BIOMASA Y BIOGÁS

El mayor grupo bodeguero de Extremadura, López Morenas, instala una caldera de biomasa con hueso de aceituna

Posted on

lopez morenas biomasa - copia

El  mayor productor de vino de Extremadura, el Grupo López Morenas de Fuente del Maestre, ha implantado en una de sus bodegas un sistema de producción de vapor mediante caldera de biomasa de potencia 1.500 Kw.

La nueva caldera de biomasa instalada en el mes de septiembre por la empresa Tentubío Energías Renovables y la empresa Levenger, permite cubrir toda la demanda de energía térmica de la bodega, esta energía es empleada en forma de vapor en los procesos de filtrado y pasteurizado de vino y zumos.

El conjunto de la planta está formado por un silo de capacidad 75 ton, caldera policombustible de vapor con sistema de parrilla móvil, sistemas automáticos de limpieza de cenizas y multiciclones.

Con la incorporación de la nueva caldera se trata de sustituir los 2.800 Mwh de energía térmica generados con la antigua caldera de gasoil, por un combustible renovable y producido en la región como es el hueso de aceituna, este mismo es suministrado por la empresa Troil Vegas Altas, cooperativa dedicada a la transformación de subproductos de la almazara situada en la localidad de Valdetorres.

Los ahorros que se pretende alcanzar rondan el 80 %, a estos beneficios económicos y tecnológicos hay que sumar los medioambientales: la instalación dejará de emitir 735 toneladas de CO2 anuales. El periodo de amortización de la planta será menor a 4 años.

La Junta concederá ayudas de hasta 1.500 euros para el uso de biocombustibles de leña de encina en el secado del Pimentón de La Vera

Posted on

pimenton

La Dirección General de Agricultura y Ganadería de la Junta de Extremadura ha anunciado lo que serán las bases reguladoras de las nuevas ayudas para el fomento del uso de biocombustibles (leña de quercíneas), en el secado tradicional del pimiento para pimentón en la Comarca de La Vera. Un sector con más de 1.000 hectáreas de cultivo que en los últimos tres años ha vuelto a crecer.

La ayuda será del 50 % del resultado de aplicar a los kilos estimados de producción de pimiento seco, la relación de kilos de leña por cada kilogramo de pimiento seco y el valor medio del kilo de leña.

Estos dos parámetros serán estimados mediante informe técnico del Servicio de Producción Agraria, con base en la tabla anual de precios publicada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, otras publicaciones similares de Administraciones Públicas u organismos técnicos cualificados, junto con informe motivado del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida “Pimentón de La Vera”. En ningún caso, la ayuda por beneficiario podrá exceder en cada anualidad de 1.500 euros.

El pimentón que se produce en la comarca de La Vera tiene unas características organolépticas propias reconocidas en toda España y en aquellos mercados a los que se exporta. Uno de los factores que influyen en estas cualidades es el secado tradicional con humo de encinas y/o robles de la comarca que le da nombre

Sin embargo, esta transformación tradicional encarece el pimentón de manera considerable al utilizar un combustible (leña de quercíneas) con un menor rendimiento que el empleado en el secado industrial, y que requiere de una gran cantidad de mano de obra, al ser un procedimiento lento y artesanal. Este hecho supone una desventaja competitiva con respecto a los otros tipos de pimentón, en los que se utilizan otros combustibles con mayor rendimiento en el proceso de secado pero mucho más contaminantes, consiguiendo así reducir los costes de producción.

El proyecto europeo “VIÑAS x CALOR” destaca el potencial de biomasa del viñedo, del que Extremadura posee 81.400 hectáreas

Posted on

Técnicos de Cavas Vilarnau y de Codorniu, empresas que participan en el Proyecto, comprueban sobre el terreno la recogida y trituración de los sarmientos
Técnicos de Cavas Vilarnau y de Codorniu, empresas que participan en el Proyecto, comprueban sobre el terreno la recogida y trituración de los sarmientos

Extremadura pasa por ser la segunda región española en producción de vino, gracias a sus más de 81.400 hectáreas de viñedo, muy concentradas sobre todo en comarcas como las de Tierra de Barros o Matanegra. Cada año se producen en la región más de tres millones de hectólitros de vino, solo por detrás del gigante mundial, Castilla-La Mancha.

Pero además de vino se producen también miles de kilos de restos de poda de sarmientos totalmente desaprovechado, salvo algunas excepciones. Un proyecto Life europeo, denominado “VIÑAS x CALOR” pretende demostrar que los restos de la poda de los viñedos pueden ser una fuente de energía como biomasa.

Sus responsables han realizado un Simposio para presentar sus conclusiones con la presencia de expertos de España, Alemania, Italia y Portugal. El proyecto ha contado también con las experiencias de distintas ciudades en las que el uso de la biomasa en instalaciones públicas es creciente.

El Simposio ha puesto de manifiesto la importancia de los restos agrícolas y de matorral en la producción de biomasa para hacer energía. La participación de expertos de centros de investigación como el IRTA o el Centro Tecnológico Forestal de Cataluña y del TESAF de la Universidad de Padua así lo ha corroborado. También se han mostrado las experiencias de importantes bodegas, como Cavas Vilarnau del Grupo Gonzalez Byass o de Bodegas Torres, con autoconsumo procedente de biomasa de vid de sus propios viñedos.

La experiencia práctica de las instalaciones del proyecto “VIÑAS x CALOR” pone de manifiesto que hoy existen en el mercado calderas suficientemente preparadas para quemar este tipo de biomasa y que los técnicos han puesto las medidas necesarias para su carga en la caldera y extracción de cenizas para que funcione con total normalidad.

Entre los grandes retos que habría que superar para hacer viable su desarrollo destaca la logística de la prepoda y la recogida de los sarmientos y su comercialización a través de empresas, en las que el sector público tendría especial importancia.

En Tierra de Barros se han intentado desarrollar distintas iniciativas empresariales que tenían como base lo recogido de resto de poda de viñedo para su producción en biomasa, aunque no todas han tenido el resultado esperado, especialmente por temas de costes logísticos y por la falta de implicación del sector cooperativo productor en los proyectos.