minería

Isabel María Martín Pisonero, geóloga: “En Extremadura tenemos algunos de los yacimientos más importantes a nivel europeo de los principales minerales claves para la transición ecológica”

Posted on

mineria

Por
Isabel María Martín Pisonero
Geóloga

Isabel  María Martín Pisonero, geóloga, es la Delegada del Ilustre Colegio Oficial de Geólogos en Extremadura. La región vive un momento estratégico en el sector de la minería.

¿Es clave Extremadura en la transición ecológica española?

Podría empezar diciendo que Extremadura es  una región que históricamente, desde la Edad de Bronce ha sido y es conocida por su gran riqueza en metales: oro, plata, plomo, cobre, hierro, estaño, wolframio, uranio, antimonio, fosfato,  litio, etc., y por sus rocas ornamentales , principalmente el granito y la pizarra. O que geológicamente Extremadura se asienta sobre dos dominios pertenecientes al Macizo Ibérico Varisco: la Zona Centro-Ibérica y la Zona de Ossa Morena.  Aflorando además materiales terciarios y cuaternarios formando parte del relleno de las cuencas del Guadiana y del Tajo.  Lo que hace que la región posea una gran riqueza mineralógica, además de posibilitar la extracción de áridos en las márgenes de los ríos que vertebran la comunidad.

También podría decir que son conocidos más de 1100 indicios y explotaciones de minerales metálicos y energéticos distribuidos por toda la región, entre los que destacan las minas de hierro de la zona de Jerez de los Caballeros, las antiguas explotaciones de Plomo, zinc y plata de las zonas de Azuaga, Castuera y Plasenzuela, las minas de fosfato de Aldea Moret y Logrosán, la mina de estaño-wolframio de La Parrilla (que actualmente está en explotación), la mina de estaño-wolframio, litio y turquesa de San José de Valdeflórez (investigada para litio), la mina de uranio de La Haba, la mina San Antonio de antimonio en Alburquerque, las minas de oro de La Codosera y que todo esto se traduce en  que en la actualidad en Extremadura existan alrededor de unas 150 explotaciones mineras activas, además de cuatro plantas embotelladoras de agua mineral y 7 balnearios de aguas mineromedicinales, siendo en total 1300 el número aproximado de trabajadores del sector minero.

Pero no lo voy a hacer, porque hoy quiero que descubras qué hay bajo el suelo por el que paseas cada día y porque es tan codiciado en estos momentos.

Seguro que alguna vez has pensado que la minería es como el demonio que destroza todo lo que toca y  no te culpo, es cierto que de la minería solo salen las noticias negativas y pensarás ¿y qué es lo bueno de la minería?, pues voy a intentar que lo descubras.

¿Es importante la minería en tu día a día?

Estoy segura de que estás pensando que no, pero ¿y si te digo que para la construcción de cualquier edificio se emplean alrededor de 150 toneladas de minerales? por ejemplo: los áridos como base principal del hormigón, arcillas en ladrillos y rocas ornamentales en su decoración, así como metales en las instalaciones eléctricas. Que el papel está compuesto en más de un 50% de minerales como el caolín, carbonato cálcico, talco y bentonita.

¿Y si hablamos de energías limpias? ¿Piensas que  no tiene nada que ver con la minería?, ¿o que es algo totalmente opuesto?

Pues juzga tú mismo: los paneles solares se componen en más del 95% de minerales como el cuarzo y el boro, por no hablar de las tierras raras que se necesitan para la fabricación de los aerogeneradores.

Pero vamos a ir un poco más allá. Pensemos en los coches, ¿verdad que es necesario que para una transición ecológica real dejemos de depender de combustibles fósiles y que los coches eléctricos sean una realidad? Pero para su fabricación se necesitan entre 100 y 150 kg de minerales (para el caucho, el plástico, las baterías de litio,  el vidrio y  la chapa) ¿y de donde proceden todos esos minerales…? pues sí, todas estas materias primas proceden de la minería inevitablemente.

Veamos que pasa con la nuevas tecnologías: los smartphones y tablets se componen en más de un 60% de minerales: las baterías (hechas con litio, cobalto, aluminio y grafito),el vidrio de las pantallas o los plásticos del recubrimiento.

Ante esto cabe preguntarse ¿qué hace que Extremadura este actualmente en el punto de mira de las grandes empresas mineras internacionales?  La respuesta es clara,  dentro de la región tenemos algunos de los yacimientos más importantes a nivel nacional y europeo de los principales minerales necesarios para llevar a cabo la tan ansiada transición ecológica.

