías alternativas sin perder competitividad”

Posted on

ALSAT TOMATE

Entrevista con
Miguel Halcón
Director comercial de ALSAT

El sector del tomate en Extremadura es uno de los más intensivos en consumo energético de la región, especialmente activo en los meses de verano. Extremadura es la mayor región productora de tomate para industria de España con más de dos millones de toneladas en esta campaña del 2019. La industria se enfrenta a la cada vez mayor competencia de nuevos mercados productores, con costes más bajos, y a unas exigencias medioambientales cada vez mayores de los grandes compradores y cadenas de distribución. ALSAT, ubicada en Don Benito, es una de las grandes industrias privadas que operan desde hace muchos años en la región.

A nivel tecnológico y energético, ¿qué desafíos tiene planteados la  industria regional para mejorar su competitividad?

Tecnológicamente las fábricas de primera transformación en Extremadura tienen los estándares más altos existentes a nivel mundial, la industria está a la última tecnológicamente hablando actualizándose año tras año. Los retos que nos encontramos de futuro pasan por las áreas de innovación en las últimas tecnologías de información, la industria 4.0. Dicho reto no es únicamente de las industrias del tomate si no de todas en general.

Respecto de la vertiente energética, debemos seguir avanzando en la búsqueda de energías alternativas pero sin que estas “nuevas fuentes” supongan un retroceso en la competitividad del sector. Es decir, que debemos buscar energías más limpias y menos contaminantes, pero siempre que esto no suponga adquirirlas a precios que nos hagan perder competitividad en el coste directo de producción, en el que la energía juega un papel importante.

También el nuevo sistema de comercio de derechos de emisiones de los gases de efecto invernadero es un gran desafío para la industria extremeña, como industria emisora de CO2 a la atmosfera nos jugamos mucho.

¿Qué grandes retos a nivel de campo debe afrontar en los próximos años la
producción regional de tomate?

Esta pregunta es nuestro caballo de batalla año tras año. Y obviamente, debemos mejorar en el rendimiento de producción en campo. Para que os hagáis una idea si en Extremadura la producción media se calcula en los aprox 90 TM /Ha, California estima un rendimiento medio de 120 TM/Ha muy parecido al estimado en Andalucía, un 30% mas!!.  Esto supone estar muy por debajo a nivel de competitividad a nivel agrícola frente a ambas regiones productoras.

Santos Lozano Palomeque (Asociación EADRA): “Extremadura puede aportar su experiencia en generación de energía renovable para el sector agrario y rural de países en desarrollo”

Posted on

extremadura eadra

Entrevista con
Santos Lozano Palomeque
Presidente de la Asociación EADRA

Más de 40 empresas han creado la Asociación EADRA, un proyecto colaborativo de la agrotecnología extremeña, donde el componente energético renovable para el sector agrario y rural es clave. Santos Lozano, de la firma Tecnoce y Todoproductividad, es su presidente.

¿Con qué objetivos se constituyó EADRA?

El proyecto asociativo EADRA es una iniciativa extremeña concebida con el objetivo principal de impulsar desde Europa la transferencia tecnológica Norte-Sur en agrotecnología, una disciplina vital para incrementar la producción agrícola que requieren los países en desarrollo. El segundo de los objetivos es trabajar con proyectos basados en la generación de energía distribuida renovable y el tercero fomentar las acciones dirigidas mejorar la biodiversidad de los recursos alimenticios globales.

¿Qué problemas son los que intenta solucionar?

Las grandes crisis migratorias que se están produciendo en Oriente Medio y África Central se deben fundamentalmente a un deterioro progresivo de la producción agrícola. La influencia del cambio climático en los recursos hídricos, crecimientos demográficos del 3 %, inflación anual de dos dígitos en los productos básicos, bajas densidades de población en el medio rural que hacen inviables las infraestructuras centralizadas, las comunicaciones globales y la falta de técnicas modernas son los principales responsables de este gran problema.

¿En qué proyectos y áreas geográficas quiere trabajar EADRA?

Impulsamos la creación de proyectos agrotecnológicos colaborativos enfocados al lanzamiento de nuevos productos o servicios específicamente pensados para producción de alimentos en países o regiones que carecen de infraestructuras básicas. Se trata de tecnología desarrollada en Extremadura para fomentar la exportación del modelo de producción rural de nuestra región a países donde no se dispone de infraestructuras para la producción y transformación de alimentos. El objetivo es crear en Extremadura una organización compleja lo suficientemente sólida como para que pueda participar en los proyectos multilaterales que actualmente se están convocando por los organismos internacionales para estimular la producción agrícola de los países en desarrollo. El ámbito principal de actuación de EADRA es África Subsahariana y el Magreb, aunque también se están llevando a cabo acciones iniciales en Asia Central y América Latina.

¿Qué sectores son claves en el proyecto?

EADRA se creó para unificar los esfuerzos de tres sectores claves en Extremadura, las aplicaciones de energía renovable distribuida, la producción de técnicas y equipos agroindustriales y la gestión del agua. En el modelo EADRA cada empresa participante aporta acciones a un proyecto complejo de mayor dimensión, bajo un enfoque de impulso de nuevos modelos tecnológicos de cooperación empresarial colaborativa, y a lo largo de toda la cadena de valor de producción-transformación-comercialización.

Se trata de una iniciativa pionera en España en la que el conocimiento agrotecnológico extremeño se agrupa para cooperar con países que necesitan un know-how en el que nuestra región es fuerte. EADRA trata también de apoyar al talento que sale de la Universidad. En nuestro proyecto participan ya más de cincuenta empresas y asociaciones y cuenta con el respaldo de los organismos públicos, agentes económicos y sociales de Extremadura: Extremadura Avante, Fundecyt-PCTEX, Cámaras de Comercio de Badajoz y Cáceres, los principales centros de investigación, CREEX, etc.

Buscamos acuerdos de asociación con organizaciones de la sociedad civil que promueven proyectos de desarrollo agrícola en los países del sur. Estos acuerdos se han conseguido ya en la República Democrática del Congo, Camerún, Angola y Santo Tomé y Príncipe. El objetivo es conseguir que las empresas extremeñas puedan tener una participación más activa en el mercado multilateral.

Las condiciones de Extremadura hacen que nuestra región sea el lugar idóneo para el desarrollo de tecnologías dirigidas al desarrollo rural en países del sur. EADRA es una iniciativa novedosa en la que exploramos nuevas estrategias de desarrollo de la ingeniería, en los próximos meses iremos avanzando en las propuestas que se están planteando.