ciclo combinado

Los promotores de la central térmica Mérida Power de 1.100 Mw esperan la autorización de Industria y la subestación de Alange para decidir su futuro

Posted on

merida_power

Mérida Power, el proyecto conjunto de Advanced Power AG y Siemens Project Ventures GmbH para promover y construir una central térmica de ciclo combinado (CTCC) de 1.100 MW en Valverde de Mérida, recibió en septiembre de 2012, la Autorización Ambiental Integrada (AAI) de la Junta de Extremadura.

Además, el proyecto ya tiene aprobada la concesión de abastecimiento de agua potable por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadiana y  la Junta de Extremadura ha resuelto favorablemente el expediente de calificación urbanística.

Según informa el recientemente publicado Anuario Energía de Extremadura 2013, dentro del procedimiento administrativo que debe completar el proyecto, en los próximos meses se espera la resolución de la Autorización Administrativa (AA) por parte del Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

En ese momento, Mérida Power afrontará un análisis de los factores más relevantes del mercado para determinar los siguientes pasos que deben acometerse, así como la evolución del nuevo Plan de Desarrollo de Infraestructuras 2014-2020, en que el que deberá incluirse la nueva Subestación de Alange donde la central eléctrica conectaría para la evacuación de la electricidad generada.

La tecnología de ciclo combinado usará gas natural, el combustible fósil más limpio. Junto a la alta eficiencia y el uso de aire para su refrigeración, la planta tendrá bajas emisiones y un impacto ambiental mínimo.

El proyecto, con una inversión de en torno a 500 millones de euros en Extremadura, beneficiará  de manera importante la economía local y regional. La previsión es que durante la etapa de construcción, que duraría unos 3 años, la planta requerirá unos 1.000 trabajadores, mientras que en la fase operativa se crearán 50 puestos de trabajo directos y otros 100 indirectos.

Foto: Recreación infográfica de la central térmica de Mérida Power

Anuncios

“La recuperación de la demanda es necesaria para que nuevos proyectos de ciclos combinados como el de Valverde de Mérida se puedan materializar”

Posted on Actualizado enn

Entrevista (Segunda parte)
Juan José Cardesa
Director General de Incentivos Agroindustriales y Energía de Extremadura

Recientemente se ha aprobado la Autorización Ambiental Integrada de la central de ciclo combinado de Mérida Power en Valverde de Mérida. Por lo que conocen ya de sus promotores, aunque el plazo de ejecución es amplio, ¿se trata de un proyecto que se llevará adelante?

El desarrollo de este proyecto de central de ciclo combinado en Extremadura está también sujeto a varios factores, unos de índole puramente administrativo y otros de corte coyuntural, asociados principalmente a la situación actual del mercado de generación eléctrica. Podemos decir que se han de cumplir una serie de requisitos para que el proyecto esté en condiciones reales de poder plantearse el inicio de las obras. Su ejecución a corto, medio o largo plazo va a depender muy mucho de cómo evolucionen en los próximos años las siguientes cuestiones.

La primera de ellas es la obtención de todos los permisos y autorizaciones. Este proyecto cuenta desde diciembre de 2010 con la Declaración de Impacto Ambiental favorable emitida por el entonces Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino. Dispone ya también de la Autorización Ambiental Integrada emitida recientemente por la Dirección General de Medio Ambiente de esta Administración Autonómica. Pero le queda pendiente por obtener la preceptiva Autorización Administrativa, actualmente en tramitación por parte del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Sería esperable que la obtuviera a lo largo del 2013.

El segundo factor es nuevamente, al igual que comentaba antes para los proyectos de parques eólicos, la inclusión de las infraestructuras de conexión a red de transporte que son necesarias para esta central de ciclo combinado en la nueva planificación que está confeccionando el Ministerio. La evacuación en régimen ordinario para esta central está prevista en la Subestación Alange 400 kV. Queda por despejar su inclusión definitiva en la nueva programación de la red de transporte y el horizonte para el cual se apruebe. Esta es una cuestión que se ha de clarificar cuando el Ministerio nos remita a las Comunidades Autónomas la propuesta de planificación, para nuestra revisión y aportaciones, y la misma sea finalmente aprobada.

¿Dependerá también de la demanda ante el exceso de oferta actual?

