biomasa

La biomasa incrementará la renta anual de los montes y bosques extremeños que supera los 280 millones de euros al año

Posted on

La Junta de Extremadura ha encargado lo que será el nuevo Plan Forestal de Extremadura que debe sustituir al del año 2003, que se revisó parcialmente en el año 2010, y que se completará con el Plan Forestal de España y la Estrategia Forestal Española que se encuentran actualmente en revisión. Dicho nuevo Plan será una completa radiografía de uno de los sectores con más potencial de la región, tanto desde el punto de vista económico como laboral, social y medioambiental. Y donde el aprovechamiento para biomasa tendrá un papel estratégico en el futuro, teniendo en cuenta los diferentes proyectos industriales en marcha, que ayudará a incrementar la renta anual que generan los montes y bosques extremeños.

Según los datos del anterior Plan Forestal de Extremadura, el  valor económico total de los montes extremeños se estima en casi catorce mil millones de euros, mientras que la renta anual total es de casi 280 millones de euros. Si se considera que Extremadura tiene 4.163.453,2 ha total y 2.727.232,34 ha forestales, el valor económico medio es de 3.356,4 €/ha y de 5.123,96 €/ha forestal, y la renta anual es de 67,13€/ha y de 102,48€/ha forestal. Si se compara estas cifras con los inversiones forestales realizadas considerando la inversión en gestión forestal, en extinción de incendios y en conservación al año esta cifra es de 9,58€/ha forestal, es decir en Extremadura se invierte en gestión forestal integral menos de un 10% de lo que renta anualmente el monte. Estas cifras habrán aumentado en los últimos años.

Aspectos ambientales
El resultado de esta valoración económica de la superficie forestal demuestra que aproximadamente más de la mitad del valor total corresponde a los aspectos ambientales, repartiéndose casi la otra mitad prácticamente por igual entre los aspectos recreativos y productivos. En consecuencia los aspectos ambientales tienen el doble de valor que los productivos y sociales. Como se ha explicado, la valoración económica de la superficie forestal realizada en el citado inventario distingue tres aspectos. El aspecto productivo expone el valor del monte como generador de productos forestales que tienen precio de mercado; se calcula el valor económico finalista de capitalización de 5 productos forestales: madera, pastos caza, corcho y frutos (castaña y piñón).

Hay que destacar que el reparto del valor productivo dentro los elementos considerados es de casi el 10% es debido a la madera, el 8,75% a los pastos, el 7,2% al corcho y otros frutos, como no podía ser menos en Extremadura, aunque por debajo del porcentaje de madera, y la caza6 en último lugar con casi un 2%; todos estos datos referidos al total valorado. El aspecto ambiental representa el valor ecológico de los sistemas forestales por ser el “cobijo de la vida” como almacén de biodiversidad, formando parte de procesos ecológicos esenciales para la vida, constituyendo refugios botánicos, biotopos y hábitats esenciales para la fauna, integrándose en los ecosistemas y los paisajes de los que forma parte. El aspecto ambiental también es resultado del carácter protector de los montes para conservar los suelos y mejorar la calidad del agua.

Paisaje
El valor ambiental que supone un 52,42% del total se reparte entre los elementos fijación de carbono con un 6,41% y el valor de no-uso con un 46%. El reparto del aspecto recreativo que representa el 23,11% del total se divide por tanto entre el elemento  recreativo intensivo y paisaje, suponiendo el primero el 0,05% y el paisaje con 23,06% siendo este el principal elemento de peso del aspecto recreativo.

Los valores de cada aspecto (productivo, recreativo y ambiental) con respecto al total de la comunidad autónoma, resultan “inversos” a la superficie forestal de cada una respecto del total autonómico. Es decir, el 43% de la superficie forestal de Extremadura la aporta Cáceres y casi el 57% la aporta Badajoz, mientras que el 57,75% del valor total lo aporta Cáceres y el restante 42,25% lo aporta Badajoz.

La Junta publica la convocatoria de ayudas para la fabricación de biocombustibles sólidos, dotada con 5,07 millones de euros

Posted on

El Diario Oficial de Extremadura (DOE) ha publicado  la segunda convocatoria de subvenciones destinadas a la fabricación de biocombustibles sólidos a partir de biomasa forestal y agrícola en el medio rural.

La línea de ayudas está dotada con 5,07 millones de euros y está cofinanciada a través del Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (FEADER), por lo que los beneficiarios serán microempresas y pequeñas empresas del medio rural.

Las actuaciones subvencionables son tanto la creación, mejora y ampliación de establecimientos industriales dedicados a la fabricación de biocombustibles sólidos a partir de biomasa forestal de residuos agrícolas, incluidos los pellets y el carbón vegetal, como la adaptación de otros establecimientos industriales para la misma finalidad.

