ENTREVISTAS

“Los grandes proyectos fotovoltaicos con participación extranjera en Extremadura no están absolutamente descartados”

Posted on

entrevista agenex.jpgEntrevista con
Fernando López Rodríguez
Director de la Agencia Extremeña de la Energía

¿Cuáles son los principales programas y actividades que está desarrollando la Agencia Extremeña de la Energía?

La actividad de la Agencia se centra en acciones regionales y locales relacionadas con la energía y que son fundamentales, siguiendo la línea de la Unión Europea, en las políticas hacia un modelo energético de generación distribuida con uso de las energías renovables para mejorar el abastecimiento energético, reducir la dependencia exterior y evitar emisiones de efecto invernadero. Como dice la propia UE, pensando globalmente y actuando regional y localmente.

En esta línea del ahorro y eficiencia energética y el fomento de las energías renovables, asesoramos a la Administración Pública, tanto autonómica como las locales, empresas, organismos y público en general. En estos momentos desarrollamos junto con el Gobierno de Extremadura tres programas de gran transcendencia como son el Plan de la Bioenergía para Extremadura (PBEx), el Plan de Ahorro y Eficiencia Energética para municipios de la región, en el que también intervienen las Diputaciones Provinciales y la Federación de Municipios y Provincias de Extremadura, FEMPEX, y el tercer gran eje de actuación es el Plan 2000 ESE con el que pretendemos que los edificios públicos sean gestionados eficientemente, desde el punto de vista energético, a través de las empresas de Servicios Energéticos (ESEs).

Y, al mismo tiempo, gestionamos más de diez proyectos europeos, AGROGAS,  CAVATRANS o ALTERCEXA II son algunos ejemplos; lo que nos proporciona conocimientos y nuevas formas de gestión de la energía al estar en contacto con otros países y otras agencias europeas. Y por último pero no menos importante, es la labor internacional de asesoramiento y apoyo que estamos desarrollando, transfiriendo conocimientos a países iberoamericanos y del Este europeo.

Con los últimos cambios legislativos en materia energética el futuro de la eólica en Extremadura parece incierto; hay proyectos de termosolar que están avanzando en dique seco y los grandes proyectos fotovoltaicos anunciados se retrasan ¿Hay vida para las energías renovables en Extremadura con el modelo actual?

A la espera de que se mejore el modelo de sistema energético en nuestro país, considero que hay vida en el sector energético en Extremadura, y que éste va a seguir avanzando ya que se trata de un sector estratégico regional que no debe abandonarse de ninguna manera. Está claro que los cambios legislativos, sobre todo en lo que se refiere a las primas, ha hecho descender el crecimiento de las renovables, aunque los objetivos que se marcaron en el Acuerdo para el Desarrollo Sostenible de Extremadura (ADESE) no están muy alejados de la realidad.

Seguimos sin generación eólica en Extremadura pero siempre lo hemos estado, y era previsible que no remontara. Sin embargo, las previsiones en cuanto a termosolares siguen adelante, en estos momentos de 19 centrales preasignadas por el ministerio, 16 están conectada a la red y una planta se encuentra en construcción avanzada, aunque es posible que las dos restantes no se construyan, pero está claro que la realidad sigue según las previsiones.

En cuanto a la fotovoltaica, somos la tercera región española en potencia instalada y los grandes proyectos fotovoltaicos con participación extranjera no están absolutamente descartados. Se está a la espera de que mejore la economía para que los dos o tres grandes proyectos fotovoltaicos, que son rentables aún sin primas, despeguen definitivamente.

Debe tenerse en cuenta que la producción eléctrica en nuestro país es del doble de la que se necesita, por lo que se debe avanzar en otras formas de producción de energía, como es la energía térmica generada con fuentes renovables, a través de la biomasa o la solar térmica.

Tras años de cambios legislativos, autorizaciones medioambientales, concursos, etc. no hay ningún molino eólico en Extremadura. ¿Por qué cree que no ha sido posible? ¿No son rentables actualmente con el modelo de primas previsto?

Es muy complejo explicar las razones por las que no tenemos actualmente molinos eólicos. En principio, a nuestra región no le interesaron los parques eólicos, hubo quien pensaba que eran incompatibles con el paisaje, provocaban impacto ambiental y no eran necesarios. Y a pesar de que posteriormente cambió esta apreciación, lo cierto es que en este momento, bajo el modelo energético en el que nos encontramos, se produce el doble de la energía eléctrica que consumimos y somos la primera o segunda potencia mundial en producción de energía eléctrica eólica, o cambian las condiciones, o es relativamente difícil que el Estado español aumente el cupo eólico.