Por otra parte, la evolución de la demanda eléctrica en los próximos años va a jugar un papel importante a la hora de determinar el momento en el que un proyecto de estas características pueda tener cabida en el actual mix de generación y, en consecuencia, resulte viable económicamente. Esto es así si se tiene en cuenta que el aspecto más significativo del comportamiento del sistema eléctrico peninsular en los últimos años ha sido el descenso de la demanda de energía eléctrica hasta situarse en niveles comparables a los del 2006, atribuible en gran medida a la progresiva reducción de la actividad económica de los ejercicios pasados. Así, la demanda peninsular de electricidad en el 2011 ha sido de 254.786 GWh, lo que ha supuesto una caída anual del 2,2 % respecto al 2010 y de casi un 4% respecto al 2008, año de demanda máxima.

Ello, junto con la creciente presencia de las renovables en el mix de generación español, ha conducido a que en la actualidad el parque de ciclos combinados esté operando con una aportación muy por debajo de su capacidad y disponibilidad. No en vano, frente a los 91.286 GWh que generaron los ciclos combinados en 2008, su producción en 2011 ha sido de 50.734 GWh, lo que supone una reducción de casi el 45% en los últimos cuatro años. El contexto de contracción de la demanda eléctrica ha conducido a que, en 2012, el funcionamiento de las centrales de ciclo combinado haya  sido inferior a las 1.500 horas. Por tanto, la recuperación de la demanda es una condición necesaria para que nuevos proyectos de ciclos combinados como el de Valverde de Mérida se puedan materializar.

La biomasa y el biogás es uno de los sectores que más expectativas ha despertado en la región por su complementariedad con el sector agrario, ganadero y forestal, del que es un gran ejemplo el importante proyecto aprobado por ENCE en Mérida que pronto comenzará su construcción. ¿Para cuándo estará el esperado Plan de Biomasa de Extremadura y sobre qué  aspectos incidirá?

Efectivamente el sector de la bioenergía ha despertado un interés muy grande en nuestra región. Las razones de estas expectativas son de peso. En primer lugar, por el enorme potencial que existe en nuestra Comunidad Autónoma para el desarrollo de la biomasa. Así, Extremadura es la quinta región del país con mayor potencial de biomasa disponible, estimada en 6.814.012 t/año de biomasa primaria en verde, sólo por detrás de Castilla y León (15.262.311 t/año), Andalucía (14.655.122 t/año), Galicia (14.367.634 t/año) y Castilla-La Mancha (9.789.175 t/año).

Igualmente, el potencial de valorización energética de los residuos de nuestras explotaciones agroganaderas y de nuestra industria agroalimentaria es importantísimo, superior a las 584 mil toneladas al año y que supondrían un aprovechamiento energético de más de 16 mil toneladas equivalentes de petróleo al año. Pero por otra parte, como bien indica, la biomasa está ligada íntimamente al medio rural. Tiene un importante efecto de activación y arrastre sobre los sectores agrícola y forestal, por la vía de la puesta en cultivo de tierras en desuso y del aprovechamiento de materias primas forestales. Favorece también la reducción del riesgo de incendios de nuestros montes y bosques derivado del mantenimiento de las masas forestales.

Y, por último, técnicas como el biogás constituyen a día de hoy, para nuestros agricultores, ganaderos y empresarios de la industria agroalimentaria, una solución real y rentable para la eliminación de sus residuos por la vía de su valorización energética.

Todo ello hace que la bioenergía sea un sector estratégico para Extremadura que pretendemos se desarrolle a través del Plan de la Bioenergía de Extremadura. Este plan va a definir una estrategia coordinada público-privada, fijando un marco común en la que se alineen las múltiples políticas afectadas (forestal, agrícola, gestión de residuos, energética, urbanismo y vivienda, política municipal, etc) y que ha de concluir en un conjunto de medidas que contribuyan a desarrollar el aprovechamiento energético de la biomasa en Extremadura.

La elaboración del PBEx se está acometiendo actualmente poniendo el enfoque de manera muy importante en la activación de la demanda y en las aplicaciones de la biomasa, especialmente en las aplicaciones térmicas. En este sentido, queremos que las medidas y acciones que finalmente se recojan en el PBEx para cada subsector sean muy prácticas y operativas, basadas en experiencias de éxito, generadoras de actividad y de empleo y que conlleven ahorros energéticos y económicos ciertos. En cuanto a los plazos, estamos trabajando para poder hacer posible la aprobación del Plan en el segundo semestre del 2013.

La planta de ciclo combinado de Mérida Power de 1.060 MW obtiene la Autorización Ambiental tras más de cuatro años de trámites y 6.300 alegaciones

Posted on

La central de ciclo combinado que la empresa suiza Advanced Power, junto con Siemens Project Ventures, promueve en la localidad pacense de Valverde de Mérida ha recibido la Autorización Ambiental Integrada de la Dirección General de Medio Ambiente tras más de cuatro años de trámites.