Comencemos por las  mineralizaciones de níquel y cobre que  se encuentran en Aguablanca (Monesterio, Badajoz, que ha estado en explotación hasta el año 2016) y Rio Malo (Cáceres).

Hay yacimientos mineros de plomo y zinc con  cobre y/o  plata en Abadía, Ibor, San Roque, Plasenzuela, Alcollarín, en la provincia de Cáceres y Siruela, Castuera, Garlitos, El Borracho, Santa Marta, Afortunada Mina las Herrerías (en Puebla de la Reina) y el área de Azuaga (indicios Fuente de la Gamarra) en la provincia de Badajoz.

Las mineralizaciones de hierro más importantes de Extremadura se encuentran situadas en el suroeste de la provincia de Badajoz, Las Herrerías de Alconchel, La Bilbaína, La Bóveda, La Berrona, Mina Monchi, Colmenar  y Mina la Jayona.

La mayor parte de los depósitos de estaño y wolframio  se encuentran en Perales del Puerto, La Lapa, Desquite, Teba, La Parrilla en la provincia de Cáceres, y San Nicolás, Virgen de Gracia y Mari Juli en la provincia de Badajoz. En estos dos últimos casos, con concentraciones importantes de oro y Bismuto

Los depósitos de estaño-litio en los que ocurre la mineralización de casiterita, lepidolita y espodumena se encuentran en  Las Navas, Valdeflórez  y El Trasquilón (Cáceres) y Tres Arroyos (Badajoz). El yacimiento que más destaca es el de Valdeflórez que en estudios recientes han determinado la existencia de un depósito de elevadas dimensiones, de forma que podría ser considerado el principal yacimiento de litio de Extremadura y muy posiblemente de España.

El yacimiento de antimonio más importante de la Península Ibérica se encuentra en la provincia de Badajoz: Mina San Antonio. Que estuvo en explotación hasta el año 1981.Otros indicios de antimonio son la mina Mari-Rosa (Cáceres), mina Pilar en Herrera del Duque y la mina santa Ana en Puebla de Alcocer.

Los depósitos de uranio se encuentran en  Valderrascón y el Lobo (Badajoz), Los Ratones y Cabeza de Araya (Cáceres).

Hay una explotación activa de feldespato, en la localidad de Acehuche (Cáceres) y  una única explotación de pirofilita, se trata de la Mina León (Zalamea de la Serena) con una  composición fundamentalmente de pirofilita con otros materiales arcillosos de tipo Illita- Sericita, Cuarzo e incipientes minerales caoliníticos. También  existe una única explotación de attapulgita, denominada La Cierva en la localidad de Torrejón el Rubio (Cáceres). Y destacan varios yacimientos de cuarzo de elevado interés minero como son: La Herrumbre (Zahínos); Mina Alba y Mina Alba II (Oliva de Plasencia); Casas del Ventero (San Vicente de Alcántara); La Peña (Zorita); Mina Mari Juli y Mina Virgen de Gracia (Oliva de la Frontera) y la Mina El Coto (Jerez de los Caballeros).

¿Pero que nos queda después de la extracción de todos estos minerales tan valorados actualmente? Eso es lo que se preguntan muchos extremeños.

Pues un rico legado de patrimonio geológico-minero que es necesario poner en valor y por ello se están realizando labores de rehabilitación de las minas de Fuente del Arco, Aldea Moret, Los Santos de Maimona, Aliseda, Azuaga, Santa Marta de los Barros y Logrosán. Los viejos espacios mineros han sido ocupados por nuevos usos recreacionales, museos, centros de interpretación,… con el consiguiente desarrollo socioeconómico del entorno, generando nuevos recursos culturales dinamizando las poblaciones cercanas, el aumentando  la oferta de ocio y la creación de empleo.

La minería ha sido desde la antigüedad uno de los principales motores del desarrollo económico de Extremadura y pueblos como los tartesios, los celtíberos, los romanos, visigodos o los árabes conscientes de ese gran potencial que la tierra les brindaba han aprovechado los ricos yacimientos dejando testigos de la actividad minera como chimeneas y castilletes  y  elementos culturales intangibles que constituyen el Patrimonio Minero. Además es necesario destacar que las infraestructuras y nuevos servicios  creados para las explotaciones,  las barriadas obreras, hospitales, viales, etc., cuya función residencial se ha mantenido,  ha permitido su pervivencia.

