EÓLICA

El Cluster de la Energía asegura que los ayuntamientos extremeños dejaran de ingresar 105 millones de euros por el parón eólico

Posted on

Extremadura, junto con la Comunidad de Madrid, son las dos únicas comunidades autónomas que se han quedado fuera del mapa eólico español. En el caso extremeño, cuando ya tenía apunto todos los trámites administrativos medioambientales del Gobierno regional crear 97 parques con una potencia prevista de 1.691 megawatios. La moratoria a las primas decretada por el Ministerio de Industria ha parado en seco los planes de las empresas propietarias de las autorizaciones.

Según los datos del Cluster de la Energía de Extremadura, que agrupa a varias de ellas, la región podría perder hasta 5.500 empleos y dejar de ingresar hasta 2.200 millones de euros por este parón al sector eólico. Estas inversiones contemplan tanto la ejecución como la puesta en marcha de dichas instalaciones. Entre las empresas que lograron mayor número de parques y megawatios de potencia en el concurso extremeño, que ha atravesado por diferentes vaivenes normativos en los últimos años, destacan Iberdrola, Sacyr Vallehermoso a través de Valoriza y Gas Natural Fenosa.

Otro punto a destacar por el Cluster de la Energía de Extremadura es que los ayuntamientos en cuyos términos municipales se iban a ubicar los 97 parques eólicos dejarán de ingresar hasta 105 millones de euros en diferentes impuestos, desde cánones hasta el IBI especial hasta la tramitación de licencias de obra. Por ello, desde el Cluster de la Energía se insta al Gobierno central a poner fin a la moratoria “lo antes posible”.

A nivel nacional, las tres regiones más afectadas por la supresión de las primas a las nuevas eólicas han sido Castilla y León, Galicia y Castilla-La Mancha, las tres que disponen de mayor potencia en megawatios eólicos instalada y las que tenían un mayor número de proyectos en lista de espera.

Foto: SXC

Acciona inaugura en México el mayor complejo eólico de América Latina con 306 MW de potencia

Posted on

El presidente de México, Felipe Calderón Hinojosa, ha inaugurado los parques eólicos Oaxaca II, III y IV, propiedad de Acciona, que constituyen el mayor complejo eólico de América Latina, con 306 MW de potencia operativa. El mandatario mexicano estuvo acompañado por el presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, quien ha reafirmado el compromiso de la Compañía con el desarrollo sostenible de México y los objetivos de implantación de energías renovables en el país.

Acciona es líder en energía eólica en México, con 556,5 MW distribuidos en cuatro parques -los tres citados y Eurus (250,5 MW)-, lo que representa el 65% de la potencia operativa en el país. Todos ellos están situados en el Istmo de Tehuantepec (Oaxaca), zona de muy destacado recurso eólico.

La compañía finalizó el montaje de los 204 aerogeneradores que completan estas instalaciones, todos ellos de 1,5 MW de tecnología Acciona Windpower, en septiembre de 2011; entre octubre y diciembre del pasado año se llevó a cabo su energización y progresiva conexión a red, y en los primeros meses de 2012 se ha producido su entrada en operación comercial.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE), que adjudicó a Acciona la construcción y explotación de estos tres parques en marzo de 2010, estima que la producción media anual de los mismos será de 1.129 millones de kilovatios hora. Representa el consumo energético de 700.000 hogares mexicanos, y evitará la emisión anual a la atmósfera de 670 millones de toneladas de CO2, equivalentes al esfuerzo de depuración de 33,5 millones de árboles en el proceso de fotosíntesis.

Acciona Energía cuenta ya en México con un parque eólico de 250,5 MW -Eurus, operativo desde 2009-, que suministra electricidad a plantas de la cementera Cemex en México.

El Gobierno de Extremadura estudia llevar al Tribunal Constitucional el fin de las primas a las renovables por el daño a la economía regional

Posted on Actualizado enn

Al igual que hizo en su día contra la limitación a las primas en la energía fotovoltaica por las menores horas de sol incentivadas, el Gobierno de Extremadura que preside José Antonio Monago ha acordado solicitar al Consejo Consultivo un dictamen sobre la procedencia de interponer recurso de inconstitucionalidad contra el Real Decreto-Ley 1/2012, de 27 de enero, por el que se procede a la suspensión de los procedimientos de preasignación de retribución y a la suspensión de los incentivos económicos para nuevas instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de cogeneración, fuentes de energía renovables y residuos.

El consejero de de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, José Antonio Echávarri (en la foto junto a la vicepresidenta de Extremadura, Cristina Teniente) ha justificado este acuerdo en el perjuicio que esta decisión del Gobierno central causa a Extremadura, no sólo en lo que se refiere a la supresión de las ayudas económicas a la producción de este tipo de energías renovables, sino porque en el Real Decreto no se determina el plazo de duración de la suspensión de las primas. El consejero criticó que el Ministerio de Industria no hubiera informado a las comunidades más afectadas antes de tomar su decisión ni de buscar otras “soluciones”.