Esta es la verdadera razón, puesto que en este momento es posible que sea rentable instalar aerogeneradores sin primas, ya que cada vez se fabrican molinos eólicos más eficientes y que necesitan menos velocidad de viento. Por ejemplo está comprobado que los aerogeneradores montados en superficies marinas (Offshore) son rentables.

La Agencia está colaborando en la realización de auditorías energéticas en los ayuntamientos para conseguir ahorros y mayor eficiencia. ¿Es posible en un futuro que los ayuntamientos e instituciones se unan para comprar en conjunto la electricidad y el gas que necesitan?

La Agencia está trabajando en estos temas y creemos cada vez más en las agrupaciones de municipios, porque harán más rentable la compra de energía. De hecho ya se están haciendo agrupaciones para mejorar el ahorro y la eficiencia energética bajo la modalidad de utilización de Empresas de Servicios Energéticos (ESEs), incluso hay varios proyectos pilotos actualmente en marcha, donde ha quedado patente que la agrupación de municipios mejora la economía de escala y permite obtener mayor rentabilidad a las empresas y mayores ahorros a los ayuntamientos.

En este sentido, se están llegando a acuerdos con empresas que pueden comprar directamente en el “pool” eléctrico y ofrecer, por ejemplo, energía eléctrica a un precio mejor que el que ofrecen las comercializadoras, a pesar de tener que pagar los peajes actualmente establecidos.

El Gobierno Extremeño anunció que a final de año habría un borrador del Plan de Biomasa regional, tan importante para la región y sus zonas rurales. ¿Qué medidas concretas debería contener dicho Plan para ser eficaz  y conseguir que tanto productores /cooperativas agrarias como consumidores se decanten por la biomasa?

Extremadura dispone de unas cantidades importantes de biomasa, tanto forestal como agrícola y cultivos energéticos, que debe tratar de explotarla, pero el PBEx es un plan complejo que se debe ir desarrollando paulatinamente bajo distintos aspectos: Para mejorar la eficacia, el consumo y la utilización se debe comenzar por realizar una campaña de información al consumidor y al extractor, en donde se explique el verdadero potencial de la biomasa.

Debe crearse una red integrada por distribuidores, extractores, transportistas y consumidores que hasta el momento no ha existido. De nada sirve adquirir e instalar equipos si no hay suministradores de biomasa, propietarios, transportistas o extractores. Es decir, si no se completa la cadena, jamás se pondrá en valor la biomasa.

Pero hay pasos que no son fáciles de dar, hay que lograr que productores, propietarios de dehesas y cooperativas agrarias se decanten por la producción de biomasa. ¿Cómo? Dando ayudas para que no se queme en el campo, ofreciendo créditos blandos (con intereses bajos) o reembolsables para adquisición de maquinaria, creando centros logísticos para almacenarla, o transformarla en astillas o pellets, para lo que se necesitan operaciones financieras y/o fomentar la cooperación entre productores y las cooperativas que distribuyen.

Pero de nada sirve lo anterior si no hay consumidores, si no hay personas que quieran cambiar su caldera de gasoil por una de biomasa, para lo que es necesario campañas de formación, de forma que la industria (la agroalimentaria) o la hostelería por ejemplo, conozcan qué alicientes, ya sea en forma de subvenciones o de operaciones financieras de bajo coste, se les ofrece. Todo lo anterior, debe ser previsto por un plan eficaz, un plan realista que permita poner las bases de forma que se pueda completar la cadena de valor de la biomasa.

“La moratoria del 2012 dejó sin expectativas una treintena de proyectos maduros en Extremadura”

Posted on Actualizado enn

luis crespo

Entrevista con
Luis Crespo
Secretario General de Protermosolar (Asociación Española de la Industria Solar Termoeléctrica)

Por su gran actualidad en los temas abordados, incluimos la entrevista realizada en el Anuario Energía Extremadura 2013 con Luis Crespo, uno de los mayores expertos españoles y europeos en materia termosolar, y gran conocedor de Extremadura, tras su paso como Director de la Corporación Empresarial de Extremadura.

Extremadura dispone actualmente de 14 plantas termosolares conectadas a la red (11 en Badajoz y tres en Cáceres), de las 45 que hay operativas en España, y otras cuatro en construcción avanzada.

Grandes multinacionales con plantas termosolares en España ya han anunciado que no descartan abandonar España tras los cambios legislativos que perjudican al sector ¿va a ir a más esta situación?

