BIOMASA Y BIOGÁS

Monago espera que Arias Cañete salve la biomasa de la moratoria de las renovables

Posted on


En la entrevista mantenida en Madrid a principios de febrero entre el presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, con el ministro de Industria, Turismo y Energía, José Manuel Soria (ver foto), la palabra biomasa fue una de las grandes protagonistas.

Para el presidente regional, la biomasa forestal y agraria es fundamental en la actual coyuntura económica para que el sector agrario extremeño disponga de alternativas de ingresos, sobre todo con la reforma de la PAC y la subida de los costes fijos de las explotaciones encima de la mesa.

Aunque en Extremadura la biomasa tiene escasa capacidad instalada en megavatios de potencia –menos de 25 Mw- en los próximos tres años iba a ser una de las energías renovables con más inversiones previstas hasta la salida del Real Decreto que paraliza las primas con carácter temporal.

Además de proyectos como el puesto en marcha por Acciona en Miajadas (Cáceres), la empresa Ence Energía y Celulosa tiene prevista la construcción de dos grandes plantas en Mérida y Alcántara. También hay en marcha importantes proyectos en otras localidades como Moraleja, Calzadilla o Jaraicejo. Otros sectores como el tabaquero en Tiétar y la Vera también están realizando importantes inversiones en secaderos con biomasa.

Para conseguir convencer al ministro Soria para que la biomasa tenga un trato especial en esta moratoria, Monago cuenta con un aliado en el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete. El titular de Agricultura anunció hace pocos días en su comparecencia ante el Congreso de los Diputados su intención de fomentar que “la biomasa forestal sea un recurso energético”. Aunque el dinero tendría que venir de otro Ministerio, el de Industria.

Incluso alguna comunidad como la andaluza ha solicitado una excepción a la moratoria de las primas a las renovables para 250 Mw por autonomía de producción de biomasa, para garantizar el empleo rural.

Varias asociaciones de empresas de biomasa forestal, producción de pellets y biogás han solicitado por escrito ante el Ministerio de Industria y ante el Ministerio de Agricultura este trato diferenciado para la biomasa, una de las renovables que hasta la fecha menos subvenciones vía primas ha recibido.

Según los datos de Red Eléctrica de España, a principios del 2011 la potencia instalada en biomasa en toda España era de 715 Mw de potencia.

Troil Vegas Altas quiere duplicar el almacenaje de alperujos para producir más energía eléctrica

Posted on Actualizado enn

La cogeneración sigue ganando enteros en el mercado eléctrico extremeño, y gran parte de ella procede de industrias agrarias como Troil Vegas Altas. Esta sociedad cooperativa comenzó a funcionar a pleno rendimiento en el año 2002 promovida por siete cooperativas de la región con intereses en el negocio del aceite de oliva: Casat y Nuestra Señora de las Cruces de Don Benito, Acopaex y Acorex de Mérida, San Agustín de Obando, Viña Canchalosa de La Zarza y San Pedro de Guareña. El objetivo final del proyecto era lograr una salida ambiental y también un aprovechamiento comercial a los miles de kilos de lodos de almazara o alperujos que cada campaña aceitera las cooperativas producían.

Con una capacidad de procesado de 13.500 kilos/hora, la cooperativa produce actualmente aceites de oliva de orujo de oliva, pula de aceituna, fertilizantes, hueso de aceituna para la industria de la biomasa y calefacción así como energía eléctrica a partir de la cogeneración.

Recientemente, Troil Vegas Altas ha solicitado ante la Junta de Extremadura la autorización para ampliar casi el doble su capacidad actual de almacenamiento. La idea es pasar de los 25.000 metros cúbicos actuales -que dan para tres meses hasta su total proceso- a una capacidad de 45.000 metros cuadrados, lo que supondría construir una nueva balsa de 20.000 metros cuadrados que elevaría el almacenamiento hasta los cuatro meses y medio.

Este aumento se debe a la mayor carga de trabajo de las almazaras de las cooperativas socias, ante el aumento de la producción de aceite de oliva en la zona.

