BIOMASA Y BIOGÁS

Medio Ambiente rechaza un proyecto de cultivos energéticos de 250 hectáreas en Talaván

Posted on

La moda de los cultivos energéticos para la producción de biomasa no siempre llega a buen puerto en Extremadura. La Junta de Extremadura ha considerado “inviable” desde el punto de vista ambiental el proyecto que la empresa Cultivos Energéticos de Extremadura S.L., pretendía llevar a acabo sobre 250 hectáreas en la localidad cacereña de Talaván.

El proyecto consistía en la plantación de paulownia, un árbol de muy rápido crecimiento, en marcos de 4 por 2,5 metros y con riego por goteo. El agua necesaria, unos 1.995 metros cúbicos por hectárea, provendrían de una toma del embalse de Alcántara que irían a parar a una balsa de almacenamiento al oeste de Talaván.

Además de la citada empresa, el propio Ayuntamiento de Talaván participaba en el proyecto al ser la propietaria de los terrenos.

Según informó la Junta de Extremadura, fue la Dirección General del Medio Natural quien consideró que el proyecto de cultivos energéticos previsto podría afectar a diversas especies de aves por encontrarse muy cerca de la zona ZEPA del embalse de Talaván. Las 250 hectáreas donde se querían plantar paulownia suelen estar sembradas de cereal estepario y dedicarse al pastoreo y las rastrojeras.

Además de su impacto ambiental, la Junta también pone en entredicho la viabilidad del proyecto en el terreno elegido, ya que “no hay experiencias contratadas con éxito en Extremadura sobre la viabilidad de este cultivo”. Según los técnicos de la Junta, sí las hay en zonas de vegas de río.

La paulownia está siendo una de las especies más plantadas para el suministro de las industrias de biomasa, ya que asegura rendimientos de 35 a 45 toneladas anuales por hectárea de biomasa aprovechable suficientemente seca. El número de árboles por hectárea suele oscilar entre 1.500 y 2.000.

Sierra de Gata estrena proyecto de biomasa con biogás en Moraleja

Posted on

Los productos de biomasa y biogás para cogeneración de energía eléctrica están tomando fuerza en las comarcas del norte de Cáceres, muy ricas en biomasa forestal.

Uno de los últimos presentados es el de la empresa Bioenergías Sierra de Gata S.L. en Moraleja. Se trata de una planta de valorización de cultivos energéticos de la zona, subproductos orgánicos  agroalimentarios y biomasa forestal de la zona para abastecer una central de cogeneración de 2 Mw de potencia eléctrica y 5,9 Mw de potencia térmica aproximada.