Extremadura será una de las tres regiones más castigadas por las subidas de impuestos a la generación eléctrica en nuclear, hidráulica, fotovoltaica y termosolar

Posted on Actualizado enn

Extremadura será una de las tres regiones españolas más perjudicadas por el programa fiscal que ultima el Ministerio de Industria para gravar con nuevas tasas la generación eléctrica.

Las dos energías más perjudicadas, la nuclear y la hidráulica, son las dos más importantes en el sistema eléctrico regional, gracias a la Central Nuclear de Almaraz  y a los cerca de 2.300 Mw de potencia instalada de seis grandes centrales hidráulicas. Según los datos de Red Eléctrica Española, Extremadura es la segunda región en producción de energía de origen nuclear, sólo por detrás de Cataluña, y la cuarta en producción hidráulica.

El programa fiscal del Ministerio de Industria incluye dos tipos de medidas. Por un lado, un impuesto a la facturación del 4% que cargará con dos euros por Mw/h la generación del régimen ordinario, esto es, la nuclear, hidráulica, carbón y fuel-gas.

Por su parte, las del régimen especial tendrá distintos baremos: 4,5% para la biomasa, 4% para la cogeneración, 3% para la minihidráulica, 13% para la termosolar, 11% para la energía eólica y un 19% para la fotovoltaica, la más castigada.

Con estas subidas, el Ministerio de Industria espera alcanzar unos ingresos de 950 millones de euros que deberían servir para cumplir con el calendario de reducción de déficit de tarifa.

La subida impositiva a la fotovoltaica resulta especialmente grave para los megaproyectos presentados recientemente en la región que buscan en estos momentos financiación internacional. Aunque ya tenían asumido que no iban a contar con primas a la producción, la subida impositiva reducirá sus márgenes de beneficios y puede complicar la llegada de grandes inversores que están perplejos ante los contínuos cambios legales al sector. Otro tanto ocurre con los proyectos termosolares en marcha, incluso con los que cuentan con preasignación del Ministerio, y que tienen grandes grupos internacionales financiándolos.

Sin embargo, el efecto más dañino para Extremadura vendrá dado por un impuesto añadido que el Ministerio de Industria pretende cobrar a las nucleares como canon de residuos de 10 euros/Mw que supondría unos ingresos para el Estado de 550 millones de euros. Este dinero se destinaría a financiar la construcción del almacén de residuos nucleares.

En el caso de las hidráulicas, el canon adicional será de 15 euros/Mw para recaudar 400 millones de euros. Tanto Iberdrola como Endesa son las empresas con más intereses energéticos en la región, tanto en la Central Nuclear de Almaraz como en las centrales hidroeléctricas.

Está por ver cómo se complementan estas medidas por las anunciadas por el Gobierno de Extremadura semanas atrás para incluir nuevos impuestos a las centrales hidroeléctricas de la región, cuya legalidad estaba en estudio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s