AHORRO ENERGÉTICO

El SES logra importantes ahorros tras ser el primer sistema sanitario de España en comprar energía como consumidor directo

Posted on

El Servicio Extremeño de Salud (SES) como gran consumidor de energía eléctrica tiene un elevado gasto anual qué en los últimos años, hasta 2018, ha estado por encima de los 11M€ y para 2019 y 2020 se preveía un incremento del 10% sobre el gasto del último año.

Ante esta situación se decidió emprender acciones con una gestión más activa en el proceso. Se comenzó por realizar un seguimiento de los consumos en Hospitales y Centros de Salud y conocer la evolución de precios y tendencias en los mercados energéticos. Esto permitió al SES tomar decisiones basadas en el análisis de datos que fueron obtenidos con las herramientas informáticas y tecnologías de última generación y que proporcionaron una información exacta  y fiable.

Para la realización de estos análisis se contrató una empresa especializada en Gestión Energética, EMECECUADRADO Ingeniería Energética, localizada en Extremadura.

Entre las medidas de ahorro energético, se realizó la monitorización para control de consumos, potencias demandadas y excesos de energía reactiva.

También pasa a un nuevo modelo de contratación, al pasar de contratar con una comercializadora de electricidad a comprar su energía directamente en el mercado mayorista, diario e Intradiario. Con este nuevo formato el ahorro generado ha sido de 4,7 millones de euros entre 2019 y 2020.

En el estudio inicial realizado para la decisión de dar el paso a un nuevo modelo de contratación se establecía un potencial de ahorro, sobre el anterior modelo, de un 10% al 15% del gasto presupuestario. Los resultados después de dos años no solo avalan la decisión tomada, sino que han superado las expectativas iniciales consiguiendo los siguientes ahorros.

El autoconsumo crece en España un 30% en 2020, duplicándose las instalaciones en hogares

Posted on

Según los datos registrados por la Unión Española Fotovoltaica (UNEF), en 2020 en España se instalaron 596 MW de nueva potencia fotovoltaica en instalaciones de autoconsumo demostrando la resiliencia del sector. Esta cifra supone un incremento del 30% con respecto a 2019, cuando se colocaron 459 MW.

De estos 596 MW, estimamos que un 2% se corresponden a instalaciones de autoconsumo aisladas de la red. En cuanto al reparto por sectores, la mayoría de esta nueva potencia, un 56%, se ha instalado en el sector industrial, un 23% en el sector comercial y un 19% en el sector doméstico, que es donde el autoconsumo ha experimentado un crecimiento sin precedentes. El 2019 el autoconsumo doméstico supuso un 10%.

Estas cifras ponen de manifiesto que a pesar de ser un año muy complicado, en el que la pandemia de la COVID produjo un gran descenso de la demanda energética en términos generales, las familias han podido optar por esta forma de energía más barata y más limpia. Por un lado, los que no han perdido su empleo o no se vieron afectados por un ERTE han podido ahorrar y pensar en cómo invertir su dinero. De hecho, la tasa de ahorro de las familias ha pasado de un 8% a más de un 31%, según las estadísticas del INE. Por otro, los incentivos locales y la eliminación de barreras administrativas se han sumado a las fuertes campañas de divulgación por parte de las empresas.

“En el caso de viviendas unifamiliares en una zona soleada, una instalación sin baterías es una inversión que se puede recuperar en 9 o 10 años. Además, hay deducciones en el IBI y los bancos no están dando rentabilidad por lo que su dinero está mejor en el tejado de la casa”, explica José Donoso, Director General de UNEF.

Una de las prioridades UNEF es la simplificación administrativa frente al autoconsumo. Este año son ya 8 las Comunidades Autónomas que han eliminado la licencia de obra para las instalaciones sobre tejado y esperamos que otras se sumen muy pronto. Otra, en este caso para conseguir un crecimiento sostenido a lo largo de la década, pasará inevitablemente por disminuir el término fijo de la factura eléctrica española, el más elevado en Europa.

El avance en las instalaciones en el segmento industrial se ha estabilizado alcanzando un 56% de los MWs fotovoltaicos instalados en 2020, frente al 70% que supusieron en 2019, y en el ámbito comercial ha supuesto un 23%, frente al 30% registrado el año pasado. El desarrollo particular de las instalaciones de autoconsumo en estos sectores ha dependido de cómo se han visto afectados en cada caso por la crisis sanitaria.

La Junta quiere impulsar el uso del autoconsumo solar y el biogás en el sector agroganadero extremeño

Posted on

El director general de Industria, Energía y Minas, Samuel Ruiz, considera que la complementariedad entre las energías renovables y el sector agroganadero extremeño para lograr los objetivos marcados en el Plan Extremeño Integrado de Energía y Clima 2021-203 (PEIEC), mediante el que se prevé cambiar el modelo energético de la Comunidad Autónoma esta década.

El director ha asegurado durante unas jornadas organizadas por la Agencia Extremeña de la Energía (AGENEX) sobre el potencial de las renovables en el sector agroindustrial extremeño, que desde la Consejería para la Transición Ecológica y Sostenibilidad se está abordando, con la máxima aceleración posible, el  desarrollo de una serie de medidas encaminadas a reducir los consumos de energía procedentes de fuentes fósiles, introduciendo mecanismos para mejorar la eficiencia energética en nuestros sectores económicos, y fomentando el uso de energías renovables, para alcanzar una contribución del 100% a la generación eléctrica en 2030.

Para ello, ha explicado, que es más necesaria que nunca la implicación de todos, incluido el sector agrario, “que nadie duda que se trata de uno de los pilares fundamentales de la economía extremeña, pero también tiene una alta dependencia frente al consumo de recursos, especialmente agua y energía”. Según el director general de Industria, Energía y Minas ha indicado que existen numerosas razones y opciones para que el sector agroganadero incorpore las energías renovables en su actividad profesional.

Entre las múltiples alternativas, Ruíz ha señalado los sistemas fotovoltaicos  simples para grandes campos de cultivo o ganaderías que utilicen tecnología para su día a día; sistemas de autoconsumo para las fincas y casas aisladas, como los sistemas de bombeo solar para pozos o para riego, que promuevan el uso eficiente del agua y la energía en las explotaciones agrarias.

También, ha indicado, existen otro tipos de tecnologías maduras que “se pueden incorporar a los procesos productivos y hablo de biogás (digestión anaerobia de residuos de mataderos y de residuos agroindustriales, biodigestión de fracción orgánica contenida en los RSU o de lodos de depuradoras, etc.) y su posterior aprovechamiento para usos térmicos y eléctricos”.

Así como sistemas de aerotermia, geotermia, instalaciones térmicas de biomasa, biomasa, de energías solar térmica de baja-media temperatura, etc., que cuentan con ayudas públicas de hasta el 55 por ciento.

Como un destacado ejemplo añade la figura de las comunidades de energía renovables, que posibilitan la unión de diferentes usuarios para la producción conjunta de energía renovable -e incluso la venta de excedentes-, como nueva línea de negocio.

“Es decir, las sinergias entre las renovables y el sector primario pueden ser amplias, por lo que les animo a que aprovechen todas las oportunidades que las tecnologías y las energías limpias ponen a nuestro alcance para seguir creciendo en competitividad y sostenibilidad”, ha concluido.