Echávarri ha dicho, durante la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Ejecutivo, que esta decisión del Gobierno llega en un momento en el que Extremadura había alcanzado una posición de liderazgo en la promoción de este tipo de producción energética que, de hecho, era una de las estrategias de desarrollo regional al considerar que son una oportunidad para promover la industria extremeña, con la puesta en marcha de proyectos innovadores en el campo de la energía termosolar, eólica y de biomasa, y en la generación de empleo.

El consejero ha señalado también que la supresión de las primas a energías renovables repercutirá negativamente en el PIB regional, en la generación de empleo, en la reducción del déficit público y en una mayor recaudación fiscal, a lo que se suma que el no poner fecha para el final de esta suspensión de primas provoca una indefensión jurídica que repercute negativamente en la posición de liderazgo y competitividad de las empresas extremeñas para abordar el mercado exterior.

Según los datos del consejero, hasta el año 2015 hay proyectados en la región 906 megawatios, con una inversión prevista de 5.463 millones de euros, que supondrían ingresos municipales de 327 millones, en torno a los 4.000 empleos fijos y más de 16.000 durante la construcción de infraestructuras.

El Gobierno de Extremadura es el primero que públicamente se plantea llevar al Constitucional dicho decreto del Gobierno central.

La plataforma ecologista Salvarext asegura que los parques eólicos extremeños sólo trabajarán al 15% de su potencia por falta de viento

Posted on

El ecologista francés Mark Duchamp, portavoz de la plataforma Salvarext creada en Extremadura para oponerse a la instalación de parques eólicos cree que los futuros parques de la región aprobados -97 en total- no serán nunca rentables por falta de viento y que su producción apenas llegará a ser la de una central de biomasa de 250 Mw. Estas son sus reflexiones al hilo de la reciente crítica lanzada desde la Comisión Nacional de la Energía al nuevo sistema de pagos para las centrales térmicas por la prioridad de las renovables en el sistema actual.

“Cuando producen energía los parques eólicos o solares -asegura Mark Duchamp- su electricidad tiene prioridad de por ley y se debe comprar en totalidad por las empresas distribuidoras. Y como no se puede almacenar, se tiene que consumir en tiempo real; lo que obliga las centrales térmicas a bajar su producción (las nucleares no pueden)”.

“La consecuencia de esta prioridad y del crecimiento de las renovables en el mix energético español hace que las térmicas produzcan cada vez menos, y consuman más combustible -como un coche en el tráfico urbano en vez de en carretera. Así las térmicas se están volviendo no rentables, y tendrían que cerrar. Pero, y allí está todo el problema, se las necesita para cuando no hay viento. Y se las necesita también para regular los altibajos del viento o de la radiación solar (por el paso de las nubes) –si no habría apagones cada vez que cambia la velocidad del viento o que entran nubes en el territorio de las plantas solares”.

“Por lo tanto, no hay otro remedio: el estado debe subvencionar las térmicas para que no cierren. Es un gasto adicional que hay que pagar para la eólica y la solar. De modo que el coste total de las subvenciones (las primas) al régimen especial (solar, eólica, biomasa, hidroeléctrica, cogeneración, tratamiento de residuos) en 2010 fue de 7.000 millones de euros, a los cuales hay que añadir las subvenciones a las térmicas para apoyar la eólica y la solar: 1.000 millones de euros”.

“El estado español paga 8.000 millones de euros cada año en subvenciones a la energía verde. Pero hay más: en el 2012 se reabrirá el grifo de las subvenciones a nuevas instalaciones eólicas. Así que pagaremos aún más, a través de los recibos de luz que no dejarán de subir. Tendrán que subir más o menos en un 100%, porque quedan 20.000 millones sin pagar en el llamado déficit tarifario, donde el gobierno ha escondido su falta de valor a la hora de subir el precio de la luz”.

“Otros detalles técnicos útiles de saber: los 1.700 MW eólicos previstos para Extremadura (97 proyectos) sólo trabajarán al 15% de su potencial, por el escaso viento que hay en Extremadura. En Tarifa o en Galicia, se puede llegar a unos 25% o 30% de promedio anual. Este porcentaje se llama el factor de carga. En resumidas cuentas, los 97 parques eólicos extremeños producirán lo mismo que una sola planta de biomasa de 250 MW de potencia. Hagáis el calculo: 1.700 MW x 15% = 255 MW”.