El proyecto, bautizado como Mérida Power S.L., que se ubicará sobre una parcela de 23,6 hectáreas, cuenta con una potencia eléctrica bruta en condiciones ISO de 1.060 MW. El proyecto presentado por los promotores cuenta con dos turbinas de 883,5 MW cada una con un consumo de gas natural estimado de 150.264 Kg/h. El número de horas anuales de funcionamiento de la planta será de 8.760 horas.

La electricidad producida por la planta, la primera de ciclo combinado que puede construirse en Extremadura, será evacuada a través de la línea de 400 Kv que irá desde la Central a la subestación de Alange. La Autorización Ambiental prevé un caudal máximo de aguas tratadas que serán vertidas al río Guadiana de 127.000 metros cúbicos. Dichas aguas no podrán ser vertidas a una temperatura superior a los 32 grados. Al igual que a otros proyectos energéticos, la Dirección General de Medio Ambiente exige a los promotores un seguro de responsabilidad civil de 600.000 euros.

El proyecto de planta de ciclo combinado de  Mérida Power ha tenido un largo y complejo proceso medioambiental que ha recibido 6.266 alegaciones de particulares y colectivos ante la delegación de Gobierno, y 32 ante la Dirección General de Medio Ambiente. Algunas de ellas de ayuntamientos cercanos a la planta como el de Guareña. Todas las alegaciones recogidas en las 59 páginas del Boletín Oficial de Extremadura que ocupa la descripción del proyecto son respondidas por la Dirección General de Medio Ambiente de Extremadura salvo una de ellas: la que se refiere a la dependencia energética y justificación del proyecto.

Según los promotores del proyecto, que tienen en cartera otras centrales en varios países de centro Europa, la planta dará 400 empleos directos y 600 indirectos durante su construcción. Y una vez operativa, dará empleo a personas y a otras 100 de empresas de bienes y servicios. Desde la publicación de la Autorización hay un plazo de seis años para su puesta en funcionamiento.

Hay que tener en cuenta que en las últimas semanas se han producido distintas noticias que repercuten de forma negativa en el desarrollo de este tipo de proyectos como es la tasa del 6% a la generación eléctrica y también la implantación del céntimo verde al gas natural. Dos factores que afectan de forma directa al proyecto.

Foto: Central de Ciclo Combinado construida por Siemens

La empresa suiza que promueve la central de ciclo combinado Mérida Power suma más de 5.090 Mw en otros seis proyectos

Posted on

El anuncio de la Confederación Hidrográfica del Guadiana de que otorga la concesión de aguas al proyecto de central de ciclo combinado con gas de Mérida Power, promovido por la empresa suiza Advanced Power junto con Siemens Project Ventures, vuelve a traer a plena actualidad y proyecto que según sus promotores debía comenzar a funcionar en el 2014. Aunque los retrasos en sus tramitaciones medioambientales han demorado su desarrollo.

Esta central de ciclo combinado, ubicada en el municipio de Valverde de Mérida, es la de mayor potencia de los tres proyectos presentados en la zona cercana a Mérida, al alcanzar los 1.100 megawatios de potencia, con una inversión prevista superior a los 500 millones de euros. El proyecto de Iberdrola en Alange suma 850 megawatios y el de La Zarza se queda en los 400 mw.

El proyecto de Mérida Power, que fue presentado en el año 2006 por sus promotores, ha solicitado a la Confederación un volumen máximo anual de 219.000 metros cúbicos, con un caudal medio de 7 litros por segundo y un máximo de 14 litros por segundo. Aunque el consumo neto será de 11 metros cúbicos. El proyecto ya cuenta con la declaración de impacto ambiental (DIA) y espera obtener pronto la Autorización Ambiental Integrada.

Actualmente, la empresa suiza Advanced Power tiene en marcha en diferentes fases de desarrollo seis proyectos de central de ciclo combinado en diferentes países: dos en Estados Unidos, dos en Alemania, uno en Holanda y otro en Hungría. Entre todos ellos suman 5.090 megawatios de potencia.

La firma ha desarrollado, además, dos proyectos de centrales de ciclo combinado, uno en Eslovaquia de 420 megawatios junto con Siemens, que ha sido vendida posteriormente al gigante alemán E.ON (en la fotografía) y otra en Bélgica de 420 megawatios.

La central proyectada en Extremadura, que podría emplear a 150 personas una vez funcione- es la segunda de mayor potencia que promueve la empresa suiza, tras la de Eemsmond en Holanda.

