central nuclear

La Central Nuclear de Almaraz contrata más de 70 empresas especializadas para su nueva recarga de combustible y mantenimiento

Posted on

CNA

La Central Nuclear de Almaraz (CNA) ha iniciado la vigésimo segunda recarga de combustible y trabajos de mantenimiento general de la Unidad II, cuyo acoplamiento a la red está previsto para el próximo 10 de julio. Es decir, las operaciones de recarga y mantenimiento tendrán una duración de 39 días.

Para ejecutar los trabajos de recarga se han contratado los servicios de más de 70 empresas especializadas, que emplearán a más de un millar de trabajadores adicionales a la plantilla habitual de la central.

Durante este periodo se realizarán cerca de 9.000 actividades planificadas de carácter preventivo y mantenimiento de equipos, además de la implantación de diversas modificaciones de diseño asociadas a distintos proyectos tales como la independización de sistemas eléctricos (INDESEL) y la unidad de filtración redundante del edificio de combustible (FREC).

Entre las principales actividades programadas para esta recarga se encuentran la inspección por corrientes inducidas en los tres generadores de vapor y limpieza de lodos; la inspección visual de la soldadura de las toberas ramas calientes de la vasija del reactor; y la sustitución del motor de la bomba principal RCP-3 y revisión de sellos de las RCP-1 y RCP-3.

Además, se realizará el cambio de las cámaras del NIS N-44 y la sustitución de conectores y cableados; se revisará e inspeccionarán las válvulas de parada y control C de la turbina de alta presión; y se harán pruebas eléctricas del alternador y la excitatriz.

La Unidad II ha estado acoplada ininterrumpidamente a la red eléctrica durante 483 días desde la última recarga y ha alcanzado una producción bruta acumulada a origen de más de 233.000 millones de kilovatios hora según informa la Central Nuclear de Almaraz.

Foto: ©CNA

El Estado ha pagado a las eléctricas propietarias de Valdecaballeros 31 millones de euros en 2014

Posted on

valdecaballeros

A finales del 2013, la deuda del Estado con las compañías propietarias de la Central Nuclear de Valdecaballeros era de 116 millones de euros, mientras que a finales del 2014 dicha deuda se ha reducido hasta los 85,3 millones de euros, según acaba de publicar el BOE.

La deuda total del Estado por la paralización de las obras de Valdecaballeros en la provincia de Badajoz, Lemóniz en Vizcaya y de la unidad II de Trillo en Guadalajara ascendía a finales del 2014 a 184,1 millones de euros. La de Lemóniz es la que mayor importante adeuda de las tres, con 96 millones.

Según una norma aprobada en el año 1994, y posteriormente modificada en 1997, “la compensación deberá ser plenamente satisfecha en un plazo máximo de veinticinco años, contados a partir del 20 de enero de 1995”. Es decir, antes del 20 de enero del 2020 las eléctricas deberán haber cobrado lo que el Estado les adeudó por paralizar las tres centrales nucleares. El importe de la moratoria de Valdecaballeros era de 2.043 millones de euros, mientras que la de Lemóniz superó los 2.273 millones de euros.

Desde el año 2006 el impacto de la moratoria nuclear en la factura de la luz está fijado en el 0,33% de lo que paga cada consumidor por su recibo de la luz.  Hasta ese año, el importe era muy superior y alcanzaba el 3,25% del total. Desde 1984, año de la moratoria nuclear, los consumidores han aportado a la misma 4.383 millones de euros.

Los 184 millones abonados en la anualidad del 2014 por la moratoria de las tres Centrales es muy superior al importe previsto en principio por la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia (CNMC) que preveía en sus presupuestos para liquidar el total de la deuda con las eléctricas.

Foto: Vista de la Central de Valdecaballeros abandonada. © Rincón de Actualidad.

El Club Español de la Energía defiende que las nucleares españolas alarguen su vida útil hasta los 60 años como en Estados Unidos

Posted on

cnalmaraz

En España, los siete reactores nucleares en operación -entre ellos, las dos unidades de Almaraz en la provincia de Cáceres- han producido 56.378 GWh en 2013, lo que representa el 21% del total de la producción del sistema eléctrico nacional.

Un seminario sobre la “Situación y Perspectivas de la Generación Nuclear” organizado por el Club Español de la Energía, con el patrocinio de Endesa e Iberdrola, el día 26 de junio en Madrid, analizará la realidad y futuro de la energía nuclear en España en un momento de grandes debates en la Unión Europea.

Extremadura es la segunda región española, tras Cataluña, en generación de energía de origen nuclear.

Mix eléctrico
Según el Club Español de la Energía, “la energía nuclear juega un importante papel en el mix eléctrico por su carácter firme y sus costes variables reducidos y estables, además de su contribución a la reducción de la dependencia energética y de las emisiones contaminantes.

Así lo entienden cada vez más gobiernos alrededor del mundo, que apuestan  por el mantenimiento de sus centrales y la construcción de nuevas plantas. A finales de 2013, había 434 reactores en operación en el mundo, produciendo anualmente un total de 2.358,9 TWh de electricidad, además de 72 unidades más en construcción.1

En Europa, aunque países como Alemania se están planteando su abandono, en el otro extremo se encuentran Francia, con cerca del 80% de su electricidad de origen nuclear, o el Reino Unido o Finlandia, que entienden que la energía nuclear es una fuente esencial para su presente y futuro energético, y están introduciendo soluciones contractuales innovadoras para permitir el desarrollo de nuevas centrales con  suficientes garantías económicas”.

Vida útil
Para los expertos de esta asociación, “las centrales nucleares españolas podrán mantenerse en servicio hasta el final de su vida útil.

Actualmente, en España, como en otros países europeos, no hay establecido un límite a la vida útil, mientras que la normativa estadounidense permite operar las centrales hasta una vida útil de 60 años. En el contexto económico, medioambiental y energético actual, la opción de operación a largo plazo -60 años- de las centrales nucleares existentes, bajo criterios estrictos de seguridad, podría aportar beneficios de carácter económico y de reducción de la dependencia energética, además de ayudar de forma considerable a no incrementar las emisiones del parque generador”.

El objetivo central del seminario, que tendrá lugar en la sede del Club Español de la Energía, es fomentar un debate objetivo sobre los costes y rentabilidades de la generación nuclear en España, tomando además como referencia las experiencias de otros países.

Este análisis económico se complementará con aspectos técnicos relativos a la operación a largo plazo de las centrales existentes y las perspectivas técnicas, económicas y regulatorias de los nuevos proyectos nucleares.