cooperativa energética

Yolanda Tomé Pérez (EnVerde-Cooperativa Extremeña de Energía): “Las instalaciones a gran escala desperdician mucha energía en su transporte y no suponen ningún ahorro económico para la ciudadanía”

Posted on

Entrevista con
Yolanda Tomé Pérez
Presidenta de EnVerde-Cooperativa Extremeña de Energía 

¿Cuál ha sido el origen de la Cooperativa Extremeña de Energía-EnVerde, cuántos socios la componen y qué objetivos tiene?

EnVerde tiene su origen en un grupo de personas sensibilizadas con la necesidad de una transición energética que tenga como principios básicos la protección medioambiental, la justicia social y la equidad territorial. A pesar de que actualmente esto es fácil de conseguir por la disposición y capacidad de las energías renovables, nos encontramos con que estos principios corren serios riesgos debido al modelo que se está primando en nuestro país y que afecta de forma importante a Extremadura. Hablamos del modelo centralizado que aboga por las instalaciones a gran escala, muy presentes en nuestro territorio, y que solo benefician a las grandes empresas, ya que estas grandes infraestructuras no generan empleo local estable ni contribuyen al desarrollo de otros sectores, tienen un gran impacto en el entorno, hacen la vida más incómoda a las personas que viven en sus inmediaciones, desperdicia mucha energía en su transporte y no suponen ningún ahorro económico para la ciudadanía. 

Siendo conscientes de esta situación, hemos pasado de la crítica a la acción, y hemos creado este proyecto que pretende ser una alternativa a las clásicas empresas para todas aquellas personas que compartan nuestros principios, y que tiene como referentes a otras cooperativas de España con una trayectoria exitosa desde hace años. Además, queremos ser un altavoz de esta realidad y de estos riesgos, para que más personas de Extremadura se vayan sumando y reclamen un consumo y generación de energía renovable justa, ética y sostenible, apostando por el modelo distribuido, basado en el autoconsumo individual o pequeñas instalaciones que cubran demandas locales.

Actualmente, tenemos ya creada la estructura de la cooperativa, en la que hemos estado trabajando y/o apoyando las 71 personas socias que desde el mes de octubre impulsamos definitivamente este proyecto, gestado desde el año anterior. Durante esta última fase, además, se han ido sumando más de 200 personas con interés en la cooperativa, que reciben información periódicamente por correo electrónico sobre los avances del proyecto y noticias, que también están accesibles en la página web (https://www.energiaenverde.com/).

A partir de ahora queremos focalizar nuestros esfuerzos en dar difusión al proyecto. Para ello, estamos elaborando un Plan de comunicación que consiste en participar en foros de debate, en medios de comunicación y revistas como Energía en Extremadura, nuestras redes sociales (Web – https://www.energiaenverde.com, Facebook – http://www.facebook.com/EnVerdeCoop
Twitter – http://www.twitter.com/EnVerdeCoop, Telegram – https://t.me/EnVerdeCoop) y en recorrer nuestra región para presentar mediante charlas y jornadas de sensibilización e información en los pueblos y ciudades de nuestra tierra. Queremos hacer partícipe a toda la ciudadanía de un proyecto ilusionante y que tiene su razón de ser en la unión de la sociedad extremeña.

Los principios fundacionales de esta cooperativa son tres: la apuesta por la soberanía energética, el consumo de energía 100% renovable y el compromiso con el entorno y el territorio. Buscamos recuperar el control sobre este bien básico, entrando en aquellas partes del sector eléctrico que actualmente están liberalizadas, como son la comercialización de la energía (a corto plazo), el fomento y apoyo a proyectos de autoconsumo y comunidades energéticas (a medio plazo) y la generación de nuestra propia energía (a largo plazo).

Además de ser una iniciativa sin ánimo de lucro, buscamos la transparencia. Todas las personas socias de EnVerde formamos parte de las decisiones de la cooperativa, tenemos voz y voto a través de los canales de participación que hemos creado, y tendremos que decidir en colectivo todas las decisiones importantes, incluido el precio de nuestra luz, dónde destinamos los beneficios generados, en qué proyectos de generación invertiremos, cómo acompañamos en la creación de comunidades energéticas, etc.

En resumen, nacemos para defender una transición energética en Extremadura que fomente el empleo de calidad, ponga en el centro a la ciudadanía y las necesidades de nuestro territorio y podamos consumir energía renovable a un precio justo además de contribuir al desarrollo sostenible.

¿Le queda mucho al autoconsumo por desarrollarse en Extremadura?, ¿de qué depende más?

