COCHE ELÉCTRICO

Las ayudas en Extremadura a la movilidad sostenible MOVES II alcanzan los 2 millones de euros

Posted on

La Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad ha puesto en marcha desde mediados de enero la  convocatoria de ayudas correspondiente al programa MOVES II, destinada a la movilidad eficiente y sostenible en la región. La convocatoria cuenta con una partida presupuestaria de 2.030.862 euros, cofinanciada con Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER), lo que representa un incremento del 100 por 100 con respecto a la anterior convocatoria, que contó con un presupuesto de 1.043.000 euros.

El programa MOVES II contempla como beneficiarios a particulares, autónomos, personas jurídicas, comunidades de propietarios, entidades locales, municipios, mancomunidades, Universidad de Extremadura, diputaciones y empresas públicas, entre otros.

Las líneas de actuaciones subvencionables son cuatro: Adquisición de vehículos de energías alternativas, implantación de infraestructura de recarga de vehículos eléctricos, implantación de sistemas de préstamos de bicicletas eléctricas, y como novedad en esta convocatoria, se incluye la implantación de medidas de movilidad sostenible al trabajo.

La cuantía de la ayuda no varía con respecto a la anterior convocatoria, estableciéndose una horquilla de entre 600 euros para cuadriciclos ligeros eléctricos, hasta los 15.000 euros para la adquisición de vehículo de camiones y autobuses eléctricos.

En cuanto a los puntos de recarga eléctrica de vehículos eléctricos, públicos y privados, las ayudas serán de un 30 o un 40 por ciento del coste subvencionable, dependiendo del tipo de beneficiario, estableciéndose un límite de 100.000 euros.

Los sistemas de préstamos de bicicletas eléctricas cuentan con una ayuda del 30 por ciento del coste subvencionable, con un límite de 100.000 euros.

Para la implantación de planes de transporte a los centros de trabajo y de medidas a llevar a cabo por ayuntamientos en núcleos urbanos para adaptar la movilidad en un escenario de nuevas exigencias derivadas del período post COVID 19, las ayudas serán de un 40 o un 50 por ciento del coste subvencionable, dependiendo del tipo de beneficiario, estableciéndose un límite de 500.000 euros.

Desde el pasado 15 de enero se han podido presentar  las solicitudes hasta que finalicen los fondos. En la primera convocatoria del Programa MOVES se registraron 45 solicitudes para compra de vehículo eléctrico o de energía alternativa; 81 solicitudes para implantación de estaciones de recarga y una solicitud para implantación de sistema de préstamo de bicicletas eléctricas, con una inversión conjunta de 3,8 millones de euros.

La Junta publica la convocatoria de ayudas para movilidad eléctrica para ayuntamientos, empresas y asociaciones por 1,8 millones de euros

Posted on

El Diario Oficial de Extremadura (DOE) ha publicado una resolución de la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad por la que se abre la convocatoria de ayudas dirigidas a la implantación de la movilidad eléctrica y la eficiencia energética en el sector del transporte en Extremadura.

Esta línea de ayuda está dotada con un importe de 1,8 millones de euros (1.804.000 euros), cofinanciados con fondos Feder al 80 por ciento, y se dirige a los ayuntamientos, entidades locales y mancomunidades integrales; así como a las empresas concesionarias de servicios públicos y asociaciones y comunidades de bienes cuando presten servicios sociales de asistencia.

Con ella se subvencionará la adquisición de vehículos eléctricos y el desarrollo de infraestructuras de recarga. No está dirigida a particulares, que podrán acogerse a la línea específica del Plan Moves, cuya convocatoria se publicará próximamente, a fin de evitar duplicidades.

La convocatoria de ayudas publicada hoy y para la que se establece un plazo de dos meses, contempla dos líneas de ayudas.

La línea 1 está dirigida al impulso en la adquisición de vehículos eléctricos destinados al servicio público de transporte urbano colectivo, al servicio público con efectos logísticos para los ciudadanos y a la policía local y los puntos de recarga vinculados.

Los beneficiarios son municipios, entidades locales menores, mancomunidades integrales o empresas concesionarias de los servicios públicos. Con respecto a la cantidad máxima de ayuda sobre los gastos subvencionables por conceptos, oscila entre el 80 por ciento para entidades locales (con un máximo de 83.000 euros) y el 30 por ciento para asociaciones sin ánimo de lucro. Las pequeñas empresas pueden percibir el 75 por ciento de los costes subvencionables; las medianas empresas, el 65 por ciento y la gran empresa, el 55 por ciento de la inversión.