“Para situar las cosas, una planta de gas de ciclo combinado normalmente tiene una capacidad de unos 600 MW, y una nuclear de unos 1.100 MW (la nueva generación en Finlandia y Francia: 1.700 MW). Y como no dependen del viento, pueden producir a tope de su capacidad siempre que haya demanda. Y no, esto no significa que yo esté pro-nuclear. No me mola en absoluto lo de Tchernobyl y de Fukushima”.

“En fin, se trata de arruinar paisajes extremeños, destruir empleos en el turismo rural, subir los recibos de la luz, matar águilas imperiales y perdiceras, milanos reales y buitres negros, amenazar la salud de los vecinos con los infrasonidos, crear incendios, contaminar las aguas con aceite y líquidos de limpieza, etc. y cambiar el aspecto y el encanto de Extremadura por completo para producir lo mismo que una sola central de biomasa, ubicada como Dios manda en un polígono industrial”.

Iberdrola suma 272 Mw en 12 parques eólicos en Extremadura

Posted on

Iberdrola se ha adjudicado 124 megavatios (MW) para desarrollar seis nuevos parques eólicos en Extremadura dentro del concurso eólico resuelto por el Gobierno autonómico. Gracias a esta nueva potencia, la compañía cuenta ya con 272 MW en cartera en esta comunidad autónoma. En el año 2008 Iberdrola ya obtuvo seis autorizaciones para poner en marcha parques eólicos que sumaran una capacidad de 148 MW.

La compañía, que se ha presentado a través de las sociedades Electra Sierra de San Pedro, Electra de Montánchez y Electra de Malvana, proyecta instalar estos 272 MW en 12 parques distribuidos por toda la comunidad autónoma.

En España es la primera empresa en el desarrollo de las energías renovables, con 5.862 MW de potencia instalada al cierre de septiembre del 2011.

Luz verde para 97 parques eólicos y 1.691 megawatios en Extremadura

Posted on

La energía eólica comienza a soplar en Extremadura tras años de laberintos burocráticos. El Gobierno de Extremadura, a través de la  Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía ha dado luz verde a la autorización de 65 nuevos parques eólicos que se sumarán a los 26 parques que ya la tienen.

Antes de mayo del 2012, las empresas adjudicatarias deberán presentar los proyectos de obra y estudio ambiental. Los proyectos autorizados cuenta con una potencia de 977 megawatios distribuidos en 381 aerogeneradores.

Otros seis parques han ganado la batalla jurídica al anterior ejecutivo de la Junta de Extremadura y también serán autorizados. De esta forma, Extremadura contará con 97 parques y una potencia de 1.691 megawatios. Sobre las peticiones anteriores de parques eólicos, más de 150 se han rechazado por temas medioambientales.

Sin embargo, para que los parques eólicos tengan el viento a favor deberán esperar a que el nuevo Ministerio de Industria del Gobierno de Mariano Rajoy clarifique la preasignación de megawatios y aclare las primas que el sector tendrá a partir del 2013.

Uno de los puntos más controvertidos que ha frenado en parte el desarrollo eólico regional había sido la exigencia del anterior ejecutivo de crear tres puestos de trabajo por cada megawatio producido. O en su caso, destinar el 8% de la facturación de cada parque a los ayuntamientos y mancomunidades donde se ubiquen. En la autorización concedida por el Gobierno de José Antonio Monago, 50 de los 65 han optado por pagar en metálico y sólo 15 por la modalidad de crear empleo.

Las tres empresas que han resultado más beneficiadas en la convocatoria del Gobierno extremeño figuran Iberdrola con 24 megawatios que se suman a los 148 Mw que ya tenía; Sacyr Vallehermoso a través de su filial Valoriza con 174 megawatios y Gas Natural Fenosa, con su filial Energías Especiales de Extremadura, con 86 megawatios.

Entre los parques de mayor capacidad figuran los de Alcántara con 49,5 Mw, y Brozas y Navas del Madroño con 48,3 Mw.

El Gobierno no recurrirá la sentencia que valida seis parques eólicos en Oliva de Mérida, Robledillo de Trujillo, Ibahernando, Pinofranqueado y Montánchez

Posted on

A los parques autorizados por el Gobierno de Guillermo Fernández Vara y los recientemente autorizados por el de José Antonio Monago habrá que sumar los seis que el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx) ha avalado y que fueron denegados en agosto del 2008 por el anterior ejecutivo.

La empresa promotora de los mismos es Instituto de Energías Renovables y los parques podrían construirse en las localidades de Oliva de Mérida, Robledillo de Trujillo, Ibahernando, Pinofranqueado y Montánchez. En esta última es donde más contestación social ha existido por el momento en Extremadura contra la construcción de parques eólicos.

El Tribunal de Justicia considera que las denegaciones de esos parques por las declaraciones de impacto ambiental son “genéricas” y tienen “escaso rigor técnico”.