Foto: Central de Ciclo Combinado de Malženice, en Eslovaquia (Copyright: Siemens)

“Hemos propuesto al ministro un régimen económico específico para los proyectos extremeños de biomasa y de termosolar con carácter innovador”

Posted on

Juan José Cardesa
Director general de Incentivos Agroindustriales y Energía de la Junta de Extremadura

Juan José Cardesa, director general de Incentivos Agroindustriales y Energía de la Junta de Extremadura, nos concede esta entrevista en exclusiva en la que nos habla de las alternativas posibles para mitigar el efecto de la supresión de las primas a las energías renovables.

A la vista de su potencial en Extremadura, los dos sectores más afectados por el Real Decreto que elimina temporalmente las primas a los proyectos de renovables sin preasiganción son la termosolar y la biomasa ¿qué se puede hacer desde el Gobierno de Extremadura para seguir incentivándolos?
El presidente de Extremadura se ha reunido ya con el ministro de Industria, Energía y Turismo para trasladarle, cara a cara, nuestro firme rechazo y desacuerdo con la decisión de suspender temporalmente las ayudas a las renovables. Desde el Gobierno de Extremadura vamos a seguir defendiendo la necesidad de que se apoye al sector de las renovables y su carácter estratégico para el desarrollo de nuestra región. En este sentido, se le ha propuesto al Ministro que establezca un régimen económico específico para los proyectos extremeños de biomasa y de termosolar con carácter innovador.

Las posibles inversiones en industrias para la fabricación de componentes del sector de las renovables ¿se pueden ver comprometidas por esta moratoria si no se aclara pronto su duración temporal?
Se le ha solicitado al ministro que concrete el plazo de la suspensión temporal a las primas, porque el conjunto del sector necesita certeza. Sólo con un marco regulatorio y normativo estable que genere confianza y seguridad, garantizaremos que aquel que tenga capital, quiera invertirlo en nuestra tierra.

Extremadura es una gran potencia energética, gracias a la Central Nuclear de Almaraz y las centrales hidroeléctricas, y también ahora a las renovables como la termosolar. Sin embargo, el sector ha tenido una presencia industrial y laboral escasa, ¿por qué cree que ha sido así?
La importancia del sector energético es indudable en Extremadura, donde supone en torno al 10% del Producto Interior Bruto. Es cierto que, históricamente, eso no se ha traducido en una gran incidencia en el ámbito laboral más allá de la Central Nuclear de Almaraz, pero eso está cambiando en los últimos tiempos gracias al auge de las energías renovables. Un ejemplo concreto. Hace pocos días leíamos la noticia de que en Torre de Miguel Sesmero el desempleo está en el 8% a pesar del aumento de población, y todo por las plantas termosolares que ya funcionan allí. Estamos convencidos de que el sector de las energías renovables va a tener un impacto muy positivo en cuanto a creación de empleo en los próximos años en Extremadura. En el caso de la implantación industrial, el debate es más complejo porque se trata de industrias auxiliares que proporcionan elementos muy determinados y cuya procedencia suele ser de otros continentes, pero no renunciamos a poder darle también la vuelta a esta situación y a facilitar la instalación es estas empresas en la comunidad autónoma.

Los responsables de los proyectos eólicos aprobados en Extremadura a través de su Cluster, aseguran que con la actual ley autonómica que exige fuertes contraprestaciones a su instalación nunca serán rentables, ¿va a cambiar su consejería este modelo?
Decía antes que no considero lógico que se cambien las reglas del juego a mitad de partido, y eso es aplicable también para la normativa autonómica. El Gobierno de Extremadura acaba de autorizar 65 parques eólicos cuyos promotores han presentado sus proyectos aceptando esas condiciones. Por lo tanto no parece muy razonable que ahora, antes de que estos parques se pongan en marcha, se cambie el marco regulatorio.

¿Alguno de los proyectos de central de ciclo combinado que cuenta con los tramites medioambientales verá la luz esta legislatura en Extremadura o podrían ralentizarse?
El Parlamento de Extremadura ha aprobado por unanimidad el Acuerdo para el Desarrollo Energético Sostenible de Extremadura 2010-2020 (ADESE), un texto que contempla la instalación de Centrales de Ciclo Combinado (CCC) por una potencia total de 800 MW. Nosotros debimos ceñirnos a ese marco, y por lo tanto, en principio, se optaría por la instalación de 800MW de ciclo combinado, lo que, en la práctica, supone una única central. Este tipo de centrales tiene elementos positivos, como la mejora del mix energético y la generación de empleo y riqueza. Por eso el Gobierno de Extremadura no pondrá más trabas que el cumplimiento de la propia legislación al primero de los proyectos que esté en disposición de instalarse.

