autoconsumo

Manuel de Castro (Opengy): “El proyecto para el Canal del Zújar consta de 6 plantas fotovoltaicas para autoconsumo”

Posted on

open energy extremadura

Entrevista con
Manuel de Castro
Director General de Opengy

La empresa Opengy ha realizado el primer proyecto fotovoltaico de autoconsumo en una Comunidad de Regantes en Extremadura, en la del Zújar El proyecto consta de 6 plantas fotovoltaicas que permiten reducir los costes energéticos y ha supuesto una inversión de 800.000 euros, de los cuales 600.000 euros provienen de fondos europeos, canalizados a través de la orden de convocatoria de eficiencia energética de la Junta de Extremadura.

¿En qué ha consistido el proyecto renovable realizado para el Canal del Zújar y qué ventajas y ahorros va a suponer para el mismo?

Hablamos de la primera instalación solar fotovoltaica para autoconsumo en implantarse en una comunidad de regantes en Extremadura. El proyecto consta de 6 plantas fotovoltaicas de 100 kwp cada una y suma un total de 1.800 paneles fotovoltaicos. Y tiene como objetivo reducir los costes energéticos cubriendo el compromiso adquirido por la región para impulsar el uso de energías renovables en las instalaciones de regadío.

En cuanto a las ventajas y ahorros, de acuerdo con nuestros datos la implementación de soluciones renovables puede suponer ahorros de hasta un 50% en los costes de electricidad. Una cifra que se torna cada vez más relevante con el paso del tiempo. Además, las ventajas no solo se traducen en dinero. Hay que destacar el beneficio medioambiental que supondrá este proyecto para la región de Extremadura.

Los costes energéticos figuran entre los  más importantes para algunas comunidades de regantes y para miles de regantes en Extremadura ¿La inversión necesaria se amortiza en pocos años con el ahorro conseguido?

Sin duda. El ahorro incluso a medio plazo, será palpable. De todas formas, todo dependerá del nivel de consumo de los usuarios.

El proyecto supone una inversión de aproximadamente 800.000 euros, de los cuales 600.000 euros provienen de fondos europeos. Sin embargo, el ahorro del 50% en los costes de electricidad según nuestras estimaciones, supondría a medio o largo plazo una cantidad de ingresos similar a lo invertido.

¿El sector agrario y ganadero es uno de los que tiene más posibilidades de ahorro con el uso del autoconsumo fotovoltaico?

Cualquier sector tiene posibilidades de ahorrar con el uso del autoconsumo fotovoltaico; aunque es cierto que sectores de las características del agrario y ganadero ofrecen unas condiciones que propician unos beneficios notables. Es un sector que cada vez está más abierto al autoconsumo fotovoltaico porque está obteniendo unos resultados excelentes. Estamos seguros de que este será el primero de muchos proyectos en la región de Extremadura.

mas opne energy extremadura

Olga García, Consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad: “Hay más de 80 proyectos fotovoltaicos en tramitación por una potencia total que supera los 5.000 MW”

Posted on

CONSEJERA

Entrevista con
Olga García
Consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad

Extremadura está siendo una de las comunidades más activas por número de proyectos fotovoltaicos en construcción y en tramitación ¿estamos ante una nueva revolución renovable en Extremadura sobre todo con el cierre pactado por sus accionistas de la Central de Almaraz en el futuro?

Sin duda, estamos viviendo un momento muy especial para las energías renovables en Extremadura. Tenemos el potencial suficiente para convertirnos en una referencia nacional e internacional en el sector y así lo están considerando las empresas que apuestan claramente por invertir en nuestra región.

Nuestro objetivo es que Extremadura lidere el proceso de implantación de las energías renovables en España y contribuir de forma destacada a que el país alcance las metas fijadas para la transición energética.

En este momento, solo en la tecnología solar fotovoltaica, se contabilizan proyectos con viabilidad para conectar a las redes por una potencia total de aproximadamente 8.000 MW. Hay más de 80 proyectos en tramitación por una potencia total que supera los 5.000 MW, algunos de los cuales cuentan ya con todas las autorizaciones. Más de 1.300 MW se encuentran ya en construcción, y esperamos que otros tantos empiecen las obras a lo largo de este mismo año.

