biomasa

AVEBIOM presentó en Don Benito el potencial de la biomasa en instalaciones agroindustriales

Posted on

ibc

AVEBIOM presentó el sello iBTC, que garantiza la calidad de las instalaciones e instaladores de biomasa, en el marco de Agroexpo 2020, la 32ª edición de la feria internacional de referencia para el sector agrario celebrada a finales de enero en la localidad pacense de Don Benito.

Juan Jesús Ramos, responsable de implantar el sello de calidad iBTc –Instalador de Biomasa Térmica Certificado– en España, presentó el pasado 30 de enero de 2020 las ventajas y condiciones de certificación para el instalador y también los beneficios que supone para las empresas agrarias contratar servicios con instaladores certificados.

El aprovechamiento energético de la biomasa en el sector agroindustrial es tradicional puesto que los subproductos valorizables son abundantes –hueso de aceituna y orujillo en almazaras, podas o cáscaras en la industria de los frutos secos, por ejemplo– que proporcionan ahorros económicos importantes.

En el momento actual, con la transición energética como directriz política en toda Europa y el resto del mundo, es más necesario que nunca que las instalaciones de biomasa en el sector de la agroindustria se realicen de la forma más eficiente y profesional.

Uno de los objetivos fundamentales del certificado iBTc es visibilizar a los instaladores profesionales de excelencia.. Otro, dotar al cliente de una herramienta ágil para que pueda valorar el grado de satisfacción por su instalación.

Francisco Muñoz, gerente de INTECBIO-INMECAL (ITB), presentó algunos casos de éxito, como la red de calor de Monterrubio de la Serena, que funciona con hueso de aceituna y cuyo alcalde Jesús Martín, expresó su satisfacción con el buen funcionamiento de la instalación y el confort y ahorros logrados.

ITB mostró, además, otras instalaciones en granjas e invernaderos comentando detalles técnicos específicos. Boni Cuevas, de la empresa de Servicio Energéticos BIOLOXA, en fase de certificación del SELLO iBTc, señaló que en ocasiones algunas comunidades autónomas desaprovechan parte de la dotación económica que ofrecen los fondos FEDER para fomentar las instalaciones de biomasa.

También cree que sería necesario mejorar la difusión de los casos de éxito de instalaciones con biomasa en la agroindustria para animar al sector a invertir en el cambio de tecnología para generación térmica.

AGENEX, la Agencia Extremeña de la Energía, presentó el proyecto europeo AgroRES cuyo objetivo es crear conciencia sobre los beneficios de invertir en energías renovables en el sector agrícola,  y el proyecto REINDUSTRY, cuyo objetivo es aumentar la independencia energética del sector industrial de la UE.

Rosendo García (Mercado Biomasa S.L.): “Lo más importante de la biomasa es su independencia energética y que cuida el medio ambiente”

Posted on

ROSENDO GARCIA

Entrevista con
Rosendo García
Director de Mercado Biomasa S.L.

Rosendo García tiene una extensa experiencia en el mundo de las energías renovables y la eficiencia energética a través de su empresa IMENER. Su último proyecto es Mercado Biomasa S.L., con sede en el Parque Científico y Tecnológico de Badajoz.

¿Cuál es el  objetivo con el que se crea Mercado Biomasa en un momento muy importante para el sector en Extremadura y España en general?

Sobre todo facilitar la logística (suministro y pedidos) de la biomasa  de uso térmico para el cliente doméstico (calderas y estufas  entre 5 y  150 kw).

¿También va a participar en la producción o se va a limitar a comercialización por el momento?

Sólo en la comercialización, pero daremos apoyo técnico a los promotores de producción de biomasa (pellets y hueso certificado principalmente) en el diseño de fábricas de biocombustibles en Extremadura, y también en el aprovechamiento de subproductos agroforestales para su aprovechamiento como biocombustibles. Queremos ser actores importantes de este nuevo mercado que se está asentando poco a poco en la región

Para que el cliente final, sea particular o una pequeña empresa, se decida por usar biomasa ¿depende más de una experiencia positiva de un familiar o conocido, de explicárselo bien o de las posibles ayudas de la administración?

Lo primero que mira el cliente es el retorno de la inversión, su coste, también la financiación preferente y ayudas públicas si están en vigor, y por último las experiencias positivas cercanas (calderas y estufas instaladas en su entorno).

A la hora de elegir una caldera de biomasa ¿cuáles son las principales claves a tener en cuenta?

Lo primero, disponer de un lugar adecuado tanto para la instalación de la caldera / estufa como para el almacenamiento de la biomasa, viviendas cercanas que pueden afectar a nuestra instalación según la normativa vigente, si ya dispone de un sistema de calefacción, si se trata de nueva instalación o sustitución de un equipo y por último el aislamiento de la vivienda o local. Todos estos son los parámetros mínimos desde nuestra experiencia y punto de vista, con la misma importancia para que la instalación sea viable técnica y legalmente.

