FOTOVOLTAICA

La planta solar La Solanilla, en Trujillo, generará energía limpia suficiente para abastecer 35.000 hogares españoles al año

Posted on

DCIM100MEDIADJI_0016.JPG

Durante la fase de construcción se crearon alrededor de 350 puestos de trabajo

Fotowatio Renewable Ventures (FRV), parte de Abdul Latif Jameel Energy y líder global en el desarrollo de proyectos de energías renovables, ha anunciado la entrada en operación de la planta solar La Solanilla (50 MW dc) en Trujillo, Cáceres. La planta, que ya había empezado a producir sus primeros kW en 2019, generará aproximadamente, 103 GWh de energía limpia al año, suficiente para abastecer alrededor de 35.000 hogares españoles y evitar la emisión de 72.000 toneladas de CO2.

La planta se sitúa en la localidad de Trujillo, a 50 kilómetros de Cáceres, un área estratégica para la compañía debido a la experiencia del equipo en la zona y su riqueza en recursos naturales. En enero de este año, la consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad de la Junta de Extremadura, Olga García, visitó las instalaciones de la planta solar fotovoltaica y tuvo unas palabras de agradecimiento, ‘con plantas como ‘La Solanilla’, Extremadura se coloca en primera línea en la producción de energía fotovoltaica, lo que nos hace ser más competitivos como región”.

La Solanilla contribuye a los planes de expansión de FRV, apoyando el desarrollo socioeconómico de la zona, fomentando la creación de empleo y la educación local. En este aspecto, durante la fase de construcción se crearon alrededor de 350 puestos de trabajo; parte de ellos se mantienen con el objetivo de operar la planta. Además, como parte del compromiso de FRV con las comunidades en las que opera o desarrolla proyectos, la empresa concedió el año pasado una nueva beca FRV ‘Young Talented Leaders’ en colaboración con la Fundación IE.

Andrea Fontana, Managing Director de Europa de FRV, destaca: “La Solanilla es particularmente especial para FRV. Extremadura es el lugar donde el equipo fundador de FRV comenzó su andadura en la industria hace más de 12 años. Tras más de una década de trayectoria, reitero una vez más el compromiso de FRV con la región y nuestra voluntad de continuar colaborando con la Junta de Extremadura y el Ayuntamiento de Trujillo, administraciones públicas que, como nosotros, comparten el compromiso con las energías renovables. Aspiramos a ser uno de los líderes en la transición energética en España y Europa, y para ello vamos a seguir impulsando proyectos como La Solanilla”.

Fady Jameel, Vicepresidente Abdul Latif Jameel, apunta: “La implementación de proyectos atractivos de energía renovable como La Solanilla, que crean empleo y favorecen el crecimiento de economías locales, es una parte fundamental del modelo de negocio de FRV. Un matiz especialmente importante en una región que busca resurgir con fuerza y de manera sostenible en el actual entorno económico”.

Extremadura quiere que las nuevas subastas anunciadas por el Ministerio para este año tengan en cuenta también a la termosolar y la biomasa

Posted on

termosolsar sr

El anuncio realizado hace unos días por la ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, a las comunidades autónomas sobre el interés en que este año 2021 haya nuevas subastas de proyectos renovables ha sido acogido con satisfacción por el sector energético en Extremadura.

La región fue una de las que más proyectos y megawatios de potencia logró en las últimas subastas renovables ante el interés de grandes grupos promotores por su territorio en el caso de las plantas fotovoltaicas. De hecho, ya han comenzado a operar o están en avanzada fase de construcción algunos de los parques fotovoltaicos más grandes de España. Contar con grandes extensiones de terreno llano y con subestaciones de evacuación de la que ya disponen los proyectos en marcha o en construcción facilitaría mucho los trámites para la puesta en marcha de nuevos proyectos.

Desde la Junta de Extremadura, se espera que las nuevas subastas también tengan en cuenta otro tipo de tecnologías renovables que en las últimas subastas, por el modelo elegido que priorizaba la fotovoltaica y la eólica, quedaron relegadas. Según la consejera extremeña de Transición Ecológica, Olga García,”  “las subastas deben tener en cuenta las distintas tecnologías, incluyendo la termosolar y la biomasa, y la hibridación de ambas, por su capacidad de generación de empleo y actividad económica, especialmente en los entornos rurales, en relación con las que Extremadura alberga un importante potencial de desarrollo”.

El pasado año 2019, en toda España, se conectaron a la Red eléctrica un total de 6.456 Mw de potencia de nueva generación renovable, fundamentalmente fotovoltaica y eólica. De esta cantidad, un total de 5.689 Mw provenían de las subastas celebradas por el Ministerio de Industria de entonces en el año 2017. En total, la eólica ha logrado sacar adelante 2.319 Mw y la fotovoltaica un total de 3.975 Mw.

Las subastas del Ministerio permiten acelerar en la carrera hacia la consecución de los objetivos del  Plan Nacional de Eficiencia Energética y Clima, que en el año 2030, en menos de una década, espera que las energías renovables supongan el 42% del total del consumo energético y el 74% de la producción eléctrica.

La Junta resuelve las ayudas para la eficiencia energética de siete comunidades de regantes

Posted on

regadio

La Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio ha propuesto la resolución provisional de siete expedientes acogidos a la Orden de 8 de marzo, por la que se establece la convocatoria de ayudas para la mejora de la eficiencia energética en las comunidades de regantes, por un importe de cuatro millones de euros.

En concreto, la Secretaría General de Población y Desarrollo Rural agiliza así la tramitación de las subvenciones a las comunidades de regantes de Río Ardila, Guadiana, Mérida, Zújar, Talavera la Real, Montijo y Badajoz-Canal de Montijo.

Estas ayudas van destinadas fundamentalmente a financiar instalaciones de energías renovables, que conllevan una reducción del consumo energético a partir de fuentes convencionales y, en consecuencia, una reducción de las emisiones de CO2, así como a la sustitución o mejora de equipos y/o instalaciones consumidoras de energía.

De este modo, se contribuye al ahorro y el mejor aprovechamiento de la energía en las instalaciones colectivas de riego y al cumplimento de los objetivos internacionales contra el cambio climático, debido a la disminución en las emisiones de CO2 a la atmósfera.

Según los dato de la Junta, “en  los últimos años el consumo de agua se ha reducido un 20%, mientras que el consumo de energía se ha incrementado en un 650%. Asimismo, la evolución de las tarifas eléctricas debe obligarnos a analizar el estado y el funcionamiento mecánico e hidráulico de la red de distribución de agua y determinar el potencial de mejora que se traducirá de forma directa en un importante ahorro de energía”.

Las tarifas eléctricas asociadas al riego se han convertido en uno de los costes más destacados para la agricultura de regadío extremeña, muy concentrada en las vegas del Guadiana en cultivos como el del tomate para industria, maíz, arroz, fruta de hueso y olivar superintensivo entre otros.