gasolineras

Extremadura es la séptima región por gasolineras automatizadas abiertas

Posted on

surtidor

La normativa autonómica extremeña que impide a las gasolineras automáticas operar sin personal, está impidiendo ahorrar a los extremeños unos 200 euros anuales por la falta de competencia en este sector, según argumenta la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (AESAE).

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística de Extremadura de 2016, una familia extremeña tiene un gasto medio de 23.003,7 euros al año. De esta cantidad, 1.189,87 fueron destinados al transporte, la tercera partida en importancia después de alimentación y vivienda. Esto significa que una familia gasta el 5,16% de su presupuesto en transporte.

“El carburante es la única partida que puede variar en el presupuesto de una familia, ya que en la vivienda o la alimentación los ajustes ya están hechos. Por tanto el ahorro en trasporte (carburante) se vuelve capital para ajustar el presupuesto. Y en todo caso si ahorran en transporte, pueden destinarlo a otras actividades”, explica Manuel Jiménez Perona, presidente de la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (AESAE)

“Las estaciones de servicio automáticas hacen que bajen los precios de media unos diez céntimos el litro en las zonas donde se implantan”, afirma el presidente de AESAE. Con las nuevas aperturas de estaciones automáticas, las estaciones tradicionales se verán obligadas a bajar los precios para hacer frente a la nueva competencia. “Y se beneficiará al bolsillo de las familias extremeñas porque bajará el porcentaje de gasto medio familiar en carburante”, que Jiménez Perona estima en 200 euros año, “sin perder un ápice de calidad y de servicio pues a fin y al cabo en la mayor parte de las estaciones tradicionales el cliente se pone el carburante”.

Las dos provincias extremeñas tienen unos precios de carburante muy lejos del de provincias como Lérida, Valencia o Barcelona donde la mayor competencia permite unos precios mucho más competitivos. A esta diferencia hay que unirle la menor renta per cápita de las dos provincias extremeñas si lo comparamos con las tres provincias mencionadas, lo que conlleva a concluir que el esfuerzo económico para llenar el depósito es mucho mayor para un extremeño que para un valenciano, por ejemplo.

La normativa autonómica dicta como “obligación específica de protección y prevención de riesgos de los consumidores y usuarios” que todas las gasolineras “deberán disponer en la propia estación, mientras permanezca abierta, al menos de una persona responsable”. AESAE denuncia que esta medida no tiene otro fin que no sea el de limitar el desarrollo del modelo de negocio de las gasolineras automáticas.

“La protección  de las personas con discapacidad y la prevención de riesgos no son más que excusas de “mal pagador” para limitar nuestro modelo de negocio”, afirma Jiménez Perona.

Un conductor con una discapacidad podrá repostar en una estación, si ésta es accesible, y no necesita un persona como tampoco la necesita para acceder a los servicios sanitarios, de transporte etc. AESAE es consciente de ello y por eso piden a todas las Comunidades, en palabras de Manuel Jiménez Perona, que “exijan  a todas las estaciones donde el cliente reposta, la Ley de Accesibilidad de 2013, ya que aún no se está exigiendo”.

Extremadura cuenta con 23 estaciones de servicio automatizadas en toda la Comunidad, según cifras de AESAE. Esto la convierte en la séptima Comunidad con más puntos de repostaje de este tipo. Este número supone el 3,75% del total de las gasolineras de este tipo que hay en España. “Durante el año y medio que llevamos luchando, hemos conseguido resultados muy positivos a nivel nacional”, explica el presidente.

Aproximadamente, de las 11.180 estaciones de servicio que existen en España, tan solo unas 560 son automatizadas. Este dato representa el 5% de las gasolineras que hay en España.

Extremadura cambiará su Ley de gasolineras Low Cost menos de un año después de entrar en vigor

Posted on Actualizado enn

surtidor

En agosto del 2017 entró en vigor la normativa que modificaba la Ley del Estatuto de Consumidores de Extremadura por la que se exigía a las gasolineras que operan bajo el modelo de low cost a contar con al menos un trabajador mientras permanecieran abiertas desde las siete de la mañana a las diez de la noche. La justificación última de la Ley era defender los derechos de las personas con minusvalía a la hora de repostar.

