FOTOVOLTAICA

La Junta da luz verde a los cambios en la planta fotovoltaica “La Solanilla” en Trujillo, que reduce sus módulos hasta 135.111

Posted on

paneles

La  Secretaría General de Desarrollo Rural y Territorio ha formulado la  valoración ambiental de la modificación del proyecto de instalación solar fotovoltaica “La Solanilla” e infraestructuras de evacuación asociada, en el término municipal de Trujillo (Cáceres), cuya promotora es FRV La Solanilla, SL.  El proyecto cuenta con declaración de impacto ambiental favorable desde septiembre del 2018.

Con fecha de registro de entrada en la Junta de Extremadura, de 24 de mayo de 2019, la sociedad FRV La Solanilla, SL, ha presentado una modificación del mismo que  recoge ajustes constructivos resultado de la elaboración del proyecto de ejecución consistente en:

-El proyecto modificado pasa de 49,995 MWp a 49,991 MWp. de potencia instalada

-La instalación solar fotovoltaica pasa de estar compuesta de 151.500 módulos fotovoltaicos RISEN modelo Trina Solar Mono Duomax de 330 Wp a 135.111 módulos fotovoltaicos RISEN modelo RSM72-6-370MDG de 370 Wp.

-Reducción del número de inversores de 27 a 13 y disminución del número de string de los 5.050 a 4.659 string.

-Disminución de superficie ocupada, de 24,51 hectáreas pasa a 24,11.

– La instalación pasa de 9 campos solares a 7 campos solares, 5 de ellos de 6.446,4 kWp, uno de 6.752,4 y otro de 3.223,20 kWp.

-Cambio de 6 centros de transformación a 7 centros de transformación, uno por cada campo solar, con dos inversores cada uno.

-La conexión de la planta Quijote a la subestación SET “Trujillo 220/30kv pasa de realizarse mediante tres líneas subterráneas a  dos líneas subterráneas con cable.

Según la Junta de Extremadura, una vez analizada la documentación que obra en el expediente, no se prevé que de la modificación del proyecto puedan derivarse efectos adversos significativos sobre el medio ambiente ya que no supone: un incremento significativo de emisiones a la atmósfera, un incremento significativo de vertidos a cauces públicos, un incremento significativo de la generación de residuos, un incremento significativo en la utilización de recursos naturales, afección a Espacios Protegidos Red Natura 2000 ni una afección significativa al patrimonio cultural, por lo que el Secretario General de Desarrollo Rural y Territorio, determina, a los solos efectos ambientales, que la presente modificación del proyecto sometido a evaluación ambiental ordinaria, no tiene efectos adversos significativos en el medio ambiente.

BEI e ICO suscriben con Iberdrola financiación verde para la planta fotovoltaica Núñez de Balboa en Extremadura

Posted on

Iberdrola Fotovoltaica Núñez de Balboa

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) y el Instituto de Crédito Oficial (ICO) financiarán el desarrollo de la planta solar fotovoltaica Núñez de Balboa, que Iberdrola construye en estos momentos en Extremadura. La instalación ocupa una superficie cercana a las 1.000 hectáreas y contará con una potencia total de 500 megavatios (MW), lo que la convierte en la mayor planta fotovoltaica en construcción de Europa. Podrá suministrar energía limpia a 250.000 personas, cantidad superior a la población de las ciudades de Cáceres y Badajoz, y evitará la emisión a la atmósfera de 215.000 toneladas de CO2 al año.

Este acuerdo de financiación verde ha sido suscrito en Madrid por la vicepresidenta del BEI, Emma Navarro, el presidente del ICO, José Carlos García de Quevedo, y el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán. El banco de la UE facilitará 145 millones de euros y el ICO aportará hasta 140 millones de euros para este nuevo proyecto de energía renovable de la compañía, cuya inversión total alcanzará los 290 millones de euros.

Núñez de Balboa está situada entre los municipios pacenses de Usagre, Hinojosa del Valle y Bienvenida. Su puesta en funcionamiento está prevista para 2020 y en esta fase de construcción dará empleo a más de 1.000 personas. El proyecto incluye además el desarrollo de toda la infraestructura necesaria para llevar la energía producida a la red de distribución eléctrica.

