biogás

Luis Puchades (Ludan Renewable Energy España): “Si Extremadura fuera una región alemana tendría como mínimo 30 ó 40 plantas de biogás agroindustrial”

Posted on

luis puchades mayo 2018 (1)

Entrevista con
Luis Puchades
Director de Ludan Renewable Energy España

Luis Puchades tiene una larga experiencia en el sector del biogás en España, con importantes proyectos realizados. Es vicepresidente de AEBIG, Asociación Española de Biogás.

¿En qué momento se encuentra el proyecto de Bioenergías de la Sierra de Gata y que características finales tendrá?

El proyecto está ahora mismo detenido. Está costando muchísimo sacarlo adelante pues hasta la fecha los inversores lo han encontrado complejo. La inexistencia de un marco de apoyo a la generación de energía (ni electricidad ni biometano) no ayuda, y el negocio de la gestión de residuos es de difícil bancabilidad ya que no hay confianza en mantener flujos regulares de entrada de residuos a largo plazo. Es una auténtica lástima, pues hay mucha gente en Extremadura y en Moraleja que se han preocupado por sacarlo adelante.  Se sigue trabajando para llevar el proyecto adelante.

Ante la nueva transición energética que se plantea, ¿qué grandes retos tiene planteados el sector del biogás en España?

El biogás antes o después tendrá un peso similar al de otros países europeos. El principal reto del biogás agroindustrial en España es despegar. No es un problema ni de tecnología, ni de materia prima, ni de empresas capacitadas para construir estas plantas. Es un problema de viabilidad económica asociada a un marco que hasta la fecha ha sido muy negativo, combinando la ausencia de incentivos con una elevada fiscalidad (impuesto de hidrocarburos, impuesto de autoconsumo, impuesto a la generación eléctrica) y una política medioambiental no suficientemente estricta. No se puede competir con la aplicación de lodos y otros residuos directamente a campo. Pero esta situación también parece que está a punto de terminar.

El biogás agroindustrial es clave en otros países europeos ¿en España y en Extremadura también lo pueden y deben ser según tu experiencia?

Si Extremadura fuera una región alemana, italiana o inglesa es fácil que hubiera como mínimo 30 o 40 plantas de biogás agroindustrial. Es una cuestión de tiempo que las haya, en cuanto haya un marco un poco más favorable para la generación de biogás. Conozco bien España en cuanto a su potencial para hacer biogás y he tenido la fortuna de construir proyectos en 7 comunidades autónomas distintas, y le indico que pocas tienen el potencial agrícola de Extremadura.

Extremadura cuenta con grandes industrias agroalimentarias, por ejemplo en tomate concentrado y cárnicas. ¿Estas industrias tienen que pensar más en el uso de procesos de biogás y cogeneración para ir hacia modelos de residuo Cero?

El residuo cero no lo dará el biogás, ya que es únicamente una digestión anaeróbica. Ni más ni menos. Ayuda a reducir olores, emisiones y carga orgánica. Ahora bien, si se combina la digestión con las tecnologías para producir fertilizantes comerciales a partir de los digestatos, entonces sí que podemos convertir los residuos en auténticos recursos, e ir hacia el modelo de Residuos Cero. Este es el camino del biogás: economía circular, energía renovable y biofertilizantes.

¿Cómo ha cambiado  en los últimos años la tecnología para la producción de biogás y asociada a ella la producción de energía  eléctrica de su actividad?

Probablemente los mayores desarrollos tecnológicos de los últimos años están asociados a las tecnologías de procesado del biogás para alcanzar riquezas equivalentes al gas natural (upgrading) y en el procesado de digestatos para producir fertilizantes sólidos y líquidos. La tecnología continúa avanzando y mejorando al ritmo impuesto por los países europeos, que es donde se construyen plantas. En España hay mucha I+D interesante, pero le falta el apoyo de un mercado auténtico que permita aterrizar los desarrollos.

El CICYTEX de Extremadura colaborará con Castilla y León en un proyecto para revalorizar subproductos hortícolas para la obtención de biogás y alcoholes

Posted on

itacyl cicytex

El Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León y el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura para la realización del Proyecto “Gestión sostenible y revalorización de subproductos agroindustriales mediante su aplicación simultánea en distintos campos: alimentación, transformación energética y uso agronómico”, en el marco de la convocatoria de ayudas del Programa Nacional de Proyectos de Investigación Fundamental Orientada 2015.

El acuerdo fue concretado por Ana María Asenjo García, como Directora General del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León, (ITACyL), y Carmen González Ramos, Directora del Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX).

El presente convenio de Colaboración tiene por objeto regular la realización conjunta del proyecto “Gestión sostenible y revalorización de subproductos agroindustriales mediante su aplicación simultánea en distintos campos: alimentación, transformación energética y uso agronómico”, con el fin de revalorizar subproductos hortofrutícolas para obtener biogás y alcoholes, que corresponde con el Subproyecto de “Revalorización integral de subproductos en función de sus usos potenciales: revalorización energética”, del mencionado proyecto de investigación, que el ITACyL desarrolla con la participación del CICYTEX.

El ITACyL actuará como coordinador principal del proyecto y responsable e interlocutor directo ante el Ministerio de Economía y Competitividad (a través del INIA), mientras que el CICYTEX actuará como participante del mismo. Para el desarrollo y buen fin de este convenio, se crea una Comisión de Seguimiento, integrada por dos representantes de cada una de las Partes.