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima prevé 57.000 MW de potencia renovable adicional en 2030 sobre 2020. Nuestro objetivo es que en 2030 Extremadura llegue a albergar el 20% de las inversiones asociadas a ese objetivo, lo que significaría  multiplicar por ocho el parque generador actual. Este objetivo, que consideramos factible, figurará en el Plan Extremeño Integrado de Energía y Clima, que estamos elaborando, y del que dispondremos a mediados de 2020.

El fomento del autoconsumo es muy importante para una región como Extremadura con gran población rural y por el gran peso de pymes ¿Es un área prioritaria para la nueva Consejería?

Absolutamente. El autoconsumo representa una gran oportunidad para Extremadura, para nuestro desarrollo energético y socioeconómico a corto y medio plazo. El autoconsumo ya es una opción viable y rentable. Representa ahorro y sostenibilidad. Y en Extremadura tenemos la voluntad de que en los próximos años tengamos un papel determinante y represente una realidad cotidiana en hogares, empresas e instituciones. Para ello, ya disponemos de líneas de ayuda que están teniendo una muy buena acogida y que van a  tener continuidad en próximos ejercicios.

De forma complementaria vamos a trabajar con otras instituciones y con el propio sector para dinamizar el avance del autoconsumo en la región con base en el fomento de  actuaciones coordinadas en ámbitos como la cualificación, la divulgación o la tramitación administrativa, con el objetivo de que el autoconsumo se convierta en un pilar esencial del nuevo modelo energético extremeño.

La movilidad eléctrica es otro de los vectores claves en el futuro ¿Resulta más complicado impulsarla en una comunidad muy extensa y con pocos habitantes por kilómetro cuadrado como Extremadura?

La extensión geográfica y la dispersión poblacional son factores que pueden condicionar pero desde la Junta de Extremadura estamos comprometidos con una implantación acelerada del uso del vehículo eléctrico en la región. Para ello, estamos impulsando, por ejemplo, la realización de planes de movilidad urbana sostenible en municipios o agrupaciones de municipios. Es una de las medidas incluidas en nuestra Estrategia regional para el impulso del vehículo eléctrico 2018-2030 que ya está en pleno desarrollo.

Queremos conseguir que el 10% de los nuevos vehículos matriculados en la región sean eléctricos y que se desarrolle el sector económico asociado a estos vehículos mediante la formación de profesionales, el desarrollo de nuevos proyectos empresariales y el fomento de proyectos de I+D+i sobre eficiencia energética en la movilidad y transporte sostenible.

A partir de septiembre vamos a movilizar un volumen importante de ayudas que impulsarán el uso y la adquisición de este tipo de vehículos por parte de los potenciales usuarios extremeños. Y en paralelo promovemos un amplio despliegue de una red de infraestructura de recarga interoperable que facilitará la movilidad de los vehículos eléctricos por la región y para la que contamos con la valiosa colaboración de otras administraciones provinciales y locales, además de empresas privadas. Todas ellas van a contribuir de forma relevante a la penetración del vehículo eléctrico en Extremadura en los próximos años.

En torno a los nuevos proyectos eólicos han surgido distintas plataformas en Montánchez y Sierra de Gata que critican su impacto ambiental en zonas turísticas y, sobre todo, que crean poco empleo ¿Tiene mucho recorrido la eólica aún en la región?

Los condicionantes de la energía eólica son conocidos por todos desde hace tiempo. Resulta evidente que en Extremadura hay otras tecnologías renovables con un potencial mucho mayor, mientras que el de la energía eólica está más limitado y se circunscribe a determinadas zonas geográficas. A partir de ahí, las empresas que han estado interesadas en la generación de este tipo de energía renovable han planteado sus proyectos. Algunos parques eólicos, como el del Merengue en Plasencia, ya son una realidad. Otros siguen siendo proyectos que deben cumplir todos los procedimientos administrativos establecidos para su instalación.

