El Gobierno se opone a la directiva europea que eliminaría las devoluciones de impuestos del gasóleo agrícola

Posted on

Los agricultores y ganaderos extremeños no sólo están pendientes del cielo para aplacar la durísima sequía que asola sus explotaciones, sino también a los precios del gasóleo agrícola en los surtidores. Desde finales del 2009 el precio del gasóleo agrícola ha subido un 44%, lo que supone un sobrecoste por explotación de unos 4.500 euros.

El propio ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha asegurado estos días que “está siguiendo la evolución de los precios del gasóleo agrícola y las necesidades del sector y actuará en consecuencia, pero siempre dentro de la responsabilidad y, por desgracia, del dramático marco económico y presupuestario del que nos han hecho herederos.”

El propio Gobierno ha asegurado que defenderá en Bruselas el mantenimiento de las devoluciones del impuesto de hidrocarburos para el gasóleo agrícola, que está vigente desde el 1 de enero del 2010. Hay que recordar que la Unión Europea se ha mostrado siempre contraria a este tipo de exenciones en los impuestos energéticos y prepara una nueva directiva en la que se propone su eliminación, por no considerarla “justificada”.

Distintas organizaciones de ganaderos han pedido en las últimas semanas al Gobierno que equipare las devoluciones de los ganaderos a las que reciben los agricultores, aunque desde el Ministerio se ha negado esta posibilidad argumentando que el consumo de combustible en el sector agrario es más “intensivo” que en la actividad ganadera. Desde 2010, el porcentaje de compensación del IVA para la agricultura es del 10 %, mientras que para la ganadería se aplica el 8,5 %.

Según los datos ofrecidos por Arias Cañete, “en términos reales, en febrero del 2012 el precio medio ha sido de 83,38 céntimos de euro/litro, situándose un 10,6% por debajo del máximo alcanzado en el año 2008”.

Hay que tener en cuenta que el gasóleo agrícola dispone actualmente de unas ventajas fiscales que permiten que la Agencia Tributaria devuelva hasta 7 céntimos por litro cobrados del impuesto especial. La idea del Gobierno es mantener este sistema, sobre todo en  la actual coyuntura de sequía que ha provocado ya miles de millones de euros de pérdidas en cosechas y de mayores costes unitarios por cabeza de ganado. “Todos sabemos –asegura Miguel Arias Cañete- que el régimen fiscal del gasóleo agrícola que acompaña al sector agrario está amortiguando claramente una situación que, en otras circunstancias, habría sido dramática. No obstante, también me gustaría transmitir que este Gobierno va a vigilar cuidadosamente la situación, y se adoptarán las decisiones oportunas en función de la evolución”.

Una buena parte de las grandes cooperativas agrarias de la región ha optado en los últimos años por la apertura de sus propios puntos de suministro de gasóleo agrícola y de diesel automoción para sus socios, en busca de menores precios. Esta actuación ha provocado la queja de las estaciones de servicio extremeñas al considerarla como “competencia desleal”.

Foto: Landini

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s