La biomasa siempre se pone como ejemplo de alternativa e ingresos complementarios al campo, ¿cómo va a potenciarla su departamento?
Para este Gobierno la biomasa es un sector estratégico de cara a la legislatura que acaba de comenzar y como tal lo vamos a tratar. Tanto es así que se establecerá un Plan Específico del Sector Biomasa, y estableceremos los mecanismos necesarios para garantizar el suministro de la materia prima y para compatibilizar este nuevo sector con la actividad agrícola tradicional. En este sentido, para el futuro de la biomasa será muy positiva la configuración de las competencias de la nueva Consejería, puesto que se aúnan todos los sectores implicados en esta energía y se facilita la solución al principal problema que existe para su desarrollo, como es el suministro de materia prima. Hay muchos proyectos ya presentados y confiamos en que en los próximos años sea un sector que genere empleo y riqueza, y que se confirme como alternativa a actividades tradicionales en determinadas zonas rurales.

Las plantas de ciclo combinado son las que mejores salarios pagan a directivos y trabajadores

Posted on

La empresa especializada en el sector de la formación del sector energético Renovetec ha publicado un estudio sobre “Referencias Salariales en el año 2012 para plantas de generación eléctrica”.

Dicho estudio toma los datos de retribución del personal de una muestra representativa de 20 plantas (3 de ciclo combinado, 7 de cogeneración, 5 centrales termosolares, tres plantas de biomasa de pequeña potencia y otras dos plantas de biomasa de gran potencia (más de 10 Mw). En el estudio se han analizado 20 categorías laborales, desde Directores de Planta a Jefes de Operación y Mantenimiento, Jefes de turno, operadores, personal de mantenimiento, administrativos, etc.)

En relación a la muestra realizada en el año 2011, el estudio asegura que “los puestos de alta responsabilidad en planta han sufrido variaciones al alza por encima del IPC para el puesto de Director de Planta y el de Jefe de Mantenimiento, rebajándose de media el puesto de Jefe de Operación. Los puestos de Director de Planta y de Jefe de Mantenimiento tardan en cubrirse más de 6 meses desde que comienza la búsqueda”.

Por su parte, “los puestos de mantenimiento están ahora mejor retribuidos, mientras que los puestos de operación y los de más baja cualificación técnica (administrativos, almaceneros, operador de campo) han bajado su retribución respecto al estudio anterior (2011)”.

Mientras, “los puestos de Responsable de Prevención, Químico, Ingeniero Químico e Ingeniero de Proceso han bajado ligeramente sobre el baremo anterior, posiblemente por el alto número de demandantes. Sorprende que el puesto de Responsable de Prevención, que tiene incluso responsabilidades legales, esté tan poco valorado económicamente, lo que no se corresponde ni con su formación universitaria con postgrado ni con la alta responsabilidad del puesto”.

En cuanto a las retribuciones por tipo de plantas, el estudio señala que “las plantas que mejor retribuyen a sus trabajadores y mandos son las centrales de ciclo combinado. Todas las centrales que forman parte de este estudio están por encima de las retribuciones indicadas en esta tabla para todos los puestos. Mientras, las plantas que peor retribuyen a sus trabajadores y mandos son las plantas de biomasa de pequeña potencia (menos de 10 MW)”. En la media de retribución se encuentran las centrales termosolares.

Iberdrola pide una moratoria de 10 años para su central de ciclo combinado de Alange

Posted on

El ciclo combinado con gas natural tendrá que esperar tiempos y demandas mejores. Iberdrola, propietaria de la solicitud de una central de ciclo combinado de 850 Mw, en las cercanías de Alange, ha solicitado al Gobierno de Extremadura una moratoria de 10 años para su construcción. El propio Ministerio de Industria no ve a corto plazo necesaria la construcción de este tipo de centrales debido a la caída de la demanda en los últimos años y al aumento de la producción de renovables.

En la comarca de Mérida se presentaron otros dos proyectos de ciclo combinado con gas natural. El primero de ellos, de la empresa EGL en el municipio de La Zarza, no recibió la autorización de la Junta por tener que tomar el agua del pantano de Alange, al igual que la planta de Iberdrola. Y la segunda, de la empresa Mérida Power, en Valverde de Mérida con 1.100 Mw de potencia está a la espera de recabar los últimos permisos medioambientales.