La Junta de Extremadura es garante de que se respeta la legalidad en todo momento, en todos los ámbitos, incluido el medioambiental, y para todos los posibles interesados y afectados. No hay ni habrá atajos legales y, en ningún caso, se podrá alegar indefensión. En todos los proyectos de energías renovables, incluidos los eólicos, estamos aplicando una política de transparencia y de cumplimiento estricto de la normativa vigente.

Para una región eminentemente rural y con importante aprovechamiento agrario y forestal ¿qué importancia debe tener  la biomasa?

En Extremadura disponemos de  un gran potencial de biomasa procedente del importante número de cultivos agrícolas. Además, el 68% de la superficie regional es forestal con lo que existe una extensa producción añadida de biomasa forestal residual de montes y dehesa. De ese potencial sólo el 10%  es aprovechado.

Resulta evidente que tenemos en la biomasa un yacimiento latente de generación de energía renovable que debe ser explotado al tratarse de un producto con salida en el mercado, que contribuye a la protección del medio ambiente, que genera empleo y favorece un efecto dinamizador de la economía rural.

Estamos incidiendo en el fomento de la oferta, para lo que hemos puesto en marcha una línea específica de ayudas para potenciar la creación de nuevas plantas industriales dedicadas a la fabricación de biocombustibles sólidos a partir de biomasa forestal y de residuos agrícolas, incluidos los pellets y el carbón vegetal. Ya tenemos encima de la mesa varios  proyectos empresariales que pueden ser una realidad en pocos meses. Y, por otro lado, por el de la demanda, venimos desde hace años promoviendo y subvencionando la inversión en calderas que utilizan la biomasa como combustible. Dentro del nuevo modelo de desarrollo sostenible de Extremadura, que tiene en la economía circular uno de sus cimientos, la biomasa figura como un ámbito primordial y así la estamos tratando.

El retraso en la armonización de los procesos de gestión de nuevas instalaciones de autoconsumo preocupa a empresas y comunidades

Posted on

autoconsumo

El sector energético  muestra preocupación ante  el actual retraso en la armonización de los procesos de gestión y comunicación de nuevas instalaciones de autoconsumo fotovoltaico  previstos en el Real Decreto 244/2019 del pasado 5 de  abril. Entre esos procesos que aún siguen  pendientes están los que habrán de regir el sis tema  de  compensación  por  excedentes  de  energía  de autoconsumo, cuyo comienzo se espera para primeros del próximo agosto.

Los días van pasando y aún no está claro que pueda llegarse a tiempo. Esa es la conclusión a la que parecen haber llegado comunidades y empresas del sector fotovoltaico de nuestro país según Gonzalo González, responsable del Área de Ingeniería de la empresa de renovables Cambio Energético. El pasado 5 de abril se publicó, entre el clamor general, el Real Decreto 244/2019 sobre autoconsumo energético en España. La nueva norma establecía en su Disposición Adicional Primera un plazo de 3 meses para que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) estableciera la adaptación de formatos y protocolos de comunicación entre las empresas distribuidoras, comercializadoras y comunidades autónomas.

El decreto establecía igualmente un plazo de 1 mes adicional a las distribuidoras y comercializadoras eléctricas para realizar los cambios técnicos y administrativos necesarios en sus sistemas que permitiesen comenzar a trabajar según lo establecido por el Decreto. Sin embargo, a apenas dos semanas de que se cumpla el primer plazo, el próximo 7 de agosto, comunidades autónomas y empresas siguen sin saber exactamente cómo habrán de operar bajo la nueva normativa.

Si  bien  la  CNMC  ya  ha  finalizado  una  propuesta  metodológica (CIR/DE/001/19), dicha propuesta está aún pendiente de recibir vía libre por parte de la Administración. Teniendo en cuenta la actual situación de interinidad del gobierno, es difícil saber si la aprobación llegará a tiempo de cumplir los plazos establecidos por el Real Decreto.

