NOTICIAS DE EMPRESAS

La Junta da luz verde a la modificación de la autorización ambiental de las calderas de macroplanta incubadora de huevos de Ibergallus en Casatejada

Posted on

ibergallus
Imagen: ARRAM

La  Dirección General de Sostenibilidad de la Junta de Extremadura  ha otorgado modificación no sustancial de la autorización ambiental unificada presentada por Ibergallus, SA, consistente en la modificación de calderas de la instalación, de la Resolución concedida en fecha 15 de marzo de 2018.

Con fecha 12 de abril de 2017 tiene entrada en el Registro Único de la Junta de Extremadura, la solicitud de autorización ambiental unificada (AAU) para una planta incubadora de huevos de gallina ubicada en el término municipal de Casatejada (Cáceres) y promovida por Ibergallus, SA. El proyecto consiste en la construcción de una planta incubadora de huevos de gallina con una capacidad productiva pico de 203.576 pollitos/día que estarán como máximo 3 horas, por lo que equivale a una ocupación de 25.477 gallinas ponedoras. La actividad se llevará a cabo en el término municipal de Casatejada (Cáceres) con una superficie total de 4,8713 hectáreas.

Mediante Resolución de 15 de marzo de 2018, la anterior Dirección General de Medio Ambiente (DGMA) otorgó AAU a favor de Ibergallus, SA para explotación avícola.  Con fecha 25 de septiembre de 2019, tiene entrada en el Registro Único de la Junta de Extremadura, modificación no sustancial de la explotación avícola, en la que se solicita la modificación de la resolución concedida. Las características de esta modificación vienen recogidas en la presente resolución.

La Dirección General de Sostenibilidad de la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad considera que la modificación descrita no supone modificación sustancial de la AAU. Según las modificaciones de la autorización, el complejo industrial consta de tres focos significativos de emisión de contaminantes a la atmósfera.  Las emisiones canalizadas de los focos 1 y 2 proceden de las calderas de producción de vapor de agua y agua caliente. La potencia térmica de cada caldera es de 350 kW respectivamente. Este tipo de equipo podrá emplear gas propano como combustible. Las emisiones, por tanto, consisten en los gases de combustión. Para estos focos, en atención al proceso asociado, se establecen valores límites de emisión (VLE). Además, las calderas no funcionarán nunca de manera conjunta, ya que una de ellas actuará de reserva para prevenir posibles fallos. Para ello se instalará en el sistema de alimentación eléctrica de las calderas dispositivos y mecanismos de protección y mando que permitan que cuando una caldera este en funcionamiento no pueda funcionar la otra.

Sin perjuicio de no establecerse VLE para el monóxido de carbono, deberá medirse este contaminante cuando se lleven a cabo controles de las emisiones y minimizarse su emisión a fin de conseguir una combustión lo más completa posible. Se tomarán todas las medidas de prevención factibles para prevenir y reducir al mínimo los escapes de estos gases. En particular, se controlará periódicamente la presión del sistema para la pronta detección de fugas. Como efecto añadido positivo, la minimización de estas pérdidas redundará también en un ahorro del consumo energético de la instalación.

Endesa invierte cerca de 2 millones de euros en Extremadura en su plan de verano de revisión y mejora de redes

Posted on

ENDESA EXTREMADURA

Endesa, a través de su filial de infraestructuras y redes e-distribución, ha activado su Plan de Verano destinando 66 millones de euros al mantenimiento preventivo de su red de distribución eléctrica y de las masas forestales que la rodean para asegurar la continuidad del suministro y reducir el riesgo de incendios en el periodo estival.

En concreto en Extremadura, Endesa ha destinado cerca de 2 millones de euros en estas actuaciones utilizando la última tecnología para la revisión de las líneas, como cámaras termográficas de última generación, helicópteros con sistemas de sensores láser, y drones dotados de cámaras de alta precisión.

Además, Endesa ha puesto en marcha un programa piloto por el que está empezando a utilizar en sus redes de Cataluña gafas de realidad virtual. Una vez se certifique sus resultados, esta tecnología se empezará a aplicar en otras zonas por las que discurren las redes de distribución de Endesa (Andalucía, Aragón, Extremadura, Baleares y Canarias).

Los técnicos de Endesa, dentro del Plan Verano de la Compañía, llevarán a cabo revisiones termográficas de las líneas y subestaciones de media y alta tensión. Estas revisiones en las que Endesa invertirá cerca de 500.000 euros, consisten en la inspección de la red con cámaras de infrarrojos, ya sea desde tierra o por aire, para detectar si hay algún elemento que presente una temperatura más elevada de lo normal, lo cual indica que sufre una anomalía. En caso de detectarse cualquier anomalía, las coordenadas del “punto caliente” quedan registradas y se activa de forma automática el mecanismo para corregirla.