La explotación de las minas origina un rico patrimonio que, una vez terminada la fase de explotación si no se mantiene sufre un grave deterioro, no obstante si se realiza una puesta en valor del mismo pueden desarrollarse actividades recreativas y culturales. Siendo un ejemplo muy claro en la región la cantera de Alcántara cuya explotación como recurso turístico en los últimos tiempos ha permitido convertir instalaciones abandonadas en fuente de dinamismo económico y sociocultural de una zona, generando una industria turística fuerte y segura.

Los sucesivos cambios en la normativa  medioambiental garantizan que todos los proyectos aprobados por la administración cumplan con condiciones muy estrictas, realizándose exhaustivos informes de impacto ambiental y garantizando los procesos de restauración.

El subsuelo extremeño es, como acabamos de ver, muy rico en las materias primas minerales que son imprescindibles para la transición ecológica. La explotación de estos recursos puede ser una oportunidad de desarrollo para nuestra región. ¿Nos subimos a ese tren?

“Extremadura ha pasado de unos ratios de calidad eléctrica deficientes a unos equivalentes a los de la media nacional”

Posted on

Miguel Córdoba
Director General de Ordenación Industrial y Comercio del Gobierno de Extremadura

Dentro de su Dirección General, Miguel Córdoba se encarga de velar y controlar la calidad del suministro eléctrico en la región, que considera que ha mejorado notablemente en estos últimos años llegando a una calidad similar a la media nacional. También analiza el futuro del sector minero en Extremadura con varios proyectos de envergadura en marcha.

La calidad del suministro energético es competencia de su dirección general, ¿es bueno en Extremadura?, ¿está en la media nacional en cuanto a calidad y Tiempo de Interrupción?
Para abordar esta cuestión hay que tener en cuenta, en primer lugar que la calidad del suministro eléctrico, tanto a nivel Estatal como Autonómico, se define mediante unos ratios de calidad del suministro eléctrico como TIEPI, NIEPI y P.80, que nos permiten conocer el tiempo y número de interrupciones con el que se está prestando el servicio eléctrico. Acordes a estos ratios la legislación establece unos niveles de calidad por debajo de los cuales se considera que el suministro eléctrico se realiza con una calidad adecuada.
En Extremadura hemos logrado unos valores de ratios de calidad dentro de los niveles establecidos en la legislación Estatal del sector, que pueden ser considerados admisibles, unas cifras que se deben a las inversiones y actuaciones  llevadas a cabo en los últimos años por las empresas distribuidoras principalmente, y por la Administración, tanto Autonómica como Estatal, que ha permitido pasar de unos ratios de calidad deficientes a unos equivalentes a los de la media nacional.
Se sigue trabajando, además, y manteniendo encuentros con las eléctricas, para garantizar un servicio de calidad a los ciudadanos, acorde a las necesidades de consumo, siempre teniendo en cuenta las necesidades empresariales y de modernización de nuestro sector industrial, que también deben estar cubiertas con eficiencia.

A nivel industrial, ¿el sector minero puede ser el que puede tener un mayor recorrido en Extremadura como lo demuestra la mina de Pedroso de Acim u otras en investigación?
Es un sector que el actual Gobierno de Extremadura quiere aprovechar más de lo que se había hecho hasta ahora, como un nicho de generación de empleos y renovación industrial. Estamos realizando un trabajo intensivo para liberalizar aquellos proyectos que se solicitaron hace tiempo y están en situación de caducidad, para que otras empresas interesadas los puedan poner en marcha.
Los recursos mineros de Extremadura están siendo muy valorados fuera de aquí, y hay empresas de Canadá o Australia interesadas en establecerse en la región, un interés al que tenemos que sacarle el máximo rendimiento, teniendo siempre muy en cuenta la conservación y sostenibilidad de nuestro medio ambiente.

¿Cuántos de estos proyectos mineros de investigación en marcha pueden ser viables económicamente en la región?
Es un poco prematuro adelantar resultados o previsiones de evolución del sector minero en Extremadura, pero efectivamente, dado el gran número de proyectos de investigación que se están poniendo en marcha, con resultados esperanzadores, podemos pensar que la minería puede tener un importante recorrido en la región, y no solamente por el proyecto de estaño en el área de Pedroso de Acim, sino por otros proyectos en fase de previabilidad como la mina de wolframio de La Parrilla en Almoharín y otros actualmente en fase de investigación, iniciada o prevista.