A la hora de convencer a un cliente que mira mucho el ahorro energético ¿la comparación frente a otros carburantes sigue siendo muy ventajosa?

Por ahora es ventajosa, pero lo más importante de la biomasa es la independencia energética, con esta fuente de energía pasamos a depender de un combustible nuestro, que cuida el medio ambiente y que  genera empleo de calidad en el medio rural en toda la cadena de valor (producción, instalación, mantenimiento y suministro). El valor de la biomasa, aparte de un precio competitivo, está en que la riqueza y el empleo se quedan en un elevado % en la comarca o región que lo produce. Ese debe ser el elemento diferenciador que posicione este combustible en nuestro mercado. El precio no debería ser el único factor que decida su compra.

A la hora de elegir el tipo de biomasa a utilizar en la caldera o estufa entre pellets, astillas, hueso de aceituna, etc ¿qué debemos tener más en cuenta?

La  cercanía a los puntos de suministro, las características de la caldera o estufa y la evolución de los precios de los últimos años. Es fundamental usar un combustible de calidad, la mayoría de veces el ahorro es mínimo frente a un combustible de calidad media o baja y esto afecta al mantenimiento, a la vida útil de los equipos y a la eficiencia de la instalación. Un buen combustible nos asegura una mayor duración de los equipos, mantenimiento mínimo y una mayor eficiencia en la producción de energía, que al final es para lo que hacemos la instalación.

 

En Extremadura funcionan 10.500 equipos que consumen biocombustibles, como astilla, pellets y hueso de aceituna

Posted on

avebiom
Planta de pellets de la empresa Naturpellets

Texto:
Juan Jesús Ramos
Responsable del Observatorio Nacional de Calderas de Biomasa (ONCB) en AVEBIOM

Extremadura es una de las Comunidades Autónomas que apuesta fuerte por las energías renovables, y especialmente por la biomasa, al menos desde la Administración Autonómica. Sus responsables técnicos y políticos han entendido las aportaciones beneficiosas directas e indirectas que el uso de la biomasa despliega en ámbitos concretos de la economía y el medio ambiente extremeño. Este escenario se ha hecho visible en diferentes líneas de ayudas públicas abiertas en 2018 y principios de 2019.

Fabricación de biocombustibles sólidos
Han sido las ayudas de mayor cuantía. Destinadas a la construcción, ampliación, mejora y/o adaptación de establecimientos industriales dedicados a la fabricación de biocombustibles sólidos entre los que se incluye también el carbón vegetal. La gestión de estas ayudas corre a cargo de la Consejería de Economía e Infraestructuras, a través de la DG de Industria, Energía y Minas, que puso a disposición un presupuesto de 12,14 millones de euros. Estos fondos cofinanciados por Europa, procedían del Programa Operativo del Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) con cargo al Programa de Desarrollo Rural de Extremadura 2014-2020.

De esta línea hemos conocido que se van a llevar a cabo tres proyectos de plantas de pellet de madera que se ubicarán en Moraleja (Cáceres) a través de la empresa PELLEX ENERGÍA, S.L., en Herrera del Duque (Badajoz) con la empresa PELLEST HERRERA, S.L. y en Caminomorisco (Cáceres) por medio de la empresa PELLETS HURDES, S.L.

Para las 2 primeras el inicio de las obras será inminente, a lo largo del verano de 2019 y la puesta en marcha está prevista para febrero de 2020. Ambas plantas, prácticamente gemelas, tendrán una capacidad de producción de 75.000 toneladas anuales de pellet que irán destinados tanto a la exportación (entre un 60 y un 80%) como al mercado local y nacional.

El proyecto de la planta de Caminomorisco tiene otros plazos diferentes, con un inicio de la construcción a finales del 2020 y puesta en marcha en 2021. Igualmente la capacidad máxima de producción estará diseñada para 75.000 tonelada anuales.

La materia prima utilizada para la fabricación de los pellet será madera de pino descortezado, proveniente de la gestión forestal sostenible de masas de pino repoblado en Extremadura, concretamente de los pies no utilizables para sierra. El material proveniente de las copas y una parte de las cortezas se destinará a la generación de calor para el tromel de secado. El suministro de material está garantizado ya que los promotores de estas iniciativas han firmado acuerdos con la Junta de Extremadura para la explotación de los montes públicos, dentro del Plan de prevención de incendios y ordenación de los montes extremeños.

La inversión prevista para cada una de las plantas asciende alrededor de 10 Mll de €, de los que la subvención pública asciende a 2 Mll de € por planta.

