“Extremadura será un lugar prioritario en Europa hacia la independencia energética en el futuro”

Posted on

luis crespoEntrevista con
Luis Crespo
Secretario General de Protermosolar y Presidente de ESTELA (Asociación Europea de Industria Termosolar)

Tras los cambios legislativos aprobados por el Ministerio de Industria vía BOE en los  últimos años ¿en qué momento se encuentra el sector termosolar en la actualidad?, ¿están todas las plantas con preasignación concluidas y en operación?

De 60 las centrales que recibieron la preasignación en 2009 se han construido finalmente todas, a excepción de dos centrales de 50 MW de canal parabólico en Extremadura, la de Galisteo-Valdeobispo y la de Villanueva de la Serena, y ocho de discos Stirling que totalizaban 71 MW, siete en Puertollano y una de 1 MW en Casas de los Pinos en Cuenca.

Las empresas industriales españolas, que en su día hicieron una decidida apuesta por esta tecnología y que les ha llevado a ser líderes mundiales en este sector, están sufriendo de forma dramática los sucesivos cambios regulatorios desde finales de 2012, de forma que, cuando se apruebe el borrador conocido de la nueva Orden Ministerial de Retribución que introduce nuevos recortes a nuestro sector, los ingresos anuales serán cerca del 50% inferiores a los que establecía el RD 661/2007 en base al cual se realizaron las inversiones.

Este hecho, independientemente de las consecuencias que pueda tener en el sector bancario, en la credibilidad de nuestro país como destino de inversiones extranjeras, en las indemnizaciones tras la resolución de los arbitrajes internacionales y demandas en nuestro país, así como en las reestructuraciones del propio sector en España, limitará enormemente las posibilidades de nuestras empresas para aprovechar su posición actual de vanguardia en el emergente mercado termosolar que se está abriendo a nivel internacional ya que conseguir proyectos en el exterior consume muchos recursos de los que, desgraciadamente, no van a poder disponer.

De esta forma se consumará el mayor error histórico de nuestra política industrial, que nos llevó a alcanzar el liderazgo en un sector cuya demanda mundial va a ser billonaria a medio plazo pero que, debido a la miopía en la aplicación de los recortes, el Gobierno habrá dilapidado.

¿Han tenido las renovables tanta responsabilidad en el aumento del déficit de tarifa que como da a entender el Ministerio de Industria con sus recortes?

Me gustaría insistir en que las primas otorgadas al sector termosolar se han comenzado a recibir mucho más recientemente que al resto de tecnologías y por mucha menor cuantía. En 2013 la termosolar estaba en el cuarto lugar en la lista de primas anuales muy alejada de las otras tres que recibieron en media más del doble que la termosolar. Por tanto y al contrario de lo que se ha querido transmitir a la opinión pública, la termosolar no ha tenido ninguna responsabilidad significativa en el déficit de tarifa acumulado hasta la fecha.

¿Cuántas plantas termosolares están operando en Extremadura y qué capacidad de producción han tenido en el 2013?

En Extremadura se encuentran en operación 17 centrales de canal parabólico de 50 MW cada una de las que 8 tienen sistema de almacenamiento. La potencia instalada total es de 850 MW y la producción anual es de alrededor de 2.000 GWh.

Extremadura ha sido una de las regiones más activas en proyectos termosolares y en la que más impacto han tenido las medidas aprobadas por el Gobierno, ¿hay posibilidad real en el futuro con las nuevas tecnologías en desarrollo a que se abran nuevas plantas termosolares en la región?

Efectivamente los gobiernos extremeños han mostrado durante estos últimos años un apoyo decidido a las energías renovables y particularmente al sector termosolar que incluso se ha traducido en la presentación de varios recursos de inconstitucionalidad a varios actos legislativos que modificaban la retribución a las instalaciones. Las facilidades y disponibilidad de la Junta de Extremadura durante las fases de promoción y construcción de las centrales son unánimemente reconocidas por nuestras empresas y las condiciones de suelo, radiación y disponibilidad de agua sitúan a Extremadura como un emplazamiento ideal para la instalación de las futuras centrales.

En estos momentos, con la moratoria renovable en vigor no es posible pensar en nuevas centrales a corto plazo pero estoy convencido de que los argumentos de peso que pude ofrecer esta tecnología: gestionabilidad, impacto macroeconómico a nivel local, regional y nacional y costes cada día más cercanos a la competitividad harán que en el futuro mix de generación la termosolar vaya tomando cada día mayor peso.

El gran crecimiento que en países industrializados han representado la energía eólica y la fotovoltaica está justificado porque en esos países (USA, Alemania, Italia, España…) hay suficiente capacidad de respaldo para que pueda incorporarse la electricidad generada por esas plantas aun a costa de tener que para otras. Sin embargo, cuando esos respaldos desaparezcan porque las nucleares lleguen al final de su vida operativa, las de carbón se cierren por obsoletas y contaminantes y los ciclos combinados agoten su más reducida vida operativa, será cuando el papel de las centrales termosolares gestionables será imprescindible y Extremadura será una de las regiones prioritarias para su emplazamiento.

Además, a nivel europeo, la decisión que más pronto que tarde se habrá de tomar de avanzar hacia la independencia energética, aprovechando la complementariedad entre el viento del mar del norte y el sol del sur de Europa y reforzando las interconexiones, situará a Extremadura en un lugar prioritario para no perder el tren de esta nueva revolución industrial.

En otros sectores como el de la fotovoltaica se han presentado grandes proyectos que deberían ser viables sin primas, aunque todavía no han comenzado a construirse. ¿En el caso de la termosolar, a corto plazo, también podría haber proyectos viables sin necesidad de primas?

Se ha avanzado mucho en estos últimos 5 años en la reducción de los costes de nuevas centrales termosolares cuyo tamaño debe ser superior a 150 MW para poder competir con las centrales de gas en un horizonte no muy lejano. Las centrales termosolares tienen la posibilidad de diseñarse para suministrar la electricidad a las horas del día en las que los precios sean más elevados. Por ello no parece lejana la posibilidad de construir centrales sin necesidad de primas, aunque para llegar a ese punto sería necesario algún tipo de apoyo durante unos pocos años. Dichos apoyos serían en cualquier caso mucho menores que los actuales y decrecientes y su retorno a la sociedad en forma de empleos, impuestos, ahorro de importaciones etc… sería inmediato y con creces.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s