La exención del 85% del impuesto especial de la electricidad para los regantes rebajará la factura 650 euros por explotación

Posted on

??????????

La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha acordado con el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas “introducir en la reforma fiscal una exención del 85% del impuesto especial de la electricidad para los regantes y un ajuste en el régimen de módulos, definitiva y estructural, para compensar el incremento de costes por la nueva tarificación eléctrica”.

Según los cálculos del Ministerio, “el impacto estimado de la exención junto a la rebaja de módulos va a suponer una cantidad de 55 millones de euros al año”. La exención del impuesto especial será a partir de 2015. También ha apuntado que estas medidas tendrán un impacto de unos 650 euros de media por explotación.

Según organizaciones agrarias como Asaja, la energía es tras la mano de obra, el coste más elevado en las explotaciones. “La factura eléctrica –asegura esta organización– de regadío se ha encarecido en un 1.000 por cien en los últimos cinco años y supone hoy más del 40 por ciento de los costes de una explotación agrícola de riego, lo que convierte en inviable al sistema agrícola del regadío, el más productivo y el que más empleo y movimiento genera en el mundo rural”.

Extremadura es una de las regiones donde mayor peso tiene el regadío intensivo, tanto en la Vegas Altas como Bajas del Guadiana, además del Valle del Tiétar y el Alagón. Hay que recordar que dos importantes zonas de olivar y viñedo, como Monterrubio de la Serena y Tierra de Barros, tienen en proyecto la implantación de miles de hectáreas en sus zonas.

Distintas organizaciones agrarias y la propia Federación Nacional de Regantes siguen reclamando al Ministerio de Industria la puesta en marcha de los contratos de temporada flexibles en el sector agrario, con una tarifa eléctrica basada en el carácter estacional de la agricultura de regadío, en la que se facture por la potencia real utilizada y no por la potencia teórica contratada. De esta forma los agricultores evitarían pagar todo el año aunque no se riegue.

Para ello sería necesario que las explotaciones realicen dos modificaciones de la potencia contratada en el plazo de 12 meses sin penalizaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s