El daño que el Ministerio de Industria está produciendo a nuestro país al no respetar los términos en los que se decidieron y ejecutaron inversiones de cerca de 15.000 millones de euros, cuyo 35% en el sector termosolar corresponde a grandes corporaciones y fondos de inversión extranjeros, tendrá consecuencias todavía imprevisibles para nuestra economía.

Muchas grandes corporaciones dejarán de invertir en España ante la situación de inseguridad jurídica, al haberse practicado lo que en términos jurídicos internacionales se conoce como creeping expropiation o expropiación gradual y subrepticia, derivada de la acumulación de medidas contra las centrales termosolares.

La mayor parte de esos inversores han iniciado ya, o iniciarán en breve, los procedimientos para demandar al Reino de España ante las cortes de arbitraje internacional. Nuestro país tendrá el dudoso honor de alcanzar el liderazgo en el número de demandas internacionales, sobrepasando a países como Argentina, Bolivia o Venezuela a quienes nuestro gobierno critica por las medidas tomadas contra empresas españolas.

El paradójico futuro que nos espera, por la decisión del Gobierno de sacrificar el desarrollo de las empresas del sector renovable para seguir manteniendo los privilegios que vienen disfrutando las grandes eléctricas desde hace varias décadas, será el haber abortado un sector de mucho empleo y de gran potencial exportador teniendo que hacer frente, dentro de unos años, a fuertes indemnizaciones, a la vez que mantienen la sangría de la salida de divisas y de disminución del PIB que supone la importación de combustibles fósiles.

Extremadura es la segunda región española tras Andalucía en potencia instalada de plantas termosolares. ¿Cuántos proyectos se han podido quedar en el aire por los cambios legislativos?

La moratoria decretada en enero de 2012 dejó sin expectativas una treintena de proyectos maduros en Extremadura. Recordemos que cada proyecto requiere una media de 500 personas en el emplazamiento durante dos años, de los que una buena parte serían extremeños y que, una vez acabados, se convierten en empresas que pagan sus impuestos en la región, con un empleo directo, entre la propia empresa y los servicios externos, de unas 60 personas durante toda la vida de la central.

Estos nuevos proyectos de nueva generación no necesitarían el nivel de primas que se establecieron para los proyectos actualmente en operación, cuyos diseños y componentes tienen una antigüedad de más de cinco años. Por ello, con primas menores se podrían conseguir elevados retornos macroeconómicos y resultaría una buena decisión tanto para el país como para la convergencia económica de Extremadura.

¿Cree que las regiones más afectadas como Andalucía, Extremadura o Castilla-La Mancha podían haber ejercido más presión sobre el Ministerio de Industria para suavizar el gran impacto negativo que ha tenido en sus economías y empleos las últimas medidas tomadas?

El Gobierno extremeño ha sido todo un ejemplo de comportamiento en la defensa de los intereses de la Región frente a las amenazas al sector del Gobierno Central. Esta afirmación es válida tanto en la etapa anterior, en la que gobierno central y regional eran socialistas, como en la actual en la que ambos son populares. Tanto el Presidente extremeño como el Consejero responsable de Energía y su Director General tienen una visión objetiva de la situación y están demostrando una gran profesionalidad en sus análisis.

Una de las cosas que más valoran los grandes fondos de inversión y capital riesgo internacionales es la estabilidad a la hora de invertir ¿Se están desviando ya grandes inversiones a nuevos países?

Evidentemente, con el reciente comportamiento de nuestro Gobierno, a los inversores internacionales no se les disipará la desconfianza sobre nuestro país en varios años y dejaran de participar en actividades de infraestructuras o reguladas tan necesarias en el medio plazo.

Por otro lado la financiación internacional de proyectos se hará inviable en nuestro país, al haberse destapado la duda sobre el riesgo regulatorio que haría todos los préstamos mucho más caros y, en la mayor parte de los casos, incluso inviables.

Como el dinero, a diferencia de las energías renovables, no es un bien ilimitado e inagotable, esas grandes corporaciones e instituciones financieras preferirán otros países emergentes en el sector termosolar donde la percepción del riesgo sea inferior.

“Distribuimos energía eléctrica a 65.000 clientes en 78 municipios de Cáceres y contamos con tres centrales hidroeléctricas”

Posted on Actualizado enn

STD Portezuelo

Entrevista con
Francisco Javier Pitarch Rodríguez
Director Gerente del Grupo Pitarch

¿Cuál es la actividad principal en el sector eléctrico del Grupo Pitarch en la actualidad en cuanto a número de clientes, comercialización de electricidad anual, número de municipios que abarca, etc.?

