MERCADO ELÉCTRICO

Cambio Energético acoge a los alumnos del FP dual de renovables del IES Caurium

Posted on

El pasado jueves 25 de febrero se publicó en el DOE la firma del convenio para el desarrollo de programas formativos de Formación Profesional Dual entre Cambio Energético y la Consejería de Educación de la Junta de Extremadura. 

El objetivo de dicho convenio, de cuatro años de duración, es el desarrollo de proyectos de formación profesional dual en el sistema educativo, en los que coparticipen los centros educativos y las empresas colaboradoras. Para este curso ya se ha puesto en marcha la colaboración entre el Instituto de Enseñanza Secundaria Caurium de Coria (Cáceres) y Cambio Energético.

Para Ramón Domínguez, gerente de Cambio Energético, “la firma de este convenio supone una oportunidad para la generación de empleo cualificado y de calidad, en un sector en alza que necesita de nuevos perfiles profesionales formados en las tecnologías más actuales”.

A su vez, desde el IES resaltan que la particularidad de que dichos estudios se adscriban a la modalidad de la Formación Profesional Dual, “ha posibilitado que los alumnos, desde el inicio de su formación, establezcan un vínculo muy estrecho con las empresas, hecho que les permitirá participar del funcionamiento de las mismas y tomar contacto directo con lo que habrá de ser su futuro laboral como técnicos”.

Para Cambio Energético, la implantación de la FP Dual en la empresa supone un salto cualitativo en la formación y capacitación de perfiles profesionales altamente demandados en un sector que está experimentando un crecimiento exponencial.

Además, con la firma de este acuerdo, Cambio Energético amplía su colaboración con el sector educativo, puesto que desde hace varios años la empresa ya colabora con institutos y universidades cuyos alumnos han realizado sus prácticas en las instalaciones de la empresa, incorporándose posteriormente a la plantilla muchos de ellos al finalizar su periodo de prácticas. 

El consumo eléctrico de Extremadura solo ha superado los 5.000 Gwh en dos de los últimos 15 años

Posted on

Ricardo Leal, el propietario del Grupo Cristian Lay que ha adquirido el pasado mes de julio la Siderúrgica Balboa ubicada en Jerez de los Caballeros, se convertirá a partir de ahora en el extremeño que más pague por su recibo de la luz. Como antes lo fueron el fondo norteamericano KKR o el mismo Alfonso Gallardo. Y es que la Siderúrgica Balboa es la responsable del 13% del consumo eléctrico de la región, muy por delante por sí sola de otros sectores muy importantes como el de la industria agroalimentaria, la hostelería o la agricultura.

Siguiendo con la tónica de lo ocurrido en España, el consumo eléctrico en Extremadura cayó en el año 2019 tras seis años de crecimiento. Y lo hizo algo más que la media española, un 2% frente al 1,6% nacional. La demanda eléctrica regional alcanzó los 4.971 Gwh en el año 2019, frente a los 5.071 Gwh de un año antes. Hay que tener en cuenta que según los datos de REE recogidos por el Balance Eléctrico de Extremadura, de los últimos quince años solo en dos de ellos (2017 y 2018) la región superó los 5.000 Gwh de consumo eléctrico. La demanda per cápita en Extremadura en el año 2019, con una población total de 1.067.710 extremeños según datos del Instituto Nacional de Estadística, fue de 4,64 MWh/hab.

Según el Informe del Sistema Eléctrico Español de REE para 2019, “la demanda de energía eléctrica en España durante el año 2019 presentó un descenso del 1,6 % respecto al año anterior, alcanzando un total de 264.635 GWh demandados, siendo este el primer descenso de la demanda que se produce desde el año 2014.

Por sectores
A la hora de analizar el consumo eléctrico regional, y porqué su evolución en los últimos años ha sido tan estable, hay que tener en cuenta que entre cuatro sectores agrupan casi el 74% del total del consumo. Con los hogares como principal grupo con el 37,5% de la electricidad consumida (1.696 Gw/h), según datos del Balance Eléctrico de Extremadura con datos del año 2018. El segundo sector en consumo es el de la Siderurgia y Fundición, representado por la planta de Balboa en Jerez de los Caballeros con el 13% y 602 Gw/h. El sector del comercio en tercer lugar con el 12,2% y el de las administraciones e instalaciones públicas en cuarto lugar con el 10,7%, configura el grueso del consumo eléctrico regional, en el que también destacaría la industria agroalimentaria (5,9%) y la agricultura.

