biomasa

La Junta subvenciona las fábricas de pellets de Moraleja, Caminomorisco y Herrera del Duque, y una de carbón vegetal en Fregenal de la Sierra

Posted on

pellets ardiendo

La Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad ha resuelto favorablemente 6 solicitudes de ayuda, por un importe de más de 7 millones de euros, destinadas a la implantación de nuevas industrias dedicadas a la fabricación de biocombustibles sólidos a partir de biomasa forestal y de residuos agrícolas, incluidos los pellets y el carbón vegetal, así como a la ampliación y mejora de otras existentes.

La línea de ayudas cuenta con un fondo de 12,14 millones de euros para subvencionar con el 30 por ciento de la inversión cada proyecto, con un máximo de 2 millones de euros por establecimiento industrial. En conjunto, las seis solicitudes aprobadas suponen una inversión de 30.948.895 euros, de los que la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad aportará 7.066.439 euros.

Las mayores inversiones corresponden, por un lado, a los 3 proyectos para la construcción de fábricas de pellets, con un importe global de alrededor de 27,3 millones de euros, y por otro, a la solicitud para la fabricación de carbón vegetal en la que el promotor ha previsto una inversión de 3,4 millones de euros.

Las nuevas industrias de pellets, que percibirán la subvención máxima de 2 millones de euros, se ubican en Caminomorisco, Moraleja y en Herrera del Duque, y se estima que podrían producir alrededor de 225.000 toneladas de pellets anuales, mientras que la fábrica de carbón vegetal, que ha percibido la subvención de casi un millón de euros, se instalará en la localidad de Fregenal de la Sierra. Se estima una producción de alrededor de 6.000 toneladas de carbón vegetal.

Asimismo, la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad ha resuelto favorablemente otras dos solicitudes en las que sus promotores pretenden la mejora de sus instalaciones y/o maquinaría, con una inversión de 234.685,75 euros.

El objetivo final de esta convocatoria novedosa es generar empleo en el ámbito rural extremeño mediante el aprovechamiento energético de la biomasa residual procedente de cultivos agrícolas como arroz, tomate, frutales, olivos, viña, tabaco, etcétera, y de biomasa forestal de monte y dehesa, de las que hasta ahora sólo se aprovecha en torno a un 10 por ciento, según ha explicado la consejera para Transición Ecológica y Sostenibilidad, Olga García.

Para la consejera, este objetivo está “directamente vinculado” a favorecer un modelo de desarrollo sostenible, puesto que las energías renovables es uno de sus elementos principales.

“En esta convocatoria unimos además varios factores que son prioritarios para la Junta de Extremadura, además del desarrollo de las energías renovables y la lucha contra el cambio climático, la descarbonización de nuestra economía crea empleo y mantiene la actividad económica en el medio rural. Un futuro limpio, sin combustibles fósiles, son los cambios que necesitamos, ahora más que nunca ante este nuevo escenario que ha provocado el COVID”, asevera Olga García.

Extremadura quiere que las nuevas subastas anunciadas por el Ministerio para este año tengan en cuenta también a la termosolar y la biomasa

Posted on

termosolsar sr

El anuncio realizado hace unos días por la ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, a las comunidades autónomas sobre el interés en que este año 2021 haya nuevas subastas de proyectos renovables ha sido acogido con satisfacción por el sector energético en Extremadura.

La región fue una de las que más proyectos y megawatios de potencia logró en las últimas subastas renovables ante el interés de grandes grupos promotores por su territorio en el caso de las plantas fotovoltaicas. De hecho, ya han comenzado a operar o están en avanzada fase de construcción algunos de los parques fotovoltaicos más grandes de España. Contar con grandes extensiones de terreno llano y con subestaciones de evacuación de la que ya disponen los proyectos en marcha o en construcción facilitaría mucho los trámites para la puesta en marcha de nuevos proyectos.

Desde la Junta de Extremadura, se espera que las nuevas subastas también tengan en cuenta otro tipo de tecnologías renovables que en las últimas subastas, por el modelo elegido que priorizaba la fotovoltaica y la eólica, quedaron relegadas. Según la consejera extremeña de Transición Ecológica, Olga García,”  “las subastas deben tener en cuenta las distintas tecnologías, incluyendo la termosolar y la biomasa, y la hibridación de ambas, por su capacidad de generación de empleo y actividad económica, especialmente en los entornos rurales, en relación con las que Extremadura alberga un importante potencial de desarrollo”.

