riego con fotovoltaica

La instalación fotovoltaica de autoconsumo de la Comunidad de Regantes de Montijo tiene un presupuesto de 596.000 euros

Posted on

presa gran

El Canal de Montijo va a instalar una planta fotovoltaica en la línea de la presa promovida  por la sociedad Comunidad de Regantes de Montijo. Se trata de una instalación solar fotovoltaica de 674,52 kWp de potencia pico y 630 kW de potencia nominal, compuesta por 1.848 módulos fotovoltaicos de 365 Wp cada uno, montados sobre una estructura fija, y 6 inversores de 105 kW. La instalación se subdivide en 6 campos solares, cada uno de ellos compuesto por 11 mesas (strings) con 28 módulos fotovoltaicos y una potencia nominal de inversor de 105 kW.

En la entrada a los inversores, se unirán los circuitos procedentes de cada una de las mesas en paralelo y se conectarán a las protecciones de corriente continua necesarias. A la salida de cada uno de los inversores se dispondrán igualmente las protecciones de corriente alterna en BT antes de pasar al centro de transformación.

La energía eléctrica en corriente alterna transformada en el inversor, se elevará a una tensión de 15-20 kV, en un centro de transformación compuesto por un transformador de potencia de 800 kVA 0,8/20 kV y a la salida de este, se dispondrán de las celdas de protección para media tensión de las que partirá una línea de MT subterránea, de 135 m de longitud, hasta el centro de seccionamiento donde se encuentra el punto de conexión.

El punto de conexión se encuentra en el centro de seccionamiento de una línea de distribución a 15-20 kV de la compañía distribuidora Endesa.  El presupuesto total de ejecución material del proyecto es de 596.840 euros.

El proyecto de regadío de 1.200 hectáreas de olivar de Monterrubio de la Serena apuesta por la fotovoltaica para el bombeo del agua

Posted on

© ayuntamiento de monterrubio de la serena
Monterrubio de la Serena ©Ayuntamiento de Monterrubio de la Serena

La Dirección General de Medio Ambiente ha  formulado  declaración de impacto ambiental sobre el proyecto de transformación en regadío de 1.200 hectáreas mediante el empleo de recursos locales de la zona regable singular de Monterrubio de la Serena. Un proyecto clave para el futuro de uno de los municipios más importantes del sector olivarero de Extremadura.

La puesta en regadío de plantaciones de olivar se ha venido realizando en la zona en base a la iniciativa privada a partir de aguas subterráneas, escasas y de costoso aprovechamiento. En todo caso, las transformaciones realizadas ponen en evidencia la viabilidad técnica de las plantaciones de olivo con riego deficitario utilizando el sistema de riego por goteo, garantizando así los riegos de apoyo. Este tipo de riegos permite aumentar, asegurar y mejorar la calidad de las producciones, reduciendo las fluctuaciones debidas a la vecería y a la pluviometría, garantizando la producción, lo que supone una mejora de la rentabilidad de las explotaciones y una mejor planificación de la producción.

Entre las actuaciones previstas destaca la construcción de una planta fotovoltaica de 1,2 Mw encargada de proporcionar energía renovable a la estación de bombeo Hatillos y estación de bombeo de Zújar. Ocuparía una superficie de 25.200 m².

Durante los meses de noviembre a abril (ambos inclusive) se captan los recursos locales a través del azud a ejecutar en el arroyo de Benquerencia, de tal manera que durante el periodo de riego, sea posible llevar un riego de apoyo en la zona regable (con cultivo de olivar mayoritariamente), para lo cual se ha previsto una dotación de 1.250 m³/ha y año, lo que supone un volumen anual de 1,5 Hm³ para las 1.200 has a transformar. Para cubrir estas necesidades en los años secos se ha previsto la ejecución de una toma en el río Zújar y de su correspondiente estación de bombeo.

La Estación de Bombeo Hatillos será la encargada de elevar los recursos almacenados en la balsa Hatillos hasta la balsa Cantador. Está equipada con 6 bombas en paralelo de 132 kW cada una así como de un equipo de filtrado de mallas autolimpiantes. Ocuparía una superficie de 400 m².

Una de las tres alternativas analizadas en el proyecto consistiría en la captación de los recursos en una serie de azudes en cabecera de los arroyos, la ejecución de unas balsas de tormenta y las correspondientes conducciones por gravedad desde estos azudes hasta los elementos de regulación, balsa Canchal y balsa Cantador. Desde la balsa Canchal de menor cota y con la ayuda de un bombeo que se abastece de energía a través de una planta fotovoltaica de 100 kW, se elevan los recursos hasta la balsa Cantador.