En el acto de firma, la vicepresidenta del BEI, Emma Navarro, ha asegurado: “Estamos muy satisfechos de apoyar un proyecto que va a reforzar el liderazgo español y europeo en la transición hacia una economía de bajas emisiones. Nuestra participación demuestra el fuerte compromiso del BEI con la acción a favor del clima. El banco de la UE es el mayor financiador multilateral de proyectos que contribuyen a la lucha contra el cambio climático, apoyando proyectos que, como éste, reducen las emisiones contaminantes al tiempo que generan crecimiento económico y empleo”.

Por su parte, el presidente del ICO, José Carlos García de Quevedo, ha declarado que “la operación firmada hoy afianza el apoyo a la financiación de inversiones en materia de eficiencia energética o que fomenten la producción de energía a partir de fuentes renovables y no contaminantes. Esta financiación se enmarca dentro de la estrategia global del Grupo ICO, al incluir criterios de sostenibilidad en el desarrollo de su actividad”.

El presidente de Iberdrola, Ignacio Galán, ha explicado durante la firma que “con este nuevo acuerdo aseguramos nuestra inversión en Núñez de Balboa y seguimos avanzando en el objetivo de triplicar nuestra capacidad eólica y solar en España para el año 2030”. La financiación suscrita con el BEI y el ICO está en línea, además, “con la apuesta de Iberdrola por un modelo energético sostenible que permita la transición hacia una economía baja en carbono”, según ha manifestado Galán.

UNEF prevé para finales de año más de 4.000 Mw de nueva potencia fotovoltaica en España en grandes plantas

Posted on

DCIM100MEDIA

Los numerosos proyectos fotovoltaicos en construcción y en tramitación, especialmente en regiones como Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha y Murcia no deben hacernos olvidar el fuerte parón sufrido por la industria fotovoltaica en España en los últimos años. Y por la delantera que países como Alemania a nivel europeo o China a nivel mundial han tomado. Los datos dados a conocer por la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) a finales de junio son muy claros.

A pesar de ser uno de los países con más horas de sol, en 2018 en España únicamente se instalaron 261,7 MW, muy por detrás de otros países de la Unión Europea que, solamente el año pasado, instalaron 3 GW (Alemania), 1.64 GW (Turquía) y 1.5 GW (Países Bajos); y muy lejos del top 5 de países con mayor potencia fotovoltaica que, solo en 2018, instalaron 44 GW (China), 10.6 GW (USA), 8.3 GW (India), 6.6 GW (Japón) y 5.3 GW (Australia).

Sin embargo, es en los últimos tres años cuando este tipo de energía ha experimentado un fuerte crecimiento. Según datos registrados por UNEF, en 2018 en España se incrementó un 94% la potencia fotovoltaica instalada con respecto a 2017 (pasando de 135 MW a 261,7 MW) y un 145% si comparamos 2017 con 2016 (cuando se pasó de instalar 55 MW a 135 MW).

Esta tendencia alcista continúa creciendo y, si miramos al futuro, los datos son muy positivos. Así, UNEF prevé que para finales de este 2019 se habrán instalado en España más de 4.000 MW de nueva potencia fotovoltaica en grandes plantas, lo que supone un fuerte impulso para este tipo de energía renovable tras muchos años de parón. Además, UNEF prevé la instalación de 400 MW de autoconsumo, lo que duplicaría lo que se instaló de autoconsumo en 2018 (235 MW).

A nivel global, los datos también son muy positivos, pues en 2018 se consiguió por primera vez alcanzar los 100 GW nuevos instalados en un mismo año, llegando a la cifra de 509.3 GW instalados en todo el mundo.

Si miramos a 2030, horizonte del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), se prevé la instalación de un promedio de 3 GW de nueva potencia fotovoltaica al año desde 2021, para llegar a un total de 28.000 MW de nueva potencia fotovoltaica instalada, lo que supondrá una inversión de 28.000 millones de euros.

Además, la electricidad procedente de energías renovables es cada vez más competitiva. En concreto, la energía fotovoltaica ha reducido sus costes hasta un 95% en la última década, convirtiéndose en una tecnología madura. Además, según cálculos de UNEF, la inversión de una instalación industrial de 50kW de potencia se puede recuperar en 5 años. De esta forma, la tecnología solar fotovoltaica ya es más barata que las fuentes de energía convencionales (nuclear, gas, carbón) y se ha convertido en la tecnología central para la transición energética.