Línea de fomento de instalaciones
Han sido varias las líneas de ayuda que arrancaron durante el ejercicio 2018 o principios del 2019 a las que se han podido acoger las personas físicas, las Comunidades de Propietarios, las Asociaciones sin Ánimo de Lucro, los Municipios y Entidades Locales Menores, las empresas y sus agrupaciones y los proveedores de servicios energéticos.

La primera de ellas, destinadas al fomento de instalaciones de energías renovables cuyas bases reguladoras se establecieron en el DECRETO 110/2018, de 17 de julio y cuya convocatoria para los ejercicios 2018 y 2019 se aprobó a través de la ORDEN de 24 de julio de 2018. Con esta ayuda, la Administración pretende promover el uso de las energías renovables a favor de un modelo de desarrollo sostenible basado en la economía verde y a la vez reducir las emisiones de gases efecto invernadero a partir del mejor uso de la energía y de la promoción de las renovables. El presupuesto designado, para la biomasa sólida, en las tres próximas anualidades, asciende a algo más de 1.860.000 € y 1.200.000 € para el fomento del uso del biogás en empresas. Por tanto, de una dotación total para esta línea de 6.581.646 €, a la biomasa le correspondería el 46,5% de las ayudas.

De la información facilitada por la propia Consejería de Economía e Infraestructuras en los primeros 6 meses transcurridos desde la apertura de las ayudas, el 21,4% de los expedientes fueron para implementar biomasa, que de manera mayoritaria correspondían a beneficiarios domésticos, mientras que las peticiones de empresas y Entidades locales habían sido muy escasas.

Una segunda línea de ayudas se destinó a fomentar y divulgar las actuaciones de ahorro y eficiencia energética y el uso de las energías renovables en las empresas, en especial en las pymes extremeñas y en los municipios,  con un presupuesto total de 2,3 millones de euros.

Una tercera línea regulada por la Orden de 28 de diciembre de 2018, adscrita al Plan Estatal de Vivienda 2018-2020 y gestionada por la Secretaria General de Arquitectura, vivienda y políticas de consumo, añade a las líneas tradicionales de autopromoción, alquiler, rehabilitación y accesibilidad, un programa de ayudas a la mejora de la eficiencia energética de las viviendas, por las que se podrá recibir entre un 40% y un 75% de la inversión por la instalación de equipos generadores de energía

Plan 700 de la Junta
La Junta de Extremadura presentó en 2018 el Plan de Eficiencia Energética para el parque de edificios públicos propiedad de la Administración Autonómica. De los cerca de 750 edificios contabilizados, se pretende actuar en alrededor de 700 hasta el año 2030 y movilizar, en ese período, 229 millones de euros, con reformas que propicien un ahorro en el consumo de energía y la puesta en funcionamiento de instalaciones de biomasa y captadores solares para obtener energía solar térmica y fotovoltaica.

El foco de buena parte de las actuaciones correspondería al Servicio Extremeño de Salud, ya que se ha comprobado que el 40% del consumo energético de los edificios públicos de la Junta de Extremadura lo gastan los 12 hospitales públicos, a lo que se sumaría otro 29% de los centros asistenciales (residencias de mayores y los dos centros sociosanitarios que fueron los antiguos hospitales psiquiátricos de Mérida y Plasencia).  La primera actuación prevista será el hospital de Llerena (Badajoz) donde se sustituirán los combustibles fósiles por nuevas calderas de biomasa hibridadas con energía solar. La financiación de este Plan procederá en su mayor parte de la iniciativa privada, a través de ESEs (Empresas de Servicios Energéticos), complementada con fondos públicos (Fondos FEDER y líneas de ayuda estatal, en su mayoría).

Observatorio de la Biomasa
Según las estimaciones del Observatorio de la Biomasa para 2018, en Extremadura hay funcionando cerca de 10.500 equipos que consumen biocombustibles, principalmente astilla, pellet y hueso de aceituna.

En este último año, el incremento de nuevos equipos ha sido del 22%, manteniendo una tendencia muy positiva, que se focaliza en las estufas para uso doméstico. La potencia acumulada suma ya 440,9 MW, con un incremento del 9,1% esta anualidad.

El volumen de negocio de la biomasa térmica en Extremadura, se sitúa en torno a los 33 millones de euros, algo menos que en 2017, manteniéndose los puestos de trabajo en el rango de los 360-370 trabajadores. La energía que aporta la biomasa térmica cada año se calcula en torno a los 56.000 Ktep, equivalente a la sustitución de 65 millones de litros de gasóleo. La reducción de emisiones de CO2 se sitúa sobre las 173.000 toneladas anuales.

