BIOMASA Y BIOGÁS

Unas Jornadas en Tierra de Barros analizarán el potencial de las 85.600 has. de viñedo y las 200.000 has. de olivar en la región para obtener energía

Posted on Actualizado enn

La biomasa tiene en Extremadura un gigantesco almacén de restos de poda provenientes de sus 85.600 hectáreas de viñedo -es la segunda región productora de vino de España- y las más de 200.000 hectáreas de olivar de almazara y aceituna de mesa.

Para concienciar a los productores y a las cooperativas, las XXXIV Jornadas de Viticultura y Enología de Tierra de Barros que organiza el Centro Universitario Santa Ana analizarán las posibilidades de obtención de energía eléctrica a partir de los restos de poda del viñedo y el olivar. Las Jornadas tendrán lugar del 7 al 11 de mayo en la capital de Tierra de Barros, Almendralejo.

La ponencia sobre la biomasa energética de origen agrícola será impartida por Jerónimo González, investigador de la Finca La Orden-Valdesequera de la Consejería de Agricultura de Extremadura. Las jornadas también abordarán otras temáticas de tipo técnico y profesional relacionadas con la enología y las variedades de viñedo.

Los responsables de las Jornadas esperan contar con la participación de las principales cooperativas de vino y aceite de oliva y aceituna de la zona para hacerles ver la importancia que tendrían en cualquier proyecto de biomasa.

Desde mediados de la década pasada, Tierra de Barros ha sido el epicentro de los proyectos de biomasa agraria proyectados en Extremadura, como en los que en su día representaron SELMA (Servicios Logísticos Medioambientales SL) y Biobasa (Biomasa de los Barros) que pretendía la transformación de miles de toneladas de residuos de las podas del viñedo y el olivar de la comarca para la fabricación industrial de pellets y la generación eléctrica de los mismos. Las estimaciones iniciales se centraban en la obtención de 65.000 toneladas de residuos de poda de la zona. Dos iniciativas que en sus inicios contaron con la colaboración del Gabinete de Iniciativas Transfronterizas y del CIEMAT.

Actualmente Extremadura es la segunda productora española de vino con más de 2,7 millones de hectolitros anuales, sólo por detrás de Castilla-La Mancha, y la tercera de España en producción de aceite de oliva con una media de 50.000 toneladas. También es la segunda productora española de aceituna de mesa tras Andalucía.

Ence y la Universidad de Huelva refuerzan su colaboración en I+D+i en energía renovable con biomasa y gestión forestal

Posted on

Ence y la Universidad de HuelvaCampus de Excelencia Internacional Agroalimentario CEIA3– han decidido reforzar su colaboración y aunar esfuerzos especialmente en sectores innovadores en los que ambas instituciones son punteras: la energía renovable con biomasa cultivada, la gestión forestal y la mejora del medio ambiente.

Así lo han ratificado esta mañana en su encuentro el rector de la Universidad onubense, Francisco Martínez López, y el consejero delegado de Ence, Ignacio Colmenares. En la reunión que también contó con la asistencia del director de la fábrica onubense, Ernesto García, y el vicerrector de Investigación, Jesús de la Rosa, los máximos responsables de Ence y la Universidad han analizado las fructíferas relaciones mantenidas hasta el momento, especialmente en el desarrollo de numerosos estudios forestales.

El objetivo para las dos organizaciones es dar un salto cualitativo y concentrar sus altas capacidades en líneas de trabajo del máximo interés social como son la generación de energía con biomasa, el cultivo energético, la gestión forestal sostenible y la eliminación del impacto oloroso del proceso de la celulosa. De hecho, éstos son los temas de las primeras líneas de investigación que empiezan a definirse y que darán contenido a un nuevo Acuerdo Marco de Colaboración entre Ence y la Universidad de Huelva.

En esta nueva etapa, las dos entidades apuestan por un nuevo modelo de colaboración caracterizado por la búsqueda de sinergias entre departamentos universitarios y áreas de la empresa, así como por el seguimiento continuo de los constantes avances de la investigación internacional en los campos contemplados en el marco de colaboración entre ambas entidades.

La UHU-CEIA3 apuesta firmemente en la colaboración con Ence a través de la implantación de un grupo de expertos en el CIDERTA, considerado como el centro neurálgico del CEIA3 en la Universidad de Huelva. En este centro del Parque Huelva Empresarial, la empresa dispone de un laboratorio propio de investigación y tecnólogos dirigidos por el profesor Francisco López Baldovín, quien a su vez coordinará y liderará las distintas acciones de investigación y transferencia que la UHU realice para Ence.

