biocombustibles

Rosendo García (Mercado Biomasa S.L.): “Es fundamental usar un combustible de calidad en la caldera o estufa de biomasa”

Posted on

estufa pellets

Entrevista con
Rosendo García
Director de Mercado Biomasa S.L.

Rosendo García tiene una extensa experiencia en el mundo de las energías renovables y la eficiencia energética a través de su empresa Imener. Hace poco tiempo ha creado Mercado Biomasa S.L., con sede en el Parque Científico y Tecnológico de Badajoz, con el objeto social de la producción y comercialización de biocombustibles, prestación de servicios energéticos, estudios e informes relacionados con la bioenergía, cursos, talleres y acciones formativas sobre energías renovables, diseño y realización de acciones comerciales y de marketing para la promoción y difusión de la biomasa.

¿Cuál es el  objetivo con el que se crea Mercado Biomasa en un momento muy importante para el sector en Extremadura y España en general?

Sobre todo facilitar la logística (suministro y pedidos) de la biomasa  de uso térmico para el cliente doméstico (calderas y estufas  entre 5 y  150 kw).

¿También va a participar en la producción o se va a limitar a comercialización por el momento?

Sólo a la comercialización, pero daremos apoyo técnico a los promotores de producción de biomasa -pellets y hueso certificado principalmente- en el diseño de fábricas de biocombustibles en Extremadura, y también en el aprovechamiento de subproductos agroforestales para su aprovechamiento como biocombustibles. Queremos ser actores importantes de este nuevo mercado que se está asentando poco a poco en la región

¿Para que el cliente final, sea particular o una pequeña empresa, se decida por usar biomasa depende más de una experiencia positiva de un familiar o conocido, de explicárselo bien o de las posibles ayudas de la administración?

Lo primero que mira el cliente es el retorno de la inversión, su coste, también la financiación preferente y ayudas públicas si están en vigor, y por último las experiencias positivas cercanas (calderas y estufas instaladas en su entorno).

¿A la hora de elegir una caldera de biomasa cuáles son las principales claves a tener en cuenta?

Lo primero, disponer de un lugar adecuado tanto para la instalación de la caldera / estufa como para el almacenamiento de la biomasa, viviendas cercanas que pueden afectar a nuestra instalación según la normativa vigente, si ya dispone de un sistema de calefacción, si se trata de nueva instalación o sustitución de un equipo y por último el aislamiento de la vivienda o local. Todos estos son los parámetros mínimos desde nuestra experiencia y punto de vista, con la misma importancia para que la instalación sea viable técnica y legalmente.

A la hora de convencer a un cliente que mira mucho el ahorro energético ¿la comparación frente a otros carburantes sigue siendo muy ventajosa?

Por ahora es ventajosa, pero lo más importante de la biomasa es la independencia energética, con esta fuente de energía pasamos a depender de un combustible nuestro, que cuida el medio ambiente y que  genera empleo de calidad en el medio rural en toda la cadena de valor (producción, instalación, mantenimiento y suministro). El valor de la biomasa, aparte de un precio competitivo, está en que la riqueza y el empleo se quedan en un elevado % en la comarca o región que lo produce. Ese debe ser el elemento diferenciador que posicione este combustible en nuestro mercado. El precio no debería ser el único factor que decida su compra.

A la hora de elegir el tipo de biomasa a utilizar en la caldera o estufa entre pellets, astillas, hueso de aceituna, etc ¿qué debemos tener más en cuenta?

La  cercanía a los puntos de suministro, las características de la caldera o estufa y la evolución de los precios de los últimos años. Es fundamental usar un combustible de calidad, la mayoría de veces el ahorro es mínimo frente a un combustible de calidad media o baja y esto afecta al mantenimiento, a la vida útil de los equipos y a la eficiencia de la instalación. Un buen combustible nos asegura una mayor duración de los equipos, mantenimiento mínimo y una mayor eficiencia en la producción de energía, que al final es para lo que hacemos la instalación.