Cada parte ejecutará todas las actividades de carácter científico que le correspondan de acuerdo con la memoria científico-técnica presentada y aprobada en la solicitud del proyecto de investigación. El  ITACyL va a percibir una subvención por importe de  160.000  euros, obligándose en virtud del presente convenio de colaboración a transferir al CICYTEX los fondos que le correspondan en concepto de “gastos de funcionamiento” y “dietas y locomoción” exclusivamente, que se deriven de su actividad, durante la vigencia del presente convenio y que se han presupuestado hasta un máximo del 28 % por las tres anualidades.

Los derechos de propiedad industrial que pudieran surgir serán propiedad conjunta de ambas partes en función de sus aportaciones. El registro de los modelos de utilidad o patentes que puedan obtenerse, se efectuará a nombre de las dos Partes haciendo constar también el nombre de los inventores o autores.

El presente convenio entrará en vigor a partir de la fecha de concesión de la ayuda mediante resolución definitiva y su duración coincidirá con la prevista para el desarrollo del proyecto y hasta la finalización completa de las obligaciones de las partes, como máximo tres años y tres meses.

Javier Cuenca Torres (AGF Ingeniería de Procesos): “Queremos plantas de biogás propias, como la que haremos con Green Fuel en Los Santos de Maimona”

Posted on

Entrevista con
Javier Cuenca Torres
Responsable de Desarrollo de Proyectos de AGF Ingeniería de Procesos

¿En qué momento se encuentra el plan de expansión de AGF en el sector del biogás?

Nos hemos especializado en el desarrollo de plantas de biogás de nueva generación y alta eficiencia, con tecnología propia. Para nosotros ha sido muy importante entrar como ingeniería en el mercado de Reino Unido con un grupo inversor y también desarrollar varios proyectos en el norte de España. Ahora estamos centrados en el que va a ser nuestro primer proyecto en Extremadura, que acometeremos con la empresa Green Fuel al lado de su planta de biodiésel en Los Santos de Maimona. Es el modelo que queremos desarrollar: plantas propias o con socios con los que compartamos sinergias. Para controlar la operación y gestión de la planta y sacarla su mejor provecho.

¿Qué características singulares va a tener la planta de biogás de Los Santos de Maimona?

Se trata de un proyecto pionero en muchos aspectos a nivel internacional ya que se trata de aprovechar un subproducto como la glicerina que genera la planta de biodiésel junto con otros subproductos de la industria agroalimentaria de la zona para suministrar a la planta de Green Fuel su energía térmica. De esta forma también se conseguirá reducir la huella de carbono de la planta con lo que mejorará el precio del biocombustible para su venta. El resto de materias primas que usaremos puede ser desde gallinazas hasta subproductos de la industria cárnica. La única condición es que sea biodegradables. No vale cualquier residuo.

Actualmente estamos cerrando los acuerdos y creando la sociedad. El proyecto con Green Fuel es un magnífico ejemplo de economía circular ya que un residuo como son los aceites usados valdrán para generar un producto que a su vez suministrará energía a la planta, cerrando el círculo. Lo que es un problema se convierte en una solución.

¿Qué capacidad de producción va a tener la planta?

En equivalente eléctrico estaríamos hablando de 1,5 Mw y de unos 3 Mw totales. Nuestra filosofía como empresa pasa por invertir mucho en I+D. Somos muy competitivos en I+D privada y aplicada porque creemos que es el futuro. Por ejemplo en la planta de Burgos en la que estamos, hemos conseguido reducir al máximo y hacer casi invisibles lo que antes eran grandes tanques en las plantas de biogás que en un polígono no tendrían ubicación.

¿Siendo tan potente el sector ganadero y agrario en Extremadura porqué se ha desarrollado tan poco el biogás?

Creo que es sobre todo un problema de concepción. Una planta de biogás solo con purines del cerdo es inviable. Nosotros siempre hacemos un mix de subproductos para cada planta. Por ejemplo, en la planta de Zaragoza cambiamos semanalmente la materia prima. Es diferente en el norte de Europa donde los cultivos agroenergéticos están muy primados. Aquí por la climatología no puedes tener maíz ensilado o hierba en abundancia. De esta forma podemos conseguir también picos de energía cuando el cliente lo necesita por su consumo. Hay que adaptarse.

¿El futuro del biogás pasa por conseguir darle un valor añadido para facilitar su consumo?

Es lo que estamos haciendo en la planta de Zaragoza donde llegamos en 2014 al borde del cierre y que va a aumentar ahora su capacidad. Llevaremos el biogás generado a 4 Km a una industria cercana. Eso supone darle un valor añadido al biogás, que no tiene que limitarse a la cogeneración eléctrica sino que tiene que ser capaz de comprimir, licuar y vender el biogás generado para quien lo quiera lo pueda comprar. De esta forma se amplía el potencial.

Vuestra empresa tiene su sede no muy lejos de Tierra de Barros, zona de gran actividad agrícola ¿Tiene potencial esta comarca para futuros proyectos?

En el sector del biogás el mayor factor limitante es que existan residuos suficientes y de forma constante en una determinada zona porque la logística resulta clave. No podemos irnos lejos a por los subproductos.