Entre tanto, las comunidades autónomas se enfrentan como buenamente pueden a la tramitación de nuevas instalaciones, haciendo uso de los recursos que han tenido hasta ahora y con buena disposición para con los agentes implicados, lo que, sin embargo, no puede evitar que salgan a la luz las evidentes diferencias entre unas comunidades y otras. De este modo, mientras en comunidades como Andalucía no se aplican tasas para la tramitación de nuevas instalaciones, otras comunidades como Extremadura o Madrid sí las contemplan, con variaciones en el precio. Del mismo modo, para la legalización de nuevas instalaciones fotovoltaicas, algunas comunidades como Asturias o Canarias exigen que la empresa o instalador que realice el proceso se haga también responsable de la instalación ya existente a la que se interconecta la nueva, lo que supone que haya instalaciones que, por potencia instalada, debieran estar exentas de presentar un proyecto de ingeniería pero que han de presentarlo por la necesidad de incluir la instalación ya existente. La disparidad de procesos tiene lugar incluso en los procesos de registro de nuevas instalaciones, que varían tanto en el número y naturaleza de los datos solicitados como en el mismo formato de los documentos establecidos para tal fin.

Compañías distribuidoras y comercializadoras no están exentas tampoco de la incertidumbre actual y continúan a la espera de conocer los procedimientos a los que habrán de adaptarse para llevar a cabo no sólo la comunicación con usuarios y comunidades, sino también la gestión técnica de nuevos mecanismos como el autoconsumo compartido o el ya mencionado sistema de compensación por excedentes de energía de autoconsumo, auténticas medidas “estrella” del nuevo decreto que han venido a revolucionar, al menos sobre el papel, el panorama energético de nuestro país.

Foto: Cambio Energético

Red Eléctrica publica a diario el precio que se pagará a los autoconsumidores por verter su excedente a la red

Posted on

electricas dehesa

Los autoconsumidores de energía eléctrica ya saben con fiabilidad el precio al que se pagará su energía excedente que vierten a la red general. Red Eléctrica de España, como operador del sistema eléctrico nacional, ha iniciado en la web del operador del sistema eSios la publicación diaria del precio por megavatio-hora (MWh) con el que se compensará a los autoconsumidores que viertan a la red la energía excedentaria.

Para ello, el usuario ha de tener un contrato de tarifa regulada o Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) con una comercializadora de referencia y estar acogido al mecanismo de compensación simplificada definida en el Real Decreto 244/2019 del 5 de abril por el cual se recompensa con una reducción de su factura de electricidad al autoconsumidor que integre su energía generada y no consumida en la red.

Ésta es una de las medidas aprobadas por el Ministerio para la Transición Ecológica que pretende impulsar las tecnologías de autoconsumo y de generación distribuida de origen renovable, reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera asociadas a la generación de electricidad y servir como herramienta para alcanzar los retos de descarbonización y lucha contra el cambio climático.

Este precio, con el que se compensará a los autoconsumidores, es el resultado de restar al precio medio horario (basado en el resultado del mercado diario e intradiario para cada hora del día) el coste de los desvíos. Para el cálculo de este valor no se tienen en cuenta los peajes de acceso. De esta manera, los autoconsumidores que viertan el excedente de generación renovable en la red, obtendrán una reducción sobre su factura de electricidad.

La web del operador del sistema eSios publica diariamente a las 20:20 horas estos precios de compensación de energía excedentaria vertida a la red para el día siguiente.

Con esta nueva herramienta, el usuario toma cada vez más fuerza como consumidor activo y se abre así a una nueva relación bidireccional entre los diferentes actores del sistema eléctrico.

Según recoge REE, para el Plan Nacional Integrado de Energía y clima 2021-2030, el autoconsumo es una herramienta relevante para alcanzar los objetivos de reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera y lucha contra el cambio climático fijados para 2030 en dicho documento.

El nuevo real decreto de autoconsumo abre grandes oportunidades en Extremadura para instalaciones renovables en zonas rurales

Posted on

casa panel

La nueva legislación sobre el autoconsumo puede suponer un antes y un después para el sector renovable español desde el punto de vista del consumidor final, tanto particular como pequeña empresa. Y abre grandes posibilidades de mercado en regiones como Extremadura donde hasta ahora la fotovoltaica estaba muy concentrada en grandes proyectos de producción.