Ilustración: J.C.Florentino

La empresa extremeña AGF avanza en la producción de biohidrógeno a escala industrial en España

Posted on Actualizado enn

agf
Combustión de biohidrógeno en el Centro de IA+D de AGF

La empresa extremeña AGF ha demostrado que la producción a escala industrial de biohidrógeno en España es posible. Tras años de investigación en este campo, y después del primer año de operación en la planta de BIOGASNALIA, se ha conseguido que se esté generando un gas con más del 50% de biohidrógeno, pudiendo llegar a valores superiores al 70%. En las calderas, para producir vapor saturado, se está combustionando un gas con menos del 35% de metano, con una producción estable en la planta.

En la actualidad se está controlando la producción de biohidrógeno para producir un gas con un poder calorífico mínimo por unidad volumétrica con vistas a su uso actual en calderas, pero se ha demostrado que la tecnología está lista para poder generar biohidrógeno con un coste de producción tan bajo como el que tiene el MWh en forma de metano en el biogás tradicional.

Por lo tanto, AGF puede anunciar que la planta de BIOGASNALIA es la primera planta de biohidrógeno de España y, muy posiblemente, una de las primeras plantas del planeta. Esto pone en vanguardia a la tecnología española en este sector.

AGF está estudiando como potenciar la producción de hidrógeno, desarrollando el modelo económico para este gas y diseñando los procesos paralelos necesarios para poder transformar el biogás de la planta en un hidrógeno renovable con salida comercial.

Ahora que el mercado del  biometano parece estar arrancando en España, AGF está trabajando en el desarrollo de lo que puede ser el siguiente mercado, el del bioH2; con la convicción de que se trata del vector energético del futuro. La empresa tiene la tecnología para la producción selectiva de los dos gases, aunque la del bioH2 todavía necesita un desarrollo comercial.

Hidrógeno
El biocombustible del futuro será probablemente el hidrógeno. El H2 es el gas con mayor densidad energética por unidad de masa, tiene una combustión limpia, pues sólo genera agua; y su uso puede ser tanto para producción de electricidad en pilas de combustible como para combustión directa. Es innegable que también tiene otros problemas y dificultades asociadas, pero serán superadas a medida que se expanda su producción y consumo.

Actualmente uno de los principales problema del hidrógeno es su producción. Prácticamente todos los métodos industriales de producción de H2 son energéticamente deficientes, pues consumen más energía de la energía que generan en forma de H2. Por lo tanto, la producción de H2 suele tener huella de carbono y un alto coste de producción. De cara a producir hidrógeno renovable se está empleando la electrólisis alimentada por energías renovables excedentes o directamente por paneles fotovoltaicos construidos para tal fin. Este proceso se puede considerar renovable, pero está limitado a las horas de producción de la fotovoltaica y sigue siendo un proceso energéticamente negativo.

Una de las formas de producir hidrógeno renovable es el biogás. Y es energéticamente positivo.

El biogás siempre se ha considerado una mezcla de gases de origen orgánico, siendo el gas combustible el metano. Pero no tiene por qué ser así. La tecnología de procesos bioquímicos nos permite modificar rutas metabólicas para favorecer la producción de hidrógeno.

La Junta espera tramitar un decreto de ayudas de 12,5 millones de euros para fabricación de biocombustibles y carbón vegetal antes de final de año

Posted on

madera_biomasa2

La biomasa está llamada a ser un actor protagonista en el futuro energético de Extremadura. Gracias al Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural, la Consejería de Economía e Infraestructuras de la Junta de Extremadura podrá tramitar un decreto de ayudas para incentivar la fabricación de biocombustibles sólidos y carbón vegetal en la región, con el que se pretende dinamizar la actividad económica en el medio rural.

La acción va dirigida al fomento de actividades destinadas a la fabricación de biocombustibles sólidos a partir de biomasa forestal y de residuos agrícolas, tales como los pellets y el carbón vegetal, siendo los beneficiarios las pequeñas empresas y microempresas de las zonas rurales.