La cuantía de la ayuda es del 30 por ciento de la actuación subvencionable, con un máximo de dos millones de euros por solicitante.

A partir de mañana se abre el plazo de presentación de solicitudes, que permanecerá abierto durante los dos próximos meses. La información puede consultarse en la siguiente página web: http://industriaextremadura.juntaex.es/kamino/index.php.

Esta línea de ayuda cuenta con un fondo de 12,14 millones de euros, de los que se han resuelto alrededor de 7 millones de euros en la primera convocatoria, correspondiente a 6 solicitudes.

En conjunto estas seis solicitudes resueltas suponen una inversión de 30,1 millones de euros, dedicadas fundamentalmente a la fabricación de pellets en Caminomorisco, Moraleja y en Herrera del Duque, que obtuvieron la ayuda máxima de 2 millones de euros.

A ello hay que sumar una fábrica de carbón vegetal, ubicada en la localidad de Fregenal de la Sierra, cuya producción se estima en 6.000 toneladas de carbón vegetal.

La biomasa en Extremadura: proyectos ambiciosos que necesitan un revulsivo

Posted on

Texto:
Juan Jesús Ramos
Técnico de AVEBIOM

La Asociación Española de la Biomasa (Avebiom), constituida en 2004, reúne a los principales actores del sector de la bioenergía a lo largo de toda la cadena de valor de la biomasa. Su objetivo es promover el desarrollo del sector en España y contribuir a incrementar el consumo sostenible de biomasa con fines energéticos. Desde la Asociación Española de la Biomasa (AVEBIOM) queremos destacar los avances y logros más recientes conseguidos por el sector de la biomasa en Extremadura y mostrar proyectos bioenergéticos que podrían tener relevancia para la comunidad autónoma.

El año 2019 podría calificarse de período de transición, alargado con toda probabilidad durante 2020 debido a las consecuencias de la pandemia de la COVID-19. No ha habido grandes titulares, pero sí buenas noticias y notables avances en el sector.

Estamos convencidos de que el futuro a medio y largo plazo para todas las energías renovables, y en especial para la biomasa, es muy prometedor en Extremadura. Veremos surgir innumerables proyectos enmarcados en las directrices de los Planes Energéticos Nacionales y en las políticas activas de descarbonización como respuesta a la emergencia climática.

Además, desde AVEBIOM queremos respaldar y dar ánimo a todos los integrantes de la cadena de valor que conforman el sector bioenergético extremeño, que trabajan con ilusión y profesionalidad dando servicio a cada usuario que utiliza la biomasa.

Producción de pellet
En la actualidad existen 2 plantas de producción de pellet en Extremadura, ambas en Cáceres: PROVISIONA VERDE (con certificación ENplus®) en Brozas y PELLET MB, en Malpartida. Cada una produce alrededor de 5.000 toneladas anuales. No existe todavía ningún distribuidor certificado de este formato de biocombustible.

Los tres proyectos de plantas de pellet previstos, en Caminomorisco, Moraleja y Herrera del Duque, tendrán que esperar algún tiempo más para ser una realidad, a pesar de que son proyectos prioritarios para la Junta de Extremadura por fomentar la lucha contra el cambio climático, la creación de empleo y el mantenimiento de la actividad económica en el medio rural.

Las empresas Exver, en Navalmoral de la Mata, Tabisa, en Brozas, y Marle, en Gévora, son las principales abastecedoras de astilla. Junto a la Cooperativa Troil Vegas Altas, en Valdetorres, para hueso de aceituna, conforman el círculo principal de suministradores de biomasa en la comunidad autónoma.

Astillando biomasa forestal

Plan de Eficiencia Energética
Sigue avanzando el Plan de Eficiencia Energética promovido por la Junta de Extremadura para acometer reformas en los cerca de 750 edificios públicos a su cargo.  Este ambicioso plan pretende reducir de una manera importante la factura energética de la administración pública extremeña. En especial, los centros dependientes del Servicio Extremeño de Salud (hospitales, centros de salud, residencias de mayores y otros centros socio-saniatarios) ya que entre todos ellos consumen el 77% de la energía de todos los edificios públicos autonómicos.

Aunque no conocemos en detalle el ritmo de actuación, dicho plan prevé invertir 229 millones de euros hasta 2030 y en él las fuentes de energía renovables como la biomasa, la solar térmica y la solar fotovoltaica juegan un papel muy destacado.

Centrales bioeléctricas
La generación eléctrica con biomasa está de enhorabuena por la decisión del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico [Miteco] de modificar el límite de horas de producción con derecho a retribución, a través de la Orden TED/171/2020, de 24 de febrero.