La distribución de energía eléctrica es la actividad principal del Grupo Empresarial a través de las empresas Eléctricas Pitarch Distribución y Eléctrica del Oeste Distribución S.L.U.  En la actualidad distribuimos energía eléctrica a más de 65.000 clientes en 78 municipios de la provincia de Cáceres, lo que supone una zona de distribución de 4.900 Km2, aproximadamente el 25% de la superficie total de la provincia.

Además de la distribución, contamos con 3 centrales hidroeléctricas que permiten aprovechar el agua de los ríos para producir energía eléctrica mediante turbinas hidráulicas acopladas a generadores eléctricos.

Por último, la actividad de comercialización la llevamos a cabo como delegados comerciales de CHC Energía. Disponemos de una oficina principal en Cáceres y otra de reciente inauguración en Plasencia.

¿Qué aspectos diferenciales en cuanto a servicio al cliente, tanto para particulares como para empresas, ofrece el Grupo Pitarch, históricamente vinculado a Extremadura, frente a las grandes empresas del sector?

La cercanía al cliente, ya sea particular o empresas, es nuestro principal aspecto diferencial. Contamos con personal propio desplegado en todas las zonas de distribución que conocen cada rincón de nuestras redes.

Además, realizamos importantes inversiones anuales para garantizar unas instalaciones modernas, seguras y eficaces. Es primordial el mantenimiento de la red y la mejora continua. Para ello, el Centro de Control de Operaciones centralizado en Cáceres e implementado en toda la red de distribución, nos permite resolver incidencias en un breve espacio de tiempo, así como realizar labores de operación y mantenimiento cumpliendo los máximos niveles de seguridad.

El Grupo Empresarial colabora con Institutos de Formación Profesional y la Universidad de Extremadura, para contribuir a una formación de práctica y de calidad en nuestra región. Actualmente estamos trabajando junto con la Dirección General de Formación Profesional y Universidades en un programa de Formación Profesional Dual, en el que los alumnos combinan conocimientos teóricos y prácticos realizando una parte importante de su formación en nuestras instalaciones.

Extremadura ha tenido un importante desarrollo en el sector de las renovables en los últimos años, especialmente en materia solar (FV y Termosolar) y también en minihidráulica, ¿ha participado EOSA en este desarrollo o piensa hacerlo?

Históricamente, nuestro grupo empresarial ha contado con instalaciones dedicadas a la producción de energía eléctrica a través de aprovechamientos hidroeléctricos en el norte de la provincia de Cáceres. En la actualidad, contamos con tres centrales hidroeléctricas con una potencia total de 3.000Kw. Cada temporada hidráulica la producción de las centrales oscila 2.800.000 Kw de producción.

El sector eléctrico está sometido a numerosos cambios normativos desde todo los puntos de vista (fiscales, tarifarios, comerciales, etc.) ¿Hasta qué punto todo este tipo de cambios perjudican a las empresas del sector y desconciertan a los consumidores?

El principal cambio normativo llegó el 1 de julio de 2009 cuando nuestras empresas dejaron la venta a tarifa, traspasamos todos sus clientes a una comercializadora y nos integramos en el sistema retributivo “general”.

No obstante, existen otras incertidumbres regulatorias para las empresas del sector relacionadas con los modelos de retribución de la distribución de energía eléctrica. Hay que tener en cuenta que es un sector muy intenso en capital y que requiere la menor incertidumbre regulatoria para que se continúe invirtiendo, por tanto debemos tener modelos regulatorios predecibles en el tiempo.

La toma de decisión del consumidor final viene marcada por el grado de información y conocimiento que tenga de la empresa que le está ofertando servicios. Es necesario garantizar que la información sea transparente y que el consumidor tenga claro qué servicios está contratando.

Foto: STD del Grupo Pitarch en Portezuelo.

“Desde 2008 se han hecho inversiones en fotovoltaica y termosolar en Extremadura de 6.000 millones de euros”

Posted on

VICENTE SANCHEZ_CLUSTER

Entrevista con
Vicente Sánchez
Presidente del Cluster de la Energía de Extremadura

Esta es la entrevista publicada en nuestro ANUARIO ENERGIA EXTREMADURA 2013 con el presidente del Cluster de la Energía de Extremadura, que a su vez es también empresario en el sector de las energías renovables.

¿Cuáles son los objetivos con los que ha asumido la presidencia del Cluster en un momento especialmente complejo para el sector energético y eléctrico a nivel regional y nacional?

Con referencia al Cluster, mi objetivo es ser una herramienta de generación de oportunidades para nuestros asociados, que genere riqueza y empleos. Quiero un Cluster para los asociados.

