monitorización energética

Un total de 450 viviendas extremeñas monitorizarán su consumo eléctrico para fomentar el ahorro energético

Posted on

viviendas

La Dirección General de Arquitectura y Calidad de la Edificación de la Junta de Extremadura promueve la instalación de una aplicación de monitorización que mide el consumo eléctrico, las condiciones ambientales y el confort interior en las viviendas. Un total de 450 viviendas extremeñas contarán con un sistema de monitorización para conocer su consumo eléctrico y las condiciones ambientales. La Dirección General de Arquitectura y Calidad de la Edificación, dependiente de la Consejería de Movilidad, Transporte y Vivienda, impulsa este proyecto que se engloba dentro del Programa Operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) para el período 2014-2020.

El director general de Arquitectura y Calidad de la Edificación asegura que “la instalación de estos sistemas de monitorización permitirá a la Administración extremeña la adquisición de datos energéticos a tiempo real enfocados al asesoramiento de los propietarios”. Alfonso Gómez Goñi ha destacado que “el objetivo es conocer y analizar los hábitos de consumo para conseguir un ahorro efectivo en el consumo energético de las viviendas y recoger información valiosa sobre el consumo energético en distintos tipos de viviendas”.

El sistema de tecnología loT se basa en la monitorización energética a través de tres equipos que miden el consumo eléctrico, las condiciones climatológicas exteriores y el confort interior. Entre ellos están comunicados a través de Wifi y a partir de ahí se vuelcan los datos en una plataforma.

A través de una ‘app’ los usuarios podrán consultar gráficas, datos históricos, posibles cambios de hábitos de uso y consumo en la vivienda. Además, se podrá configurar el lanzamiento de avisos y alarmas asociadas para detectar consumos energéticos excesivos en la vivienda, superación de límites de determinados parámetros como CO2 o lecturas anómalas en los sensores de los dispositivos.

Además de la primera fase que contempla la instalación de este sistema durante 2019 en 275 viviendas privadas, habrá una segunda fase en la que se pondrán 175 aparatos en viviendas sociales de la Junta. Esta medida se desarrollará en 2020 una vez que se acaben de redactar los informes de evaluación de edificios y se seleccionen las viviendas que acogerán los dispositivos.

Según Gómez Goñi “estos datos serán utilizados para validar sistemas constructivos y mejorar la eficiencia energética de edificios e infraestructuras, contribuyendo así a la reducción de gases de efecto invernadero”.

Los contadores inteligentes que han instalado en los tres últimos años las compañías eléctricas también permiten obtener importantes datos sobre el tipo de consumo y su horario, a la hora de poder elegir un tipo de contrato u otro.

Ilustración: J.C. Florentino