El pasado año 2019, en toda España, se conectaron a la Red eléctrica un total de 6.456 Mw de potencia de nueva generación renovable, fundamentalmente fotovoltaica y eólica. De esta cantidad, un total de 5.689 Mw provenían de las subastas celebradas por el Ministerio de Industria de entonces en el año 2017. En total, la eólica ha logrado sacar adelante 2.319 Mw y la fotovoltaica un total de 3.975 Mw.

Las subastas del Ministerio permiten acelerar en la carrera hacia la consecución de los objetivos del  Plan Nacional de Eficiencia Energética y Clima, que en el año 2030, en menos de una década, espera que las energías renovables supongan el 42% del total del consumo energético y el 74% de la producción eléctrica.

La Junta publica la orden de ayudas para tecnología y maquinaria forestal para aprovechamiento de biomasa, madera, leñas

Posted on Actualizado enn

bosque biomasa

La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio ha dictado la orden por la que se regula el régimen de subvenciones destinadas a inversiones en tecnologías forestales y para la transformación, movilización y comercialización de productos forestales en la Comunidad Autónoma de Extremadura.

Podrán ser beneficiarias de las subvenciones las personas y entidades que estén dedicadas a la explotación silvícola y/o pretransformación de los productos forestales, siguientes: las personas físicas o jurídicas, titulares de derechos reales o personales sobre terrenos forestales y agroforestales cuando los derechos las habiliten a realizar las actuaciones subvencionables, siempre que esas personas sean titulares forestales públicos o privados, municipios y sus asociaciones;  las personas autónomas y las pequeñas y medianas empresas del sector forestal (en adelante PYMES) no incluidas en el apartado anterior; las comunidades de bienes titulares de derechos reales o personales sobre terrenos forestales y agroforestales. No podrán ostentar la condición de beneficiarias las Administraciones Públicas estatal o autonómicas o las empresas públicas o personas jurídicas cuyo capital pertenezca al menos en un 50 %, a cualquiera de las administraciones anteriormente referidas o a una administración local.

Las subvenciones reguladas en esta orden están cofinanciadas en un 75% por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), conforme al Programa de Desarrollo Rural de Extremadura, 2014-2020 (“Inversiones en el desarrollo de zonas forestales y mejora de la viabilidad de los bosques”) y el 25% restante de la subvención será cofinanciada por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación y la Junta de Extremadura. Si las disponibilidades presupuestarias lo permiten, podrá incrementarse la cuantía asignada a la convocatoria, hasta un 20 por ciento de la cuantía inicial o hasta la cuantía que corresponda.

Serán subvencionables las actuaciones para la adquisición de nueva maquinaria y/o equipos y construcción o rehabilitación de pequeñas infraestructuras para la mejora de la comercialización de productos forestales, incluida la primera transformación. Entre ellas la adquisición de maquinaria y equipos para el aprovechamiento de madera, biomasa y leñas, como el clareo y astillado en masas en fase de diseminado y monte bravo hasta bajo latizal para la valorización energética de los residuos generados. La adquisición de nueva maquinaria y equipos estará destinada a la mejora de la productividad de los aprovechamientos forestales incluida la primera transformación en el monte, de acuerdo con lo anteriormente señalado.

También serán subvencionables la construcción o rehabilitación de pequeñas infraestructuras: tendrán la consideración de pequeñas infraestructuras las construcciones no portátiles tales como naves de secado de piñas u otros frutos forestales. Y para la transformación, movilización y comercialización de productos forestales.

La Junta subvenciona las prácticas forestales sostenibles, entre ellas la biomasa, con 3 millones de euros

Posted on

bosque biomasa

La Consejería de  Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio ha publicado en el Diario Oficial de Extremadura las bases reguladoras para la concesión en régimen de concurrencia competitiva de las ayudas dirigidas a incrementar el valor de los productos forestales y fomentar prácticas forestales sostenibles en la Comunidad Autónoma de Extremadura, subvenciones que se incluyen en las medidas del “Incremento del potencial forestal”, del Programa de Desarrollo Rural de Extremadura 2014-2020.