Así, una empresa concesionaria de un servicio público podría recibir hasta 7.500 euros para una furgoneta con punto de recarga vinculado. Y un ayuntamiento obtendría una subvención máxima de 83.000 euros para un autobús o 20.000 euros para un turismo con punto de recarga acumulado.

Por otro lado, la línea 2 comprende las ayudas para la instalación de estaciones de recarga para vehículos eléctricos.

La intensidad de la ayuda varía dependiendo de si la estación de recarga es o no restringida al público. Así, para un ayuntamiento la ayuda oscila entre el 70 y el 80 por ciento y para una empresa entre el 45 y el 75 por ciento, según el tipo de empresa de que se trate. En el caso de que la actividad a realizar por la entidad local con la actuación a subvencionar sea de forma onerosa y lucrativa, la intensidad de la ayuda pasará a ser del 55 por ciento en los dos tipos de acceso.

La concesión de la ayuda es en régimen de concurrencia competitiva y el plazo para presentar las solicitudes se extiende durante dos meses desde la fecha de la publicación en el DOE.

Rafael Cuenca(AEI CAR-EX): “La gigafactoría de baterías abriría el camino a que pudiera instalarse una industria de automoción importante en Extremadura”

Posted on

Entrevista con
Rafael Cuenca
Vicepresidente de AEI CAR-EX

¿Cuáles serían los mayores retos a los que se enfrenta el desarrollo del sector de la movilidad sostenible y el coche eléctrico en la región?

Hay tres acciones que resultan claves para que el vehículo eléctrico se posicione en la región como la mejor alternativa de movilidad sostenible. Por un lado, hay que seguir centrados en que la infraestructura de recarga llegue a todos los principales corredores de Extremadura, sin descuidar el ámbito rural. Por otro lado, la automoción tiene que seguir acercando los nuevos modelos al ciudadano de manera proactiva, no olvidemos que se venden los modelos de coches que las marcas quieren.

En tercer lugar, las administraciones tienen que seguir impulsando la movilidad con las ayudas que requiere la estrategia de descarbonización del transporte, en tanto y cuanto los avances tecnológicos resultan definitivos. Un coche eléctrico, por la sencillez de su mecánica, costará menos que uno de combustión, y que la autonomía se equiparará en unos pocos años a los de combustión, así como el tiempo de recarga, que podrá hacerse en minutos.

Además, no tardaremos mucho tiempo en unir el coche eléctrico de batería (ordenador con ruedas) a la red eléctrica de la vivienda usando sus grandes baterías y utilizando la electricidad en ambos sentidos según nos interese en cada caso, y generando nuestra propia energía con placas fotovoltaicas, y todo ello lo controlaremos desde el propio teléfono, de tal forma que, bajo una tarifa plana, tendremos todos los servicios ilimitados, incluidos los kilómetros recorridos (al igual que pasó con los teléfonos fijos y los móviles). En las próximas décadas, ningún tipo de tecnología va a ser tan barata y limpia (porque la electricidad que moverá los coches irá asociada a renovables) e integrada en nuestras vidas (digitalización).

Y conviene puntualizar que son coches eléctricos de batería para aclarar que lo que se conoce como coche de hidrógeno movido por pila de combustible es también un coche eléctrico y que se abrirá camino según nos acerquemos al 2050, ya que ahora no es competitivo. La AEI CAR-EX también estará detrás apoyando esta tecnología.

Se tiene una cierta imagen asociada al coche eléctrico a las grandes ciudades, pero no tanto a territorios rurales como Extremadura, quizás por el tema de la autonomía y recarga ¿es una idea equivocada?

Sí, es una idea equivocada, fruto del desconocimiento, que se podrá corregir cuando a las personas se les vaya informando adecuadamente. Esta labor de difusión y acercamiento es la que venimos haciendo desde Car-Ex con eventos lúdicos de un fin de semana en una plaza céntrica como es el EIVE (Encuentro Ibérico de Vehículos Eléctricos en el corredor del Sudoeste), donde las personas pueden conocer y probar un coche eléctrico de cualquier marca, conocer los equipos de recarga y su tecnología, las tarifas y costes energéticos de primera mano, la posibilidad de generar su propia energía e integración con la vivienda, y, sobre todo, cambiar impresiones con los que ya son usuarios de estos coches. Para ello, impulsamos y pusimos en marcha ACUVE by Car-Ex (Amigos de la Cultura del Uso del Vehículo Eléctrico), donde quien se pasa a la movilidad eléctrica puede registrar su vehículo y hacer comunidad, a parte de otras ventajas. No hay nada mejor que las dudas las resuelvan quienes ya se mueven por Extremadura y fuera en vehículo eléctrico.

Uno de los mayores frenos a la compra del coche eléctrico es que sigue siendo más caro que los de gasolina o diesel ¿las ayudas de la Administración como las planteadas en el Plan Moves serán claves?