Secaderos de pimientos
Las ayudas destinadas al fomento de la utilización de biocombustibles en el secado tradicional del pimiento para pimentón en la Comarca de la Vera tuvieron continuidad en 2018, su tercera campaña, mediante la Orden de 26 de junio de 2018. El número de productores que utilizaron estas ayudas fue de 329, muy similar a las convocatorias pasadas, logrando secar 2.385 toneladas, alrededor del 60% de la producción de pimiento para pimentón.

Proyectos microgeneraciones
Quiero reseñar dos actuaciones de relevancia en el I+D+i puestas en funcionamiento en Extremadura en los primeros meses del 2019 y con la biomasa de protagonista. Por una parte, la planta experimental de micro-trigeneración diseñada por la Universidad de Extremadura, gracias al proyecto europeo TRIBAR y ubicada en las instalaciones de la empresa MARLE en Gévora (Badajoz). Utiliza biomasa como combustible principal (podas y subproductos agroindustriales) y energía solar de concentración para producir energía eléctrica, unos 50 kW eléctricos, y energía térmica, unos 400 kW de calor y 35 kW de frío.

Otro de los proyectos de interés es la instalación de la primera caldera de pequeña potencia con motor Stirling en el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura [CICYTEX]. Es una caldera de condensación Ökofen con la que se podrá obtener calor para calefacción y también electricidad a partir de la combustión de los pellet.

Francisco Castañares (AEEFOR): “Acciona y el fondo Aleph Capital ya tienen presentados los avales para sus plantas de biomasa eléctrica de 50 Mw”

Posted on Actualizado enn

castañares

Entrevista con
Francisco Castañares
Presidente de AEEFOR

AEEFOR es la Asociación Extremeña de Empresas Forestales y de Medio Ambiente, entidad que está siendo clave en los proyectos de biomasa en marcha en la región extremeña.

¿En qué momento se encuentran los proyectos de biomasa anunciados?

Las empresas promotoras están aún en la procelosa tramitación administrativa previa al arranque físico de las obras de construcción de las tres plantas de pellets que  estarán ubicadas en Moraleja, Herrera del Duque y Caminomorisco. En estos días los promotores están presentando los avales para la adquisición de los terrenos que, al ser públicos, tienen que realizarse por concurrencia competitiva. Creo que el otoño es una época idónea para comenzar su construcción, si las burocracias administrativas y financieras no me contradicen.

¿La biomasa debe ser la otra gran sorpresa renovable en Extremadura junto a la fotovoltaica?

Cada tecnología tiene el potencial que tiene y en Extremadura la solar fotovoltaica se lleva la palma, por sus condiciones medioambientales, horas de sol, tierras útiles para ubicar las instalaciones, capacidad de evacuación… La biomasa tiene el recorrido que tiene, que en nuestra región no es pequeño. Las empresas que suscribieron el Protocolo con el Presidente de la Junta de Extremadura tienen la aspiración de transformar alrededor de un millón de toneladas de biomasa anuales, en las tecnologías térmica  y eléctrica, que procederán de la región y las provincias limítrofes. En el caso de Cedillo y Moraleja, buena parte procederá también de los distritos portugueses cercanos.

¿Cuáles van a ser los principales “combustibles” utilizados para la generación de energía?

Básicamente combustible de origen forestal, y  también algo de residuos vegetales agrícolas y de jardinería.

¿Está definido ya el papel de Acciona? ¿Hay interés de ENCE por participar o de alguna otra gran empresa?

Acciona ha depositado los avales para la evacuación de una planta de biomasa eléctrica con una potencia instalada de 50 Mw, ubicada en algún punto entre el sur de Las Villuercas y el norte de La Siberia, pendiente de los estudios que la multinacional española está realizando para determinar su ubicación más estratégica para optimizar los gastos de transporte de la materia prima a la planta. De ENCE no sabemos nada. En cambio hay un fondo de inversión de capital español, ALEPH CAPITAL, que ha presentado hace meses los avales necesarios para promover, construir y explotar una planta de biomasa eléctrica en Cedillo. Tendrá, como la de Acciona, una potencia instalada de 50 Mw y buena parte de sus recursos forestales los importará de los distritos del centro de Portugal, por lo que goza de importantes apoyos estratégicos en el país vecino, tan maltratado en los últimos años por los grandes incendios forestales.

Las dos plantas de biomasa eléctrica están a la espera de que se les conceda la evacuación, para terminar  el proyecto técnico, tramitación de  autorizaciones y comienzo las obras. Las inversiones en este tipo de plantas son mucho más grandes que las de pellets, por encima de los 100 millones de euros de inversión cada una, con capacidad para transformar 350.000 toneladas de biomasa para producir electricidad.

¿Hay riqueza forestal en región para más proyectos aún?