El objetivo de estas subvenciones es incrementar el valor de los productos forestales y entre otras actuaciones, se contemplan inversiones para la mejora de los aprovechamientos de resina, piñón, micológico, biomasa, corcho, y fruto del castaño. En breve se publicará la primera convocatoria para unas inversiones totales de más de 6 millones de euros y una subvención de en torno a 3 millones.

Estas subvenciones están dirigidas a titulares forestales públicos o privados, municipios y sus asociaciones, las comunidades de bienes o PYME de nuestra comunidad. El porcentaje máximo de la subvención asciende al 50% del importe de los costes de las inversiones que pueden acogerse a esta línea y la cuantía máxima es de 50.000 euros por beneficiario. Están cofinanciadas por la Unión Europea, a través del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER), por la Administración General del Estado y por la Junta de Extremadura.

Hay que recordar que la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio, Begoña García Bernal tiene ultimado el nuevo Plan Forestal de Extremadura que contribuirá a impulsar e incrementar el aprovechamiento de la biomasa con diferentes medidas. Entre las que destacan repoblaciones, tratamientos silvícolas, defensa contra incendios forestales y medidas de sanidad vegetal.

Según los datos recientes de la Consejería, de la superficie total de Extremadura, unas 2.831.651 hectáreas –en torno al 68% del total- se consideran terreno forestal, ante lo cual el fomento de la multifuncionalidad de los montes y el sector empresarial abren vías de actividad en el sector de energías renovables y, en particular, en el de la biomasa, que la región ha de aprovechar para generar riqueza y empleo.

Ilustración: J.C. Florentino

AVEBIOM presentó en Don Benito el potencial de la biomasa en instalaciones agroindustriales

Posted on

ibc

AVEBIOM presentó el sello iBTC, que garantiza la calidad de las instalaciones e instaladores de biomasa, en el marco de Agroexpo 2020, la 32ª edición de la feria internacional de referencia para el sector agrario celebrada a finales de enero en la localidad pacense de Don Benito.

Juan Jesús Ramos, responsable de implantar el sello de calidad iBTc –Instalador de Biomasa Térmica Certificado– en España, presentó el pasado 30 de enero de 2020 las ventajas y condiciones de certificación para el instalador y también los beneficios que supone para las empresas agrarias contratar servicios con instaladores certificados.

El aprovechamiento energético de la biomasa en el sector agroindustrial es tradicional puesto que los subproductos valorizables son abundantes –hueso de aceituna y orujillo en almazaras, podas o cáscaras en la industria de los frutos secos, por ejemplo– que proporcionan ahorros económicos importantes.

En el momento actual, con la transición energética como directriz política en toda Europa y el resto del mundo, es más necesario que nunca que las instalaciones de biomasa en el sector de la agroindustria se realicen de la forma más eficiente y profesional.

Uno de los objetivos fundamentales del certificado iBTc es visibilizar a los instaladores profesionales de excelencia.. Otro, dotar al cliente de una herramienta ágil para que pueda valorar el grado de satisfacción por su instalación.

Francisco Muñoz, gerente de INTECBIO-INMECAL (ITB), presentó algunos casos de éxito, como la red de calor de Monterrubio de la Serena, que funciona con hueso de aceituna y cuyo alcalde Jesús Martín, expresó su satisfacción con el buen funcionamiento de la instalación y el confort y ahorros logrados.

ITB mostró, además, otras instalaciones en granjas e invernaderos comentando detalles técnicos específicos. Boni Cuevas, de la empresa de Servicio Energéticos BIOLOXA, en fase de certificación del SELLO iBTc, señaló que en ocasiones algunas comunidades autónomas desaprovechan parte de la dotación económica que ofrecen los fondos FEDER para fomentar las instalaciones de biomasa.

También cree que sería necesario mejorar la difusión de los casos de éxito de instalaciones con biomasa en la agroindustria para animar al sector a invertir en el cambio de tecnología para generación térmica.

AGENEX, la Agencia Extremeña de la Energía, presentó el proyecto europeo AgroRES cuyo objetivo es crear conciencia sobre los beneficios de invertir en energías renovables en el sector agrícola,  y el proyecto REINDUSTRY, cuyo objetivo es aumentar la independencia energética del sector industrial de la UE.