El Junta de Extremadura puso en marcha una estrategia de impulso al vehículo eléctrico en 2019 y justo antes de final de año sacaron las ayudas regionales, que coincidieron con las ayudas del Plan Moves del IDAE (Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía). Este año se deberían haber visto los avances de tal ayuda, pero el Covid ha frenado también esto. Ahora se suma la necesidad de desarrollar un Plan Integral de movilidad post COVID-19 en Extremadura, en el que desde el clúster ya estamos trabajando.

A la vista de los objetivos marcados en la estrategia regional, es momento de hacer balance de cara a mejorar la siguiente convocatoria y poner en marcha una actualización del plan que permita acelerar el ritmo de penetración del vehículo eléctrico en el parque automovilístico extremeño. Podemos considerar varias claves para mejorar la eficacia de las ayudas:

-Que las ayudas a la compra de vehículos eléctricos también lleguen a las empresas, ya que quedan fuera de las ayudas sectores relevantes como el renting. Abrir el préstamo, leasing o renting como medios de compra válidos para obtener las ayudas.

-Eliminar la obligatoriedad del achatarramiento, pudiendo ser un aliciente, pero no una condición necesaria.

-Elevar el precio límite fijado para la compra del vehículo, ya que ahora mismo sólo beneficia a vehículos eléctricos con poca autonomía.

-Agilizar la tramitación para la instalación de infraestructura de recarga (concesión de licencias de obra, etc.) para poder cumplir con el plazo de justificación necesario para percibir la ayuda.

-En cuanto a presentación de solicitudes, echan en falta un calendario preciso donde se fijen con la suficiente antelación las fechas de presentación de solicitudes en cada una de las CC.AA., poniendo fin a la arbitrariedad actual.

-Simplificar los formularios de solicitud y separar por cada tipología de ayuda.

-Es mejor un incentivo permanente que una ayuda puntual, ya que esto paraliza las compras esperando que salgan las ayudas. Una exención del IVA o una rebaja del mismo sería el mejor incentivo.

Un plan de ayudas coherente, necesita el desarrollo de una reforma fiscal basada en el criterio de quien contamina, paga, para dar las señales adecuadas al mercado. Igualmente, noticias como la circular de la CNMC por la que se establece la metodología para el cálculo de los peajes de transporte y distribución de electricidad ha sido positiva, por cuanto reduce el coste fijo de los puntos de carga de alta potencia, ya que traslada una parte sustancial del término de Potencia al término de Energía y hace más viable las inversiones en este tipo de infraestructuras. Como también ha sido la reciente publicación del Decreto Ley de 23 de junio que con el objeto de facilitar la expansión del vehículo eléctrico, que otorga la declaración de utilidad pública a las infraestructuras eléctricas asociadas a los puntos de recarga de alta capacidad (con potencia superior a 250 kW), fundamentales para permitir que se abran estaciones de recarga ultra-rápida en carreteras, autovías y autopistas.

El proyecto de la mina de Litio en Cañaveral parece que va por buen camino y con ella una factoría de baterías en Badajoz. ¿Es factible en el futuro una planta de coches eléctricos en Extremadura?

Este ha sido siempre nuestra posición respecto de la actividad minera relacionada con el litio, el oro blanco o el petróleo del S.XXI, centrado en el primer proyecto de Valdeflores: debe convertir a Cáceres en un polo industrial que asegure la actividad industrial de transformación del litio para suministrar a las empresas de batería, que la empresa que desarrolle tal actividad tenga CIF en Extremadura para que el empleo de calidad y los beneficios e impuestos se queden en Extremadura, y que esta actividad tenga la capacidad de atraer una gigafactoría de baterías, de las que sabemos que en Europa están necesitándose.

Si se llegaba a este punto, y somos conocedores del esfuerzo que la empresa promotora está haciendo en Europa, podríamos optar a dicha gigafactoría y consecuentemente abriría el camino a que pudiera instalarse una industria de automoción importante, con lo que ello conllevaría para Extremadura, que se pondría a la cabeza de las autonomías españolas más prósperas. Claro, que para esto las administraciones regional y nacional tienen mucho que decir.

Así pudimos defenderlo en la Cumbre del Clima (COP25) que se celebró en Madrid en diciembre, siendo uno de los cuatro clústers españoles seleccionados para exponer los trabajos que venimos realizando en la lucha contra el cambio climático y a favor de la sostenibilidad del planeta. En relación con los avances de Cañaveral y la fábrica de Badajoz, estamos encantados, como no puede ser de otra forma. Es un principio de lo que el litio va a hacer por Extremadura.