Nosotros hemos definido un modelo que pretende ser suficiente para mantener los bosques extremeños alejados del peligro de los grandes incendios. Creo que con la extracción anual prevista y las inversiones que llevan implícitas,  el objetivo estará satisfactoriamente alcanzado. Margen hay para nuevas inversiones, en función de dónde se ubiquen las plantas de transformación.

Nuestro objetivo ahora es conseguir inversores que promuevan una tercera planta de biomasa eléctrica en el entorno de Plasencia, buscando un punto equidistante entre la Sierra de Gata, Las Hurdes y la importante zona forestal que hay al oeste de Monfragüe. La planta debería tener también una potencia instalada de 50 Mw. Con esa nueva inversión cerraríamos el ciclo de la biomasa en Extremadura, aunque no descartamos participar, promover e impulsar iniciativas locales de autoabastecimiento.

Olga García, Consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad: “Hay más de 80 proyectos fotovoltaicos en tramitación por una potencia total que supera los 5.000 MW”

Posted on

CONSEJERA

Entrevista con
Olga García
Consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad

Extremadura está siendo una de las comunidades más activas por número de proyectos fotovoltaicos en construcción y en tramitación ¿estamos ante una nueva revolución renovable en Extremadura sobre todo con el cierre pactado por sus accionistas de la Central de Almaraz en el futuro?

Sin duda, estamos viviendo un momento muy especial para las energías renovables en Extremadura. Tenemos el potencial suficiente para convertirnos en una referencia nacional e internacional en el sector y así lo están considerando las empresas que apuestan claramente por invertir en nuestra región.

Nuestro objetivo es que Extremadura lidere el proceso de implantación de las energías renovables en España y contribuir de forma destacada a que el país alcance las metas fijadas para la transición energética.

En este momento, solo en la tecnología solar fotovoltaica, se contabilizan proyectos con viabilidad para conectar a las redes por una potencia total de aproximadamente 8.000 MW. Hay más de 80 proyectos en tramitación por una potencia total que supera los 5.000 MW, algunos de los cuales cuentan ya con todas las autorizaciones. Más de 1.300 MW se encuentran ya en construcción, y esperamos que otros tantos empiecen las obras a lo largo de este mismo año.

El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima prevé 57.000 MW de potencia renovable adicional en 2030 sobre 2020. Nuestro objetivo es que en 2030 Extremadura llegue a albergar el 20% de las inversiones asociadas a ese objetivo, lo que significaría  multiplicar por ocho el parque generador actual. Este objetivo, que consideramos factible, figurará en el Plan Extremeño Integrado de Energía y Clima, que estamos elaborando, y del que dispondremos a mediados de 2020.

El fomento del autoconsumo es muy importante para una región como Extremadura con gran población rural y por el gran peso de pymes ¿Es un área prioritaria para la nueva Consejería?

Absolutamente. El autoconsumo representa una gran oportunidad para Extremadura, para nuestro desarrollo energético y socioeconómico a corto y medio plazo. El autoconsumo ya es una opción viable y rentable. Representa ahorro y sostenibilidad. Y en Extremadura tenemos la voluntad de que en los próximos años tengamos un papel determinante y represente una realidad cotidiana en hogares, empresas e instituciones. Para ello, ya disponemos de líneas de ayuda que están teniendo una muy buena acogida y que van a  tener continuidad en próximos ejercicios.

De forma complementaria vamos a trabajar con otras instituciones y con el propio sector para dinamizar el avance del autoconsumo en la región con base en el fomento de  actuaciones coordinadas en ámbitos como la cualificación, la divulgación o la tramitación administrativa, con el objetivo de que el autoconsumo se convierta en un pilar esencial del nuevo modelo energético extremeño.

La movilidad eléctrica es otro de los vectores claves en el futuro ¿Resulta más complicado impulsarla en una comunidad muy extensa y con pocos habitantes por kilómetro cuadrado como Extremadura?

La extensión geográfica y la dispersión poblacional son factores que pueden condicionar pero desde la Junta de Extremadura estamos comprometidos con una implantación acelerada del uso del vehículo eléctrico en la región. Para ello, estamos impulsando, por ejemplo, la realización de planes de movilidad urbana sostenible en municipios o agrupaciones de municipios. Es una de las medidas incluidas en nuestra Estrategia regional para el impulso del vehículo eléctrico 2018-2030 que ya está en pleno desarrollo.

Queremos conseguir que el 10% de los nuevos vehículos matriculados en la región sean eléctricos y que se desarrolle el sector económico asociado a estos vehículos mediante la formación de profesionales, el desarrollo de nuevos proyectos empresariales y el fomento de proyectos de I+D+i sobre eficiencia energética en la movilidad y transporte sostenible.