La UNEF (Unión Española Fotovoltaica) celebra la aprobación del Real Decreto por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas del autoconsumo que se ha llevado a cabo en el Consejo de Ministros. Esta norma cumplimenta, el Real Decreto-Ley 15/2018 de medidas urgentes para  la transición energética y la protección de los consumidores, dotando de seguridad jurídica al sector fotovoltaico y creando un marco estable y de libre mercado para el desarrollo del autoconsumo.

Según UNEF, el nuevo marco normativo sitúa al ciudadano en el centro del modelo energético, permitiéndole tener libre acceso a la producción y venta de la energía y haciéndole más responsable de su consumo, en línea con los principios establecidos por el paquete de medidas “Energía Limpia para todos los Europeos” y con la consecución de los objetivos del Acuerdo de París.

La nueva regulación prevé la eliminación de las barreras económicas, al suprimir las cargas y peajes a la energía autoconsumida y a los sistemas de almacenamiento de energía. Además, elimina las barreras administrativas, al simplificar los trámites para las instalaciones de autoconsumo de pequeña potencia, e introduce la compensación económica de los excedentes de energía limpia vertidos a la red a través de la facturación neta.

Por otro lado, la norma reconoce el derecho al autoconsumo compartido, permitiendo el empoderamiento del ciudadano y abriendo paso a las comunidades energéticas, en las que consumidores, PYMES y autoridades locales se organizan para generar, autoconsumir, gestionar y almacenar su propia energía. Al utilizar los beneficios obtenidos para la propia comunidad, con fines sociales o medioambientales, el autoconsumo colectivo representa una importante solución a los problemas de pobreza energética.

Desde UNEF estiman que en este nuevo escenario se instalarán en España alrededor de 400 MW de autoconsumo al año, lo que contribuirá a la lucha contra el cambio climático, evitando la emisión de 4.000.000 de toneladas anuales de CO2 a la atmósfera. Adicionalmente, la creación de riqueza y empleo asociada a este desarrollo puede aportar soluciones a las numerosas problemáticas relativas a la España vaciada.

La definición de esta nueva legislación es el resultado de la constante e intensa labor pedagógica que se ha estado llevando a cabo desde UNEF en los últimos años, tanto a nivel europeo como a nivel nacional, donde la asociación ha estado trabajando con los diferentes grupos parlamentarios.

Desde UNEF consideran prioritaria la tramitación y adopción de la circular de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) por la que se establece la metodología y condiciones del acceso y conexión a las redes de transporte y distribución de las instalaciones de producción de energía eléctrica, para que se resuelvan las barreras administrativas todavía existentes, adoptando principios coherentes con esta nueva regulación.

Pedro Fresco, especialista en el mercado eléctrico: “La combinación de autoconsumo y almacenamiento va a alterar la relación entre la red eléctrica y el consumidor”

Posted on Actualizado enn

Pedro Fresco

Entrevista con
Pedro Fresco
Autor de “El futuro de la energía en 100 preguntas

Pedro Fresco, especialista en el mercado eléctrico y gasista y experto de la Universidad Internacional de Valencia, ha presentado recientemente su libro “El futuro de la energía en 100 preguntas”.

¿Hacia dónde va a cambiar el mundo energético en los próximos años según tu libro “El futuro de la energía en 100 preguntas“?

En el libro sostengo que hay tres idea clave que van a marcar el futuro de la energía. La primera es que la energía del futuro será renovable, pasando de un modelo de energías con base fósil a un modelo basado en las energías alternativas. La segunda idea es que el futuro es eléctrico, es decir, iremos hacia una sustitución de combustibles por electricidad, electrificando el transporte, la climatización, etc. Y, finalmente, la tercera idea clave es que el futuro de la energía será descentralizado, yendo a un modelo en el que no serán sólo las grandes centrales las que generarán la energía sino que también lo haremos nosotros mismos, convirtiéndonos en prosumidores.

Hasta no hace mucho las empresas eléctricas eran las grandes protagonistas del sector. ¿Ahora también lo son los propios clientes que puede convertirse en sus propios productores?