Las energías renovables han pasado en poco tiempo de ser una de las grandes esperanzas económicas de Extremadura a una situación de stand by por parte de muchas empresas de fuera y dentro de la región ante los continuos cambios normativos, ¿qué solicitan las empresas del sector para mejorar esta situación?

Futuro. No podemos estar en un escenario de incertidumbre permanente, pero mucho menos sin futuro. El sector debe marcar sus objetivos y trabajar para dar cabida a todas las empresas que operan en Extremadura.

Y cómo empresario en activo del sector de las energías renovables, ¿cómo se lleva en el día a día tantos cambios legislativos sobre el sector?

Pues es muy frustrante no saber qué dirección tomar o si la tomas cuando te van a variar las reglas. Es difícil crear un entorno estable con cambios legislativos constantes.

¿Se pueden cuantificar los millones de euros que no se han invertido en Extremadura o se dejarán de invertir en proyectos renovables de fotovoltaica, eólica, termosolar o biomasa por los sucesivos decretos leyes que la perjudican?

Es difícil valorar este dato, pero si te puedo dar otro: sólo en fotovoltaica y termosolar desde el 2008 hasta hoy se han hecho inversiones en Extremadura por valor de 6.000 millones de euros.

Desde el Ministerio de Industria y Energía se ha lanzado la idea de crear una especie de “banco malo” para proyectos fotovoltaicos que quedarían en manos de los bancos ante la imposibilidad de su promotores de poder pagarlos, ¿puede afectar esta situación a muchos proyectos fotovoltaicos en Extremadura?

Si siguen haciendo recortes en la retribución, prácticamente el 100% entraría en esta situación.

La biomasa es uno de los sectores con más futuro regional por la gran actividad agraria en la región, ¿cómo se debería orientar su desarrollo para hacerla viable y más activa en la creación de empleo en zonas rurales?

Es una de nuestras bazas, la biomasa. Pero hay que saber qué queremos. Yo no estoy muy de acuerdo en grandes plantas de biomasa, aisladas y alejadas del consumo y de la propia biomasa. Además creo que se debe hablar más de biomasa térmica que eléctrica. Si somos capaces de organizarlo, puede ser un negocio muy recurrente en nuestra región.

Muchos años después de hablarse de la energía eólica en la región, Extremadura es junto a Madrid la única comunidad sin molinos, ¿se verán algún día?, ¿son viables económicamente a día de hoy tras los cambios a nivel nacional y la regulación autonómica?

Espero que sí.

“El binomio agro y energía en Extremadura tiene un potencial elevadísimo”

Posted on

echavarriSegunda parte
Entrevista con
José Antonio Echávarri 
Consejero de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía del Gobierno de Extremadura

Esta es la segunda parte de la entrevista incluida en el ANUARIO ENERGÍA EXTREMADURA 2013, editado por nuestro portal de internet, con el responsable de la cartera energética de Extremadura sobre temas de gran actualidad para el sector.

Extremadura es una de las dos regiones españolas que no cuenta con ningún parque eólico operativo, ¿cuántos de ellos ya disponen de toda su tramitación en regla para poder comenzar las obras?

Actualmente diez proyectos de parques eólicos cuentan con todas las autorizaciones que dependen de la Administración Autonómica. De ellos, tres tienen punto de evacuación en la red de distribución, que podrían comenzar ya las obras si así los consideraran las empresas promotoras; y los siete restantes en red de transporte, los cuales están sujetos al desarrollo de las infraestructuras de conexión en la red de transporte, según establezca la nueva planificación de la red eléctrica de transporte.

Por tanto, al menos tres parques eólicos en Extremadura podrían haber ya iniciado las obras de construcción y no lo han hecho. Las razones creo que son obvias. Por una parte, la falta de un régimen económico primado para la generación eólica. Y la previsión a corto y medio plazo es que no vaya a haberlo. En un contexto de producción de energía eléctrica a mercado, sin primas, la eólica lo tiene más difícil que la fotovoltaica, ya que buena parte de su producción tiene lugar durante la noche, en la que la demanda cae y, en consecuencia, el precio de la energía en el pool está muy bajo.

Por otra parte, los decretos autonómicos del 2005 y del 2010, en base a los cuales se concedieron las autorizaciones iniciales, obligan a la creación de tres puestos de trabajo por cada megawatio instalado o la cesión a los ayuntamientos del 8% de la facturación por la venta de la energía para la instalación de los parques eólicos en Extremadura. Si ya antes este condicionado suponía un hándicap importante para la viabilidad económica de los proyectos; ahora, en un escenario energético mucho más exigente de tener que ir a mercado, resulta más complejo aún, hasta el punto de poder suponer una carga insalvable.