A partir de septiembre vamos a movilizar un volumen importante de ayudas que impulsarán el uso y la adquisición de este tipo de vehículos por parte de los potenciales usuarios extremeños. Y en paralelo promovemos un amplio despliegue de una red de infraestructura de recarga interoperable que facilitará la movilidad de los vehículos eléctricos por la región y para la que contamos con la valiosa colaboración de otras administraciones provinciales y locales, además de empresas privadas. Todas ellas van a contribuir de forma relevante a la penetración del vehículo eléctrico en Extremadura en los próximos años.

En torno a los nuevos proyectos eólicos han surgido distintas plataformas en Montánchez y Sierra de Gata que critican su impacto ambiental en zonas turísticas y, sobre todo, que crean poco empleo ¿Tiene mucho recorrido la eólica aún en la región?

Los condicionantes de la energía eólica son conocidos por todos desde hace tiempo. Resulta evidente que en Extremadura hay otras tecnologías renovables con un potencial mucho mayor, mientras que el de la energía eólica está más limitado y se circunscribe a determinadas zonas geográficas. A partir de ahí, las empresas que han estado interesadas en la generación de este tipo de energía renovable han planteado sus proyectos. Algunos parques eólicos, como el del Merengue en Plasencia, ya son una realidad. Otros siguen siendo proyectos que deben cumplir todos los procedimientos administrativos establecidos para su instalación.

La Junta de Extremadura es garante de que se respeta la legalidad en todo momento, en todos los ámbitos, incluido el medioambiental, y para todos los posibles interesados y afectados. No hay ni habrá atajos legales y, en ningún caso, se podrá alegar indefensión. En todos los proyectos de energías renovables, incluidos los eólicos, estamos aplicando una política de transparencia y de cumplimiento estricto de la normativa vigente.

Para una región eminentemente rural y con importante aprovechamiento agrario y forestal ¿qué importancia debe tener  la biomasa?

En Extremadura disponemos de  un gran potencial de biomasa procedente del importante número de cultivos agrícolas. Además, el 68% de la superficie regional es forestal con lo que existe una extensa producción añadida de biomasa forestal residual de montes y dehesa. De ese potencial sólo el 10%  es aprovechado.

Resulta evidente que tenemos en la biomasa un yacimiento latente de generación de energía renovable que debe ser explotado al tratarse de un producto con salida en el mercado, que contribuye a la protección del medio ambiente, que genera empleo y favorece un efecto dinamizador de la economía rural.

Estamos incidiendo en el fomento de la oferta, para lo que hemos puesto en marcha una línea específica de ayudas para potenciar la creación de nuevas plantas industriales dedicadas a la fabricación de biocombustibles sólidos a partir de biomasa forestal y de residuos agrícolas, incluidos los pellets y el carbón vegetal. Ya tenemos encima de la mesa varios  proyectos empresariales que pueden ser una realidad en pocos meses. Y, por otro lado, por el de la demanda, venimos desde hace años promoviendo y subvencionando la inversión en calderas que utilizan la biomasa como combustible. Dentro del nuevo modelo de desarrollo sostenible de Extremadura, que tiene en la economía circular uno de sus cimientos, la biomasa figura como un ámbito primordial y así la estamos tratando.

Juan Francisco Blanco (Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura): “Valoramos ser proveedores de biomasa para las plantas que contamos en nuestra región aunque sea complejo”

Posted on

BIOMASA EXTREMADURA

Entrevista con
Juan Francisco Blanco
Presidente de la Sectorial de Suministros de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura

¿Han implementado ya estrategias para el ahorro y la eficiencia energética las grandes cooperativas de la región?

Las cooperativas siempre están investigando e implementando medidas para el ahorro y la eficiencia energética, al igual que en cualquier empresa debido a los grandes costes en energía. Para las cooperativas es un frente abierto continuamente.

Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura está participando en el proyecto Scoope junto con otras federaciones de cooperativas de ámbito nacional y de diversos países europeos, bajo la coordinación de Cooperativas Agro-alimentarias de España. El objetivo del proyecto es realizar una auditoría energética a las cooperativas participantes según las líneas de mayores consumos energético para hacerle una serie de recomendaciones por parte de operadores del sector energético y optimizar los gastos energéticos.

La creación de centrales de compra de energía conjunta se está realizando en diferentes sectores ¿Se han planteado la compra conjunta del suministro eléctrico o se podría valorar?

Por ahora no estamos actuando como central de compra para energía eléctrica, aunque sí estamos trabajando en esa área para ir creciendo en energía petrolífera.