La ley era una reivindicación de la asociación de estaciones de servicio extremeñas (ARESEX) –prometida durante la campaña electoral por el presidente Vara durante el mandato de Monago- y que seguía el recorrido normativo de otras comunidades autónomas con legislaciones similares. Sin embargo, desde la administración central, este tipo de normativas no se ha visto nunca con buenos ojos ya que choca contra la legislación europea y también contra la española, al considerar el Ministerio de Industria que invade sus competencias sobre el actual modelo de estaciones de servicio.

Por su parte, la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas (AESAE) apoya la postura del Ministerio de Industria ya que considera que no hay razones objetivas de contar con un empleado con horario fijo si se cumplen con la legislación exigida por el Ministerio, incluidas las de accesibilidad para personas con minusvalía. La normativa extremeña dejaba fuera de esta obligatoriedad a los postes de carburantes instalados en las cooperativas agrícolas.

La Administración central incluso llegó a plantearse con las comunidades autónomas que cuentan con legislaciones similares ir al Tribunal Constitucional para que dirimiera el conflicto. Y en el caso extremeño, antes de judicializar el caso, la Junta de Extremadura ha acordado con el gobierno un cambio en la normativa para tratar de acercar posturas. Siempre con la idea de garantizar el acceso a personas con discapacidad. La Junta asegura que lo hará “con pleno respeto a la normativa estatal y al ordenamiento de la Unión Europea en cuanto resulten de aplicación”. Una compleja solución porque el actual modelo de gasolineras de la legislación española permite la apertura y gestión de las denominadas gasolineras automáticas conocidas como low cost.

Desde el sector de las gasolineras low cost aseguran que la normativa de contar con un empleado en horario fijo ha supuesto un encarecimiento de los carburantes que pagan los conductores al tener que repercutir los costes. El Ministerio de Industria siempre ha apostado en los últimos años por una mayor liberalización del sector de los hidrocarburos desde el punto de vista comercial, para tratar de abaratar sus costes por ser uno de los productos que más peso tiene en la confección del IPC.

El Parlamento extremeño aprueba la reforma de las gasolineras low cost sin incluir las de cooperativas agrarias

Posted on

La Asamblea de Extremadura aprobó, con la abstención del PP y Ciudadanos, la modificación de la Ley del Estatuto de los Consumidores de Extremadura que ha promovido el PSOE con el apoyo de Podemos para obligar a que las gasolineras del tipo low cost cuenten con al menos un empleado para la atención de 7 de la mañana a 22 horas. En torno a un cuarta parte de las gasolineras de la región, unas 95 de las 448 abiertas, se pueden considerar dentro del modelo de bajo coste.

Con esta nueva ley, el PSOE argumentaba que se protege mejor a los consumidores con minusvalía o movilidad reducida que deben tener los mismos derechos de atención que el resto de ciudadanos. Además de generar empleo. Así como por la mejora de seguridad que supone, aunque una parte importante de las horas comerciales del día siga desatendida al ser negocios en la mayoría de los casos que funciona 24 horas del día. Casi una decena de comunidades autónomas ya han legislado o están en trámites sobre este tipo de estaciones de servicio, en la mayoría de los casos para obligar al menos a contar con un empleado.

Mientras, el PP cree que aun compartiendo en parte varios puntos de la nueva normativa, no está claro que no invada parte de la normativa estatal y que incluso puede ser objeto de recursos por parte del colectivo afectado -las gasolineras low cost– como ha ocurrido en otras comunidades autónomas ya.

La nueva normativa deja fuera de la actual legislación a los puntos de suministro de carburantes de las cooperativas agrarias, unos 67 en la región. Cooperativas Agroalimentarias de Extremadura se mostró desde el primer momento convencida de que la nueva legislación no debía afectarles ya que la venta de carburantes es un servicio para sus socios y familiar y no un negocio en si mismo que contribuye a mejorar la competitividad de sus cooperativas.

“Las cifras de negocio no dan resultados para mantener un empleado, puesto que la venta de hidrocarburos por parte de  las cooperativas es un servicio más que se ofrece al socio y a veces a terceros, de ahí que el margen de beneficio sea mínimo, solo lo necesario para amortizar y mantener correctamente las instalaciones. No es un negocio más de la cooperativa como se pueda pensar”, aseguraba Juan Francisco Blanco, responsable de la sectorial de suministros de Cooperativas en la región y gerente del Grupo Acopaex meses atrás a la revista CAUDAL DE EXTREMADURA al ser preguntado sobre el futuro de la nueva norma.

