“La anterior normativa hacía financieramente inviable los proyectos eólicos en la región”

Posted on

Carolina Grau en Sheffield

Segunda parte
Entrevista con
Carolina Grau
Directora General de Industria y Energía del Gobierno de Extremadura

El sector de la biomasa es uno de los que más expectativas ha despertado en Extremadura por su potencial agrario y forestal ¿En qué fase está el Plan de Bioenergía de Extremadura anunciado en su día?

El Plan de la Bionergía de Extremadura 2015-2020 es una de las principales apuestas del Gobierno para dinamizar el sector energético. Este Plan pretende desarrollar un modelo de bioeconomía en las zonas rurales, generador de empleo y que contribuya a reducir el consumo y coste energético de los diferentes sectores productivos de la economía extremeña.

Este Plan se ha estructurado en torno a cinco ejes de actuación, que cubren desde el fomento de la biomasa con fines térmicos en el sector privado y en el sector público, hasta la creación de infraestructuras de recogida, acopio y distribución de la misma en los municipios, acompañado de un alto componente de innovación y creación de conocimiento en torno al sector, un marco normativo favorable y la formación necesaria para su exitosa implantación.

En estos momentos estamos cerrando la programación y cuantías de los  fondos que van a nutrir a este Plan, que provienen en gran medida de los fondos FEDER que en estos momentos se están negociando con la Unión Europea. Sin embargo podemos anunciar que en los próximos meses se van a publicar ayudas destinadas al fomento al uso de la biomasa en aplicaciones térmicas, que comprenderá un conjunto de ayudas, tanto para el sector privado como para el público, orientadas a la adquisición o renovación de instalaciones que generen calor empleando biomasa como combustible. Se trata de estufas, calderas, redes de calor, etc. que sustituyan los combustibles de origen fósil (gasóleo, propano…) por biomasa. Estas ayudas serán compatibles con estudios previos que se puedan solicitar para determinar la viabilidad de estas instalaciones en los sectores terciario-colectivo e industrial.

Por otro lado, se impulsará una medida similar a la anterior para aquellos centros públicos que deseen acometer mejoras en sus instalaciones térmicas o de alumbrado, pero optando por la contratación de una empresa de servicios energéticos.

El sector de la generación de biogás y de la valorización de residuos agro-ganaderos tendrá por primera vez reflejo en unas ayudas que están siendo altamente demandadas por el sector como vía alternativa a la generación térmica.

Este ambicioso plan se presentará públicamente en cuanto el Acuerdo de Asociación – marco de negociación entre los estados miembros y la Comisión Europea para el nuevo periodo de programación 2014-2020 – determine las cuantías definitivas y las características de las ayudas que serán elegibles para cofinanciar el mencionado Plan.

Hay proyectos eólicos que ya tienen todos los permisos administrativos para comenzar las obras de construcción pero no lo han hecho ¿el cambio normativo regional para este tipo de energía cree que ayudará a hacerlos realidad más pronto que tarde?

Sin duda alguna el objetivo último del Gobierno de Extremadura ha sido siempre, y sigue siendo, favorecer e impulsar el desarrollo de las energías renovables, y con este objetivo publicó el Decreto 160/2010, de 16 de julio, para regular el procedimiento para la autorización de las instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de la energía eólica en la Comunidad Autónoma de Extremadura.

Sin embargo, como ya es conocido, los recientes cambios normativos producidos a nivel estatal (específicamente en el régimen jurídico y económico regulador de las instalaciones de generación de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables), unidos a los exigidos por la normativa eólica regional (creación de tres puestos de trabajo por MW instalado o cesión de al menos el 8% de la facturación a los municipios y Mancomunidades Integrales), han hecho financieramente inviables estos proyectos.

Por ello, desde la Dirección General de Industria y Energía del Gobierno de Extremadura se entendió que la única vía para hacer realidad estos proyectos era derogando el decreto autonómico, ofreciendo así la posibilidad a los promotores de parques eólicos con solicitudes en tramitación para que continúen la misma bajo las estipulaciones del citado Decreto, o bien, desistir de ésta y presentar, si así lo consideran, una nueva solicitud de autorización al amparo de lo establecido en la normativa estatal, contemplada en el Real Decreto 1955/2000, de 1 de diciembre.

Esta decisión es un paso hacia adelante para que los parques eólicos sean una realidad en Extremadura, tan solo a expensas de que los promotores decidan continuar con su tramitación en cuanto se publique próximamente la derogación del mencionado decreto. Otro factor importante para que los parques se construyan en un futuro próximo es la existencia de las infraestructuras necesarias para la evacuación de la energía eléctrica al sistema, cuya planificación está diseñando en estos momentos el Ministerio de Industria, Turismo y Energía.

La técnica del fracking, la extracción de gas natural de yacimientos no convencionales, ha levantado una gran polémica. Aunque no parece que haya posibles yacimientos en Extremadura, ¿está previsto aprobar alguna normativa al respecto para regularlo en la región?

En principio no es una prioridad para Extremadura promover normativas al respecto de la extracción de gas natural a través de la técnica del fracking, pues no se ha planteado ninguna iniciativa al respecto.  En lo que sí nos hemos esforzado al respecto del sector gasista ha sido en la publicación de un decreto que regula los procedimientos de autorización de instalaciones para el suministro de gases combustibles por canalización en la Comunidad Autónoma de Extremadura.

Este Decreto regula los procedimientos para la construcción, ampliación, modificación, explotación, transmisión y cierre de las instalaciones destinadas al suministro de gases combustibles suministrados por canalización (gas natural, aire propanado, aire butanado, propano, butano, biogás,…), tanto a nivel de transporte secundario, como a nivel de distribución.

El Decreto viene a solventar algunos problemas que se han planteado en los últimos años en el desarrollo de la gasificación en el ámbito de la Comunidad, permitiendo por otra parte la unidad de criterios a la hora de tramitar dichas instalaciones y un mayor control y seguimiento de las mismas.

Como principal novedad  establece que para cualquier solicitud de autorización de instalaciones de transporte o distribución de gas canalizado se seguirá un procedimiento de concurrencia en el que podrán participar otros operadores del sector, dotando de aún mayor transparencia a todo el proceso.

Foto: La directora general de Industria y Energía, Carolina Grau, ha participado en Sheffield (Inglaterra) en el Congreso Futurebuild, el pasado 6 de noviembre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s