Iberdrola pide una moratoria de 10 años para su central de ciclo combinado de Alange

Posted on

El ciclo combinado con gas natural tendrá que esperar tiempos y demandas mejores. Iberdrola, propietaria de la solicitud de una central de ciclo combinado de 850 Mw, en las cercanías de Alange, ha solicitado al Gobierno de Extremadura una moratoria de 10 años para su construcción. El propio Ministerio de Industria no ve a corto plazo necesaria la construcción de este tipo de centrales debido a la caída de la demanda en los últimos años y al aumento de la producción de renovables.

En la comarca de Mérida se presentaron otros dos proyectos de ciclo combinado con gas natural. El primero de ellos, de la empresa EGL en el municipio de La Zarza, no recibió la autorización de la Junta por tener que tomar el agua del pantano de Alange, al igual que la planta de Iberdrola. Y la segunda, de la empresa Mérida Power, en Valverde de Mérida con 1.100 Mw de potencia está a la espera de recabar los últimos permisos medioambientales.

Iberdrola y Sevillana Endesa gestionan 15 centrales hidroeléctricas en Extremadura con 2.292 Mw

Posted on Actualizado enn

Los años de abundantes lluvias, como ocurrió en el invierno del 2010, vuelven a destacar el protagonismo que la energía de origen hidroeléctrico tiene en Extremadura. La región pasar por ser una de las que mayor aportación realiza de este tipo de energía en España, gracias a las 15 centrales que gestionan en los embalses y ríos extremeños tanto Iberdrola como Sevillana Endesa.

La región dispone de una potencia instada en energía hidráulica de 2.292 Mw, superior incluso a la de origen nuclear, repartidas entre seis grandes centrales: Gabriel y Galán; José María de Oriol; Cedillo; Torrejón; Valdecañas y Cíjara. En el año 2010, gracias a su favorable pluviometría, la producción hidroeléctrica extremeña fue muy alta, superior a los 4.000 Gigawatios hora.

Las comercializadoras locales abastecen a 130 municipios extremeños con más de 150.000 abonados

Posted on Actualizado enn

No toda la energía eléctrica que llega a los hogares y empresas extremeñas procede de los gigantes Iberdrola o Sevillana Endesa. Las distribuidoras locales siguen teniendo un peso muy destacado en el negocio eléctrico regional. Incluso en algunos casos, como en Alconera, Malcocinado o Coria, son los propios ayuntamientos los que se han convertido en distribuidoras.

En más de 130 municipios de la región la energía eléctrica depende de estas empresas, algunas ya muy arraigadas en la historia extremeña como Pitarch, Laura Otero o Hijos de Jacinto Guillén. En la actualidad hay 22 empresas de este tipo, con un número de abonados superior a los 150.000. Con estas cifras, las distribuidoras locales controlan entorno al 25% de la cuota del mercado eléctrico regional.

Las 22 distribuidoras extremeñas pertenecen a la cooperativa nacional CIDE, que junto con HC Energía han creado la comercializadora CHC Energía al 50% para facturar a sus clientes extremeños.