Acciona contará a final de año con tres plantas termosolares en Extremadura y la de biomasa de Miajadas

Posted on

La empresa Acciona se ha convertido en el primer operador de energías renovables de Extremadura al estar presente tanto en el área de plantas termosolares como en el de biomasa para producción eléctrica.

Hay que recordar que la compañía con sede en Madrid fue la primera en la región en abrir una planta termosolar, en la localidad pacense de Alvarado, en el año 2009, con una potencia de 50 MW. Además, cuenta con otra planta termosolar, inaugurada en la localidad cacereña de Majadas del Tiétar, con 50 MW de potencia distribuidos en 121 hectáreas de campo solar, en la que ha invertido 237 millones de euros y que da empleo directo a más de 30 personas.

Junto a ellas, Acciona espera tener operativa su tercera planta termosolar en la región en la localidad pacense de Orellana a finales de este año. Cuando concluya la planta extremeña unida a la que se construye también en el municipio cordobés de Palma del Río, Acciona dispondrá de una potencia instalada de 314 MW en el área termosolar tras invertir en torno a los 1.400 millones de euros.

Por su parte, la planta de biomasa en la localidad cacereña de Miajadas, a escasos metros de la Autovía de Extremadura, fue la primera de España en desarrollar la tecnología de biomasa mixta. Dispone de 16 MW de potencia instalada y supuso una inversión cercana a los 50 millones de euros. Está diseñada para utilizar materia prima mixta -tanto residuos agrícolas herbáceos como leñosos-  para facilitar su suministro. La planta consumirá anualmente unas 110.000 toneladas de materia prima y producirá electricidad equivalente al consumo de unos 40.000 hogares.

Ence adopta el nombre de Ence Energía y Celulosa para potenciar su imagen productora de renovables

Posted on

La empresa Ence, que promueve la construcción de dos plantas de producción de energía con biomasa en Mérida y Alcántara, ha adoptado la marca Ence Energía y Celulosa para potenciar su imagen de productora de energía renovable.

La empresa puso en marcha en el año 2010 un Plan de Energías Renovables que concluirá en el año 2015 y que permitirá la construcción de 9 plantas de biomasa de producción energética en diferentes regiones españolas, para producir 210 MW en conjunto. Dos de estas plantas estarán ubicadas una en Mérida -que está cerrando su financiación en la actualidad- y otra en Alcántara.

El desarrollo de esta línea de negocio supondrá unos ingresos adicionales de 225 millones de euros anuales y un Ebitda recurrente adicional de 80 millones de euros cada año. La inversión industrial en estas nueve plantas superará los 90 millones de euros.

Junto con la construcción de las plantas se desarrollará la plantación de hasta 40.000 hectáreas de cultivos energéticos, especialmente chopos, también en Extremadura, para garantizar el suministro a las plantas.

Además de su negocio de producción de celulosa para papel, Ence Energía y Celulosa dispone ya de una potencia instalada de 180 MW en sus factorías. Recientemente ha conseguido la Declaración de Impacto Ambiental para su planta de Melgar de Fernamental, en Burgos.

La futura PAC podría incentivar los cultivos energéticos

Posted on

Según un informe publicado el pasado año por la consultora Boston Consulting Group en colaboración con la empresa Ence bajo el título de  “El valor de la Biomasa Forestal”, cada megavatio de potencia instalado en el sector se traduciría en 9 empleos inducidos, de los que el 90% serían en el ámbito rural y forestal.

Según este informe, España dispone de 6,5 millones de toneladas de residuos forestales en sus montes que actualmente no se aprovechan. Además, sería viable la plantación de hasta 350.000 hectáreas de cultivos energéticos como el chopo para producir unas siete millones de toneladas anuales de biomasa verde.

El aprovisionamiento de las plantas de biomasa en toda Europa se realiza de diferentes formas: mediante residuos forestales como de las industrias madereras, con residuos agrícolas leñosos procedentes de podas, agrícolas herbáceos como la paja, residuos de industrias agrícolas.

La nueva Política Agraria Comunitaria (PAC) que se debate estas semanas en Bruselas para su aplicación a partir del 2013 podría incentivar más que el modelo actual de ayudas los cultivos energéticos en el medio agrario.