El consejero delegado de Ence, Ignacio Colmenares, trasladó al rector onubense su satisfacción por la colaboración prestada hasta ahora: “para nosotros es muy importante la mejora continua; estamos inmersos en la implantación de una nueva cultura de empresa que se basa en la calidad total y la excelencia medioambiental y, para esta meta, la investigación y la innovación son imprescindibles”.

“La mentalidad de las grandes cooperativas agrarias sobre la biomasa tiene que cambiar”

Posted on

Ignacio García Gamero
Colaborador del Plan de Bioenergía de Extremadura (PBEX)

El sector de la biomasa quiere ganar el protagonismo que le corresponde en Extremadura. Para ello, el Cluster de la Energía de Extremadura en colaboración con el Gobierno de Extremadura y con la Agencia de la Energía de Extremadura (Agenex) está elaborando el Plan de Bioenergía de Extremadura (PBEX) que pretende aportar medidas concretas y eficaces para el desarrollo de la biomasa como sector estratégico para la región.

Uno de los impulsores y encargados de coordinar dicho Plan es Ignacio García Gamero, dedicado al sector de la biomasa desde hace más de siete años y uno de los pioneros en este sector en la región. Para poder arrancar con el desarrollo del Plan se ha contado con la ayuda del SEXPE, dado el importante papel dinamizador de empleo que la biomasa puede tener en las zonas rurales de la región.

A finales de marzo tendrán lugar durante tres días en Mérida varias mesas de trabajo con destacados profesionales del sector de la biomasa de toda España para aportar ideas, compartir experiencias de éxito y soluciones prácticas. “La biomasa en Extremadura debe pasar a la acción de forma sensata y sostenible –asegura Ignacio García Gamero- y es una tarea de todos conseguirlo: empresas privadas, Administración, grandes cooperativas agrarias. Creo que el Gobierno de Extremadura, por medio de su Director General de la Energía, así lo ha entendido. La biomasa puede ofrecer importantes ahorros, ser sostenible en el tiempo sin ayudas y además permite crear empleo en zonas rurales que lo necesitan”.

Durante muchos años, Ignacio García Gamero lleva hablando con empresas y cooperativas para dinamizar el sector de la biomasa en la región, que por sus características tiene un gran potencial tanto desde el punto de vista agrario como forestal.

“El problema de la biomasa es que existe una gran desconocimiento en torno a ella. Por eso es importante que la iniciativa pública y la privada vayan de la mano en este tema. Y sobre todo, no acostumbrarse a la subvención para no caer en los errores de otras energías renovables. Las ayudas sólo deben ser necesarias en una etapa inicial”. Para conseguirlo, el Plan de Bioenergía de Extremadura (PBEX) prestará especial atención a las empresas de logística y suministro de la materia prima, a la de los cultivos energéticos y también a las empresas de servicios energéticos y a todos los elementos de la cadena de valor de la biomasa.

Para conseguir que el desarrollo de la biomasa como sector económico y medioambiental tenga éxito en Extremadura, Ignacio García Gamero cree que el papel de las grandes cooperativas agrarias es esencial. “La mentalidad del campo y de las cooperativas tiene que cambiar -asegura-. No se puede pensar en la biomasa como una actividad con la que voy a sacar muchos beneficios sino como una actividad complementaria que les permitirá ahorrar energía, sacar una cierta rentabilidad y sobre todo, dar empleo en su zona de acción. Para ello deberían dedicar parte de sus campos a producción de energía, para ofrecer lo que el mercado demanda y no estar sólo pendientes de Bruselas”.

El ejemplo de Tierra de Barros, una zona con una de las mayores densidades de viñedo y olivar de España, es significativo. Cada año, según las estimaciones de Ignacio García Gamero, se dejan de utilizar para biomasa unos 100 millones de kilos de restos de poda de sarmientos y olivar, lo que significaría un ahorro en combustible de unos 33 millones de euros.

El PBEX también cuantificará los ahorros que se podrían conseguir con el uso de la biomasa en los más de mil centros asistenciales de residencias de ancianos, centros educativos, piscinas climatizadas… que existen en la región. “El Plan de Bioenergía de Extremadura va a contener medidas concretas y viables económicamente para que de una vez por todas la biomasa sea protagonista en Extremadura”.