Desde el primero de enero del 2020, se amplía de 6.500 horas a 7.500 horas al año el tiempo máximo de operación con derecho a retribución, favoreciendo así una rentabilidad razonable a más largo plazo y corrigiendo así un error de concepto contenido en la Ley 24/2013.

Este cambio es un balón de oxígeno para las dos plantas bioeléctricas existentes en Extremadura: Miajadas y Mérida, y propiciará, con toda seguridad, la puesta en marcha de nuevos proyectos.

Nuevo Plan Forestal
En julio de 2020, la Junta de Extremadura ha encargado a la empresa TRAGSA la elaboración del nuevo Plan Forestal de Extremadura. Esta actualización permitirá desarrollar futuras estrategias que orienten la política forestal extremeña hacia una gestión forestal sostenible, la mitigación del cambio climático y la lucha contra la despoblación del medio rural y donde la bioeconomía de los productos forestales tendrá un papel prioritario.

Piscinas y biomasa
El Observatorio de la Biomasa que gestiona AVEBIOM estudia este año la situación de las piscinas climatizadas, edificios con gran consumo de calor y, por tanto, excelentes candidatos a utilizar eficazmente biomasa como elemento generador de energía.

En Extremadura existen actualmente 23 piscinas climatizadas ubicadas en centros deportivos, de las cuales 2 no están operativas desde hace años por problemas de índole económica. Salvo dos, el resto son de propiedad pública y  gestionadas mayoritariamente por los propios ayuntamientos.

Relacionando el número total de piscinas cubiertas con el número de habitantes de la región, se obtiene el ratio de habitantes por piscina, que en Extremadura es de 52.800. Es el ratio más elevado de todas las comunidades autónomas, muy por encima del valor promedio nacional que está en torno a 25.500.

Todos los municipios extremeños de más de 15.000 habitantes tienen piscina climatizada. En ciudades con mayor población hay más demandantes de estos servicios, así Badajoz cuenta con 3 instalaciones deportivas y Cáceres y Mérida con 2 respectivamente.

Entre los municipios con más de 10.000 habitantes (Coria, Olivenza y Miajadas), el mayor de ellos, Coria con 13.000 habitantes, no dispone de esta infraestructura.

También hay poblaciones con menos 10.000 que cuentan con piscina cubierta: los municipios de Trujillo, San Vicente de Alcántara, Herrera del Duque y La Albuera. En este grupo figuran las instalaciones no operativas de los pueblos de Alburquerque y Santa Amalia.

Herrera del Duque, con algo menos de 4.000 habitantes, y La Albuera, con cerca de 2.000, son poblaciones muy pequeñas que normalmente no albergarían este tipo de infraestructura. Su excepcionalidad confirma que es posible disponer de instalaciones acuáticas climatizadas, siempre que se cuente con la complicidad de la población, que ha de estar volcada y mimar estos servicios.

El 28,6% de las piscinas cubiertas en Extremadura utiliza biomasa como fuente de energía para dotar de agua caliente sanitaria a vestuarios y piscinas y de calefacción a los diferentes recintos. Este porcentaje otorga a Extremadura un meritorio tercer puesto en uso de la biomasa en piscinas, sólo por detrás de Andalucía y Murcia.

Se trata de 6 piscinas, cuatro en Badajoz y dos en Cáceres, utilizan biomasa. La primera que empezó a utilizar biomasa fue la de Miajadas en 2009 y la última en hacerlo ha sido la de Herrera del Duque en 2019.

Estas seis piscinas son de propiedad pública y dos de ellas están gestionadas por empresas privadas. Cuatro tienen, además, captadores solares térmicos que, en algún caso y dependiendo del número de captadores, pueden llegar a generar hasta el 70% de las necesidades térmicas del recinto. Una de ellas también dispone de placas fotovoltaicas para autoconsumo eléctrico.

Climatizadas
La potencia media de las calderas de biomasa instaladas en piscinas cubiertas en Extremadura es de 281 kW; tres consumen pellet y otras tres astilla.

La demanda térmica media es de 746.000 kWh/año para una piscina estándar, compuesta por 2 vasos (vaso polivalente y vaso de chapoteo-aprendizaje) junto a la calefacción del recinto y el ACS.

Cada piscina necesitaría para cubrir estas necesidades 163 toneladas de pellet al año (PCI de 4,57 kWh/kg) o cerca de 180 t/año de astilla con humedad inferior al 20% (PCI de 4,19 kWh/kg). El ahorro económico que se consigue utilizando astilla en lugar de gas a precio industrial es superior al 30%. Este ahorro posibilita reducir entre el 8 y el 12% el porcentaje de los costes globales por instalación y campaña.