Nuestro deseo es impulsarlo, sobre todo el autoconsumo compartido, y para ello, además de informar a las personas socias sobre sus ventajas y las diferentes subvenciones a las que se puedan acoger, queremos hacer compras colectivas que permitan ahorrar costes.

Hoy tenemos la tecnología necesaria, recursos y una normativa que arropa el autoconsumo, quizás falta algo de empuje por parte de nuestra administración que debiera facilitar y agilizar las subvenciones propias y las que se derivan de los fondos europeos. En ese sentido, hay que tener en cuenta que muchas empresas extremeñas dedicadas a este sector están sufriendo este retraso administrativo, lo que, además, repercute negativamente en el empleo local. Es decir, estas subvenciones no sólo beneficiarán a las personas que quieren reducir de las facturas mientras usan energías limpias, sino que ayudan a que la economía sea verdaderamente circular y ayude a nuestras empresas y a las personas que trabajan en ellas.

Existe una idea generalizada de que el autoconsumo solo es para quien dispone de su propio tejado, pero hay fórmulas muy interesantes de autoconsumo compartido que reducen costes y benefician enormemente a las personas de un área o barrio o comunidad de vecinos, entre otros. EnVerde quiere ser un altavoz de estos otros modelos y apoyar/acompañar a estos colectivos que quieran disfrutar de una energía limpia, reduciendo costes en las instalaciones y en sus facturas de la luz.

Si se informa a las personas y se les acompaña adecuadamente en ese proceso, creemos que estas fórmulas de autoconsumo compartido podrían tener mucho recorrido en Extremadura, redundando en beneficios, no sólo para la ciudadanía, sino también para el desarrollo de nuestra Comunidad. Y en ese camino, estará EnVerde.

¿Cómo valoráis el modelo de comunidades energéticas y qué recorrido pueden tener en Extremadura?

El modelo de comunidades energéticas no sólo aporta valores relacionados con el tema energético, sino que aporta valores en términos sociales ya que crea comunidad a través de la participación de la ciudadanía.

Apostamos claramente por ello, ya que como comentaba anteriormente uno de los principios de nuestra cooperativa es el compromiso con el entorno y el territorio, que favorecerá una economía más social y solidaria.

En ese sentido, estamos a disposición de aquellas entidades que quieran poner en marcha un proyecto de comunidad energética para asesorarles y acompañarlos en el proceso.

¿La fuerte subida de la luz, el gas y los carburantes ha sido el revulsivo para que muchos clientes piensen otras alternativas a las tradicionales implantadas?

Desde luego que la alzada de precios ha servido, además de empobrecer más a las familias y ser un drama para muchas, para poner en el foco mediático al sector energético. Muchas personas desconocían las reglas del sector energético, sobre todo lo referente al sistema marginal de precios, que es injusto e insolidario lo mires por donde lo mires. En un sistema marginal como el español con tan poca competencia, es fácil que se den situaciones de incremento de precios, unas veces justificadas por diversas causas y otras que dejan cierto sabor a especulación.

Esto ha servido, para que cada vez más personas seamos conscientes de que un bien básico, como es la energía, no debería ser objeto de negocio y especulación, por ello, el alza de precios y las decisiones adoptadas por las grandes multinacionales energéticas han hecho que la ciudadanía tomase conciencia de la necesidad de asociarse, de unir fuerzas y de buscar alternativas.

En ese camino nos hemos encontrado muchas personas y, gracias a que hemos unido esfuerzos, hemos conseguido crear un movimiento que, seguro, reportara muchos beneficios para el conjunto de la sociedad. Somos conscientes de que no será fácil, pero lo que es indiscutible es que debemos buscar vías alternativas al consumo de energía en los términos en los que se está planteando actualmente, 

Como ocurre en otros proyectos similares al vuestro en otras regiones de España, ¿la cooperativa podrá tener en el futuro instalaciones propias de producción renovable para sus socios?

Esa es una de las líneas de la cooperativa. Inicialmente apostábamos por acuerdos con empresas pequeñas que generasen energía renovable en Extremadura, que favoreciesen un precio justo y estable para las personas socias y unos ingresos estables para la empresa, sin necesidad de nuevas instalaciones. Pero en la situación actual, este tipo de empresas también se están aprovechando de los llamados “beneficios caídos del cielo” que se generan por ese modelo marginal de precios, que hace que energías baratas como la eólica o fotovoltaica reciban por la mismas cuatro o cinco veces su valor.