Efectivamente, esa es una de las claves del futuro. No es que las grandes centrales o los grandes generadores vayan a desaparecer, van a seguir existiendo porque el sistema eléctrico y ciertas actividades los necesitan, pero progresivamente iremos sustituyendo parte de esa generación centralizada por una descentralizada, propia. Y esto es algo que va a suceder en el consumidor doméstico pero también en el sector servicios o las empresas industriales.

¿Hasta qué punto el autoconsumo y la posibilidad del almacenamiento de energía con baterías va a cambiar el mundo energético?

Va a cambiarlo radicalmente. El almacenamiento, a nivel de grandes centrales o de sistema eléctrico, es lo que nos va a permitir prescindir progresivamente de las centrales térmicas e ir hacia un sistema eléctrico 100% renovable. Pero, además, la combinación de autoconsumo y almacenamiento a nivel de consumidor final va a alterar la naturaleza de la relación entre la red eléctrica y el consumidor.

Con sistemas de autoconsumo y almacenamiento económicamente competitivos, la mayoría de consumidores finales van a poder ser casi autosuficientes o, incluso, muchos podrán plantearse desconectarse de la red eléctrica, sobre todo una vez tengamos “baterías móviles” que serán nuestros vehículos eléctricos. La red ofrecerá ventajas, como vender o compartir la energía producida, pero habrá quién no las necesite. Cómo se ajustará todo es aún incierto, pero lo que es seguro es que en un par de décadas será muy distinto.

¿La movilidad eléctrica total, con el fin de los combustibles fósiles en la automoción en algunas décadas, qué necesita para ser viable?

Viable técnicamente ya es a nivel de vehículo particular, transporte de mercancías ligeras o transporte público urbano. En otros ámbitos, como la aviación, el transporte marítimo o el transporte internacional por carretera, todavía no lo es. El campo que me parece más complicado es la aviación, donde probablemente habrá que optar por alternativas como el hidrógeno, que en cualquier caso también sería renovable.

En todo caso, el campo de la movilidad eléctrica está evolucionando muy rápidamente. Cada año los nuevos modelos tienen más autonomía y las baterías son más baratas, y esa tendencia continuará en el futuro. En muy pocos años, los utilitarios eléctricos serán más competitivos que los vehículos de combustión gracias a sus menores costes variables y de mantenimiento. En cuanto eliminemos la frontera psicológica de la autonomía, que superaremos con una infraestructura de recargas rápidas adecuada, la revolución del vehículo eléctrico será imparable.

El coste energético es clave para muchos pequeños negocios (pymes, cooperativas, comercios, hostelería…). ¿Puede bajar sensiblemente en los próximos años el precio de la energía? ¿De qué dependerá más?

Hoy en día las energías renovables más maduras, la eólica y la solar fotovoltaica, son las energías que pueden generar electricidad a precio más bajo, así que su progresiva implantación debería hacer bajar el precio de la electricidad. Sin embargo, estas energías tienen un hándicap, que son intermitentes, y por tanto a partir de cierto grado de implantación será necesario complementarlas con almacenamiento u otras renovables no intermitentes que pueden ser más caras. Como aún no hemos llegado a ese punto no sabemos si en ese momento el precio de esas renovables y de ese almacenamiento encarecerá el recibo. Yo soy optimista y creo que en menos de una década tendremos sistemas de almacenamiento combinados con energías intermitentes que serán más baratos que cualquier alternativa fósil.

Eso es para la electricidad, sin embargo para el resto de energías (gas natural, gasóleo, gasolina, etc.) la tendencia será al encarecimiento. La lucha contra el cambio climático va a obligar a desincentivar su uso, algo que probablemente vendrá mediante su incremento de precio vía impuestos. Ya hay algunas propuestas en ese sentido, que pretenden aumentar la imposición sobre los combustibles y bajarla sobre la electricidad, para facilitar esa electrificación.

En todo caso quiero dejar un mensaje optimista. La posibilidad de autogenerar nuestra propia energía a precios cada vez más baratos nos va a permitir reducir nuestros costes energéticos. Una gestión cada vez más inteligente de la energía, las mejoras en la eficiencia energética y la nueva realidad a la que nos llevará ser prosumidores también operarán en nuestro interés. Si nos movemos con los tiempos, este nuevo paradigma será positivo para las empresas y abrirá muchas oportunidades de negocio que hoy ni siquiera somos capaces de vislumbrar.