Rosendo García (Mercado Biomasa S.L.): “Lo más importante de la biomasa es su independencia energética y que cuida el medio ambiente”

Posted on

ROSENDO GARCIA

Entrevista con
Rosendo García
Director de Mercado Biomasa S.L.

Rosendo García tiene una extensa experiencia en el mundo de las energías renovables y la eficiencia energética a través de su empresa IMENER. Su último proyecto es Mercado Biomasa S.L., con sede en el Parque Científico y Tecnológico de Badajoz.

¿Cuál es el  objetivo con el que se crea Mercado Biomasa en un momento muy importante para el sector en Extremadura y España en general?

Sobre todo facilitar la logística (suministro y pedidos) de la biomasa  de uso térmico para el cliente doméstico (calderas y estufas  entre 5 y  150 kw).

¿También va a participar en la producción o se va a limitar a comercialización por el momento?

Sólo en la comercialización, pero daremos apoyo técnico a los promotores de producción de biomasa (pellets y hueso certificado principalmente) en el diseño de fábricas de biocombustibles en Extremadura, y también en el aprovechamiento de subproductos agroforestales para su aprovechamiento como biocombustibles. Queremos ser actores importantes de este nuevo mercado que se está asentando poco a poco en la región

Para que el cliente final, sea particular o una pequeña empresa, se decida por usar biomasa ¿depende más de una experiencia positiva de un familiar o conocido, de explicárselo bien o de las posibles ayudas de la administración?

Lo primero que mira el cliente es el retorno de la inversión, su coste, también la financiación preferente y ayudas públicas si están en vigor, y por último las experiencias positivas cercanas (calderas y estufas instaladas en su entorno).

A la hora de elegir una caldera de biomasa ¿cuáles son las principales claves a tener en cuenta?

Lo primero, disponer de un lugar adecuado tanto para la instalación de la caldera / estufa como para el almacenamiento de la biomasa, viviendas cercanas que pueden afectar a nuestra instalación según la normativa vigente, si ya dispone de un sistema de calefacción, si se trata de nueva instalación o sustitución de un equipo y por último el aislamiento de la vivienda o local. Todos estos son los parámetros mínimos desde nuestra experiencia y punto de vista, con la misma importancia para que la instalación sea viable técnica y legalmente.

A la hora de convencer a un cliente que mira mucho el ahorro energético ¿la comparación frente a otros carburantes sigue siendo muy ventajosa?

Por ahora es ventajosa, pero lo más importante de la biomasa es la independencia energética, con esta fuente de energía pasamos a depender de un combustible nuestro, que cuida el medio ambiente y que  genera empleo de calidad en el medio rural en toda la cadena de valor (producción, instalación, mantenimiento y suministro). El valor de la biomasa, aparte de un precio competitivo, está en que la riqueza y el empleo se quedan en un elevado % en la comarca o región que lo produce. Ese debe ser el elemento diferenciador que posicione este combustible en nuestro mercado. El precio no debería ser el único factor que decida su compra.

A la hora de elegir el tipo de biomasa a utilizar en la caldera o estufa entre pellets, astillas, hueso de aceituna, etc ¿qué debemos tener más en cuenta?

La  cercanía a los puntos de suministro, las características de la caldera o estufa y la evolución de los precios de los últimos años. Es fundamental usar un combustible de calidad, la mayoría de veces el ahorro es mínimo frente a un combustible de calidad media o baja y esto afecta al mantenimiento, a la vida útil de los equipos y a la eficiencia de la instalación. Un buen combustible nos asegura una mayor duración de los equipos, mantenimiento mínimo y una mayor eficiencia en la producción de energía, que al final es para lo que hacemos la instalación.

 

En Extremadura funcionan 10.500 equipos que consumen biocombustibles, como astilla, pellets y hueso de aceituna

Posted on

avebiom
Planta de pellets de la empresa Naturpellets

Texto:
Juan Jesús Ramos
Responsable del Observatorio Nacional de Calderas de Biomasa (ONCB) en AVEBIOM

Extremadura es una de las Comunidades Autónomas que apuesta fuerte por las energías renovables, y especialmente por la biomasa, al menos desde la Administración Autonómica. Sus responsables técnicos y políticos han entendido las aportaciones beneficiosas directas e indirectas que el uso de la biomasa despliega en ámbitos concretos de la economía y el medio ambiente extremeño. Este escenario se ha hecho visible en diferentes líneas de ayudas públicas abiertas en 2018 y principios de 2019.

