El Grupo Gallardo apoya a la patronal siderúrgica para reclamar un trato diferenciado a los grandes consumidores energéticos tras las recientes subidas

Posted on

Unesid, la patronal que agrupa a los grandes grupos siderúrgicos, del acero o el aluminio, entre ellos el extremeño Alfonso Gallardo a través de Siderurgia Balboa en Jerez de los Caballeros, ha dado la voz de alarma tras los últimos cambios de fiscalidad energética aprobados por el Ministerio de Industria por “minar la competitividad” del sector.

Para Unesid, los nuevos impuestos suponen un “sobrecoste arbitrario” en un momento especialmente crítico donde la demanda nacional es muy escasa tanto en construcción como en automoción y cuando varias empresas, entre ellas la extremeña Alfonso Gallardo, han tenido que presentar ERE para reducir sus plantillas.

Actualmente, el Grupo Gallardo tiene previsto el cierre de Corrugados Getafe así como un ERE en Siderurgia Balboa de Jerez de los Caballeros para asegurar la viabilidad de la firma. El grupo extremeño también es propietario de Cementos Balboa en Alconera, dos plantas de acero en el País Vasco, y de la papelera Papresa en Rentería, dos centros de gran consumo eléctrico.

El nuevo marco regulatorio aprobado por el Ministerio de Industria afecta especialmente por dos motivos a las plantas siderúrgicas y acerías: por una parte, se reduce el pago por el servicio de interrumpibilidad; y por otra, a través del denominado “céntimo verde” que supondrá un aumento del precio del gas natural, principal vía de suministro de alguna de estas factorías. Según sus estimaciones, el aumento del coste puede llegar al 15%.

Además de las siderúrgicas, otras industrias muy críticas con las medidas del Gobierno en materia energética han sido las químicas, papeleras y cerámicas, todas ellas grandes consumidores de energía. Actualmente el sector industrial consume en torno al 55 % del gas natural que importa España.

La situación ha llegado a tal punto que alguna multinacional del sector ha señalado veladamente que los actuales costes energéticos del mercado español no permiten competir en igualdad de condiciones en los mercados exteriores, amenazando incluso con cerrar sus plantas españolas. Los gobiernos autonómicos de Asturias, País Vasco y Galicia ya han trasladado su preocupación al propio Ministerio de Industria ante el temor a que alguna de sus grandes industrias decidan cerrar sus puertas.

Para calmar los ánimos, hace pocas semanas el propio ministro de Industria, José Manuel Soria acudió a la fábrica que la multinacional norteamericana del aluminio Alcoa tiene en el municipio gallego de Cervo. En declaraciones a los medios, el ministro Soria se comprometió a que “a partir del 1 de enero del 2013 habrá un sistema que garantice la competitividad de este tipo de plantas”.

Para la patronal del sector Unesid “la producción siderúrgica es la columna vertebral de la industria”  y con las nuevas medidas sólo se conseguirá “más desempleo, menor consumo eléctrico y una espiral alcista en los costes regulados”.

El problema de las grandes plantas consumidoras de energía es doble porque en muchos casos cuenta también con plantas de cogeneración eléctricas en sus instalaciones. En este caso, las cogeneradoras deben abonar 2,34 euros por megavatio de gas consumido además de afrontar el pago de la subida del impuesto a la generación eléctrica. Una subida que no pueden repercutir a terceros ya que el consumo de la cogeneración suele ser propio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s