Para ello se invertirán 12,5 millones de euros procedentes de los Fondos Europeos Agrarios de Desarrollo Rural, FEADER, en el marco del programa de Desarrollo Rural de Extremadura 2014-2020, cuyo objetivo de gasto ha dado hoy luz verde la Comisión Europea.

La Junta de Extremadura resalta la singularidad de esta medida, ya que es la primera vez que este organismo europeo decide aprobar la financiación de una subvención destinada a la fabricación de biomasa sólida, pero que para una región como Extremadura resulta “fundamental”, indica la consejera de Economía e Infraestructuras, Olga García.

Extremadura es predominantemente agrícola y con un gran potencial de biomasa, añade la consejera, que estima el importante número de cultivos agrícolas de arroz, tomate, frutales, olivo, viña, hortícola y tabaco; y la extensa producción de biomasa forestal residual de montes y dehesa.

“Sin embargo, el 91% de ese potencial no es aprovechado y ello a pesar de ser un producto cada vez más utilizado tanto como combustible para calderas en el hogar como en la generación de energía renovable”, explica García, quien señala los cinco requerimientos que se han hecho en los dos últimos años a la Unión Europea, desde la Dirección General de Industria, Energía y Minas, para que permitiera este uso de los fondos FEADER.

Las pymes y micropymes de las zonas rurales extremeñas podrán acogerse a una ayuda del 30% de la inversión subvencionable, con un máximo de 2.000.000 euros por establecimiento industrial, tanto si comienzan la producción como si transforman su actividad a la producción de biocombustibles sólidos, hasta el 31 de diciembre de 2020.

En la actualidad existe un centenar de empresas dedicadas en la región a la fabricación de carbón vegetal, pero con esta medida de apoyo a la inversión regional, la Junta de Extremadura espera contribuir al crecimiento del sector en el campo de la generación y del abastecimiento de biomasa, que, en opinión de la consejera Olga García, se está erigiendo “en uno de los sectores que más empleo puede generar y sin obviar que su desarrollo contribuye a la protección del medio ambiente, dado los bajos niveles de contaminación que presenta”.

La Junta convoca una línea de ayudas de 250.000 euros para el uso de biomasa de leña en el secado tradicional de Pimentón de la Vera

Posted on

La Junta de Extremadura ha lanzado la convocatoria para la línea de ayudas destinadas al fomento de la utilización de biocombustibles (leña de quercíneas), en el secado tradicional del pimiento para pimentón en la comarca de La Vera, uno de los cultivos más importantes del note de la provincia de Cáceres.

Estas ayudas se hallan acogidas al régimen de mínimos, no pudiendo exceder la cuantía total de la ayuda de 15.000 euros en un periodo de tres ejercicios fiscales. Este umbral se aplicará independientemente de la forma de la ayuda o del objetivo perseguido. Las ayudas a otorgar al amparo de la presente convocatoria se encuentran financiadas con fondos propios de la Comunidad Autónoma de Extremadura, de acuerdo con las disponibilidades de crédito consignadas para este ejercicio.

Podrán ser beneficiarios de las ayudas establecidas en la presente convocatoria, las personas físicas, las comunidades de bienes y las personas jurídicas que realicen la actividad de secado del pimiento para pimentón a la manera tradicional, empleando leña de quercíneas, en secaderos identificados, explotados por los beneficiarios de las ayudas y situados en alguno de los municipios que se relacionan en el Decreto.

Las ayudas a las que se refiere la presente convocatoria para la campaña 2016/2017 – “Ayudas del secado tradicional del pimiento para pimentón”- cuenta con una aportación presupuestaria de 250.000,00 euros, sin perjuicio de los incrementos crediticios que puedan realizarse a lo largo del mismo.  Pudiendo aumentarse la cuantía total máxima de las subvenciones convocadas hasta un 20 % de la cuantía inicial o hasta la cuantía que corresponda

Foto: © Denominación de Origen Protegida “Pimentón de La Vera”