Por ello, estamos estudiando jurídicamente este asunto para ver si es factible encajar una solución que compatibilice el marco retributivo actual de la generación eléctrica renovable en España con la norma en base a la cual se han autorizado los proyectos. Es difícil estimar cuándo se verá el primer parque eólico extremeño. En todo caso, sería prudente esperar a ver los términos de la reforma en el sector eléctrico anunciada por el Ministerio.

Las empresas accionistas de la Central Nuclear de Almaraz ya han manifestado su intención de solicitar mantener su actividad más allá del 2020, ¿el gobierno regional apoya esta decisión?

El actual parque de centrales nucleares de España fue diseñado para una vida útil de 40 años de actividad. Para la Central Nuclear de Almaraz, los cuarenta años de funcionamiento se cumplen en el 2021 para el grupo 1 y en el 2023 para el grupo 2. Eso significa que extender la autorización de funcionamiento de la Central Nuclear de Almaraz más allá del 2020 supondrá, con toda seguridad, rebasar la vida útil de la central.

Prolongar, por tanto, su operación más allá del 2020 sólo se podría justificar si redunda en un menor coste de la energía para los consumidores y ello conlleva, además, que Extremadura reciba beneficios tangibles por el funcionamiento extendido de Almaraz. Siempre, por supuesto, desde el cumplimiento de los estrictos criterios de seguridad de las instalaciones nucleares impuestos por el Consejo de Seguridad Nuclear y las autoridades europeas. Esta cuestión es obviamente irrenunciable.

Pero creemos que no se debe llegar a esa situación, porque precisamente para ello está o debe estar la planificación energética nacional, que ha de prever una transición hacia un modelo energético sostenible, en el que las energías renovables se integren cada vez más y con mayor eficacia en el sistema eléctrico nacional, sustituyendo de forma ordenada los sistemas de generación convencionales, como son las centrales térmicas a partir de combustibles fósiles y las centrales nucleares, y todo ello sin poner en riesgo el suministro de energía eléctrica en condiciones de calidad, de seguridad y de precio para el país, sus empresas y sus ciudadanos.

La biomasa puede ser un sector estratégico para el agro extremeño por su carácter complementario en la renta agraria y en políticas como la forestal y la lucha contra incendios, ¿para cuándo estará listo el Plan de Biomasa de Extremadura y qué objetivos pretende?

Extremadura reúne unas condiciones naturales muy favorables para el desarrollo de la biomasa por los recursos propios disponibles. No en vano, nuestra Comunidad Autónoma es la quinta región del país con mayor potencial de biomasa disponible, con sus 6.814.012 toneladas al año de biomasa primaria en verde.

Asimismo, el potencial de valorización energética directa de residuos agroganaderos y agroalimentarios de nuestra tierra es igualmente importante, en concreto más de 584 mil toneladas al año, lo que supondría un aprovechamiento energético de más de 16 mil toneladas equivalentes de petróleo al año.

Pero lo verdaderamente importante es la dimensión social y la contribución al desarrollo rural de la biomasa, muy por encima de cualquier otra tecnología de generación. Y esto es así porque la biomasa es la fuente de generación de calor y de electricidad que más puestos de trabajo genera, pero es que además los crea eminentemente en entornos locales, contribuyendo así a la fijación de población en las zonas rurales. A ello hay que sumar que los aprovechamientos forestales van a contribuir a que nuestros montes se mantengan limpios y se reduzcan los riesgos de incendio, así como el hecho de que los cultivos energéticos han de suponer una alternativa real para nuestros agricultores.

Es evidente, por tanto, que el binomio agro y energía en Extremadura tiene un potencial elevadísimo y que la bioenergía debe constituirse en los próximos años como un sector estratégico para el desarrollo socioeconómico de nuestra región. Precisamente por ello desde el Gobierno de Extremadura, en estrecha colaboración con la iniciativa privada, estamos elaborando un plan para desarrollar un modelo de bioeconomía en las zonas rurales, que genere empleo y reduzca los  consumos y costes energéticos.

“Cuando el Tribunal Constitucional resuelva puede ser ya tarde para Extremadura como destino de inversión en renovables”

Posted on

José Antonio EchávarriPrimera parte
Entrevista con
José Antonio Echávarri
Consejero de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía del Gobierno de Extremadura

Extremadura es una potencia en materia energética siendo el generador de gran parte de la energía que consumen otras regiones como Madrid ¿se valora lo suficiente esta aportación de Extremadura a la actividad económica española?