Mientras la Asociación de Empresarios de Estaciones de Servicio de Extremadura (Aresex)  considera la nueva legislación como una “buena noticia”, la Asociación Extremeña de Gasolineras Libres cree que va totalmente en contra de la Comisión Nacional de la Competencia y anuncia que llevará la ley a los Tribunales, ante Competencia y a la Asamblea de la Asociación Nacional de Estaciones de Servicio Automáticas.

El precio medio del gasóleo en la provincia de Badajoz es más barato que en la de Cáceres

Posted on

carburantes

La provincia de Badajoz tiene los precios de los combustibles, especialmente el gasóleo A, más bajos que los de la provincia de Cáceres en su conjunto. Así se desprende del último informe publicado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, con datos de noviembre del 2016.

Según estos datos, las estaciones de servicio de la provincia cacereña ocuparían el puesto número 23 de toda España entre la que cuenta con un precio más elevado de la gasolina frente al puesto número 25 de la provincia de Badajoz. Sin embargo, si el análisis se centra en el gasóleo A, el de mayor venta en gasolineras, las diferentes de precios se amplías ya que mientras la provincia de Cáceres se sitúa como la número 14 más cara de España, mientras la de Badajoz se mantiene en el puesto número 24 de todo el país.

Sin embargo, en el mes de Noviembre, las gasolineras de la provincia de Badajoz registraron una de las variaciones más altas en el margen bruto de la distribución de gasolina, en el cuarto puesto nacional.

Si se realiza esta comparación con Europa, el margen bruto promedio de la gasolina 95 en España fue superior en 5,5 céntimos de euro/litro al indicador correspondiente de la UE-6, lo que supone un descenso del -18,7% respecto al mes anterior.

En cuanto al gasóleo A, fue superior en 4,3 céntimos de euro/litro, lo que supone un descenso del -27,1%. Así, España se mantuvo en la tercera posición del ranking de precios antes de impuestos más altos de la UE para la gasolina 95. Respecto al ranking del gasóleo A, descendió de la cuarta a la octava posición.

Las estaciones de servicio integradas en la red de distribución de BP marcaron los precios promedio más altos en gasolina 95, seguidas de Cepsa y Repsol. En gasóleo A, las estaciones de Repsol, Cepsa y BP registraron precios promedio idénticos. Los precios promedio de los tres operadores con capacidad de refino en España fueron superiores a los de otros operadores con redes destacadas, como Galp Energía España y Disa Península. El promedio correspondiente a los restantes operadores fue inferior al de todos los anteriores para ambos carburantes.

Las gasolineras low cost extremeñas tendrán que pasar por el SEXPE

Posted on

surtidor

Las gasolineras low cost de Extremadura que no tengan empleados atendiendo en el repostaje tendrán que pasar por las oficinas del Servicio Extremeño Público de Empleo para realizar al menos un contrato laboral.

Según el borrador de Decreto que ha publicado la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales, se obligará a que las gasolineras cuenten con una persona responsable en todo momento de los surtidores. Según los cálculos del sector, en la región habrá cerca de 90 gasolineras de este tipo, de los que una buena parte dependen de las cooperativas agrarias con surtidores en sus instalaciones.

La obligación de que las gasolineras contarán con al menos un empleados fue una de las peticiones que la Asociación Empresarial de Estaciones de Servicio de Extremadura (ARESEX) realizó al actual presidente de la Junta de Extremadura en campaña.

El pasado mes de febrero, el PSOE presentó una iniciativa ante la Asamblea de Extremadura para promover esta regulación de las gasolineras low cost, que contó con el apoyo de PP, Ciudadanos y Podemos. Ya hay nuevas comunidades autónomas que han legislado sobre este tema, la última de ellas, Madrid, en una norma parecida a la extremeña.

Habrá que ver cómo la nueva norma encajará en el funcionamiento de las gasolineras de las cooperativas agrícolas, que han alcanzado una importante cuota de mercado en sus zonas de influencia.

La futura legislación indica que en el horario de funcionamiento de la cooperativa, debe haber un empleado de la misma como responsable de los surtidores. Y que el cliente que quiera repostar debería avisar mediante un dispositivo al mismo. Además, en el horario en el que permanezca cerrada la cooperativa, los clientes no socios no podrán repostar. Un tema especialmente complicado de cumplir en las cooperativas de tamaño más pequeño donde cuentan con pocos trabajadores, o incluso con uno solo en algunos casos.

