Gas Natural Comprimido GNC

El nuevo Plan Movea incluye ayudas para vehículos híbridos enchufables y los de gas natural

Posted on

El nuevo Plan Movea, que sustituye al Plan Movele de 2015, incluye como gran novedad un presupuesto para vehículos movidos por energías como las del GLP (Gas Licuado de Petróleo) y los vehículos de gas natural comprimido o licuado (GNC y GNL).

Según Joan Dalmau, responsable del portal coches.net, “en el área de los eléctricos también hay cambios ya que el Plan Movea incluye, además de los coches eléctricos puros, los híbridos enchufables (que aunque tienen baterías recargables pueden funcionar al 100% con gasolina) y los eléctricos de autonomía extendida, es decir, los que tienen un motor de gasolina con un pequeño depósito que alimenta el motor eléctrico cuando se descarga la batería. Ahora mismo, el BMW i3 REX es el único modelo del mercado con este tipo de propulsión mixta”, añade.

La edición 2017 del Plan Movea (Movilidad con Vehículos de Energías Alternativas), vigente hasta el 15 de octubre o hasta que los fondos se agoten (algo que se prevé ocurra en pocas semanas), está dotada con un presupuesto de 14,26 millones de euros, 2,44 millones de euros menos que en 2015 (16,7 millones de euros).

“Otra diferencia respecto al plan de 2015, es que en función de la autonomía del vehículo eléctrico la cuantía varía. Así los eléctricos (sean puros o híbridos enchufables) que tengan una autonomía de entre 15 y 40 kilómetros recibirán 1.300 euros; entre 40 y 90 kilómetros, 2.600 euros; y los de más de 90 kilómetros, 5.500 euros. Esta última ayuda solo incluye eléctricos puros porque no hay ningún eléctrico enchufable que supere más de 90 kilómetros de autonomía. Justo los de esta modalidad si suman varias ayudas pueden recibir hasta 7.250 euros: 5.500 euros del Plan Movea, 1.000 del concesionario y 750 de achatarramiento. Estas ayudas extra de ofrecen también para el resto de vehículos incluidos en el plan”, explica Dalmau.

En España ya se pueden comprar eléctricos con autonomías de entre 150 y 500 kilómetros. El mercado español de vehículos eléctricos cerró 2016 con 4.746 unidades vendidas, lo supone un incremento del 51,5% respecto a 2015. En lo que llevamos de este año 2017, se han vendido 2.193 unidades. El plan destina a estos vehículos 10 millones de euros.

Para los vehículos de gas licuado de petróleo (GLP) hay ayudas por valor de 1,3 millones de euros. Este sistema también conocido como autogás lo utilizan más de 25 millones de vehículos en todo el mundo, 15 millones de ellos en Europa y más de 45.000 en España, donde hay actualmente 357 puntos de repostaje de GLP. Con este gas, los vehículos tienen una autonomía de unos 300 kilómetros. El GLP es muy usado en Italia pero es el sistema que menos beneficios medioambientales tiene de los incluidos en el plan 2017.

Los vehículos de gas natural suponen un ahorro del 30% respecto al diésel y del 50% respecto a la gasolina. En esta área, muy defendida por fabricantes como el Grupo Volkswagen, encontramos dos opciones: el gas natural licuado (GNL) ideal para transporte pesado y el gas natural comprimido (GNC) destinado a automóviles, furgonetas y vehículos de transporte público. Actualmente hay 50 estaciones de gas natural operativas en España. Según datos de Anfac, las ventas de este tipo de vehículos crecen considerablemente: en 2016 se matricularon 1.116 unidades frente a las 533 de 2015 y 334 de 2014.

El Gobierno prevé que estas ayudas incentivarán la compra de 1.800 turismos y furgonetas eléctricos, 240 con Gas Natural Vehicular, 1.300 con GLP y 230 motos eléctricas. Se pueden acoger al plan tanto personas físicas como autónomos, empresas privadas, entidades locales o Comunidades Autónomas con el compromiso de mantener la titularidad del vehículo y la matriculación en España, al menos durante dos años.

Foto: coches.net

Anuncios

El gas natural se abre paso en el sector de la automoción gracias a sus menores emisiones y precio

Posted on

El gas natural es una de las soluciones más eficientes para luchar contra el cambio climático. Su utilización en sectores como el transporte le lleva a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 23% comparadas con la gasolina y en un 7% comparadas con el diesel. En los camiones y autobuses, los beneficios frente al diesel son de un 16% con GNC (Gas Natural Comprimido) y de un 15% en el caso del GNL (Gas Natural Licuado).

Éstos datos son los expuestos por el Estudio “Greenhouse Gas Intensity of Natural Gas” de la Asociación NGVA Europe, que asegura que el uso del gas natural como combustible es la solución más eficiente, disponible y económica contra el cambio climático, mejorando también la calidad del aire en las ciudades por sus emisiones Casi Cero de NO 2 y partículas.

Gracias a sus dos variantes en GNC o GNL, el gas natural satisface la demanda de los diferentes tipos de transporte, desde turismos, servicios públicos urbanos, furgones y camiones ligeros de distribución hasta camiones pesados de larga distancia, sin olvidar el transporte marítimo y ferroviario, consiguiendo una importante reducción en las emisiones de carácter tanto global como local.

En Extremadura el uso de gas natural en vehículos particulares es aún muy escaso, aunque aumenta el interés en las flotas empresariales de camiones y furgonetas y entre los grandes municipios en sus flotas de transporte urbano.

Gasnam, Enagás, Gas Natural Fenosa e Iveco, miembros de la Asociación NGVA Europe, junto con SEDIGAS, han participado en este Estudio con el objetivo de llevar a cabo un amplio Informe en el conjunto de la industria de suministro de gas natural a Europa y su uso en la Unión Europea, particularmente en el sector del transporte.

El uso del gas renovable, biometano, reduce las emisiones de GEI un 40% comparadas con combustibles derivados del petróleo. El uso del gas renovable, biometano, procedente de fuentes renovables proporciona ventajas adicionales en la senda de la descarbonización de la movilidad ya que inyectando un 20% de gas renovable en el sistema de distribución, reduciría un 36% de emisiones globales de GEI en comparación con los combustibles derivados del petróleo.

“Europa tiene el potencial de alimentar más de 2 millones de vehículos con biometano procedente de residuos sólidos urbanos, simplemente transformando nuestra basura doméstica en un combustible sostenible, producido localmente y además renovable” según Andrea Gerini, secretario general de NGVA Europe.