Extremadura juega, efectivamente, un importante papel en el contexto energético de España, principalmente en la actividad de generación de energía eléctrica y más concretamente en la generación de energía eléctrica renovable. Y ahí están los datos, que hablan por sí solos.

En 2011, la aportación de Extremadura al conjunto de la generación de energía eléctrica del sistema eléctrico peninsular fue del 7,8% y del 6,2% a la generación de energía eléctrica renovable. Valores ambos muy por encima de la contribución de Extremadura a España en otros indicadores socio-económicos.

Se constata que Extremadura es una región netamente exportadora de energía eléctrica, exportando el 78% de la energía eléctrica neta que genera, siendo en 2011 la segunda de todas las Comunidades Autónomas en términos de exportación de energía (-16.151 GWh), sólo por detrás de Castilla y León.

La generación de energía eléctrica es una actividad, por tanto, que tiene un peso específico en la economía regional y en el desarrollo de nuestra Comunidad. Pero es que, además, esta vocación energética de Extremadura no es de hace unos años, sino que tiene una larga tradición, como demuestran sus instalaciones de generación hidráulica que datan de los años 50, sus centrales nucleares de los años 80 (Almaraz y Valdecaballeros, ésta última sin actividad) y las instalaciones de energías renovables en régimen especial desarrolladas en los últimos años.

Extremadura ha sido una de las regiones, junto con Galicia, más combativas contra los cambios normativos para las energías renovables decretados por el Ministerio de Industria. Si el Tribunal Constitucional les da la razón ¿creen que el Ministerio tiene margen para cambiar su política?

Obviamente cuando el Tribunal Constitucional resuelva, y si resuelve dándonos la razón, el Ministerio tendrá necesariamente que cambiar su actual política energética centrada exclusivamente en ajustar el déficit de tarifa del sistema eléctrico español. Y será por pura obligación legal. Pero es que además las Directivas Europeas relativas al fomento de la eficiencia energética y las energías renovables son muy claras al respecto y van a obligar igualmente a cambiar su política.

El problema está en que cuando ello suceda, seguramente será ya tarde. Tarde para las empresas y los proyectos del sector de las renovables que se hayan quedado en el camino. Tarde para Extremadura como destino de inversión en renovables, como oportunidad estratégica que se nos presentaba a las Comunidades Autónomas del sur de España para converger por esta vía con el resto de regiones de la nación. Y tarde para el cumplimiento de los objetivos 2020 en materia de clima y energía a los que España está obligada por la Estrategia Europa 2020.

Por ello, hemos remitido ya varias propuestas al Ministerio, debidamente justificadas con argumentos y con razones, para hacerles cambiar su política y hacerles ver que existen otras formas, y que la urgencia de una solución al déficit de tarifa no debe precipitar a España hacia alternativas convencionales que nos alejen de nuestros homólogos europeos.

El Ministerio de Industria no parece muy dispuesto a dialogar con las asociaciones de renovables que defienden otro modelo ¿Lo seguirá intentando el Gobierno de Extremadura?

Vamos a seguir instando al Ministerio a que la reforma del sector eléctrico que han anunciado, sea una reforma integral del sistema energético español, que fije la prioridad en un suministro seguro de energía limpia al menor coste posible para los ciudadanos, para las empresas e industrias, permitiendo así que nuestra economía pueda ser cada vez más competitiva, definiendo una verdadera planificación energética, con un marco normativo y regulatorio definitivamente estable, que restablezca la seguridad jurídica, la previsibilidad y la confianza en el sector.

En todo caso, no debemos pensar tampoco que el fin de las primas es el fin de las renovables. Desde el Gobierno de Extremadura creemos que existe mucho recorrido de las renovables aplicadas al ahorro y a la eficiencia energética, como es el caso de la biomasa térmica, de la solar térmica o la fotovoltaica para autoconsumo.

¿Qué es lo que más preocupa a los grandes proyectos fotovoltaicos en desarrollo en la región actualmente?

Cuestiones relevantes para ellos son la inclusión de las infraestructuras de conexión a la red de transporte en la nueva planificación de la red eléctrica de transporte, o la regulación de la preferencia en el despacho de la energía renovable en el ámbito del régimen ordinario, acorde a la Directiva Europea 2009/28/CE y que hasta la fecha sólo se ha traspuesto para las renovables en régimen especial a través del Real Decreto 661/2007. Cuestiones todas ellas que dependen del Ministerio.