En toda Extremadura se revisarán con esta metodología las subestaciones, analizando también los componentes de los transformadores, así como la revisión de las líneas de Media Tensión de estas subestaciones ubicadas por toda la geografía extremeña. Endesa tiene en la provincia de Badajoz cerca de 4.400 kilómetros de líneas de media tensión, es decir la distancia que separa Badajoz de Moscú, y revisará estas líneas, muchas de las cuales se encuentran en zonas de difícil acceso dada la orografía del terreno. Para poder llevar a cabo estas revisiones Endesa utiliza cámaras termográficas que en algunos casos hay que instalar en helicópteros o drones, con el fin de poder recorrer todo el tendido con una mayor precisión.

A estas medidas se une la revisión de las líneas de Alta Tensión. Desde hace tres años Endesa ha incorporado a estas tareas la tecnología LIDAR (Light Detection and Ranging) -Detección por luz y distancia- que combina tecnología GPS con sensores láser y permite realizar mapas tridimensionales y cartografiar las líneas eléctricas. Esta herramienta ofrece simultáneamente información tanto del relieve del terreno como de la vegetación que lo cubre, lo que resulta muy útil para crear mapas de alta resolución de las zonas boscosas y planificar las labores de limpieza forestal.

Además de los helicópteros, Endesa utiliza drones desde 2012 para comprobar el estado de la red. Los drones que utiliza la compañía están equipados con cámaras de alta resolución que permiten captar imágenes de las líneas y son especialmente útiles para comprobar el estado de las infraestructuras en las zonas de difícil acceso sin necesidad de interrumpir el suministro. Los aparatos permiten también verificar la anchura de los corredores de seguridad que actúan como cortafuegos.

Del total de 6.000 kilómetros de red eléctrica que integran la infraestructura de Endesa en distribución en Badajoz, más de la mitad corresponden a líneas áreas que atraviesan terrenos o zonas forestales, y que precisan de una adecuada conservación de las masas de vegetación.

Este año se han destinado en Extremadura 380.000 euros en trabajos de tala, poda y limpieza de la masa vegetal. Con estas operaciones que se llevan a cabo antes de la llegada de los meses estivos, se asegura la apertura de corredores de seguridad debajo de las redes tanto de alta como de media y baja tensión, lo que permite evitar incidencias en el suministro eléctrico y minimizar el riesgo de incendio.

Iberdrola suministrará energía 100% renovable a largo plazo a Vodafone en España

Posted on

iberdrola

Iberdrola y Vodafone España han decidido aliarse en materia de sostenibilidad, con un acuerdo de compraventa de energía de fuentes de generación limpia a largo plazo (PPA, Power Purchase Agreement).

El acuerdo refuerza la estrategia renovable de Iberdrola a través de contratos bilaterales, que promueven un suministro de energía a precios competitivos y estables con grandes clientes, comprometidos con un consumo sostenible. Por su parte, la alianza permitirá a la operadora de telecomunicaciones consumir en España energía de fuentes renovables y avanzar en el cumplimiento del marco estratégico de empresa sostenible y responsable con el planeta, que establece que en 2025 toda la energía eléctrica adquirida sea 100% renovable y que sus emisiones GHC se reduzcan al 50%. Con este acuerdo, Vodafone España cumplirá el 75% de su objetivo de proveerse de energía eléctrica adquirida de fuentes renovables en 2021.

Iberdrola proveerá de energía verde a los 13.500 puntos de suministro de la red propia de Vodafone en España. El contrato se iniciará en enero de 2021 y una parte del consumo -140 GWh/año de un total de 540 GWh/año- se realizará a través de un PPA, asociado a un activo renovable de nueva construcción, el proyecto eólico Puylobo, que construye en la actualidad en Aragón. El resto, 400 GWh/año, serán suministrados bajo otro acuerdo, que garantizará el consumo verde a través de la entrega de GdOs de otros activos renovables de la compañía eléctrica.

Ubicado en el municipio de Borja, en Zaragoza, Puylobo tendrá una capacidad instalada de 49 megavatios (MW). Con una inversión de 50 millones de euros, en su construcción estarán involucrados más de 120 profesionales. La producción del parque, una vez entre en operación, evitará la emisión de 32.000 toneladas de CO2/año.

“Los PPAs abren muchas oportunidades para el desarrollo de proyectos renovables que están transformando el presente y el futuro energético en nuestro país. Estos contratos de compra venta de energía a largo plazo aportan estabilidad a las inversiones y se han convertido en una herramienta óptima para la gestión del suministro eléctrico de grandes consumidores, comprometidos con un consumo limpio y sostenible. Asimismo, demuestran la competitividad de las renovables y su capacidad para suministrar energía a precios asequibles y estables”, explica Eduardo Insunza, director de Grandes Clientes de Iberdrola.