Respecto al suministro eléctrico, Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura ofrece a sus cooperativas asociadas un servicio de asesoramiento y consultoría en materia energética, a través de un convenio de colaboración con una empresa, para los sectores eléctrico, fotovoltaico y del gas, siempre de una forma muy ventajosa con respecto a sus tarifas habituales. Para la selección de la mejor estrategia de compra de energía; la validación de facturas y contabilidad energética; la optimización de los parámetros de contratación energética; la monitorización de los puntos de suministro; la realización de auditorías energéticas; el asesoramiento técnico tanto en lo referente a suministros eléctricos, como en la redacción de proyectos, documentación técnica e implementación de nuevos sistemas energéticos más eficientes, líneas de subvención y soporte en licitaciones públicas; y la instalación de equipos eficientes. Se trata que empresas tengan acceso a la energía de una forma más barata al mismo tiempo que se informa y asesora para obtener la máxima rentabilidad a la energía utilizada.

¿Las cooperativas pueden llegar a ser suministradores claves del sector de la biomasa de forma estable?

Ya contamos con la cooperativa Troil Vegas Altas que se dedica a la producción de biomasa a partir del orujo derivado de los alpechines procedentes de la actividad de las almazaras, además de la extracción de parte del aceite de orujo. Esta biomasa se pone a la venta en el mercado. El alpechín una vez concentrado se usa como fertilizante orgánico y parte del orujillo, a la fabricación de piensos.

Por otro lado, la Sectorial de Suministros de Cooperativas Agro-alimentarias Extremadura está ya analizando la posibilidad de llegar a ser proveedores de biomasa para las plantas de biomasa que contamos en nuestra región. Sería fundamentalmente como servicio al socio agricultor ya que le quitamos subproductos de las explotaciones lo que es muy importante para el mantenimiento del medio ambiente y la sanidad  vegetal de los cultivos. Lo que ocurre es que es un poco complejo, porque se necesita contar con grandes superficies para el acopio de materia prima y, a veces, las explotaciones agrarias de los socios de cooperativas están muy diseminadas lo que provoca problemas de logística. Pero estamos seguros de que podremos hacer algo que merezca la pena.

El desarrollo del autoconsumo renovable parece imparable ¿hay ya cooperativas extremeñas con proyectos de autoconsumo en sus instalaciones?

Pues sí, y el ejemplo también lo tenemos en la cooperativa ya mencionada, Troil Vegas Altas que, además de producir biomasa, obtiene energía eléctrica a partir de gas natural. De lo producido una parte es para autoconsumo y lo que sobra se vende a la red. Por otro lado, también tenemos alguna cooperativa que tienen instalaciones de paneles solares pero que vuelcan la energía producida a la red eléctrica. Están esperando a que se publique una modificación de la normativa al respecto que les permita autoabastecerse de su producción.

Jerónimo González (Área de Biomasa y Bioproductos del CICYTEX): “Hay que usar más los residuos agrícolas, ganaderos, forestales y agroindustriales a nivel local para generar riqueza y empleo”

Posted on

biomasa y bioproductos jerónimo gonzález, ana parralejo, luis royano, juan cabanillas
Jerónimo González (primero por la izquierda) con el equipo de trabajo de Biomasa y Bioproductos del CICYTEX compuesto Ana Parralejo, Luis Royano, Juan Cabanillas

Entrevista con
Jerónimo González
Investigador del Área de Biomasa y Bioproductos del CICYTEX

Jerónimo González es uno de los principales investigadores en el sector de la biomasa y bioproductos con que cuenta Extremadura, por su trabajo en el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura Instituto de Investigaciones Agrarias Finca La Orden-Valdesequera.

¿En qué áreas y proyectos principales de trabajo relacionados con la biomasa o con cultivos energéticos está trabajando actualmente Cicytex?

Trabajamos en un proyecto sectorial del CICYTEX denominado MESOCEX “Diversificación de Cultivos Extensivos y Aplicación de nuevas tecnologías para Mejora de la Sostenibilidad Económica y Medioambiental del Sector Agrícola Extremeño” (Mejora de la Sostenibilidad de los Cultivos Extensivos en Extremadura). Por su demanda creciente y alto valor añadido se propone el estudio de cultivos nutricionales (quinoa, estevia y soja para industria agroalimentaria), cultivos PAM (aromáticas, medicinales y condimentarios) y cultivos para bioproductos (kenaf). Se estudiarán diversas especies destinadas a la obtención de biocombustibles (colza, cártamo, chopo, paulownia, y olmo) por las altas expectativas de generación de empleo rural de la bioenergía- especialmente en zonas desfavorecidas – y la contribución de las energías renovables a la conservación del medio ambiente.