En estos aspectos, así como en  la obtención de las autorizaciones, se está trabajando coordinadamente con los promotores y con el Ministerio, para que podamos resolverlas y que más pronto que tarde estos proyectos sean una realidad en Extremadura.

Lo que sí es cierto es que tanto cambio normativo en el sector eléctrico en los últimos tiempos ha generado un clima de incertidumbre y desconfianza que hace más difícil la obtención de la financiación. Pero en cualquier caso, creemos firmemente en estos proyectos porque se trata de generación renovable sin primas, a lo que nada ni nadie se podrá oponer, al menos de manera indefinida.

“Los ciudadanos se gastan mucho más dinero mensualmente en pagar la factura del teléfono o internet que en la factura de la luz”

Posted on Actualizado enn

CIDE EXTREMADURA

Entrevista con
Eugenio Manzano Otero
Presidente de CIDE Extremadura y consejero delegado del Grupo Laura Otero

¿Desde el comienzo de la crisis económica, cuál ha sido la evolución de la demanda eléctrica tanto a nivel doméstico como a nivel empresarial y de comercios en las zonas donde están presentes empresas asociadas de CIDE Extremadura?

La crisis está teniendo sin duda un impacto en la demanda eléctrica y en el consumo de energía por parte de los usuarios, tanto particulares como empresas. El cierre de negocios, las reducciones de plantilla, etc., todo ello conlleva en muchos casos un menor consumo eléctrico, y esa tendencia la estamos constatando tanto en el conjunto del país como aquí en Extremadura, donde hemos registrado un descenso en la demanda de electricidad del 4%. No obstante los distribuidores de CIDE estamos haciendo un gran esfuerzo para seguir manteniendo los mismos niveles de calidad y de inversión, y estamos manteniendo, a pesar de la situación actual, los puestos de trabajo.

¿Por qué los cambios de compañía eléctrica son menos habituales en el sector que en otros como el de las telecomunicaciones e incluso el bancario últimamente?

Yo creo que la razón principal es que los ciudadanos se gastan mucho más dinero mensualmente en pagar la factura del teléfono, internet u otros, que en pagar la factura de la luz, y por tanto no consideran una prioridad abaratar ese recibo. No obstante, eso no implica que no se produzcan cambios de compañía eléctrica por parte de los usuarios, si bien es verdad que en el sector eléctrico se dan dos factores decisivos que pueden explicar esa reducida movilidad: No existe verdadera competencia entre compañías eléctricas, y el margen en el sector doméstico es pequeño, debido a que existen precios regulados por el Gobierno.

Desde el punto de vista de la generación con renovables -desde la minihidráulica a la fotovoltaica sobre cubierta-, ¿los últimos cambios normativos pueden frenar las inversiones empresariales de las empresas eléctricas de tamaño pequeño y medio o siguen adelante en el sector?

Estamos realmente preocupados con la situación de incertidumbre en que se halla el sector, a la espera de conocer la reforma energética anunciada por el Gobierno, y que ya ha avanzado que va a repercutir negativamente en las empresas. En lo que respecta a distribución, en España se invierten alrededor de 2.000 millones de euros en el mantenimiento y mejora de las redes de electricidad, y nosotros estamos plenamente dispuestos a seguir invirtiendo, pero entendemos que esas inversiones deben ser reconocidas y retribuidas.

El problema al que nos enfrentamos es de inseguridad jurídica, hay que pensar que la provisionalidad de la retribución a la actividad de distribución eléctrica puede suponer la paralización de las inversiones necesarias para mantener la calidad del suministro, y por eso el nuevo marco regulatorio debe garantizar la seguridad jurídica.

¿La regulación definitiva del autoconsumo eléctrico a nivel nacional y regional puede tener efectos reales para las empresas comercializadoras?

En lo que respecta al autoconsumo, es necesario por parte del regulador establecer unas normas claras y específicas para evitar problemas a futuro entre los distintos agentes implicados. En este sentido en CIDE estamos muy comprometidos con situarnos en la vanguardia de la innovación tecnológica en el ámbito energético, y por ello mismo acabamos de firmar un acuerdo para desarrollar un programa de telegestión de los contadores de electricidad, que va a estar operativo a finales de este año. Esta herramienta va a facilitar a las distribuidoras las lecturas de consumo reflejadas por los contadores en tiempo real, lo que ayudará a la toma de decisiones empresariales.

En cuanto a los consumidores finales, la telegestión les permitirá conocer con mayor precisión sus consumos y modificar sus conductas para reducir el gasto así como ajustar sus tarifas eléctricas.