Como sospechamos que estas reglas continuarán, desgraciadamente para la ciudadanía, hemos empezado a explorar fórmulas de generación de energía que sean respetuosas con la biodiversidad, generen empleo local y beneficien a las personas socias. Como ejemplo, tenemos ya contactos con entidades interesadas en ceder sus instalaciones para poder colocar placas fotovoltaicas en sus tejados, lo que nos permitirá empezar a producir en unos meses y, con ello, completar el ciclo de los objetivos que nos hemos marcado.

Tània Vicens (Som Energia): “Con las  compras colectivas las personas socias pueden ayudarse entre ellas a optimizar su instalación fotovoltaica”

Posted on

Entrevista con
Tània Vicens
Miembro de Som Energia

Tània Vicens es  miembro del equipo de Autoproducción de Som Energia, cooperativa de producción y consumo de energías renovables con implantación creciente en varias regiones que apuesta por un nuevo modelo energético.  

Som Energia es una cooperativa sin ánimo de lucro que produce y comercializa energía de origen 100% renovable que a mediados de julio pasado contaba con 73.000 socios en diferentes regiones, coordinadas bajo grupos locales, y con 130.000 contratados activos. Cuenta con una producción renovable de 18,50 Gwh. Dispone de grupo local en Extremadura.

¿En qué consiste el acuerdo alcanzado entre Som Energia y la empresa extremeña Cambio Energético para la compra colectiva de autoconsumo fotovoltaico y cuándo se pondrá en marcha?

El Acuerdo Marco firmado entre Som Energia y Cambio Energético consiste en ofrecer a las personas socias de Som Energia la posibilidad de instalar placas fotovoltaicas bajo valores alineados a los de la cooperativa a un precio competitivo. A Cambio Energético se le ofrece una demanda “agregada” de mayor volumen, con una capacidad de difusión entre las personas socias y visualización del trabajo realizado.

¿Qué beneficios para el cliente final tiene este tipo de compras colectivas en cuanto a precios, servicios, etc?

Las personas socias adquieren una instalación de calidad bajo un contrato llave en mano (incluye el asesoramiento previo, visita técnica, tramitación de la licencia de obra, instalación y tramitación de la legalización) a un precio competitivo y con la garantía de que la ingeniería seleccionada dispone de la capacidad técnica y la solvencia económica y logística para llevar a cabo las instalaciones con éxito. La ingeniería ofrece una garantía de 5 años sobre la obra realizada, además de la garantía de los propios productos ofrecidos por el fabricante.

Otro de los beneficios es la confianza que ofrece una cooperativa como Som Energía, la cual no tiene ánimo de lucro y que ofrece total transparencia. Finalmente, y en la línea de los valores de la cooperativa, las compras colectivas son un proyecto colectivo, donde las personas socias pueden ayudarse entre ellas a resolver dudas y optimizar así su instalación fotovoltaica. 

¿Qué implantación tiene Som Energia en Extremadura y qué planes tiene para extender su modelo en zonas como la de la región?

Som Energia es una cooperativa que actúa en todo el territorio español. Existe el grupo local de Extremadura, formado por personas socias voluntarias, que realizan la labor de promover y difundir el proyecto y que, con el apoyo del equipo técnico, organizan, entre otras cosas, la compra colectiva de la zona que abarca su territorio.

Som Energia no invierte en publicidad, y en la estrategia de comunicación los grupos locales son piezas imprescindibles. Mediante charlas, asistencias a ferias u otros eventos, realizan la difusión del proyecto común de todas las personas socias que formamos Som Energia y acercan el proyecto, así como otras acciones de cambio de modelo energético, a las necesidades y particularidades de cada territorio.

Cada año cientos de miles de clientes cambian de compañía de luz. ¿Llegará algún día en que también lo hagan hacia un modelo basado en el autoconsumo real?

Som Energia nació con el objetivo de cambiar el modelo energético del país hacia uno basado 100% en renovables y que esté a manos de la ciudadanía. Con este objetivo en el horizonte trabajamos cada una de las acciones que realizamos, somos positivos en el logro de la transición energética y la transformación social, pues cada vez más la ciudadanía se empodera y emprende acciones hacia su propia transformación. No existe alternativa posible a que así sea y confiamos que se de en un futuro muy cercano.

Por supuesto cabe la implicación de todas, y en particular, de los actores políticos para favorecer esta transición considerando que deben hacer un esfuerzo aún mayor y ser más ambiciosos en el logro de los objetivos fijados para el próximo 2050 para reducir los impactos del cambio climático. Así mismo, esta transición energética no tiene sentido sin una transformación social y del modelo productivo.