Ana Esteban Loeches (UNEF): “Las inversiones previstas sitúan a Extremadura como un referente nacional en el sector fotovoltaico”

Posted on

UNEF extremadura

Entrevista con
Ana Esteban Loeches
Delegada de UNEF en Extremadura

Ana Esteban es la delegada en Extremadura de la Unión Española Fotovoltaica, la asociación más representativa del sector empresarial fotovoltaico en España, además de directora de Proyectos en la empresa Albufera Cells, ubicada en Navalmoral de la Mata, especializada en optimización de sistemas de almacenamiento de energía.

Extremadura ha sido una de las regiones con más proyectos presentados en fotovoltaica tras las subastas del Ministerio a los que se suman grandes proyectos ¿Qué va a suponer para la región este resurgir renovable?

Después de muchos años de incertidumbre en torno a la energía solar fotovoltaica, en diferentes informes a nivel internacional ha sido evaluada como la más barata del mundo, “No hay modo más económico de generar electricidad en donde el Sol brille abundantemente”. Extremadura cuenta  con muy buenas condiciones de radiación solar.

Algunos informes confirman que, de la nueva capacidad de generación eléctrica en el mundo, la fotovoltaica ha sido la más instalada en los últimos años. Esto se ha visto corroborado a nivel nacional con el interés que los inversores han demostrado por el sector, en el elevado número de solicitudes presentadas en las dos subastas celebradas en 2017 por un total de 8.000 MW.

Nuestra región cuenta con una situación geográfica y de radiación solar que favorece la rentabilidad de las instalaciones fotovoltaicas, esto nos ha favorecido en la ubicación de diferentes proyectos de energías renovables, que en la segunda subasta del pasado año se saldó con la adjudicación de 5.037 MW de nuevas instalaciones renovables sin coste para el consumidor eléctrico. Del total de los 143 proyectos fotovoltaicos adjudicados, 23 se han quedado en Extremadura, lo que supone un gran empuje al sector fotovoltaico, que particularmente aquí  había sufrido una gran desaceleración en los últimos años.

Nos podemos preguntar qué beneficio reportarán estas adjudicaciones a Extremadura, a grandes rasgos y teniendo en cuenta las inversiones necesarias para la puesta en funcionamiento de las plantas adjudicadas, que deberán estar operativas antes de 2020, obtenemos los siguientes datos:

La suma de todos los proyectos adjudicados a Extremadura, unos 7.900 MW, requieren una inversión media de 850.000€/MW, con esta referencia básica podemos hacernos una idea general del impacto económico que supondrán estas inversiones en nuestra región.

Todo esto sitúa a Extremadura en el mapa de la energía fotovoltaica como un referente a nivel nacional sin perder de vista que empresas, como Iberdrola, que quedaron fuera de algunas de las subastas realizadas en el sector fotovoltaico, están apostado por proyectos de hasta 500 MW fotovoltaicos como el de Núñez de Balboa junto a  Ecoenergías del Guadiana.

¿Puede llegarse a eliminar el llamado impuesto al sol? ¿Qué potencial tiene el autoconsumo en una región tan rural como Extremadura?

El cambio de gobierno a nivel nacional nos ha dado grandes titulares para el sector fotovoltaico. Las nuevas normativas relativas al llamado “impuesto al sol”, anunciando su eliminación en la generación distribuida, la disposición para la reducción de los trámites burocráticos de la puesta en servicio de las instalaciones de autoconsumo y la ampliación de los objetivos relacionados con las energías renovables propuestas desde la Unión Europea para el 2030, están mejorando las expectativas de nuestro sector.

Otro de los anuncios más positivos es la posición general a nivel europeo, de oposición a cualquier acción o decisión que suponga un obstáculo para el autoconsumo.