ENCE aumenta un 112% sus inversiones en cultivos energéticos para garantizar el suministro futuro de sus plantas de biomasa

Posted on

La empresa ENCE Energía y Celulosa alcanzó unas ventas de energía de 184 millones de euros durante el pasado año 2011, lo que supone un aumento del 31% en relación a las conseguidas un año antes. Ello fue posible según la empresa a la mayor producción –un 13% más- en sus factorías de Huelva, Navia y Pontevedra, a las mejoras del precio del pool, y a la revisión de las tarifas y primas del 2,1% aprobadas a finales del 2010. El precio medio de venta ha subido un 12% hasta los 120 euros por MW. Además, el consumo de electricidad por tonelada producida se ha reducido en un 3% gracias a la mayor eficiencia en producción.

En términos operativos, la compañía ha logrado producir 1.528.695 MWh en 2011, con un volumen de venta de energía de 1.490.290 MWh. La mejora en la producción se ha debido a la mayor producción de celulosa, que ha permitido aumentar la generación eléctrica en base al mayor volumen de licor negro en el proceso productivo.

En cuanto a generación renovable, las tres fábricas de ENCE han vendido en su conjunto cerca de 1.159.796 MWh de energía con biomasa en 2011, un 15% superior a las realizadas en el 2010. La inversión industrial ligada a las nuevas plantas de generación de biomasa ha mostrado un fuerte aumento con la firma del EPC de la planta de 50MW de Huelva.

También destaca la inversión de 10,6 millones de euros en cultivos energéticos, un 112% más que en el año anterior para garantizar el abastecimiento  de las nuevas plantas de generación eléctrica con biomasa. ENCE Energía y Celulosa prevé la puesta en marcha de una planta de este tipo en las cercanías de Mérida, que ultima estas semanas su financiación, y también tiene en cartera la construcción de otra planta similar en la localidad de Alcántara.

Foto:ENCE

El Gobierno de Extremadura estudia llevar al Tribunal Constitucional el fin de las primas a las renovables por el daño a la economía regional

Posted on Actualizado enn

Al igual que hizo en su día contra la limitación a las primas en la energía fotovoltaica por las menores horas de sol incentivadas, el Gobierno de Extremadura que preside José Antonio Monago ha acordado solicitar al Consejo Consultivo un dictamen sobre la procedencia de interponer recurso de inconstitucionalidad contra el Real Decreto-Ley 1/2012, de 27 de enero, por el que se procede a la suspensión de los procedimientos de preasignación de retribución y a la suspensión de los incentivos económicos para nuevas instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de cogeneración, fuentes de energía renovables y residuos.

El consejero de de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, José Antonio Echávarri (en la foto junto a la vicepresidenta de Extremadura, Cristina Teniente) ha justificado este acuerdo en el perjuicio que esta decisión del Gobierno central causa a Extremadura, no sólo en lo que se refiere a la supresión de las ayudas económicas a la producción de este tipo de energías renovables, sino porque en el Real Decreto no se determina el plazo de duración de la suspensión de las primas. El consejero criticó que el Ministerio de Industria no hubiera informado a las comunidades más afectadas antes de tomar su decisión ni de buscar otras “soluciones”.

Echávarri ha dicho, durante la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Ejecutivo, que esta decisión del Gobierno llega en un momento en el que Extremadura había alcanzado una posición de liderazgo en la promoción de este tipo de producción energética que, de hecho, era una de las estrategias de desarrollo regional al considerar que son una oportunidad para promover la industria extremeña, con la puesta en marcha de proyectos innovadores en el campo de la energía termosolar, eólica y de biomasa, y en la generación de empleo.

El consejero ha señalado también que la supresión de las primas a energías renovables repercutirá negativamente en el PIB regional, en la generación de empleo, en la reducción del déficit público y en una mayor recaudación fiscal, a lo que se suma que el no poner fecha para el final de esta suspensión de primas provoca una indefensión jurídica que repercute negativamente en la posición de liderazgo y competitividad de las empresas extremeñas para abordar el mercado exterior.

Según los datos del consejero, hasta el año 2015 hay proyectados en la región 906 megawatios, con una inversión prevista de 5.463 millones de euros, que supondrían ingresos municipales de 327 millones, en torno a los 4.000 empleos fijos y más de 16.000 durante la construcción de infraestructuras.

El Gobierno de Extremadura es el primero que públicamente se plantea llevar al Constitucional dicho decreto del Gobierno central.