También estamos colaborando mediante dos contratos con el CIEMAT en el proyecto europeo Horizonte 2020  titulado “Cooperación Brasil-UE para el desarrollo de biocombustibles lignocelulósicos avanzados” (BECOOL). Implantación de 6 sistemas de cultivo distintos consistentes cada uno de ellos en una diferente rotación de cultivos: alimentarios tradicionales (maíz y trigo) y lignocelulósicos (crotalaria, sorgo fibra, kenaf, y cáñamo), y mantener una parcela de suelo agrícola con una superficie mínima de 8000 m2 implantada de un cultivo plurianual Panicum virgatum en regadío. En cuanto a la obtención de biocombustibles, formamos parte del equipo de trabajo del Proyecto Regional de Investigación Industrial y Desarrollo Experimental “Valorización de residuos agrícolas para la fabricación de pélet de alta calidad” con las empresas extremeñas Explotaciones Forestales Marle, S.L. y Mecanizados Segeda, S.L.

CICYTEX es socio del proyecto de cooperación transfronteriza España Portugal (POCTEP) IDERCEXA “Investigación, Desarrollo y Energías Renovables para la mejora del tejido empresarial en Centro, Extremadura y Alentejo”, participando en acciones sobre tecnologías energéticas innovadoras en bioeconomía para el aprovechamiento de residuos de biomasa como es la digestión anaerobia para obtener biogás y el estudio del aprovechamiento de las fibras para fabricación de bioproductos.

Desde hace varios años se habla de desarrollar un Plan Director de Biomasa en Extremadura donde tengan voz y presencia todos los participantes del sector ¿la biomasa en la región va más rápido en la parte productiva que en la demanda de producto?

Consideramos que no. Se disponen de importantes volúmenes de residuos agrícolas, ganaderos, forestales y agroindustriales que se tienen que aprovechar de una forma sostenible, teniendo en cuenta aspectos medioambientales, sociales y económicos. Si se hace de una forma eficiente, con aprovechamientos a nivel local, de forma descentralizada, se puede generar riqueza y empleo en las zonas donde se genera el residuo, obteniendo bioproductos y energía renovable.

Hace algunos años presentaste con otros compañeros un estudio sobre el potencial de la biomasa en Extremadura tanto de poda de olivo (250.000 tn), como de viñedo (86.000 tn) como frutales (6.500 tn). ¿Se aprovecha muy poco ese potencial en Extremadura?

Creemos que sí. Ya hay empresas que están aprovechando esta biomasa para la obtención de biocombustible sólido en forma de astillas, pero todavía se elimina una parte importante de esa biomasa procedente de podas quemando en campo. En España, hay iniciativas que consiguen desarrollar toda la cadena de valor del biocombustible, por ejemplo sarmientos de vid en Cataluña y La Rioja, desde su recogida, astillado, almacenamiento y aplicación en caldera para agua caliente y calefacción.

Cuando se le plantea a las grandes cooperativas agrarias su poca presencia en el sector de la biomasa, sobre todo en su suministro, siempre argumentan los altos costes logísticos de recolección y transporte ¿La logística sigue siendo el principal freno de desarrollo de la biomasa en Extremadura?

Posiblemente sí. Es un aspecto determinante de la viabilidad del uso de la biomasa residual para obtención de bioproductos y biocombustibles. Se debe avanzar en aspectos de recogida de las biomasas residuales con maquinaria y equipos adaptados a las plantaciones, y disponer de remolques que permitan llevar volúmenes de material astillado o empacado para facilitar la rentabilidad económica de estas operaciones.

Hace pocos meses se presentó un proyecto para crear, incluso con participación pública, varias fábricas de biomasa en distintos puntos de Extremadura para aprovechar la materia forestales de sus bosques ¿Cómo valora este proyecto?

Consideramos que es un proyecto muy interesante. Se trata de aprovechar residuos biomásicos procedentes de la limpieza sostenible de bosques de la Región. Es una actividad que tradicionalmente se hacía en esas zonas para su uso en calefacción doméstica. Se trata obtener biocombustibles sólidos en forma de pélets y astillas que se pueden aprovechar en las zonas en las que se producen para obtener calor y electricidad renovable de forma descentralizada a pequeña escala.

¿Qué futuro pueden tener los cultivos energéticos en la región? ¿son muy dependientes del futuro de las ayudas europeas de la PAC?

Son cultivos para obtener biomasa que se puede aprovechar dentro del concepto de biorrefinería, en cascada. Es decir, primero separando los productos de mayor valor añadido, y por último su aprovechamiento energético. La Política Agraria Común europea no prevé específicamente ayudas para este tipo de cultivos, pero son cultivos perennes o anuales que pueden formar parte de las rotaciones de cultivo de los regadíos y secanos extremeños, que permiten ampliar la diversidad de cultivos en las explotaciones agrícolas, lo cual es beneficioso y está acorde con las directrices de la PAC.