El inminente proceso de transición energética y la forma de abordarlo desde el sector fotovoltaico se centra entre otros en los siguientes aspectos:eliminación de la incertidumbre regulatoria del sector y mantenimiento del nivel retributivo;

aumento de los recursos destinados a la  I+D+i; simplificación de la burocracia administrativa y reducción de plazos de puesta en funcionamiento y eliminación del impuesto al sol para el autoconsumo, etc.

El pacto conseguido en el seno de la UE será la guía a seguir en la transformación del sistema energético europeo en los próximos años y  la entrada en vigor de la nueva Directiva europea de Renovables aportará tranquilidad al sector dado que desde la UE se ha modificado el límite, eximiendo de tasas o cargos a instalaciones de autoconsumo menores de 25kw, en lugar de los 10kw que había en España;  limitado el autoconsumo a un 8% de la potencia total del país y permitiendo que las instalaciones de autoconsumo tengan derecho a recibir una remuneración de acuerdo con el valor de mercado por la energía que se vierta a la red; y que los paneles instalados en una vivienda o en un conjunto de viviendas puedan ser propiedad de un tercero.

El empresario o profesional agrario ¿está ya abierto al autoconsumo o es aún reticente?

Para ayudar en este sentido, desde diferentes administraciones se plantean el uso de las renovables para la optimización de los recursos y la contribución al incremento de la productividad.El caso más evidente se plasma en la Estrategia Nacional de Regadíos, que entre sus objetivos marca el aprovechamiento de la fotovoltaica para avanzar en el uso eficiente del agua, modernizando los sistemas de regadío que prevén podría suponer un ahorro de agua de unos 1.100 hm3/año, con una inversión próxima a los 3.000 millones de euros.

Como en todos los cambios estructurales, el tener un sector “motor” como referencia, que en Extremadura es el agroganadero, se pone de manifiesto los beneficios que ofrece la fotovoltaica al tejido empresarial y permite los verificar beneficios, que la actualización de las infraestructuras eléctricas básicas, producen en nuestras empresas.

Para ayudar a una mayor introducción de la fotovoltaica y sus beneficios, desde diferentes comunidades autónomas se impulsa el autoconsumo industrial a través de líneas de subvención para instalaciones fotovoltaicas en empresas y también a nivel doméstico incentivando las instalaciones en el ámbito residencial.

Según todos los expertos, gran parte del futuro renovable y del autoconsumo vendrá dado por la capacidad de almacenamiento y por los nuevos sistemas de baterías ¿Cómo se encuentra este área en la actualidad por y experiencia con Albufera Cells y hacia dónde va el futuro?

La base de la optimización de los recursos es el control y distribución de los mismos adaptados a sus necesidades de uso y niveles de demanda.  Para ello la integración de baterías que almacenen la energía solar generada y la electrónica que permita gestionar de forma eficiente la misma, permiten aprovechar las ventajas del autoconsumo tanto en instalaciones aisladas como conectadas a la red. La acumulación juega un papel fundamental para el máximo aprovechamiento de la energía generada y permite un autoconsumo al más alto nivel de eficiencia y seguridad.

El mejor aprovechamiento de la energía a través de la instalación de sistemas de acumulación se rentabiliza en todos sus ámbitos de uso: naves industriales, instalaciones agrícolas o pecuarias, riegos, oficinas, polideportivos, almacenes, hogares o cualquier tipo de estructura que consuma energía eléctrica.

Desde el grupo Albufera trabajamos en la optimización de los sistemas de almacenamiento de energía centrando nuestro esfuerzo en el desarrollo de nuevas soluciones en tecnologías alternativas basadas en el Aluminio, que mejorarán las prestaciones que ofrecen los sistemas disponibles actualmente en el mercado, a un menor precio. Como el SALSA, Sistema de Automovilidad Limpia con Soporte de Almacenamiento ideado para el Vehículo Eléctrico; SALVIA, Sistema de Abastecimiento energético Limpio para Valorización de Instalaciones Agropecuarias; SOLER P, para albergar hasta 17.5 kWh de energía suministrados por baterías de plomo para aplicaciones solares y  SOLER L, para albergar 9.6 kWh de energía, almacenamiento suficiente para alimentar la mayoría de los hogares durante la noche.