La biomasa se va abriendo un  hueco en el mundo de las energías renovables. Según los datos de Red Eléctrica de España, la energía generada por biomasa y biogás creció un 9,4% durante el 2010 al pasar de 2.850 Gigawatios/hora a los 3.119 Gw/h.

Pese a ello, otras energías renovables que partían de una posición inferior como son la fotovoltaica y la solar termoeléctrica han conseguido superar la producción eléctrica de la biomasa. La distancia en la potencia instalada es espectacular frente a otro tipo de energías porque mientras la biomasa y biogás apenas alcanzan los 700 MW la eólica supera los  20.000 MW y la fotovoltaica los 3.500 Mw.

Andalucía y Asturias son las regiones españolas con mayor potencia instalada de biomasa y biogás, gracias sobre todo a las plantas de la papelera Ence tiene operativas allí.

ENCE invertirá 100 millones de euros en sus futuras plantas de biomasa de Mérida y Alcántara

Posted on

La planta de producción de energía eléctrica con biomasa que la compañía ENCE va a abrir en las cercanías de Mérida ha comenzado su cuenta atrás. La planta cuenta ya con todos los permisos administrativos y medioambientales y sólo está pendiente de cerrar la financiación del proyecto, cuya inversión prevista superará los 50 millones de euros.

El proyecto forma parte del plan de expansión diseñado por la empresa que preside Juan Luis Arregui para abrir nuevas grandes plantas de biomasa en España antes del 2015 para liderar el sector. ENCE ya cuenta en funcionamiento con una planta en Huelva y tiene previsto comenzar pronto la de Melgar de Fernamental en Burgos.

Entre empleos directos e indirectos la planta podría dar trabajo a unas 400 personas. La potencia instalada en la futura planta de Mérida sería de 20 Mw, mediante la combustión de todo tipo de residuos forestales y cultivos energéticos como el chopo. De este último se pueden llegar a utilizar hasta 180.000 toneladas al año.

ENCE también ha solicitado los permisos necesarios para la construcción de una segunda planta de biomasa, también de 20 Mw y 50 millones de euros de inversión, en el municipio cacereño de Alcántara.

Esta sería la segunda gran planta de biomasa que se construya en Extremadura tras la abierta por Acciona en la localidad de Miajadas, con una potencia de 10 Mw.

Medio Ambiente rechaza un proyecto de cultivos energéticos de 250 hectáreas en Talaván

Posted on

La moda de los cultivos energéticos para la producción de biomasa no siempre llega a buen puerto en Extremadura. La Junta de Extremadura ha considerado “inviable” desde el punto de vista ambiental el proyecto que la empresa Cultivos Energéticos de Extremadura S.L., pretendía llevar a acabo sobre 250 hectáreas en la localidad cacereña de Talaván.

El proyecto consistía en la plantación de paulownia, un árbol de muy rápido crecimiento, en marcos de 4 por 2,5 metros y con riego por goteo. El agua necesaria, unos 1.995 metros cúbicos por hectárea, provendrían de una toma del embalse de Alcántara que irían a parar a una balsa de almacenamiento al oeste de Talaván.

Además de la citada empresa, el propio Ayuntamiento de Talaván participaba en el proyecto al ser la propietaria de los terrenos.

Según informó la Junta de Extremadura, fue la Dirección General del Medio Natural quien consideró que el proyecto de cultivos energéticos previsto podría afectar a diversas especies de aves por encontrarse muy cerca de la zona ZEPA del embalse de Talaván. Las 250 hectáreas donde se querían plantar paulownia suelen estar sembradas de cereal estepario y dedicarse al pastoreo y las rastrojeras.

Además de su impacto ambiental, la Junta también pone en entredicho la viabilidad del proyecto en el terreno elegido, ya que “no hay experiencias contratadas con éxito en Extremadura sobre la viabilidad de este cultivo”. Según los técnicos de la Junta, sí las hay en zonas de vegas de río.

La paulownia está siendo una de las especies más plantadas para el suministro de las industrias de biomasa, ya que asegura rendimientos de 35 a 45 toneladas anuales por hectárea de biomasa aprovechable suficientemente seca. El número de árboles por hectárea suele oscilar entre 1.500 y 2.000.