Fabricación de biocombustibles sólidos
Han sido las ayudas de mayor cuantía. Destinadas a la construcción, ampliación, mejora y/o adaptación de establecimientos industriales dedicados a la fabricación de biocombustibles sólidos entre los que se incluye también el carbón vegetal. La gestión de estas ayudas corre a cargo de la Consejería de Economía e Infraestructuras, a través de la DG de Industria, Energía y Minas, que puso a disposición un presupuesto de 12,14 millones de euros. Estos fondos cofinanciados por Europa, procedían del Programa Operativo del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) con cargo al Programa de Desarrollo Rural de Extremadura 2014-2020.

De esta línea hemos conocido que se van a llevar a cabo tres proyectos de plantas de pellet de madera que se ubicarán en Moraleja (Cáceres) a través de la empresa PELLEX ENERGÍA, S.L., en Herrera del Duque (Badajoz) con la empresa PELLEST HERRERA, S.L. y en Caminomorisco (Cáceres) por medio de la empresa PELLETS HURDES, S.L.

Para las 2 primeras el inicio de las obras será inminente, a lo largo del verano de 2019 y la puesta en marcha está prevista para febrero de 2020. Ambas plantas, prácticamente gemelas, tendrán una capacidad de producción de 75.000 toneladas anuales de pellet que irán destinados tanto a la exportación (entre un 60 y un 80%) como al mercado local y nacional.

El proyecto de la planta de Caminomorisco tiene otros plazos diferentes, con un inicio de la construcción a finales del 2020 y puesta en marcha en 2021. Igualmente la capacidad máxima de producción estará diseñada para 75.000 tonelada anuales.

La materia prima utilizada para la fabricación de los pellet será madera de pino descortezado, proveniente de la gestión forestal sostenible de masas de pino repoblado en Extremadura, concretamente de los pies no utilizables para sierra. El material proveniente de las copas y una parte de las cortezas se destinará a la generación de calor para el tromel de secado. El suministro de material está garantizado ya que los promotores de estas iniciativas han firmado acuerdos con la Junta de Extremadura para la explotación de los montes públicos, dentro del Plan de prevención de incendios y ordenación de los montes extremeños.

La inversión prevista para cada una de las plantas asciende alrededor de 10 Mll de €, de los que la subvención pública asciende a 2 Mll de € por planta.

Línea de fomento de instalaciones
Han sido varias las líneas de ayuda que arrancaron durante el ejercicio 2018 o principios del 2019 a las que se han podido acoger las personas físicas, las Comunidades de Propietarios, las Asociaciones sin Ánimo de Lucro, los Municipios y Entidades Locales Menores, las empresas y sus agrupaciones y los proveedores de servicios energéticos.

La primera de ellas, destinadas al fomento de instalaciones de energías renovables cuyas bases reguladoras se establecieron en el DECRETO 110/2018, de 17 de julio y cuya convocatoria para los ejercicios 2018 y 2019 se aprobó a través de la ORDEN de 24 de julio de 2018. Con esta ayuda, la Administración pretende promover el uso de las energías renovables a favor de un modelo de desarrollo sostenible basado en la economía verde y a la vez reducir las emisiones de gases efecto invernadero a partir del mejor uso de la energía y de la promoción de las renovables. El presupuesto designado, para la biomasa sólida, en las tres próximas anualidades, asciende a algo más de 1.860.000 € y 1.200.000 € para el fomento del uso del biogás en empresas. Por tanto, de una dotación total para esta línea de 6.581.646 €, a la biomasa le correspondería el 46,5% de las ayudas.

De la información facilitada por la propia Consejería de Economía e Infraestructuras en los primeros 6 meses transcurridos desde la apertura de las ayudas, el 21,4% de los expedientes fueron para implementar biomasa, que de manera mayoritaria correspondían a beneficiarios domésticos, mientras que las peticiones de empresas y Entidades locales habían sido muy escasas.

Una segunda línea de ayudas se destinó a fomentar y divulgar las actuaciones de ahorro y eficiencia energética y el uso de las energías renovables en las empresas, en especial en las pymes extremeñas y en los municipios,  con un presupuesto total de 2,3 millones de euros.