El sector de las gasolineras low cost asegura que hay muchas gasolineras de gran tamaño y facturación en España, propiedad o abanderadas por las grandes petroleras, que solo funcionan con uno o dos empleados para atender hasta ocho surtidores y una gran tienda.

Ilustración: J.C. Florentino

La Comunidad de Madrid copia a Extremadura para exigir a las gasolineras low cost contar al menos con un empleado

Posted on

gasolinera

Pocos días después que la Asamblea de Extremadura reclamara a la Junta de Extremadura una legislación específica para que las casi 100 gasolineras desatendidas en la Comunidad de Extremadura contaran al menos con un trabajador, el Parlamento de la Comunidad de Madrid acaba de aprobar una norma similar. Mientras en Extremadura la petición se realizó a finales de febrero, en la Comunidad de Madrid se tramitó la primera semana de marzo.

Todos los partidos de la Asamblea de Madrid (PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos) han instado al Gobierno que preside Cristina Cifuentes a establecer una norma que obligue a todas las gasolineras a contar al menos con una persona que atienda a los conductores.

Si contamos a la Comunidad de Madrid y a Extremadura, ya serían diez comunidades autónomas -Navarra, Asturias, Baleares, Andalucía, Castilla-La Mancha, Aragón, Murcia y Comunidad Valenciana- las que disponen de legislaciones específicas para regular la atención de las gasolineras low cost. Distintas asociaciones de consumidores ha llegado a pedir más controles e inspecciones a las autoridades de consumo regionales, ante las cuales ha presentado una denuncia porque estos establecimientos vulnerarían los derechos de los consumidores.

Esta medida fue una de las promesas electorales del entonces candidato Guillermo Fernández Vara a la asociación empresarial de estaciones de servicio, agrupadas en torno a ARESEX.

La primera comunidad que aplicó una legislación más dura con este tipo de establecimiento que no cuentan con ningún trabajador fue Andalucía. La Junta de Andalucía aceptó la petición de la Asociación Andaluza de Vendedores al por Menor de Carburantes y Combustibles (Agavecar) de que hubiera al menos un empleado en horario diurno.

Muchas de estas comunidades autónomas están imponiendo la obligación de contar con un empleado solo en horario diurno aunque no así por la noche, ya que consideran que si obligaran a contar con empleados las 24 horas del día, la gran mayoría cerraría.

Queda por ver en qué posición quedarían las gasolineras establecidas en muchas cooperativas agrarias de la Comunidad de Extremadura y que en los últimos años han conseguido una importante cuota de mercado en muchas comarcas de la región.

La subida de impuestos a los carburantes en Portugal traerá más clientes lusos a las gasolineras extremeñas

Posted on

galp

El gobierno portugués de Antonio Costa necesita aumentar ingresos vía impuestos para cumplir con los compromisos de Bruselas y sobre todo para recaudar dinero para hacer frente a sus compromisos sociales como la subida del salario mínimo. Y los carburantes y el tabaco están en su punto de mira. Además de subir el impuesto de circulación.

Esta subida de los carburantes en Portugal, que se produce cuando el precio del petróleo en los mercados internacionales está en niveles muy bajos, tendrá un efecto directo en el aumento de los clientes lusos en las estaciones de servicio extremeñas. Sobre todo en las de localidades cercanas a Portugal, especialmente Badajoz capital así como Valencia de Alcántara hacia el norte. Las variaciones de precios en los combustibles de ambos lados de la frontera siempre han significado un trasvase de clientes a uno y otro lado.

Si bien, la aplicación del céntimo sanitario en Extremadura, en valores más altos a los de otras regiones cercanas como Castilla y León, le ha hecho perder atractivo para el repostaje entre los grandes clientes, según aseguran desde la Asociación de Estaciones de Servicio.

Dicha subida de los carburantes también se dejará notar en las empresas y autónomos de transporte portugueses que diario circulan por la Autovía de Extremadura en ambos sentidos. Curiosamente, en la actualidad, una de las petroleras que mejores precios oferta en el mercado español entre las grandes es Galp, incluso cercana a las low cost.

Hay que recordar que la subida de los impuestos en el precio de los carburantes tiene un impacto directo sobre su precio final. El 54% del precio de la gasolina son impuestos y, en el caso del gasóleo, los tributos representan el 48% de la factura final del consumidor en combustible.

Esta situación es peor aún en países como el mismo Portugal o Francia, donde la carga impositiva del Estado sobre los carburantes es mayor. La media europea es del 62%.