Si analizamos no solo el consumo total de energía sino la tipología de sus clientes, vemos que el 85% de los mismos pertenece a los hogares, con más de 762.000 clientes que pagan el recibido de la luz. 

A nivel nacional, según el Índice de Red Eléctrica (IRE) por grandes sectores de actividad, tan solo la industria tuvo una variación negativa (-3,9 %) en el año 2019, pero dado su peso ha condicionado la evolución del conjunto. Por áreas geográficas, siete han sido las comunidades autónomas que han experimentado variaciones positivas en su consumo,  destacando Castilla-La Mancha con un 1,4 %. En el caso contrario se encuentra Asturias con una variación negativa del 11,5 %, con más peso industrial.

La Junta habilita una línea de ayudas de 463.000 euros para adaptar tendidos eléctricos con el fin de evitar daños a la avifauna

Posted on

La Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad, a través de la Dirección General de Sostenibilidad, ha publicado en el Diario Oficial de Extremadura una Resolución mediante la que se abre la convocatoria de ayudas destinadas a la adaptación de las líneas eléctricas de alta tensión, en aplicación a los requisitos del Real Decreto 1432/2008, de 29 de agosto, por el que se establecen medidas para la protección de la avifauna contra la colisión y la electrocución en líneas eléctricas de alta tensión.

Las ayudas contribuirán a la modificación de los tendidos eléctricos peligrosos, para garantizar que ya no supongan ningún riesgo para las aves que se posen en ellos, favoreciendo de este modo la conservación de hábitat y especies de interés comunitario, especies gregarias y planeadoras, especialmente aquellas acogidas a algún régimen de protección.

La convocatoria correspondiente al 2021 cuenta con un presupuesto de 463.851 euros, estableciéndose un máximo de 50.000 euros de ayuda por beneficiario, que podrán ser aquellas personas, físicas o jurídicas, públicas o privadas, que ostenten la titularidad de las líneas eléctricas de alta tensión que no se ajustan a las prescripciones técnicas establecidas en el citado Real Decreto.

Los interesados disponen de veinte días hábiles contados a partir del 20 de enero para registrar sus solicitudes, por lo que el plazo de presentación expirará el 11 de febrero de 2021.

La electrocución de las aves en estructuras de conducción eléctrica es uno de los principales problemas para la conservación de muchas de las especies incluidas en el Catálogo de Especies Amenazadas de Extremadura y España.

En concreto, las muertes se producen por electrocución y por colisión, siendo la primera mucho más común que la segunda. La electrocución se produce cuando el ave se posa sobre un apoyo eléctrico y entra en contacto con elementos en tensión del mismo, bien sean dos conductores, o un conductor y la parte metálica del apoyo, provocando que, de esta forma, la corriente eléctrica pase a través del ave, causando la muerte inmediata.

Las colisiones se producen cuando el ave se encuentra en pleno vuelo, y al no detectar la existencia de los cables conductores, choca contra ellos provocándose traumatismos de diferente consideración o, incluso, la muerte.

El grupo de aves más afectado por la electrocución es el de las rapaces, que suelen utilizar los apoyos como posaderos, mientras que otras aves, como las esteparias y/o migratorias gregarias, se ven más afectadas por la colisión con cables de tierra y conductores.

Los datos de mortandad registrados en la Comunidad Autónoma de Extremadura, bien por haber ingresado en los Centros de Recuperación de Fauna Silvestre, o por estudios específicos realizados por la propia Dirección General de Sostenibilidad, corroboran estos impactos sobre las aves sedentarias y migratorias de nuestra Comunidad Autónoma. Cabe destacar la grave amenaza que para especies tan protegidas como es el águila imperial ibérica, el milano real, el águila perdicera o el buitre negro supone la electrocución y para especies como las grullas, avutardas y cigüeñas supone la colisión con líneas eléctricas.

En 2020 se detectaron 119 incidencias con fauna silvestre, de las cuales el 95.7% corresponde a especies incluidas en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Extremadura. Entre las especies protegidas, se vieron afectadas 3 especímenes de especies catalogadas en peligro de extinción (1 cigüeña negra y 2 águilas imperiales ibéricas) y 5, a especies catalogadas como sensible a la alteración de su hábitat (2 buitres negros, 1 cernícalo primilla, 1 aguilucho lagunero y 1 halcón peregrino).