UPA-UCE pide una regulación para que los proyectos de energías renovables en Extremadura se instalen en terrenos no agrícolas o de uso ganadero

Posted on

La organización agraria UPA-UCE Extremadura, siguiendo el ejemplo de otras organizaciones en otras comunidades autónomas, ha solicitado a la Junta de Extremadura que regule la implantación de infraestructuras de energías renovables en aquellos terrenos no aprovechables para uso agrícola en nuestra región.

Cabe señalar que la Ley de Cambio Climático y Transición energética implica el desarrollo de miles de megawatios de energía renovable en nuestro país en los próximos años, fundamentalmente de las tecnologías eólica y solar, que precisarán decenas de miles de hectáreas de superficie de suelo rústico.

Para UPA-UCE Extremadura, el nuevo boom de las renovables ha llegado al campo y está desatando una auténtica ofensiva y presión en busca de todo tipo de suelo. Precisamente esa falta de distinción de tipo de suelo hace que este hecho pueda ser nocivo para el propio profesional de la agricultura y ganadería.

“No podemos olvidar que el suelo productor de alimentos es el patrimonio más importante de cualquier sociedad y así es como se debe preservar; estando obligadas las diversas instituciones a establecer medidas legislativas en tal sentido. Instamos a las distintas administraciones a que se adopten medidas de apoyo para las explotaciones familiares agrarias”, reclama el secretario general de UPA-UCE, Ignacio Hueras.

Esta organización agraria apoya la instalación de infraestructuras de energías alternativas, siempre y cuando se genere riqueza, bienestar y futuro para todos, sobre todo para los agricultores y ganaderos que están en el territorio. “En ningún caso aceptaremos que grandes grupos empresariales y fondos de inversión se lucren a costa de lo que sea y de quien sea, acaparando superficies de tierras de labor que son imprescindibles para la producción de los alimentos que demanda la sociedad”, mantienen.

En el año 2030, Extremadura podía tener instalados 20.000 megavatios de energía fotovoltaica, que ocuparían unas 46.000 hectáreas. UPA-UCE Extremadura quiere dejar claro su apuesta por las energías renovables pero también su rechazo a que la instalación se lleve a cabo en terrenos de cultivo vitales para nuestra región.

Además, desde esta organización agraria reclaman que los nuevos proyectos incluyan medidas compensatorias para las poblaciones rurales de las zonas en las que se instalen. “Las administraciones deben fomentar y aplicar las ayudas para la instalación de infraestructuras y solares que sirvan para cubrir las necesidades de energía de las propias explotaciones agrícolas y ganaderas, apoyando así la economía circular”, apunta Huertas.

Iberdrola instala la primera batería en un proyecto renovable en España en la fotovoltaica de Arañuelo en Romangordo

Posted on

Iberdrola avanza con proyectos innovadores en renovables, con el objetivo de maximizar el uso de energía y seguir promoviendo una integración eficiente de las energías renovables en la red eléctrica. La energética ha instalado la primera batería en una fotovoltaica en España, la de Arañuelo III (40 MW), que construye en el municipio de Romangordo (Cáceres, Extremadura). El proyecto cuenta con una batería de 3 MW de potencia y 9 MWh de capacidad de almacenamiento y la empresa encargada de su desarrollo ha sido Ingeteam.

En España, además de Arañuelo III, desarrolla el proyecto de Puertollano (Ciudad Real) -la primera y más grande planta de hidrógeno verde en Europa en la actualidad, alimentada de una fotovoltaica de 100 MW-, que incluirá un sistema de baterías de ion-litio, con una capacidad de almacenamiento de 20 MWh.

En el parque eólico de Elgea-Urkilla (32 MW), en Álava, País Vasco, la batería tendrá una potencia instalada de 5 MW y 5 MWh de capacidad de almacenamiento y será la primera instalada en un parque eólico en España. Además, ha proyectado otra en la ST de Abadiano, en Vizcaya, País Vasco, de 6 MW, que también será realizada por Ingeteam.

En Canarias, Iberdrola instalará baterías en los parques eólicos de Ifara y El Vallito -en Granadilla de Abona, Tenerife-, que incorporarán un sistema de almacenamiento de 12 MW.

La compañía tiene en construcción o asegurada una potencia con baterías de 200 MW en la actualidad, algunos de ellos ya instalados, que llegará a 300 MW en 2025, principalmente en los mercados del Reino Unido y Australia. La cartera de la compañía en la actualidad en proyectos de almacenamiento con baterías se eleva a 900 MW.

Los sistemas de almacenamiento son clave para abordar el reto de la transición energética y están llamados a convertirse en un elemento esencial en el sistema eléctrico del futuro, porque permiten mejorar la calidad del suministro eléctrico, asegurar la estabilidad y fiabilidad de la red e integrar y aprovechar la energía generada por fuentes renovables.

La Junta de Extremadura somete a información pública el Parque eólico “Madroñera” de 50 Mw de potencia y 10 aerogeneradores

Posted on

La Junta de Extremadura está sometiendo a información pública  el estudio de impacto ambiental correspondiente al parque eólico “Madroñera”, cuyos aerogeneradores se encuentran ubicados en los términos municipales de Garciaz y Madroñera (Cáceres), e infraestructura de evacuación de energía eléctrica asociada.

El parque eólico “Madroñera” contaría con una potencia total de instalación de 50 Mw y un total de 10 aerogeneradores 4,2 MW y 2 aerogeneradores de  4 MW entre los términos de Garciaz y Madroñera. También se construiría una línea subterránea de evacuación de 30 kV, y 6.654 m de longitud, con origen en el punto donde confluyen dos tramos de líneas subterráneas que recogen la energía generada por los centros de transformación de los diferentes aerogeneradores, sito en el polígono municipal de Madroñera; y final en los equipos a instalar en la futura subestación eléctrica transformadora denominada “ST PE Garciaz 30/132 kV,” a construir el término municipal de Garciaz (Cáceres).La línea discurrirá por los términos municipales de Garciaz y Madroñera. El promotor del proyecto es Iberonova Promociones -del grupo Iberdrola- con domicilio social en Madrid.

El órgano competente para el otorgamiento de la autorización sustantiva es la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad. El órgano competente para la formulación de la declaración de impacto ambiental relativa al proyecto la Dirección General de Sostenibilidad de la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad.

Extremadura solo cuenta actualmente en funcionamiento con un parque eólico, el de la Sierra del Merengue en las cercanías de Plasencia (Cáceres), cuyo promotor va a construir un segundo parque sito a continuación del actual. Otros proyectos, como el de la Sierra de Montánchez, continúa con su larga tramitación administrativa ante el gran número de alegaciones presentadas en su día contra dicho proyecto.