Una tercera línea regulada por la Orden de 28 de diciembre de 2018, adscrita al Plan Estatal de Vivienda 2018-2020 y gestionada por la Secretaria General de Arquitectura, vivienda y políticas de consumo, añade a las líneas tradicionales de autopromoción, alquiler, rehabilitación y accesibilidad, un programa de ayudas a la mejora de la eficiencia energética de las viviendas, por las que se podrá recibir entre un 40% y un 75% de la inversión por la instalación de equipos generadores de energía

Plan 700 de la Junta
La Junta de Extremadura presentó en 2018 el Plan de Eficiencia Energética para el parque de edificios públicos propiedad de la Administración Autonómica. De los cerca de 750 edificios contabilizados, se pretende actuar en alrededor de 700 hasta el año 2030 y movilizar, en ese período, 229 millones de euros, con reformas que propicien un ahorro en el consumo de energía y la puesta en funcionamiento de instalaciones de biomasa y captadores solares para obtener energía solar térmica y fotovoltaica.

El foco de buena parte de las actuaciones correspondería al Servicio Extremeño de Salud, ya que se ha comprobado que el 40% del consumo energético de los edificios públicos de la Junta de Extremadura lo gastan los 12 hospitales públicos, a lo que se sumaría otro 29% de los centros asistenciales (residencias de mayores y los dos centros sociosanitarios que fueron los antiguos hospitales psiquiátricos de Mérida y Plasencia).  La primera actuación prevista será el hospital de Llerena (Badajoz) donde se sustituirán los combustibles fósiles por nuevas calderas de biomasa hibridadas con energía solar. La financiación de este Plan procederá en su mayor parte de la iniciativa privada, a través de ESEs (Empresas de Servicios Energéticos), complementada con fondos públicos (Fondos FEDER y líneas de ayuda estatal, en su mayoría).

Observatorio de la Biomasa
Según las estimaciones del Observatorio de la Biomasa para 2018, en Extremadura hay funcionando cerca de 10.500 equipos que consumen biocombustibles, principalmente astilla, pellet y hueso de aceituna.

En este último año, el incremento de nuevos equipos ha sido del 22%, manteniendo una tendencia muy positiva, que se focaliza en las estufas para uso doméstico. La potencia acumulada suma ya 440,9 MW, con un incremento del 9,1% esta anualidad.

El volumen de negocio de la biomasa térmica en Extremadura, se sitúa en torno a los 33 millones de euros, algo menos que en 2017, manteniéndose los puestos de trabajo en el rango de los 360-370 trabajadores. La energía que aporta la biomasa térmica cada año se calcula en torno a los 56.000 Ktep, equivalente a la sustitución de 65 millones de litros de gasóleo. La reducción de emisiones de CO2 se sitúa sobre las 173.000 toneladas anuales.

Secaderos de pimientos
Las ayudas destinadas al fomento de la utilización de biocombustibles en el secado tradicional del pimiento para pimentón en la Comarca de la Vera tuvieron continuidad en 2018, su tercera campaña, mediante la Orden de 26 de junio de 2018. El número de productores que utilizaron estas ayudas fue de 329, muy similar a las convocatorias pasadas, logrando secar 2.385 toneladas, alrededor del 60% de la producción de pimiento para pimentón.

Proyectos microgeneraciones
Quiero reseñar dos actuaciones de relevancia en el I+D+i puestas en funcionamiento en Extremadura en los primeros meses del 2019 y con la biomasa de protagonista. Por una parte, la planta experimental de micro-trigeneración diseñada por la Universidad de Extremadura, gracias al proyecto europeo TRIBAR y ubicada en las instalaciones de la empresa MARLE en Gévora (Badajoz). Utiliza biomasa como combustible principal (podas y subproductos agroindustriales) y energía solar de concentración para producir energía eléctrica, unos 50 kW eléctricos, y energía térmica, unos 400 kW de calor y 35 kW de frío.

Otro de los proyectos de interés es la instalación de la primera caldera de pequeña potencia con motor Stirling en el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura [CICYTEX]. Es una caldera de condensación Ökofen con la que se podrá obtener calor para calefacción y también electricidad a partir de la combustión de los pellet.