Agenex se alía con la Agencia de la Energía del Alentejo en la valorización energética de residuos de la actividad agroganadera

Posted on

La Agencia Extremeña de la Energía desarrollará estudios sobre la valorización energética de residuos ganaderos y de cultivos energéticos para biomasa combustible en el Centro, Alentejo y Extremadura, en el marco del proyecto internacional denominado ALTERCEXA II. Dicho proyecto tiene como objetivo la búsqueda de soluciones y mejores tecnologías en la producción de energías alternativas, más respetuosas con el entorno y de origen local, como son la energía solar, eólica o la biomasa.

La necesidad de encontrar una salida a los residuos y subproductos que genera la industria agroalimentaria, desde las empresas cárnicas hasta las almazaras de aceite de oliva, a ambos lados de la frontera ha llevado a la Agencia Extremeña de la Energía junto a la Agencia Regional de la Energía de Alentejo a fomentar el uso de la biomasa como solución.

Para dar a conocer las posibilidades existentes entre las empresas y cooperativas interesadas, la Agencia Extremeña de la Energía tiene previsto desarrollar diversos estudios sobre la valorización energética de residuos ganaderos y de cultivos energéticos para biomasa combustible. E igualmente, analizará la eficiencia energética de la agroindustria extremeña con el fin de diseñar herramientas para la optimización de sus recursos.

Altercexa II abarcará también un análisis de la demanda de energía en movilidad y transporte ya que la energía consumida en este sector es de más del 40% del total, siendo uno de los principales responsables del crecimiento de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero en el territorio.

En el sector publico, AGENEX realizará junto con la Universidad de Extremadura, estudios sobre los edificios con soluciones en diseño, construcción, materiales y utilización para optimizar su demanda energética. El objetivo es desarrollar un software de gestión energética integral de edificios públicos.

El coste total del proyecto es de 2.625.979,45 euros, de los que el 75% está financiado con fondos FEDER a través del Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza España – Portugal 2007-2013 POCTEP y los resultados obtenidos serán divulgados a través de nueve publicaciones, dos congresos, así como en diversos seminarios.

AGENEX forma parte de la Asociación de Agencias Españolas de Gestión de la Energía (ENERAGEM) y trabaja en colaboración con la Junta de Extremadura y el Instituto para Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE).

Los tabaqueros extremeños no pueden pagar el cambio a la biomasa tras la venta fallida de su tabacos

Posted on Actualizado enn

El cultivo del tabaco y la industria de primera transformación del mismo son una de las actividades económicas más importantes de las comarcas del norte de la provincia de Cáceres, desde el Tiétar a La Vera y el Campo Arañuelo. Extremadura concentra el 90% del cultivo del tabaco en España, con cerca de 10.000 hectáreas de superficie plantada y cerca de 2.000 cultivadores. El negocio del cultivo del tabaco representa, entre el precio comercial pagado por las industrias y las subvenciones de Bruselas, en torno a los 100 millones de euros.

Sin embargo, los problemas suscitados durante la pasada campaña por la venta fallida de casi seis millones de kilos de tabaco de tres agrupaciones de productores a la multinacional italiana Mella, que rompió el acuerdo de venta, ha puesto en una complicada situación financiera a estas agrupaciones. Y sobre todo después de que realizarán fuertes inversiones en la construcción de secaderos de tabaco con biomasa.

El caso más llamativo es el de Grutaba, con sede en Navalmoral de la Mata, que invirtió casi cinco millones de euros en una batería de secado de tabaco con biomasa que ahora no puede pagar. Un caso similar le ha ocurrido a otra de las agrupaciones afectadas, Tabacos de Cáceres, que también ha invertido en una batería de 64 secaderos con biomasa con un presupuesto de cuatro millones de euros. Si no consiguen vender el tabaco de la pasada campaña a un precio razonable, la amortización de estas inversiones financiadas vía créditos será muy complicada.

La sustitución de los actuales secaderos de gasoil por los de biomasa era una de las medidas contempladas en el Plan de Apoyo al Sector Tabaquero puesto en marcha por la Junta de Extremadura para ayudar al sector ante la finalización de las ayudas europeas al cultivo, con el fin de mejorar la calidad del producto final y poderlo vender a mejor precio a las industrias transformadoras.

La convocatoria de ayudas, de abril del 2011, ofrecía “ayudas a las inversiones dirigidas a la creación de nuevas plantas colectivas de curado de tabaco, tipo Virginia, que utilicen energías renovables en el proceso de secado o modernización de las existentes, siempre que dicho proceso implique la reducción o la eliminación de la utilización de combustibles fósiles y su sustitución por energías renovables, para el ejercicio 2011”.